El álbum y el cuento

El jueves pasado fue el cumpleaños de Miri, mi chica. Le hice uno de estos regalos que uno mismo aprovecha. De esto que es claramente un regalo para ella… pero también te toca a ti de rebote. Le regalé una sesión de tratamiento y masaje para dos en un centro de Madrid. El tratamiento constaba de una hora de masaje corporal, media hora en bañera japonesa (que es como la nuestra pero menos alargada y más alta, de manera que te sientas en vez de tumbarte), y media hora final de masaje facial. No os puedo describir el gustazo. 

Al llegar a la sala de masajes (las que tenéis Instagram ya lo visteis y las que no, estáis tardando en hacéroslo) le teníamos una pequeña sorpresa: un gran globo con su nombre, un ramo de flores y un álbum que le preparé yo durante el fin de semana aprovechado que se había ido a trabajar fuera de Madrid. El álbum era simple: hojas de color crema y más gruesas de lo normal pero menos que una cartulina, y unos pequeñas cuerdas que hacían las veces de anillas para darle empaque a todo. La portada, una foto en blanco y negro.

El resto del contenido, fotos de los momentos más especiales de nuestra boda. El punto más personal lo puse en la segunda hoja, donde decidí escribirle unas líneas en forma de cuento. Miri es una chica muy romántica (y cursi, por qué no decirlo, ella misma lo admite XD), y le encanta todo lo que tenga que ver con historias de amor de finales felices (dice que los dramas no le gustan, que sufrir gratuitamente no tiene ningún sentido).

Y, ya puestos a abrirme y compartir cosas personales con vosotros, voy a enseñaros el cuento. Obviamente es muy personal y está cargado de guiños nuestros, velados, y que quizá  no os dicen nada. Pero supongo que al final eso es parte de lo bonito de la literatura: que uno  puede adaptar las palabras y hacerlas suyas.

Érase una vez una preciosa niña de pelo rubio de una remota isla al oeste del Sáhara. Una niña que, ya desde muy pequeña, soñaba con vivir vidas de cuento, y aventuras de libro; una niña con hoyitos en los mofletes que quería ser sirena, pero que había nacido para ser princesa.

La niña, que creció entre abrazos, árboles cargados de mangos y algún que otro llanto de las infantas más pequeñas de la casa, dejó su isla para buscar aventuras, nuevos amigos y, aunque ella no lo sabía en ese momento, un príncipe para su historia.

Y pasaron los años y la preciosa Miri, que así llamaban a la niña, se fue haciendo toda una mujercita. Y esa mujercita iba consiguiendo todo lo que se proponía: un hogar en la gran ciudad, éxitos profesionales, viajes al otro lado del mundo e incluso su príncipe. Y por el camino siempre estuvo acompañada por la reina del cuento: su mamá, que desde la distancia y con calma y paciencia, le ayudaban a despejar sus miedos y a mantener el timón del barco en la buena dirección.

En su cuento no había reyes, pero sí había gente mágica. Y una Navidad, un seis de enero muy temprano en la mañana, la historia de nuestra protagonista dio un giro tan inesperado como oportuno: a sus aventuras se uniría la amiga más fiel, más leal y más especial que podía haber llegado: su perrita Bambi. Y así, juntas y para siempre, se hicieron compañía, se mimaron y se cuidaron la una a la otra con una complicidad que decían que sólo existía en los cuentos de princesas.

Y en esta historia, como en todo cuento, también había un príncipe. Y Miri lo encontró una noche de febrero en un lugar cuyo nombre no recuerdo y que poco importa a estas alturas.

En su historia —la del príncipe y la princesa—,hubo dragones y castillos.; hubo bosques oscuros y ríos de aguas bravas, serpientes venenosas y hasta ogros horrorosos. Pero ellos, agarrados siempre fuerte de la mano, consiguieron superar todos esos obstáculos para alcanzar, juntos, el día más especial de sus vidas: el día la coronación.

Y ese día, que fue el más mágico que el reino había vivido hasta entonces, reunió a toda la corte y todo el séquito querido de los príncipes. Llegó gente de todos lados: algunos atravesaron océanos y mares montados en curiosos aparatos voladores, otros dejaron todo lo que hacían para unirse al gran día. Fue una fiesta memorable. Una fiesta de cuento…

Pero el cuento de nuestra protagonista siempre fue un tanto especial, pues este era un cuento…

que no tiene final.

  • Por favoooooor!!!! Si Miri es “cursi” este regalo le tiene que haber vuelto loca. Javier de Miguel eres un romántico de los que no quedan!!!!!!!!! jajajajajjaja Espero que el regalo le encantase de veras, que disfrutarais los dos de esa relajación y que os sigáis sorprendiendo que es lo bonito de no tener final 😉

    kiss

  • Javiii pedazo de regalo, me encanta! Mira te propongo que publiques un curso para hombres para enseñarlos a ser románticos, jajajaja… Mi novio por más que le digo por activa y por pasiva que soy una romántica y que me encantan ese tipo de detalles… NADA! es incapaz de sorprenderme con algo así… Es demasiado práctico o yo que sé. jajajaja
    Así que a ver si haces un manual para que aprendan! jajajaja
    Besitos

    • Jajaja. No sé yo si tendría demasiado éxito ese curso… XDD Al final uno busca sus estrategias para sorprender, que es de lo que se tratan estas cosas :9
      un besote grande, Montse

  • Hola Javi, ¡Qué bonito!!!! Si que eres un romántico, si….
    Quería hacerte una pequeña crítica, no lo tomes a mal, que no es mi intención, pero cada vez publicas cosas más íntimas, ¿No? O lo que hacéis casi cada día, lo digo por Instagram también, más que por este blog…Está muy bien que os conozcamos, pero que no se os vaya de las manos…
    Besos.

    • Es cierto que he publicado cosas muy íntimas aquí, pero siempre cosas que me hace mucha ilusión compartir. En realidad no tenía intención de publicar este cuento, pero Miri lo sacó en stories (para cuando me di cuenta ya habían pasado unas horas), y pensé que si ella lo quería compartir con la gente porque le parecía algo que merecía ser compartido (eso al fin y al cabo lo calibra cada uno), por qué no iba a hacer yo lo mismo con vosotras.
      Ciertamente la tendencia es a abrirse mucho. Y es parte también de mí (del Javi del año 2017) compartir cosas íntimas con sus seguidores. Siempre de forma voluntaria y siempre buscando una repercusión positiva. 🙂
      UN besote, Leyla!

      • Gracias Javi, no tendrías porque haber contestado…
        La verdad es que tienes algo que te hace distinto en esto de los blogs y redes sociales…
        Otro besote para tí!!!

  • Definitivamente….estáis hechos el uno para el otro!!
    Es un regalo con una magia increíble y os hará recordar siempre lo que os queréis.
    Un besado enorme para los dos y muchas felicidades para Miri!!!

  • Javiiiiiiiiiiiiiiiii!!!
    Qué bonito…quedan pocos románticos en el mundo 😉
    Un regalo precioso,pura magia..ya te vi en Instagram lo mal que lo pasaste en el Spa!! Un regalo de 10.
    Un besazo,bombón!

  • Ohhhh myyyy godddddddd!!!! Que pocholadaaa!!
    Precioooosooooo queee bonito Javi!!!!! Que bien escribes por dioohh:)
    Me ha encantado y a Miri seguro que la volvió loca!
    Me encanto lo de las serpientes venenosas y ogros horrorosos 😉 seguro que hay algo detrás de eso jajajaja 😉

    Joo gracias por compartir estas cositas más íntimas, eres un amoreeeeee:)
    Besuquiss

    • Jajaja. POcholadaaaa?? Por el contexto imagino que eso es bueno, pero vamos, ni idea! XDD
      Hay algo detrás de casi cada línea de esa carta, por eso entiendo que hay cosas que pueden parecer un poco extrañas a ojos ajenos..
      un beoste, Raquel!

  • Ohhhh, no tengo calificativos, me ha encantado, me parece maravilloso, Javi no les pongas el listón tan alto a nuestros príncipes, jejejeje .
    Muchas Felicidades para Miri, os deseo que todo ese amor tan hermoso sea mucho más eterno que el cuento, es lo mínimo que os merecéis.
    Un besazo enorme!!!

    • El listo alto lo tengo yo conmigo mismo, que me lo curro mucho un año y luego al año siguiente me toca idear algo nuevo.. mamma mía!! XD

      un besote , Isa. gracias por el comentario!

    • jajaja. Es que yo en las nuestras no quepo!! y termino poniendo las piernas por fuera, y me da frío.. Las japonesas molan mucho, en serio 🙂
      un besote, Trendys!

  • Hola Javi!

    Pues yo discrepo del comentario de arriba: a mí me encanta que contéis cosas personales de vez en cuando, al fin y al cabo es lo que más os conecta con nosotros. Yo soy de las que creo que abrirse y contar sin miedo nuestros sentimientos y emociones nos hace mucho más fuertes por dentro. Eso sí, siempre sabiendo y respetando qué parcela de tu vida quieres dejar en el ámbito privado…

    El regalo que le has hecho me parece precioso. Sé que esto es algo muy personal, pero creo que con vuestra historia podríais inspirar (positivamente) a mucha gente que también ha sufrido por épocas mejores y peores en pareja…
    Siempre se tiende a dar una imagen idílica de la vida en pareja y creo que eso nos hace un flaco favor a aquellos que también sufrimos nuestros más y nuestros menos. No digo que contéis con detalle qué os ha pasado (de verdad que no me refiero a eso, es algo totalmente privado y yo ahí no me meto), sino que quizá sería interesante que algún día contaras algo de cómo habéis crecido ambos como personas desde que os conocísteis, cómo habéis luchado para estar juntos, qué habéis aprendido de vosotrs mismos estando separados, lo importante que es aprender a perdonar…

    En fin, es solo una idea de un tema que me parece muy interesante y que por vuestra posición creo que podría ayudar mucho a los demás. Influir de manera positiva en las personas es de las cosas más bonitas que existen 🙂 pero como siempre, tú eliges con qué información te sientes cómo hablando y con cuál no.

    Un besazo!

    • Gracias, Julia, me alegra mucho que te haya gustado toda esta situación . Entiendo bien lo que planteas, y efectivamente ese es un terreno delicado y muy -más aún que esto- personal. Depende de cómo se enfoque, está claro. He escrito varias cosas sobre cómo, bajo mi punto de vista, en una relación (de dos) casi todo vale. Y todas las fórmulas que uno intente para reconducir situaciones, son válidas. Y que uno puede tropezar una, dos y hasta mil veces; si hay ganas, siempre se puede volver a intentar más. Más allá de esto, contar mi caso personal (que seguro también ayudaría), no es algo que valore por ahora (pero insisto en que entiendo tu punto de vista).

      En cualquier caso, te agradezco mucho tus palabras y el cariño con el que las dices…
      Te mando un abrazote grande!

  • Javi, hacía tiempo que no pasaba por aquí. Este post y cada respuesta a nuestros comentarios te hace aún más grande, por romántico, por ser capaz de querer tanto, por generoso, por respetuoso…. Eres una pasada!!! Simplemente, cada vez que te dejas conocer un poco más, me gustas más. Enhorabuena pareja por haberos encontrado!!! Aprovecho para desaros Feliz Navidad

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer