Los niños y la Abeja Maya del año 2000

Estoy pasando unos días en el sur de Gran Canaria, en Tauro, que es una zona árida y semidesértica y que para mí tiene más encanto por lo que significa que lo que en realidad es, y han venido Ana (la mejor amiga de Miri) y su hija Zoe (de apenas un añito) a visitarnos.

El caso es que llevamos un par de días como canguros/niñeros navegando entre cajas y cubos de cartón, figuras geométricas de plástico, chupetes que se pierden casi al ritmo que se encuentran, biberones a medias, lloriqueos enteros, arena de playa que se queda pegada al cuerpo más tiempo del debido, llantinas nocturnas sin motivo aparente pero con causa de fondo… y amor. Mucho amor y risas. Porque al final los niños son eso: son ganas de achucharlos, ganas de comerles sus diminutos dedos del pie (o sus no menos diminutos muslos de la pierna); son ganas de sorprenderse con las cosas que van descubriendo (valga la redundancia) y con cada nuevo gesto o sonido que son capaces de reproducir. Y perdonad que me ponga tan cursi, pero sin duda son ganas de abrazarlos tan fuerte que san capaces de sentir de hasta qué punto son especiales para nosotros.

Mis cuatro reinas estos días en Canarias 🙂

Pero bueno, que yo no quería hablar de los bebés, que al fin y al cabo yo solo soy un tío postizo para varios de ellos y no puedo hablar con la autoridad de alguien que pasa 24 horas al día pegado a ellos durante varios años. Yo solo quería deciros que llevo tres días con el canal Clan de fondo, viendo y escuchando dibujos animados a todas horas y que, a parte de estar saturado de las voces estas de doblaje horribles, agudas y chillonas que les ponen, he redescubierto a la Abeja Maya. Porque sí, queridos, la Abeja Maya sigue en antena 40 años después. Sus simpáticos rizos, su inconfundible bicolor corporal  y su inseparable amigo Willie siguen entreteniendo la mañana de los niños españoles. Y el caso es que ha evolucionado, porque ahora la abejita está hecha en 3D y tiene juegos de cámara cinematográficos (desenfoques, travellings, zoom… pero la esencia sigue siendo la misma).

Maya versión años 70

Maya siglo XXI

El caso es que una de las hermanas mayores de Miri no pudo evitar al verlo, decir: “Pero esto está hecho por ordenador, no tiene nada que ver con nuestros dibujos, esto son mucho peores”. Y yo, tuve que discrepar 🙂

Efectivamente, cuando nosotros lo veíamos de pequeños en dos dimensiones, en planos muy largos y con no demasiada acción -al fin y al cabo eso eran muchas horas de animación y, por tanto, mucho personal y mucho tiempo-,  quizá era más especial y lo recordamos con más cariño (ese permanente sentimiento de que lo pasado siempre fue mejor), pero dudo mucho que fuera tan completo como los dibujos de ahora. Ahora los niños reciben una información mucho más compleja y recargada: fijaos simplemente en las dos imágenes que he puesto aquí arriba. La diferencia entre la información que aparece en una (dos abejas charlando) y la otra, (varios personajes, flores con sombreado, colores mucho más vivos, sensación de profundidad y distancia entre los diferentes personajes, etc.) es abismal.

Sin duda, el mensaje de fondo, que en realidad es lo que importa, será muy parecido: respeto a los animales, a las plantas, compartir con los demás, ser buena persona y todas estas moralejas de los dibus de por la mañana, pero el mundo de la animación, como casi todos los sectores que nos rodean, se ha adaptado al año en el que estamos y han sabido reflejar en los dibujos el tipo de estímulo que recibirán nuestros niños de ahora en adelante.

Bueno, que al final no tengo claro ni yo qué os quería contar. Bueno sí, básicamente que hay que quitarse de la boca el “es que los ____ de hoy en día no son como los de antes”, y este tipo de cosas. Y sobre esto hablaré en profundidad más adelante, porque pasa lo mismo cuando hablamos de canciones, películas y cualquier otra cosa que despierte cierto aroma a nostalgia.

¡¡Que sigáis bien con las vacaciones!! 🙂

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer