hola.com

 

¡No más padres en apuros!

Queridos amigos de La Agencia Secreta, han llegado las nieves pero tranquilos, que esto no es nada comparado con la verdadera avalancha que se avecina…las compras navideñas y sobre todo , de los juguetes!
Cuando llegan estas fechas siempre me acuerdo de Arnold en “Un padre en apuros” y en su honor escribo el post de esta semana.

Cuando un niño quiere algo más nos vale que exista, que esté disponible y si es posible en nuestro barrio. Bueno, en realidad eso era antes de que yo me dedicase a esta labor de cumplir deseos, porque ahora ya puede pedir el niño lo que pida que si su “Arnold” no lo encuentra o anda escaso de tiempo, aquí está su agente personal para conseguirlo.

A estos casos que os muestro y que como todos, son absolutamente reales, les tengo un particular cariño porque sólo con imaginar la carita de su receptor al desempaquetar el regalo y más que nada la de sus aliviados progenitores, ya siento que este trabajo bien merece la pena.

Hay niños que saben lo que quieren, aunque lo que quieran sea una réplica de ellos mismos. Seguramente conocéis las “American Girl”, todo un imperio americano dedicado a las muñecas y a sus dueñas, que tanto monta, monta tanto.

Aquí puedes diseñar la muñeca a imagen y semejanza de la niña o viceversa, nunca lo tengo muy claro porque siempre que entro en ese emporio, y veo semejante cantidad de duplicados tamaño regular y “pocket”, me entra la misma duda…

En fin, que a mí también me hubiera gustado que en mi infancia me regalasen una agente secreta pequeñita que hiciese realidad mis deseos, así que entiendo muy bien a esas niñas que quieren muñecas iguales que ellas, con sus mismas coletas, sus mismos brackets, incluso su misma pierna escayolada si la tuviesen en el momento de la compra…

En American Girl puedes llevar a tu muñeca a la peluquería, al teatro, a tomar un cupcake, todo por supuesto a un precio no de propina infantil, sino a salario de adulto bien acaudalado, pero es una experiencia más que entretenida y por supuesto muy al estilo del american dream…

La pasada Navidad unas niñas españolas también soñaron con sus pequeñas muñecas idénticas a ellas y a Nueva York viajé para traerlas cargaditas de sus accesorios de patinaje, el mismo pasatiempo favorito de mis pequeñas clientas.

2

 

Otros niños no quieren regalos igual que ellos, sino iguales a sus ídolos y como ejemplo este disfraz de Michael Jackson que un pequeño quiso para Halloween y que al contrario que los de pastorcillo no se encuentran fácilmente en El Corte Inglés o el “chino” de turno.

Es que hay niños que saben ir a una fiesta de disfraces, sí señor y a los que no les vale el apaño de turno la noche anterior a la fiesta.

3

 

Los más pequeños se siguen decantando por los peluches pero ya quedaron atrás los ositos rosas y los elefantes azules. Hay niños que cuando quieren animales aunque sea de juguete los quieren lo más realistas posible y estos ponnies son un buen ejemplo, no sólo por apariencia sino por tamaño

4

Por último, hay niños que piden lo que sus padres quieren tener o recuerdan con nostalgia de su propia infancia… Y si no, que me decís del dvd de “Los goonies” (seguro que vosotros también lo recordáis con cariño, a qué si?. Pues en estos días de frío cuando estás incomunicado en un hotel por sabe Dios qué causas, nada como que tu papi te consiga tu/su película favorita para olvidarse del mal tiempo y poner buena cara.

5

Para los presupuestos más potentes, un potente juguete, este Ferrari tamaño infantil, que un potente papá regaló a su pequeño para su cumpleaños. Qué pena que el tamaño no dé para que ambos lo prueben a la vez pero es una buena forma de que cuando tu hijo crezca y se haga con uno verdadero, a cambio te deje probarlo…

6

 

En fin, son estos unos días emocionantes, una verdadera aventura para conseguir aquello que nuestros pequeños desean como si les fuera la vida en ello, pero más que el juguete en sí, nada les alegrará tanto como que nosotros juguemos con ellos (con los niños, no con los juguetes, eh?)

Hasta la próxima semana, se despide La Agencia Secreta

9 comentarios

  1. Está claro que los padres de hoy en día se dejan la vida por sus hijos, sobre todo en cuestión de regalos!!! y además cada padre en función de sus posibilidades hace “sus” imposibles, vosotros está claro que alcanzáis los sueños de aquellos que vuelan más alto…
    desconocía la historia de las “american girls”… está claro que lo que piensas que es imposible o no existe, sí que lo es!!!

  2. Que casualidad! veo que tenéis la publicidad la colonia de Calvin Klein, que coincidencia… es la que me voy a autoregalar estas navidades!!! Bueno aún no la he olido, pero si huele la mitad de bien de lo que se dice en el spot, no me defraudará… (además ya he usado otras de la marca). Me encanta!! Mujer guapa o más bien guapísima, segura e inteligente, así es como me gustaría ser!!! que inspiración…

  3. ¡Ay ay ay! A mí, qué quieres que te diga, me da un poco de miedo eso de tener una réplica de ti para jugar… no sé, lo veo muy “película de miedo”.
    Me quedo, definitivamente, con la película de “Los Goonies”, que volví a ver (y disfrutar) no hace mucho.

    Por cierto -y es cierto- un usuario tenía un poni en su piso (lo descubrieron los Servicios Sociales). Lo mejor es que dijo que tenía un poni porque “no pudo comprar un elefantito a su hijo”.
    Ríete del Mundo Calé.
    ¡Besos!

  4. Es una pasada el alcance que puede tener vuestra capacidad de búsqueda, agentes………….No me quiero ni imaginar la carita que puede poner un niño/a si fuera consciente de que pedir algo al agente secreto es casi casi como pedir a los Reyes Magos………..¡¡¡si yo os hubiera descubierto de peque, os habría fichado de inmediato, y más en época navideña!!!!

    Bravísimas, como siempre!
    Felicidades

  5. Las American Girl son lo más! Un auténtico imperio en plena 5ª avenida, hasta que no entras no te das cuenta de que va y lo adictivo que puede ser… Hasta siendo madre te apetece que haya una muñeca como tu, eso sí , con 6 brazos para llegar a todo!
    Un beso Agente !!

  6. Solo pensar en la sonrisa que se le pondrá al enano o la enana al abrir el regalo que tanto quería, y que sin que ellos lo sepan lo tienen gracias a ti, agente secreta….hace que merezca la pena el esfuerzo por encontrarlo!!

    ¡¡Felices fiestas!! 🙂

  7. ¡¡¡¡Que tension!!!, solo acordarme del pobre gobernator en esa peli, se me abren las carnes jajaja. Desde luego lo vuestro se podia catalogar de “labor social”, ademas me imagino que el factor tiempo cuenta y como los españoles lo dejamos todo siempre para el final…
    Animo y Feliz Navidad.

  8. Menos mal que mi hijo, por ahora, sólo pide cosas facilitas. Cuando el tema se complique, ya sé a quién recurrir!

Responder a Relinda Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer