Sobre Ferreras, Pastor, Carlos V, Cataluña y mi mejor amigo

¡¡Hola de nuevo!!

Perdonad que me haya retrasado en la publicación del post pero es que el miércoles pasado me puse  a ver un especial de Al Rojo vivo, en la Sexta, y dije: “Va, en cuanto termine me pongo a escribir”… Y bueno, que al final ha terminado hace una hora. Ochenta y seis horas seguidas viendo el especial. Madre mía. Ferreras y Ana Pastor tenían tres años menos cuando empezaron el directo desde el Parlament. Tengo la sensación de haber vivido lo de Cataluña casi desde la época de Felipe V.


Ya os he contado en otras ocasiones que soy poco de tele; mucho de series, pelis y ordenador, pero poco de televisión al uso. Lo único que me trago sin parar (y cuando negocio bien con Miri la posesión del mando) son programas de tertulia política. Eso sí que me gusta. A ver si lo explico bien porque se da una paradoja en mi propia cabeza: a mí la política per se no me gusta. Es decir, me gustaría que lo que imperase en el mundo fuera el sentido común y que las cosas fueran saliendo bien gracias a nada ni nadie más que nosotros. Que la política con sus políticos no fueran necesarios y que todos estuviéramos dotados de una especie de moderación que nos hiciera entender, empatizar y complacer a nuestros semejantes sin la mediación de profesionales de la política cuyos objetivos a fin de cuentas son, en teoría, satisfacer al mayor número de personas posible. Pero claro, todo esto como que no es posible. Y dado que la política existe y es necesaria, me gusta escuchar a gente que sabe hablar de ello. No digo que piense como yo, ojo, digo que sepa hablar de ello. Porque la política tiene un componente de subjetividad como del 90%, siendo apenas el 10% restante datos empíricos y objetivos.

No voy a entrar en lo de Cataluña porque me viene grande. Creo que a todos nos viene un poco grande. Creo que todos estamos capacitados y en derecho de opinar al respecto pero a la vez muy pocos tienen todos los datos necesarios para hacer juicios verdaderamente sensatos. Porque, al fin y al cabo, hay mil historias que nos llegan sesgadas, retocadas, pasadas por filtros de medios de comunicación que manipulan (consciente o inconscientemente) lo que en realidad ocurre. Además, se junta en todo esto que hay gente que siente cosas. Porque claro, tú a alguien le puedes explicar cómo el PIB va a subir o bajar, cómo las exportaciones netas son positivas o negativas para sus intereses, o cómo va a entrar o dejar de entrar en la UE…


Pero claro, cuando ese alguien te habla de sentimientos, la cosa se complica. Porque ahí, en los sentimientos, la razón pierde peso. Del mismo modo que tú a tu mejor amigo le puedes aconsejar que deje a su novia, que solo le está haciendo daño, pero si él al final siente que quiere estar con ella, se quedará con ella. También puedo decir “pero hombre, ¿no ves que es imposible demostrar la existencia de Dios? ¿cómo te vas a creer algo que no puedes ver, tocar, oír o demostrar?”. En cuanto la otra persona me diga que él siente que sí , que siente su presencia y siente su calor, yo no tendré más remedio que agachar cabeza y callarme. Porque contra los sentimientos es muy complejo luchar.

Pero bueno, que yo no quería ni hablar de Cataluña, ni de mi amigo y mucho menos de Dios. Yo quería solo hacer un chascarrillo sobre las 17 horas de directo (y esto sí es verdad) que se marcaron el otro día los amigos de la Sexta. Independientemente de que guste más o menos el tema, olé por ellos y por su trabajo.

  • Y olé otra vez por tu post, Javi. Al leer el título he pensado que eras un valiente al meterte en camisa de once varas. Pero, claro, tú, además de sentido cómico, demuestras que tienes sentido común. Y eso me lleva a continuar leyéndote. Lo del tandem Ferreras- Pastor … Inagotables…

  • Buenos días Xavier.
    Te voy a felicitar, y lo hago por que estos días todo el mundo habla de todo y todo el mundo sabe y todo el mundo dice.
    Algunos insultan, otros faltan a la verdad y al respeto, y eso me parece fatal.
    Ami tambien me gusta escuchar a los que saben, a los que tienen argumentos y sobre todo a los que escuchan y crean debate inteligente, es decir yo apoyo mis ideas pero escucho las tuyas y las puedo entender aunque no las comparta.
    Están pasando muchas cosas y lo mejor es hablar, y debatir pero sobre todo respetar.
    hoy nos hemos puesto un tanto trascendentes.
    Un abrazo

  • Javiiiiiiiii!!!!
    Olé,me ha encantado este post.
    Estos días que tenemos que escuchar a taaaaaaaaaaaaaaaaaanta gente que habla y dice sin saber o por conveniencia está bien leer algo desde el respeto. Porque el respeto,amigo mío,es la base de todo.
    Un besazo bombón!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer