Septiembre y la música disco de los 70

No puedo (NO-PUE-DO) evitar pensar en esta canción cada vez que llega el 1 de septiembre. Creo que es lo único del final de verano que me saca una sonrisa.

 

 

¿Se puede definir mejor el buen rollo que haciendo lo que hacían con la música disco? Porque sí, hay muchos géneros musicales que están muy bien, y que tienen temas de magnífico espíritu de baile y diversión, pero que den tan buen rollo como el disco, ninguno. Y algunos dirán: “pues yo con la salsa o el reguetón no paro de sonreír y de mover las manos en el aire…”. Puede ser, pero las letras de esas canciones muchas veces no reflejan el buen espíritu de la melodía; siempre hay dramas, mujeres, encontronazos, desamores, líos de cama,… En cambio, la música disco solo hablaba de paz, amor, fiesta, “olvidar tus problemas”, viajes y cosas en general relativamente frívolas y que nos hacen desconectar. Y si tienen que tocar algún tema delicado, como las infidelidades (Mamma mía, de Abba) o sobre cómo superar una ruptura (I will survive, de Gloria G), lo hacen con tanta magia y tanto buen rollo que casi te dan ganas a ti de que te deje tu novia.

 

 

No os voy a dar la turra ahora con la historia de la música disco, pero sí quiero quiero recordaros que surgió en los años 70, como un derivado del Rythm & Blues, y que mezclaba elementos del soul y el funky. No tiene el carácter reivindicativo como puede tener otros géneros. No busca ‘hacer lucha’, ni remover almas, ni que la gente ahonde en sus letras desgarradoras. No. Solo busca divertir y que el espectador se deje llevar (Let yourself go).

Podría ponerme a daros nombres de grupos de los 70 y estoy seguro de que a la mayoría de vosotros os sonarían ellos directamente o, seguro, su música: ¿Bonny M. no os suena?, ¿Bee Gees?, ¿Jackson Five?, ¿Blondie? (con su Heart of glass), Por supuesto Earth, Wind and Fire, los propios Abba que también hicieron temas disco, o Donna Summer, que fue referente tanto en los 70 como en los 80’s.

 

Muchos de estos artistas tuvieron (o fueron) lo que se llama  un one hit wonder, es decir, un solo tema con el que arrasaron pero que no les sirvió para mantenerse en la cima (como a Melody con su Baile del gorila). Este sería el caso de Anita Ward y su Ring my bell, Carl Douglas con Kung Fu fighting o Shocking Blue con Venus (típica canción que a todos nos suena pero cuyo autor desconocíamos)

 

Por no hablar de la estética de este periodo: colores imposibles, blusas y lentejuelas para hombres, pantalones ajustados y de campana para ellas,… Todo valía: maquillajes, purpurinas, pelos afro. Todo lo que uno quería probar y con lo que quería transgredir era bienvenido en estos años.

Pero bueno, todo lo que viene se va, así que poco a poco, a finales de los 70, la música disco (que por ese entonces lo inundaba todo) empezó a dejar su hueco a una música más electrónica (los años 80 y su música seguro que también os suenan), al rock  (Rolling, U2, Bon Jovi, Queen, etc) e incluso a los primeros sonidos house. A lo largo de las décadas siguientes hubo algunos guiños puntuales de artistas a la música disco (Jamiroquai, Queen, o Fundación Tony Manero aquí en España), pero la música y su evolución no se detienen, y nuevos conceptos y sonidos tienen que llegar. 

 

 

Dicho esto, que solo venía a propósito del título de la primera canción, bienvenidos a septiembre . La vuelta al cole ha comenzado.

 

 

  • Es verdad que esta música da un buen rollizo tremendo. Yo el regaetton por contra lo odio; misma base para tooooodas las canciones, letras en su mayoría machistas… pero en fin, es lo que hay, y como has dicho, todo tiene sus épocas.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer