Categoría Disertaciones varias

Los finales de las series

El otro día, al terminar de ver Velvet (una serie de TV), mi novia me dice: “Javi, ahora entiendo por qué lloras cuando te terminas una serie” (Matizo en este punto, que la que veía Velvet era ella, no yo, que yo soy un macho y no veo esas cosas. Además, estaba liado tejiéndome una bufanda para el otoño y puliendo con betún mis zapatos de domingo). Por cierto, bonito día

Continúa leyendo

Domingo de manual

El de ayer fue un domingo de libro, un domingo de manual. Un domingo de esos que hacen que al domingo se le llame domingo y no martes, tetera o dromedario: do-min-go. Si el domingo vino a este mundo con algún propósito, con alguna razón de ser, fue por días como el de ayer. Menudo domingo, señores; de antología. Fue un domingo de esos de día soleado, familias en la calle

Continúa leyendo

A mí no me gustan los hámsters

Mi amigo Olden es un tipo absolutamente entrañable y que conozco hace algo más de seis años. Diría que tiene unos 70 años, pero igual me estoy equivocando por diez (y no sé si hacia arriba o hacia abajo). Él nació en Carolina del Norte y viene de una familia distinguida que supo crearse una fortuna haciendo esas cosas que hace la gente que se crea fortunas (os diría el

Continúa leyendo

Sobre las luces de hotel…

Queridos y queridas todas, tengo una pregunta que lanzar al aire: ¿QUIÉN narices se encarga de colocar los interruptores de luz en las habitaciones de hotel? ¿QUIÉN? Y por qué nos quiere poner las cosas difíciles a los sufridos huéspedes? Llevo tiempo estudiando detenidamente el fenómeno de los interruptores de luz en las habitaciones y he llegado a una conclusión: cuanto más modesto es el hotel, más fácil es dar

Continúa leyendo

Los que comen palomitas en el cine

Sí, amigos, como sabéis el otro día estuve en el cine. ¿Quién me lo iba a decir, eh? Y es que desde que existen las series online (o los torrents, para los usuarios avanzados) para mí ir al cine se había convertido en algo más raro que un quinceañero sin móvi. Creo que la última vez que fui al cine pagué 450 ptas… Sé que dije que sacaría este post

Continúa leyendo

Los centros comerciales

Creo que los centros comerciales fueron creados con tres propósitos: Uno, que los padres entretuvieran a sus hijos los días de lluvia (y los de sol) Dos, que las parejas a las que no les gusta el teatro (ni los conciertos, ni el campo,ni pasear, ni hablar entre sí) tengan una alternativa y el tercer propósito sería que todos los hombres, después de 10 minutos buscando aparcamiento, despotriquemos diciendo “Me

Continúa leyendo

En Venecia pasan cosas…

Lo bueno de visitar ciudades tan inspiradoras como Venecia es que, al margen de sacarte de la rutina, te ayudan a tomar perspectiva y hacer una pequeña reestructuración de ciertos aspectos de la vida, de nuestro entorno y de nosotros mismos. Tras las últimas riadas, Moralzarzal del Pisuerga ha ganado atractivo Yo, sin ir más lejos, he confirmado algo que siempre sospeché pero que hasta ahora, quizá por cobardía, por vergüenza

Continúa leyendo

Anuncio de la Lotería de Navidad: El fiasco del año

Desde el enorme tropiezo (eufemismo para evitar el término que me viene a la cabeza: fiasco) del anuncio de Loewe, no habíamos tenido un fenómeno de tal magnitud quemando nuestras redes sociales. Sí, todos lo recordáis, ¿no? (cómo olvidarlo, piensan algunos). Aquél terrorífico spot en el que 5 modernos y transgresores personajes (nótese la sorna) nos soltaban, entre risotadas y aún sin saber la que se les avecinaba, perlas como

Continúa leyendo

HIPSTERS (segunda y última parte)

Retomando donde lo dejé el otro día, y pese a haberme enemistado con uno de los grupos sociales más influyentes  y determinantes a la hora de elegir qué sabores se incorporan a la carta de cafés del Starbucks, voy a continuar explicándoos qué hacer para llegar a ser un buen hipster. Dónde moverte: Malasaña en Madrid, Williamsburg en NY, Shoreditch en Londres o la Calle de la Reina en Navalmoral

Continúa leyendo

LOS MO-DER-NOS (o ‘hipsters’)

Queridos y queridas todas: Es posible que los hayáis visto y es muy posible que os hayáis cruzado con alguno. Yo, sería 1998 cuando escuché por primera vez el término hipster -o moderno-. OJO, ¿veis lo que he hecho? He hecho un comentario que de por sí es hipster: he dejado claro que yo conocía algo mucho antes que el resto. Ésta, básicamente, es la premisa número 1 para ser hípster.

Continúa leyendo

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer