hola.com

 

Cosas de casa

Queridos amigos de La Agencia Secreta, no sólo de bolsos y prendas vive un agente secreto, ni ninguno de vosotros me temo….

Al fin y al cabo, nuestra casa, nuestro hogar, dejemos o no el sombrero ahí, como dice la canción, es nuestro refugio y donde centramos gran parte de nuestros esfuerzos por sentirnos a gusto y completos.

No se trata sólo de hacer un hogar lo más “dulce” posible, sino un hogar lo más personal, cada uno a su estilo, ya sea más vanguardista o más tradicional y rodearnos de los objetos que tienen un significado especial.

De ahí la proliferación de tiendas dedicadas a la decoración y al interiorismo, donde todos podemos sentirnos expertos por un rato y jugar a cambiar el look de nuestra casa casi al tiempo que cambiamos el nuestro.

En La Agencia Secreta no ofrecemos soluciones de diseño, pero sí solucionamos la vida en lo posible a aquéllos clientes que, por una u otra razón, no encuentran en esos establecimientos aquello que su hogar anhela.

Bien sea por falta de tiempo o por disponibilidad del objeto en cuestión, lo cierto es que hemos metido la mano en algunas casas a través de casos curiosos como estos que comparto en este post.

Tuvimos un cliente en Boston cuyo hijo iba a instalarse en dicha ciudad para estudiar en Harvard y a falta de tiempo para decorar el apartamento, nos hizo el encargo completo.
Elegir, comprar y montar todo lo necesario para el apartamento de un universitario, un servicio a domicilio en toda regla y en tan sólo un fin de semana.

Fuimos a Boston, inspeccionamos el Ikea y las grandes cadenas de electrodomésticos locales y nos encargamos de instalar desde la TV de plasma más grande que encontramos hasta los “asuntos” más banales, como los trapos de cocina y los coladores.

A nuestro gusto, pero siguiendo las indicaciones del cliente y por supuesto, el presupuesto.

 

1

2

3

 

Esto no es lo habitual, pero sí recibimos muchas peticiones referidas a objetos concretos de los que el cliente se ha encaprichado.

Un cliente muy sibarita nos encargó esta pequeña máquina de hacer hielo, que en sólo 10 minutos los fabrica en 3 diferentes tamaños. La pequeña “Snowhite”, en acabado acero o negro es ideal para lucirse en fiestas y recepciones y no tener que salir corriendo a la gasolinera más cercana.

4

Otra clienta más tradicional, amante de las maravillosas vajillas de porcelana de La Cartuja de Sevilla, firma que se creó en 1841 y que lamentablemente ha cerrado, buscaba algunas piezas concretas de té y café de un modelo del que tenía el resto de vajilla y a pesar de que ya no se distribuye en ningún establecimiento, fuimos capaces de encontrarlas y completar el juego.

5

Y el más reciente caso han sido las copas de cristal encontradas en un pequeño restaurante cercano al Ponte Vecchio, de Florencia. A petición de una querida clienta y “hada madrina” de La Agencia Secreta, buscamos dichas copas en el mismo lugar donde varios años atrás ella misma disfrutó de una ensalada durante unas vacaciones. En aquél momento le pudo comprar unas cuantas unidades directamente al hostelero, que se negaba a decirle de dónde las había sacado, pero nuestra clienta quería alguna copa más para completar el juego que había iniciado tiempo atrás.

No sé si habrá sido gracias a mi acento italiano o a mi capacidad de no rendirme jamás, pero es una realidad que unas copas viajan directamente a Madrid desde un lugar recóndito de Florencia para reencontrarse con sus antiguas compañeras.

6

Y es que no importa el objeto, sino el camino para llegar hasta él. Cada camino es una emocionante historia llena de anécdotas y protagonistas y, de momento, con final feliz.

Se despide hasta la próxima semana, La Agencia Secreta.

6 comentarios

  1. qué chulada!!! qué envidia de trabajo…quedó precioso el apartamento y la hielera sería la envidia de uno que yo me se…
    enhorabuena sois un@s cracks.

  2. ¡¡que bonito el apartamento!!!,
    Sois una apuesta segura. Enhorabuena, una vez más

  3. Lagerfeld de ocasión

    … Y es que los finales felices suelen ser lo más importante del camino y sin embargo, es el propio camino el que nos hace disfrutar de las cosas. (Bendita paradoja…) Por eso, quiero suponer, que el mejor protagonista de cada historia es uno mismo y que la felicidad se encuentra en la sala de espera de la felicidad. Nunca se sabe lo que traerá la marea. Felicidades Agencia Secreta.

  4. Como dice un amigo ¿y no podrían hacer un Callejeros de vuestras aventuras? Es que me imagino la búsqueda y captura de muchos de los casos y tiene que ser de libro!
    Enhorabuena de verdad, que diferencia de contenidos, con todos los petardos que hay por ahí escribiendo todos de lo mismo, de la ropa que lleva tal o cual y sin aportar nada nuevo…
    Espero impaciente el proximo post!

  5. Estoy impresionado con la historia del apartamento en Boston. Verdaderamente, no tenéis límites!!
    Enhorabuena

  6. como me gustan las colecciones crucero!!!… como buena ciudadana del norte, y me gusta ejercer de ello, la he esperado cada año, no porque me vaya a paises de temperatura mas suave sino porque es perfecta para la primavera -verano del norte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer