Mi toque español en el ‘Baile de la Rosa’ de Mónaco

¡Si algo tengo claro es que a quien madruga, Dios le ayuda! ¿No os da la sensación que hay días que duran 48 horas por todo lo que da tiempo a hacer?

Por ejemplo, este fin de semana lo alargué al máximo y eso que teníamos una hora menos. A primera hora de la mañana me puse un look deportivo para practicar yoga y meditación con una amiga. Dos horas más tarde me estaba cambiando y poniéndome vaqueros y camiseta para acudir a una emocionante misa cantada por las Hermanitas del Cordero (pertenecientes a la orden de los dominicos) en la capilla del Obispo en la Plaza de la Paja del madrileño barrio de La latina. Ellas organizan comedores sociales donde personas como tú y como yo podemos ayudar. Quien quiera puede echar una mano sirviendo la comida y compartiendo charla y experiencia con las personas más desfavorecidas, necesitadas de comida y cariño que acuden al calor de las hermanas.

Unas horas más tarde y con maleta en mano y mi vestido de alfombra roja en una funda, me tocaba correr como loca a coger un vuelo aterrizando en Niza, con destino Mónaco. ¿Adivináis para qué? Acudí al Sporting Club de Montecarlo al tradicional ‘Baile de la Rosa’ cuya temática este año era “La Riviera”. Una noche llena de glamour en la que aposté por un vestido de alta costura de la diseñadora española Isabel Sanchis. ¡Me encanta lucir moda española!

Se trataba de un maravilloso vestido blanco asimétrico con manga abullonada de crepe blanco. Llevaba detalle de un águila bordado a mano en tonos dorados con flecos laminados que daban el efecto de cola más larga.

El ave es un símbolo de libertad y fortaleza, con el que la marca identifica a la mujer contemporánea. ¡Y yo me siento plenamente identificada!

¡Por cierto me tuve que cambiar en el avión y de ahí directa a la gala! Para completar el look, elegí un clutch de Bulgari y sandalias oro de Aquazzura. En cuanto a la peluquería me puse en manos de Moncho Moreno y para el maquillaje conté con María Salud.

En la fiesta coincidí con la bellísima y elegante Marina Danko con su pareja, el empresario Fabio Mantegazza y con Beatrice Borromeo, la esposa de Pierre Casiraghi, que además me felicitó por el diseño español.

Entre los invitados internacionales estaban la actriz francesa Carole Bouquet y su nuera, Charlotte Giacobetti, la cantante Khadja Nin o Camila de Borbón, entre otros.

En cuanto a la decoración de la fiesta no podían faltar miles de rosas que recordaban a las costas de La Riviera que ambientaba el espacio. ¡Estaba todo precioso!

Un beso Mar

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer