Una boda en Tel Aviv

En estas fechas suele haber muchos eventos y ocasiones especiales, sobre todo cuando hablamos de bodas, esta es la temporada alta. Siempre hay algunas más especiales que otras, y yo hace unos días tuve una de esas que no se olvidan y que vives con especial intensidad. Se casaba el hijo de mi mejor amiga, una persona muy especial para mí por las vivencias que hemos compartido. Nos conocimos con nuestros hijos recién nacidos, y ahora, ese bebé que se llama Daniel se casa con una chica preciosa llena de luz y energía que se llama Hannah.

Además, se celebró en la increíble ciudad de Tel Aviv, así que todos los invitados que íbamos de todas partes del mundo volamos hasta Israel para asistir a los varios días que duraron las celebraciones. La boda se realizaba por el rito judío, que incluye, unos días antes de la boda la llamada “noche Berberisca”, en la que la futura novia se viste con el tradicional traje de Berberisca. En esta noche el novio y la novia se encuentran junto a la familia de ambos para homenajear a la novia con sus cantes y bailes típicos.

Mi momento favorito de esta ceremonia fue cuando llegó la novia, vestida con ese increíble vestido y unas joyas preciosas, con un maquillaje muy cuidado donde destacaban los ojos realzados por el típico khol, luciendo esa belleza tan racial y única que deslumbraba toda la estancia.

El día de la boda, ya todos estábamos muy emocionados y llenos de la energía única de este país, la celebración fue en Ma’arava en GA’ASH, en unos maravillosos jardines a las afueras de la ciudad de Tel Aviv. Para una ocasión tan especial decidí acudir al atelier de Sophie et Voilá para que me confeccionara un diseño exclusivo para esta boda. Y como resultado pude vestir este increíble ‘look’ en dos piezas con cuerpo en escote halter y silueta croptop con detalle de flecos en canutillos de cristal y falda entubada de talle alto. Todo estaba confeccionado con crepe de seda en tono azul petróleo.

Como complementos unos pendientes largos con una bola de Chanel y un anillo vintage que es una pieza super especial que adquirí hace muchos años en el hotel Palace de Gstad y que iban perfectamente a juego.

Sin duda, fueron unos días que jamás olvidaré y de los que volví llena de alegría y emoción por ver la felicidad de esa familia, que para mi es la mía, y a los que estaré eternamente agradecida por haber tenido la oportunidad de vivir una experiencia tan especial como esta.

Un beso,

MAR

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer