¿Quién debe pagar en la primera (y siguientes) citas?

Y aquí yo, de nuevo, metiéndome en charcos. Porque decidme que tratar de esclarecer si debe ser el chico o la chica (o ninguno de los dos) el que invite en las primeras citas, no es pisar terreno pantanoso. Desde luego existe un gran convencionalismo social que, desde hace mucho tiempo, nos dice que tiene que ser él el que saque la cartera en, al menos, la primera cita. Y

Continúa leyendo