Inspírate en los Goya

Hola a todos,
Si el otro día hablábamos de inspiraciones en las pasarelas de alta costura, esta semana le toca el turno a las actrices españolas: La 36ª gala de los Goya

La primera gala presencial después de la pandemia, en la que se notaba que había ganas de reencuentro, ganas de moda y ganas de fiesta.


Como siempre es una gala en la que muchos se atreven a salirse de lo común y a sorprender. Este año la tendencia ha sido el negro y el blanco, predominando el negro. El negro sienta bien a todo el mundo, es una apuesta más que segura, y aunque sean justamente estos dos colores los que en las bodas parece que están implícitamente vetados, el banco por ser el color de la novia y el negro por las connotaciones fúnebres, bien es cierto que desde hace años muchas son las invitadas que optan por este color en bodas de tarde. (¿Mi consejo? Acompáñalo de complementos de muchísimo color)

Uno de los vestidos, sin duda favoritos de la noche, que podría llevar una novia perfectamente, sería el de Penélope Cruz, vestida de Chanel, con ese vestido que nos recuerda a Audrey Hepburn en la película “Una cara con ángel, 1957”. Si dejamos a un lado la novia clásica, una novia más atrevida podría ponerse muchos de los vestidos que se vieron en la Alfombra roja. El primero que me atrevería a nombrar sería el de Nieves Álvarez, vestida de Stéphane Rolland con esas joyas de coleccionista y ese anillo, que ya nos gustaría a muchas poder llevar en nuestra boda, de Bvlgari Heritage que perteneció a Elizabeth Taylor. El segundo sería el de Goya Toledo de Elie Saab, una apuesta segura para una novia es vestir de esta firma.  El tercero con el que vestiría una novia (si fuera blanco) sería el vestido de Roberto Diaz que lució Aitana Sánchez-Gijón con esa falta voluminosa, el escote bordado horizontal y joyas de Cartier. Y por último si eres una novia rompedora apostaría (también si fuera blanco) por el espectacular vestido de Milena Smit por Balmain hecho a medida.

En cuanto a invitadas se refiere la lista está muy reñida. Es verdad que mucha lentejuela y brillo no vemos en las bodas, pero quizá en la preboda sí existe la posibilidad de lucir algo más glam. Definitivamente, si fuera la novia, en la preboda me pondría el vestido de Cate Blanchett de Armani Privé con más de 300 flecos de cristales. A partir de aquí mis invitadas podrían llevar el vestido de lentejuelas rojo de Blanca Portillo  (Redondo Brand), el de Paula Echevarría, gran favorito de la noche también con ese guiño Holliwoodiense (Andrew Pocrid), el de Bárbara Lennie (Gucci) con ese escote en V dejando ver ese juego de tiras blancas debajo y esa falta plisada dorada tan maravillosa, o el de Almudena Amor (Valentino) con ese corte asimétrico en morado y destellos plateados muy años 30.

Si la invitada es la madre y tuviera que vestirse o inspirarse en alguno de estos vestidos de alfombra roja para acudir a la boda de su hija, serían sin duda el de Luz Casal (Teresa Helbig) con ese vestido negro de terciopelo con flores de pan de oro o el de Ana Milán (Alicia Rueda), ya no por el vestido, que es fantástico, sino por esa maravillosa capa con pedrería y fondo azul.

Finalmente si os queréis casar con un estilo country Las Vegas no dudes en vestir a tu marido como Óscar Jaenada ,de Roberto Etxeberria, con un sobrero de fieltro rosa, cárdigan blanco y para rematar unos anillos XL y unas gafas setenteras. Arriesgado pero con personalidad, ¿No es eso lo que ahora mucha gente busca en la vida?

Besos y enhorabuena a los premiados.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer