hola.com

 

De puño y letra

Queridos amigos de La Agencia Secreta, en estos tiempos que corren en que prácticamente todos, unos más que otros, hemos olvidado casi cómo se escribe a mano, hemos perdido la práctica de enviar correspondencia por correo, de anotar nuestros quehaceres y ya no digamos nuestras recuerdos…

En estos tiempos en que todo se resuelve mediante emails, sms, newsletters, mensajes a través de redes sociales y malos hábitos de ortografía… Cómo se echa de menos una nota manuscrita, un gracias en un sobre, una invitación en el buzón…

Yo, que soy de las que anotan todo, de las que hacen listas interminables de pendientes para disfrutar punteándolos al final del día, de las que guardan recuerdos y memorias entre las páginas y todavía envían postales desde cualquier lugar del mundo, quiero rendir homenaje en este post a todos aquellos clientes que siguen disfrutando y empleando puño y letra para expresarse, para comunicarse y para no olvidarse ni que les olviden.

Adoro las agendas, los diarios, los cuadernos, en todos los tamaños, materiales y formatos, los empiezo todos pero también los recorro, los termino y los atesoro. Por eso, cuando nos llegan casos de este tipo, disfruto como si los adquiriese para mí, porque sé que alguien los rellenará de momentos y citas muy personales.

Esta fue la primera agenda que conseguimos en La Agencia Secreta, la agenda oficial del Hotel Ritz. Muy sobria, elegante y sencilla, en ese azul tan real y distinguido, nada que escribamos dentro podría desentonar con una cubierta así. Una agenda que no se vende en los establecimientos habituales y de la que un huésped del Ritz quedó prendido y nos solicitó tiempo después.

 

1

Otras agendas ilustres que han pasado por aquí han sido este modelo de Smythson, marca inglesa fundada en 1887 en Bond Street donde continúa la tienda principal.
La misma Reina de Inglaterra le concedió una Real Cédula en 1964, seguida del Príncipe de Gales en 1980, la Reina Madre en 1987, y el Duque de Edimburgo en 2002. Desde los modelos más clásicos en piel de cordero o cocodrilo, a los más modernos y coloristas, todos sus artículos de escritorio son dignos de admiración y se pueden personalizar en la cubierta con impresión oro o plata.

 

2

3

Una marca solicitada por un cliente australiano, en este caso la francesa Mignon. Desde 1985 Mignon perpetúa su tradición en productos de cuero de alta calidad, conjugando el lujo con la sobriedad y elegancia. Una firma que destaca por sus cuidados acabados, por la selección de los cueros, las tonalidades… Cada una de sus hojas tiene el filo dorado y suave invitando a ser escrita.

Agendas y productos que tampoco se encuentran en cualquier ciudad ni tienda y que sólo pueden adquirirse en el lugar original con el mimo que un objeto artesanal requiere.

 

4

 

Y para tan ilustres contenedores de planes y emociones ¿qué mejor que una pluma con nombre y personalidad propia? Os muestro la que hemos adquirido recientemente, la pluma de Montblanc Edición Especial Marlene Dietrich. Una pluma que refleja el carisma de una mujer que dejó un legado imperecedero, incluso más allá de sus logros como actriz. Una Edición dedicada a las mujeres de hoy, que como Marlene Dietrich, creen en el alcance de los sueños y cómo al plasmarlos, se pueden materializar.

5

Como veis y aunque cada vez queden menos, todavía hay grandes apasionados de estos objetos que casi son ya de “culto”. Y es que acabaremos coleccionando y guardando como oro en paño cada una de las cartas, felicitaciones y notas de amor que hemos recibido en nuestra vida como algo único, que nos acompañará siempre y que conservará la impronta de quien lo escribió de su puño y letra. El día que un dispositivo electrónico consiga emular ese encanto y provocar tales sentimientos, será un gran avance para el mundo, pero también una tremenda pérdida.

Se despide hasta la próxima semana, La Agencia Secreta.

3 comentarios

  1. María Cortés Durán

    Bonito post. Aunque efectivamente, ya apenas se escribe “de puño y letra”, creo que con la llegada de los correos electrónicos, se ha activado un poco el contacto escrito, desde luego ese es mi caso, antes se dependía más del teléfono. En cuanto a las plumas Mont-Blanc, me gusta mucho la retráctil, es muy práctica.

  2. Ciertamente, algunos cuadernos son sublimes. Yo no soy muy original, y acumulo “moleskines”, jaja.
    Como siempre, un gusto leer vuestras historias. Me encantó descubrir el origen de los huevos de Pascua.
    Un fuerte abrazo

  3. Que pena que se pierdan esas bonitas tradiciones de felicitar, dar las gracias, invitar o declinar por escrito … Será que soy muy decimonónica pero lo contradictorio del progreso es que parece ser enemigo de la contesía y el protocolo.

    Para evitar esta tradición en peligro de extinción, la que escribe suele felicitar la Navidad por escrito. Aunque cada vez suponga un esfuerzo mayor dejarse arrastrar por la corriente reinante. Y en muchos viajes deja plasmadas sus vivincias en pequeños cuadernos que compra en luegares lejanos.

    Yo he tenido el privilegio de leer escritos de personas muy queridas ya fallecidas y creo que es una invitación a los que se quedan a revivir sus recuerdos y a volver a disfrutar de los que se fueron.

    Pero aunque mis añoranzas sean estas y gaste cuadernos y cuadernos en enumerar listas de tareas laborales, del hogar, financieras … no puedo vivir sin mi Blackberry y sin su maravillosa agenda donde apunto todas mis citas!!

    … Y es que no se puede dejar de vivir en el siglo en el que has nacido, aunque añores utópicamente haber nacido un siglo antes…

    Agentes como siempre muy relevante su reflexión.
    Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer