Cuando hay dolor, menos Mr. Wonderful

Los músicos, los escritores, los artistas en general, componen sus grandes piezas cuando están rotos de dolor. Esto es algo que ya había escuchado muchas veces, pero que pude contrastar en cuanto me puse a investigar el cómo y el porqué surgen algunas de las canciones más desgarradoras en las que he podido pensar. Prácticamente todas ellas se componen en momentos de drama personal de sus creadores.

Es paradójico que para alcanzar los momentos artísticos cumbre de algunos (muchos) artistas, para escribir o componer aquellas obras que quizá los coronen a nivel profesional, tengan que estar muriéndose por dentro. Para alcanzar el mejor momento profesional, tienes que estar pasando tu peor momento personal: qué crueldad.

El dolor de la pérdida, de la ausencia, del fracaso, te remueve las entrañas. “Igual que la alegría, que también te hace temblar por dentro”—pensará alguno—. Bueno, igual pero diferente. Es un remover que ahonda en parcelas a las que la alegría no llega. Los humanos llevamos el dolor dentro, y es algo tan inherente a nosotros como lo es la risa; solo que  lo notamos más. Fijaos que la gente dice:”nadie se muere de dolor”. No dicen “nadie se muere de alegría”. Eso se dice porque cuando se pasa mal, tiembla el mundo. Tiembla tu mundo personal, y con ello tiembla todo lo que está a tu alrededor. Todo se desdibuja y donde hace unas semanas todo estaba en orden, ahora todo es caos. O peor: la nada.  Así es el dolor. Así arrasa con todo y nos aliena; así neutraliza todos los demás placeres y nos quita las ganas de avanzar.

Pero bueno, no es realmente en esto en lo que quería centrarme, sino en algo concreto que todos los que lo están pasando mal tienen que vivir: las frases “de consolación”. La gente, con toda su buena intención, trata de consolar al devastado (perdonad que hable con tanta ligereza del dolor), con frases manidas, simples y repetitivas que, lejos de cumplir su función (consolar), lo que hacen es darle ganas al que lo está pasando fatal de lanzar al “consolador” (el que consuela, se entiende) por las escaleras. Hablo de frases como: “todo pasa”, “el tiempo todo lo cura”, “tranquilo, no hay mal que cien años dure” o “nadie ha muerto de amor.” A ver, yo entiendo perfectamente la buena intención que llevan todas, pero una cosa: NO SON NECESARIAS. Y es duro, pero lo que más necesita el que lo está pasando mal es una compañía. Nada más. O bueno, que le hablen de fútbol, de ropa, del coronavirus o incluso, si me apuras, del propio problema que está pasando, ¡pero desde un punto de vista serio, por Dios, no desde el mundo de Mr. Wonderful!

Y sí,  sé que hay gente a la que le sirve (hay gente para todo), ¡pero es que a mí me da una rabiaaaa! “De todo se sale”,  “si tenéis que estar el uno con el otro lo estaréis”, o “mi abuela  siempre decía que lo que es tuyo nadie te lo quita”. Estas frases solo sirven cuando has pasado el trance; durante, solo te dan más ansiedad. Al menos a mí. A mí, si me veis triste me dais un billete de cinco o me compráis un Kinder Bueno. Eso me anima más que poner cara de pena, darme una palmadita en la espalda y terminar con: “si es tuya, volverá a ti”.

Bueno, en fin, que no tengo mi mejor día (ni mi mejor mes, para qué engañarnos), pero tranquilos que EL TIEMPO TODO LO CURA. XD

¡Un abrazo y feliz semana!

  • Hola
    Ehhh alegría que son dos días! la vida es demasiado corta como para estar triste por cualquier cosa. Siempre hay una razón de peso para seguir hacia adelante, y ese “peso” somos nosotros mismos. El tiempo que nos quede…, queremos estar perdiéndole pensando en lo que pudo y no fue? para qué?? oigan! estamos VIVOS!!! pues eso.. a VIVIR lo mejor que podamos y disfrutando de lo que la vida nos da. Que nos quita cosas? por supuesto que sí pero se aprende a vivir sin ellas y te haces fuerte fuerte. Y ante todo positivismo y grandes dosis de humor (que ya parecen que escasean). Y sin duda, los mejores dichos.. lo mejor está por llegar y no hay mal que por bien no venga!!. Eso sí, el bien siempre siempre para uno mismo, porque si no miramos por nosotros, nadie lo hará!.
    Que tengas un bonito día 🙂

    • Qué vitalidad y cuánta verdad, Ana. Sí, todos son razones para tirar para adelante, sin duda. Prometo que es una época (cortita) y ya mismo estoy como siempre 🙂
      un besoteeee

  • Es como cuando dices que te duele la cabeza y te dicen pues tomate un Paracetamol… Ok gracias, gran aportación… Yo en esas situaciones , reflexionó (quizás demasiado) y siento puntos y bases, que se ha hecho mal, que se ha hecho bien, que es lo que quiero y que es lo que no. Y buscar cosas que me motiven, me inspiren o tenga tantas ganas que cuando me pongo a ello me centro y me olvido del resto ( en mi caso dibujar) , así que ánimo, fuerza y a por todas Javier, date un capricho, haz algo que tuvieras muchas ganas de hacer y no encontrabas el momento, disfruta tu que puedes

  • Hola Javi, estoy de acuerdo contigo en lo de las típicas frases que no ayudan, pero también es verdad, que a veces no se sabe ni que decir.
    Yo creo que cuando uno está mal, tiene derecho a estarlo, a llorar, a que no te apetezca hacer nada. En los últimos tiempos, parece que no hubiera derecho al duelo. Enseguida, a trabajar y a seguir, como si no hubiera pasado nada. No es muy sano vivir en los mundos de piruleta, a la larga, pasa factura.
    Mucho ánimo. Besos.

  • 1.— ¿Por qué las focas del circo miran siempre hacia arriba?

    — Porque es donde están los focos.

    2. — ¡Estás obsesionado con la comida!

    — No sé a que te refieres croquetamente.

    3.— ¿Por qué estás hablando con esas zapatillas?

    — Porque pone “converse”

    4.— ¿Sabes cómo se queda un mago después de comer?

    — Magordito

    5.— Me da un café con leche corto.

    — Se me ha roto la máquina, cambio.

    6.— Buenos días, me gustaría alquilar “Batman Forever”.

    — No es posible, tiene que devolverla tomorrow.

    7.— ¡Camarero! Este filete tiene muchos nervios.

    — Normal, es la primera vez que se lo comen.

    8.— ¿Qué le dice un techo a otro?

    — Techo de menos.

    9.— Buenos días, quería una camiseta de un personaje inspirador.

    — ¿Ghandi?

    — No, mediani.

    10.— Hola, ¿está Agustín?

    — No, estoy incomodín.

    11.— ¿Cuál es la fruta más divertida?

    — La naranja ja ja ja ja

    12.— ¿Dónde cuelga Superman su supercapa?

    — En superchero

    13.— ¿Qué le dice una iguana a su hermana gemela?

    — Somos iguanitas

    14.— Buenos días. Busco trabajo.

    — ¿Le interesa de jardinero?

    — ¿Dejar dinero? ¡Si lo que busco es trabajo!

    15.— Abuelo, ¿por qué estás delante del ordenador con los ojos cerrados?

    — Es que Windows me ha dicho que cierre las pestañas.

    16.— ¡Me acaba de picar una serpiente!

    — ¿Cobra?

    — ¡No, idiota, lo ha hecho gratis!

    17.— ¿Qué es un pez en un cine?

    — Un mero espectador

    18.— Hola, soy paraguayo y quiero pedirle la mano de su hija para casarme con ella.

    — ¿Para qué?

    — Paraguayo.

    19.— ¿Para que van una caja al gimnasio?

    — Para hacerse caja fuerte.

    20.Esto es un hombre que entra en un bar de pinchos y dice:

    — Ay, ay, ay, ay.

    21.— ¿Por qué se suicidó el libro de matemáticas?

    — Porque tenía muchos problemas.

    22.— ¿Qué le dice un pingüino a una pingüina?

    — ¡Cómo tú ningüina!

    23.— ¿Qué le dice un huevo a una sartén?

    — Me tienes frito.

    24.— Hola ¿Conchita?

    — No, con Tarzán.

    Vendría a darte los 5 euros pero estás demasiado lejos, así que he pensado que oye, qué mejor que una ronda de chistes cortos y malos para amenizar la tarde. Te he sacado una sonrisilla?
    Besos Javi!

    • Jajjajaja
      Oye, algunos me han flipadooo!! (otros..ejem) XD
      mil gracias por tamaño trabajo, de verdad
      Un besote grande, guapetona!!

  • ¡Qué razón tienes, Javi! Precisamente hoy he escuchado varias de estas frases. La gente no cambiará, así que solo podemos hacer una cosa: si te encuentro por la calle, prometo darte un billete de 5 y un kinder bueno. Y si tú te encuentras conmigo, solo te pido un billete de 10 y un phoskito (meh, ni siquiera hace falta que sea phoskito…puede ser también tigretón, bony, pantera rosa, donut, , milka tender :D).

  • Hola! vuelvo por los mundos de Hot Shots hacia muchiiisiiimo que no leía nada.
    No voy a quitar razón, porque este post ha sido super sincero y es verdad que cuando se está mal, algunos tópicos no sirven y lo único válido es que la persona pase el luto como quiera, o mejor como pueda. Pero también que las personas ponen toda su buena intención en ayudar.
    En fin…. que lo que queda es hacer lo que se sienta y lo que se quiera. NO TIENEN NADA DE MALO, LLORAR POR ALGO QUE DUELE (a cada uno nos duelen unas cosas y las afrontamos de distintas maneras, yo soy muy de llorar), NI ES MALO ESTAR TRISTE. Animo y a seguir que la vida es una montaña rusa!!

    • Hola, Ali. Pues muchas gracias por haberte pasado de nuevo y haber comentado. Me encanta leeros .
      Te mando un abrazo grande !!

  • Hola Javier, muy bueno tu artículo, hace ya un tiempo que vengo leyendo tu blog pero nunca me animé a escribirte, estuvo muy bueno el artículo y admiro mucho la profunda sinceridad que le pones en tus artículos al escribir.

    Saludos cordiales y será hasta la próxima Javier.

  • Buf, qué tarde llego a este post!!

    Una puntualización con respecto a la creación. Creo que los artistas (ya sean plásticos, como escritores etc) crean desde sentimientos que les han provocado experiencias anteriores, muchas de ellas traumáticas, tristes, terribles. Crean a partir de ese poso dejado por la vida. Peeero no es tan habitual que lo hagan en los momentos más amargos, sino después. El mismo Van Gogh decía que durante sus crisis no podía pintar, sino que necesitaba estar feliz para ello. Un beso!

Responder a javierdemiguel Cancelar respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer