La boda de Natalia y Jaime

Buenas tardes y perdonad que no publicase ayer, acabo de llegar 🙂

¿Qué tal vuestra Semana Santa? La mía la verdad que energizante, maravillosa y supertranquila. Disfrutando en familia de unas buenas, y creo que merecidas, vacaciones. Solecito, playita, relax, tumbona y un poquito de turismo… ¡¡¡Ayyyy!!!

Pero bueno, todo lo bueno acaba y si no tuviésemos que trabajar no valoraríamos las vacaciones, ¿no? jeje. Así que ya estamos aquí, en la realidad, en el trabajo, en el día a día y hay que seguir con la sonrisa puesta (aunque tumbadita al sol sea más fácil esbozarla).

Hoy voy a alegraros la semana y la vista con Natalia. Una novia elegante a más no poder y con un vestido que no se os olvidará fácilmente. Si encima os digo que lo diseñó su propia madre, la diseñadora Carmen Andrés, lo hace aún más especial y emotivo, y según ella es “el mejor  recuerdo que puedo tener del vestido”. Lo acompañó con unos zapatos de Jorge Larrañaga y unas flores en el pelo de Solideo.

15

16

13

14

12

9

11

10

6

7

8

4

 El chaqué del novio es de Fields (me encanta esta sastrería) y la corbata de Bow Brothers

Una boda preciosa y llena de detalles, como no podía ser de otra manera siempre que se hace en El Campillo, y es que Ana y Cristina saben como cuidar y lucir su casa, y si lo juntas con el catering de El Mentidero de la Villa el éxito está asegurado.

Toda la decoración floral eran hortensias blancas acompañadas de cajas de madera antiguas y velas que hizo Mar de Flores, menos el ramo que lo hizo Un Patio con Flores.

Foto y vídeo de Instantánea y Toma Primera.

Una curiosidad: ¿La canción de entrada a la cena? “Wouldn´t it be nice” de Beach Boys.

3

2

1

BESOSSSS

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer