El arte en Venecia siempre es más arte

Como ya os he contado, el fin de semana pasado acudí a la Bienal de Venecia, un encuentro de arte internacional donde se pueden ver todas las tendencias actuales del arte y ver las obras de artistas de 90 países. Y dentro de esta exposición, una visita obligada es la de los pabellones de Giardini, diseñados por grandes arquitectos del siglo XX.

Este año mis favoritos han sido Estados Unidos, por la sensibilidad de sus obras, e Israel, por la originalidad de su Hospital de Campo X. También es muy interesante visitar el Arsenale, un antiguo astillero de Venecia que este año se convirtió en un símbolo de la tragedia de los migrantes del Mediterráneo.

Sin duda lo mío son los clásicos, mi favorito de estos días en Venecia ha sido la obra de más de 10 metros de altura llamada “Opulenta Ascensión” de Sean Cullin, situada bajo la cúpula principal de la Abadía de Girogi Il Maggiore, lo que la hace aún más impresionante.

Otra de mis exposiciones favoritas fue la realizada por la Fundación Jean Dubuffe, tanto por su obra como por el entorno donde estaba expuesta, el increíble Palacio Franchetty, que para mi es una de las joyas arquitectónicas de la ciudad, ¡y no será porque hay pocas!

Para un día tan movido donde tienes que estar muchas horas de pie en las exposiciones, elegí unos zapatos planos de Aquazzura que son comodísimos y un vestido prêt-è-porter de Tot Hom que es ideal para un outfit diurno. Las gafas de sol (imprescindibles para el sol de Venecia de estos días) también son de Tom Ford y la cazadora con detalle bordado de pedrería en el mismo tono en mangas y espalda es de Cuplé.

Siempre es un placer volver a Venecia, pero si además es para empaparte del mejor arte del mundo, la visita se convierte en un placer al cuadrado, ¡y es que ya estoy deseando volver!

Un beso,

MAR

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer