El Barrio Rojo (curiosidades y reflexiones)

A estas alturas, quien más quien menos, todos hemos oído hablar del Barrio Rojo de Ámsterdam. Para los que quizá nos sois de Europa o nunca habéis oído hablar de él, la característica principal de este barrio es que es la prostitución es del todo legal (igual que en toda la ciudad y todos los Países Bajos), y las chicas, en vez de en un local o en la calle, esperan a sus potenciales clientes detrás de cristaleras a pie de calle. Es decir, las chicas se exhiben y esperan tras un escaparate (o cabina) donde todo el que esté dando un paseo por las calles, puede verlas.

Sin duda por esta razón esta zona de Ámsterdam se ha convertido en uno de los focos y atracciones turísticas de la ciudad. Es muy difícil, ante esta peculiar situación, no lanzarse a opinar y a hacer juicios de valor sobre el asunto, yo fui el primero que lo hice. Pero después de haber escuchado de primera mano las explicaciones de alguien que sabía perfectamente de lo que hablaba, puedo decir que llegué a las siguientes conclusiones. Muchas de ellas (¡ojo!) podrían ser extrapolables a otras zonas del mundo, donde quizá deberíamos despojarnos de prejuicios e ideas preconcebidas:

En Ámsterdam la prostitución es legal, es decir, las trabajadoras ejercen de manera legítima , voluntaria y con todas las garantías. Pagan sus impuestos, sus cuotas como autónomas y tienen derecho a jubilación y otras prestaciones sociales, así como asistencia cuando quieren dejar de ejercer. Esto les beneficia a ellas, pero sobre todo beneficia al Estado (y por consiguiente a sus ciudadanos), que aumenta su capacidad recaudatoria.

– Al estar a pie de calle y en zonas de tránsito peatonal frecuente, aumenta su propia seguridad: ya no es algo oscuro y clandestino, sino que todo el mundo puede ver y que le vean (ojo, hablo de cómo entrar a la habitación. Lo que pasa dentro obviamente es cuestión solo de dos).

– Lo más delicado de estas cristaleras (o escaparates), es que pueden ser vistos como algo un poco denigrante hacia la mujer: creo que es fácil lanzarse a pensar que se las expone como mercancía, pero si  pensamos un poco más allá, creo que esto no sería muy diferente a cuando ojeamos modelos que se expone en un catálogo de ropa (yo, sin ir más lejos), o cuando hacemos un desfile en traje de baño ante cientos de personas, o el caso de de una chica o un chico que bailan como gogo en una discoteca. En cualquiera de estas situaciones, el denominador común es que uno exhibe sus atributos y su cuerpo ante otros a cambio de algo. También en todos estos ejemplos se cumple que lo hacen de manera totalmente voluntaria y como elección personal. La mayor diferencia estibaría en hasta dónde se está dispuesto a llegar. En el caso de un modelo, todo queda en  lucirse y ser visto; en el caso de una prostituta es obvio que se produce una relación más allá de lo meramente visual.

– En pleno Barrio Rojo hay una iglesia y un colegio con guardería. Como curiosidad, hay que decir que hace no mucho se hizo una breve encuesta a los niños (de entre 4 y 8 años, creo recordar) sobre lo que más les llamaba la atención del barrio. Solo un 3% de ellos comentó algo acerca de las mujeres (que obviamente no sabían qué hacían ni a qué se dedicaban), a los que les llamaba la atención que estuvieran en “bañador” incluso cuando en la calle estaba nevando. Criaturitas… 🙂 Lo que creo que vale la pena destacar de esto es que al final, uno naturaliza lo que vive cada día. Estos chicos desde pequeños han visto los escaparates y han visto a las chicas, así que están tan familiarizados con ello que no les causa conflicto. No piensan que sea malo, no piensan que sea bueno; simplemente está ahí y lo viven en armonía.

Se han reportado muy pocos casos de violencia en estas calles, y menos aún hacia las chicas. Obviamente hay pubs y hay muchos grupos de amigos que van a las calles a divertirse, y en ocasiones la cosa se va de madre, pero desde el principio la policía puso mucho empeño en la seguridad, y por eso cada cabina tiene un botón del pánico que activa una alarma sonora que hace que la policía pueda llegar al lugar en menos de 4 minutos. Además, esa alarma sonora pone en alerta al resto de compañeras que, absolutamente concienciadas, son las primeras que acuden a ayudar a la chica que ha pedido auxilio.

Amsterdam-48-horas

Como otra curiosidad, decir que la mayoría de las cabinas u habitaciones (que no son de más de 8 m²), pertenecen a bancos y fondos de inversión. El motivo es que poco antes de que se formalizara la creación y expansión de las mismas (en los años 90), los bancos se hicieron con muchos de los bajos de los edificios del barrio (por ese entonces un barrio un poco decadente y relativamente asequible). A día de hoy se dice que cada cabina podría llegar a valer en torno al millón de euros, pero no es más que una estimación porque parece que de momento son muy rentables y ningún banco parece dispuesto a negociar su venta.

Por último, me pareció interesante descubrir que al contrario de lo que pensaba, cada cabina no está asignada siempre a una misma chica, sino que cada día (algunas incluso por horas), cada trabajadora puede elegir la cabina que esté disponible. Para ello, en la puerta de las mismas hay un número de teléfono al que tienen que llamar para reservarla con 24h de antelación. De esta manera, pueden ir rotando y no siempre están las mismas chicas en los mismos puntos, de manera que todas tienen acceso a las zonas más cotizadas. La cifras que pueden alcanzar las cabinas son de entre 100 y hasta 500€ por noche! en según qué zonas y qué días. Es un poco como una puja: entre semana y durante la mañana son más “económicas”, mientras que por la noche sube el precio hasta alcanzar los picos en la madrugada de viernes y sábado.

Bueno, hay un montón de anécdotas, curiosidades y detalles más que me encantaría compartir, pero que quizá por su contenido sean un poco delicadas, de manera que mejor me lo guardo para otros canales menos públicos que este… XD

Si vosotros tenéis alguna duda o reflexión sobre el tema, me encantará que lo compartáis por aquí, como siempre.

  • Nosotros estuvimos en Holanda el año pasado con el niño de 3 años y no le llamo la atención ni preguntó nada acerca de las chicas. Es más, recuerdo con mucho cariño como la mayoría de ellas le hacían gestos y carantoñas para que sonriese o se acercase. También es verdad que nosotros dimos un paseo por la zona, pero no nos comportamos como si estuviésemos en un circo. A mi, la actitud del 90% de la gente que vi, me parece un ejemplo de respeto brutal. Luego siempre están los irrespetuosos cámara en mano (por eso la mayoría tiene un cartel de “fotos no” que parece que están mirando mercancía pero, por suerte, son los menos.

  • Hola Javi,
    Me sorprende la información que das, y me extraña si la persona que te la dió vive allí, cuando en los últimos años hay una preocupación creciente en Amsterdam sobre el abuso en la prostitución, ya que el numero de mujeres explotadas sexualmente ha aumentado de forma preocupante y las mafias se van poco a poco haciendo con ese negocio, a la vista parece que son ellas quienes lo ejercen voluntariamente, sin embargo las mafias les requisan el dinero porque realmente trabajan para ellos y están amenazadas, desgraciadamente es así. Y las prostitutas que quedan que si son autónomas son amenazadas y presionadas.

    • La mafia relacionada con la prostitución existe desde el principio de los tiempos, eso es así. Desconzco si hay trata de blancas, si hay un porcentaje de mujeres obligadas por mafias a estar ahí y por supuesto desconozco todos los posibles aspectos oscuros del Barrio Rojo, pero indudablemente hay un mayor control por parte de la seguridad y el gobierno estando en un entorno controlado (como este) que ejerciendo desde las calles o clubes de alterne privados.
      En cualquier caso, por supuesto yo solo sé lo que he leído o me han contado, nunca siento cátedra. 🙂
      UN besote, guapetona!

  • Creo que escribes desde un profundo desconocimiento de la prostitución y el tráfico de mujeres, te invito a que reflexiones puesto que creo que eres inteligente.
    En Holanda los proxenetas se han convertido, gracias a la legalización, en hombres de negocios.
    El 80% de las mujeres del Barrio Rojo son traficadas desde otros países, principalmente del centro y este de Europa. Prácticamente la totalidad ha sufrido violencia física por parte de sus proxenetas y tienen problemas de salud debido a la explotación sexual que sufren.
    No es voluntaria, como dices, sino que es la única opción a su alcance. Nadie lo quiere para sus hijas, familia o amigas.
    Te invito a que veas los documentales de Mabel lozano sobre la trata y el drama de la prostitución.

    • Hola, Marina. Por supuesto desconozco mucho (casi todo) del mundo de la trata de blancas y tráfico de mujeres, pero eso no es de lo que hablaba en este post. No sé el porcentaje de mujeres que ahora mismo trabajan de una forma coaccionada y forzada dentro del Barrio Rojo, pero indudablemente siempre estarán más protegidas en este entorno que en las calles o en clubes de carretera. En teoría (en teoría) el Gobierno local lleva registros de las trabajadoras en activo y de, por supuesto, su situación legal (solo pueden trabajar ciudadanas de la UE o aquellas con un visado de trabajo perfectamente legal. Como siempre, hecha la ley hecha la trampa, y estoy seguro de que las mafias (y sus ingentes cantidades de dinero y violencia) han dado con la fórmula para deshacerse de esos controles y supervisiones, pero tanto por lo que he leído como por lo que me contaron, el Barrio Rojo me parece una solución decente para un problema que, a corto plazo, no tiene visos a desaparecer.
      Veré el documental, Marina. Muchas gracias!!
      un abrazo!

  • Javiiii!!!
    No deja de resultarme cuanto menos curioso,creo que ya es hora de que se avance en ese tema,ya que muchísimas mujeres ejercen porque no les queda más remedio que prostituirse,así que al menos que se sientan protegidas.
    Interesantísimo el post.
    Un besazo,bombón!!!

    • me alegra que te haya gustado, guapetona. A mí me encantó saber un poco más, y desde luego que no es un tema fácil ni un asunto para tomar a la ligera…
      un besote, guapetona!

  • “las trabajadoras ejercen de manera legítima , voluntaria y con todas las garantías.” al menos deberías rectificar esta frase. Mujeres traficadas, que sufren violencia continua, explotadas por sus proxenetas, obligadas a tener sexo con 40 hombres al día. Trata de encontrar a alguna mujer holandesa ejerciendo la prostitución en el Barrio Rojo, no podrás, son todas extranjeras y si hay alguna holandesa procede de la pobreza extrema.
    Debería explicarse en los colegios el drama de la trata de mujeres para su explotación sexual, para que al menos, algunos hombres, con algo de moral, lo tuviesen en cuenta y descartasen contratarlas. Con artículo como este se consigue lo contrario. Parece que las prostitutas del Barrio Rojo viven en “Pretty Woman”, cuando lo que en realidad viven es el infierno del trafico de mujeres para su explotación sexual, la esclavitud del siglo XXI.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer