Mi gran boda canaria (parte I)

Os prometí que os contaría, a su debido tiempo, más detalles de la boda, y eso voy a hacer. Y por fascículos. Hoy, una semana después y habiendo podido asimilar bien lo que un día así significó, puedo tener una visión más global de todo y así compartirlo con vosotros.

Lo primero que tengo que decir es que salió todo de lujo. Salió perfecto, excelso, prodigioso, superior y todos los sinónimos de “a pedir de boca” que se os ocurran. Os voy a hacer un breve recorrido guiado —narrado— por los diferentes episodios de la boda:

Nos casamos un viernes, que es un día un pelín extraño para casarse, pero que tiene todo el sentido del mundo si el sábado has decidido sorprender a tus amigos con un día en un catamarán (como ya os adelanté) por la costa sur de Gran Canaria. A eso de las 14:30 ya estábamos en la finca: Miri con una brocha en la cara y yo dándome un baño en la piscina para rebajar los nervios (que no eran demasiados, pero ahí estaban). Una hora más tarde la situación era similar: Miri seguía con artilugios contorneando su cara y yo seguía en el agua. Pero más arrugado y con menos tiempo para secarme y vestirme. A las 17:00, aproximadamente (los invitados llegaban a las 18:00), estábamos listos con nuestros primeros cambios y preparados para hacernos alguna foto antes de que llegara nadie.

Como creo que ya os adelanté también, (o no, no sé, no recuerdo a quién le he contado según qué cosa, cómo o cuándo) la primera gran sorpresa para nuestros invitados fue que los recibimos, vestidos ya con ropa de gala, los dos, y a la entrada de la finca. Disfrutamos durante una hora de un breve cóctel (básicamente mojitos, limonada y cervezas) y pudimos intercambiar primeras impresiones y hacer alguna foto para el recuerdo.

Puestito de limonadas

Las cervezas en carretilla, porque… ¿Por qué no? ?

En la zona de entrada colocamos también este puesto (carrito) con las bolsas de regalo para todos. Para ellas, un bañador de la colección de baño de Miri: Honeydressing Beachwear, unas Havaianas Wedding y una cesta de mimbre. Para ellos, un bañador rojo para ir conjuntados todos al día siguiente y otras Havaianas.

Otra de las sorpresas personalizadas que preparamos para todos fue este mural de “polaroids” en el que cada uno de ellos tenía su foto (siempre una foto con Miri o conmigo) y podían dejarnos unas palabras de cariño (o de lo que quisieran, que hay amigos muy malignos) para tener nosotros de recuerdo. 

A las 19:00, Miri y yo nos fuimos a cambiar; ella se puso su segundo vestidazo (el de Hannibal Laguna), y yo me puse el traje azul. Esta vez, sí, sin vernos antes de tiempo. Pusieron mi canción, agarré a mi madre de la mano, y nos fuimos atravesando la alfombra de césped hacia la zona de la ceremonia.

Mi madre llevó un vestido de Carolina Herrera. Si bien a los invitados les pedimos que fueran en colores claros, colores pastel (como veréis en próximas fotos) mi madre se enamoró de este vestido antes de saberlo, y se adelantó. Y, como siempre dice mi chica, “a una madre nunca se le puede decir que no”. Así que, aunque fuera menos pastel de la cuenta, fue tan guapa como la que más. 

Lo que pasó después, una vez colocado ya en mi banquito, no se me olvidará nunca: empezó a sonar “Estrellitas y Duendes”, de J.L. Guerra, y apareció Miri, a lo lejos, con un vestido blanco absolutamente impresionante con un velo de, no sé, dos o tres metros, flanqueada por su madre y sus tres hermanas (lo bueno de no tener protocolo es que puedes caminar “hacia el altar” con quien quieras) caminando con un paso tan firme como tímido hacia nosotros. Estaban tan guapas, tan radiantes, tan mágicas… (perdonad si me dejo llevar y subo la dosis de azúcar y edulcorante del texto, pero es que uno recuerda el día y solo ve colores rosas y pasteles de merengue y crema por todos lados)

La ceremonia que planteamos también fue diferente a lo habitual. Tanto en una celebración civil como en una misa (o cualquier otro rito religioso), siempre hay una persona encargada de dirigir (o celebrar) y marcar el ritmo y la dirección de la ceremonia. En nuestro caso, Miri y yo nos preguntamos que por qué tenía que ser siempre así. Sin duda hay muchos casos en los que tiene sentido por algo tan básico como que “no te vas a casar a ti mismo”, o porque “la persona que se pone delante del atril sabe hacer eso, y tú no”, pero aun así, a nosotros no apetecía hacer otra cosa. No queríamos leer artículos del Código Civil, no queríamos intercambiar arras y ni siquiera teníamos pensado intercambiar alianzas, así que decidimos dedicar el tiempo de la ceremonia a leerle unas palabras a cada uno de nuestros invitados. Unas palabras breves, más simbólicas que otra cosa, para hacerles sentir especiales y que entendieran hasta qué punto estábamos contentos y orgullosos de tenerlos en nuestras vidas. 

Cuando terminamos de leer, Miri me sorprendió con una breve carta dedicada a mí, y yo hice lo propio leyéndole unas palabras a ella (que me consta que ya conocéis…) A mí me pilló completamente por sorpresa que tuviera algo escrito para mí; no así al contrario. Como me confesó, ella daba por hecho que yo algo le diría.

Y bueno, cuando terminamos esa primera parte, salieron un montón de amigos nuestros que también tenían breves discursos preparados para nosotros. Desde luego es tremendamente emocionante convertirse en el centro de las miradas y que la gente se ponga a hablar de ti con tanto cariño. La ceremonia fue intensa y estuvo cargada de momentos emotivos. Hubo muchas lágrimas, sí, pero también hubo mucha risa. Las que leéis este blog habitualmente me conocéis de sobra, así que no pude evitar introducir bromas y, muchos chistes divertidos. En el día más importante de mi vida no podía faltar el humor, y desde luego que no lo hizo.

Terminada la ceremonia, con un poco de retraso sobre los cálculos iniciales (a quién le importan los cálculos iniciales), nos fuimos todos junto a la zona de la piscina a hacer un pequeño ritual del amor: una amiga de Miri, muy peculiar ella, nos propuso hacer un miri ritual que terminara lanzando -cada uno de los invitados-, un farolillo flotante a la piscina. Este ritual, en el que ella leía un texto, simbolizaba que todos compartían con nosotros su fuerza, su energía y sus proyectos de futuro. No os imaginéis nada raro, esotérico, oscuro ni nada por el estilo. Todo lo contrario: fue un momento (apenas duró 5 minutos) muy tierno y de mucha unión con todos. Como digo, todo terminó con los invitados pidiendo deseos y dejando los farolillos flotando sobre la piscina…

Y hasta aquí esta primera parte. El próximo día os contaré más detalles sobre la cena, la post cena y el fin de fiesta, además de enseñaros con más detenimiento la decoración del espacio. ¿Algo en particular que queráis saber? (y que se pueda contar.. ☺)

  • Felicidades! Por lo que cuentas y las fotos fue una boda de ensueno! Muy guapa tu Madre! De seguro le dieron ganas a tu Padre de volverse a casar y tu novia ahora esposa, toda una princesa! Enhorabuena!

    • Para mí lo fue, qué puedo decir… 🙂 Mi padre al principio era un poco reacio, peor creo que al final la disfrutó como el que más 😉

  • Entonces os habéis casado de verdad? 🙂
    Nosotros también hubo lo que en España se llama “paripé” para que la ceremonia tuviera más encanto.
    El día anterior, ya nos habíamos acercado al ayuntamiento.
    Que seáis muy felices, pareja!

    • Paripé, de verdad, iglesia, civil… da igual todo eso en el fondo. Lo importante es que termine el día y digas “wow. Lo volvería a repetir”.. .

  • Javiiiiiiiiii!!!
    Qué gozada de boda,por favor…sin protocolos,sin tiempos…ese momento novia caminando al altar con sus chicas….por Dios qué bellezones todas!!! Y si hablo de bellezones,no puedo dejar de mencionar a tu madre. Estaba absolutamente radiante,qué guapa,por favor!! Y el vestidazo,pues se le permite que para eso es la madre que te parió!!
    Estás guapísimo,Javi y sobre todo se te ve feliz,que es de lo que va esto de la vida.
    Un besazo,bombón!!

    • Hola, guapetona!! Pues sí, cero protocolos y tiempos muy laxos (dentro de un orden). Así me casaría yo todos los días..jeje.
      me alegra que te haya gustado todo, así da gusto! besotes

    • Hola, Marta!! Te refieres al tema papeles y burocracia?? pero eso qué más da!?? jaja. Para que resolver tu curiosidad te diré que nos casamos por lo civil, como todo hijo de vecino, con todo el protocolo que requiere el asunto. Pero este día fue para otra cosa, fue para celebrar de una forma más lúdica y divertida 🙂
      un besote, Marta

  • Muchísimas gracias por compartir esta boda tan bonita con todas las que os seguimos!!! Particularmente me hace muchísima ilusión, parece que hemos sido invitadas!! (además, así te copio cosas para la mía…. total no van los mismos invitados y seguro que me dejáis, jijijiji y otro dato, también me caso un viernes, esto vamos a tener que hacérnoslo mirar, jajajaja)
    Guapísimos (no esperaba menos de vosotros) y tan original y bonito todo!!!
    Un besazo enorme y deseando leer el siguiente post!!!

    • Gracias a ti por seguirla con interés!! Y claro que sí: copia, coge idea, desecha lo que no te guste.. cada uno al final creamos nuestro día a nuestro gusto, y eso es la bomba 🙂
      un besote grande, guapetona.

  • Sí, algo muy particular que nadie ha contado … si Fran sigue soltero después de la boda. Ja, ja, ja, ja.
    ¡Felicidades, hermosísimo todo, todo y todo!

  • Que bueno no seguir las rutinas establecidas y ser libres totalmente realizando la boda de tus sueños!
    Hermosa tu esposa, esa entrada con sus hermanas y su Madre emocionante, tu Madre muy bella y por lo visto todo lo han hecho para ustedes y para sus seres mas queridos. Felicitaciones, Vive L’amour!
    PD: y esa perra hermosaaa compartiendo alli, me encanto!

  • Me encantas! Irradias positividad, alegría, sinceridad, inteligencia… Miri es afortunada y seguro que tú también. Una persona como tú solo puede elegir a alguien a su “altura”. Enhorabuena a los dos. Seguid tan felices como el día de vuestra boda!

  • ¡Sois geniales!!!! Vamos, una boda de ensueño… Hacéis que las hadas y princesas y príncipes de cuento parezcan reales… La verdad es que me parece un poco osado pedir algo más, aunque ya que lo preguntas… 😛 estaría bien que compartierais con nosotros la banda sonora del día. Por lo que he oído seguro que nos encanta. Un besazo a los dos 🙂

  • “Me tosté en tus mejillas como el sol en la tarde, se desgarra mi cuerpo y no vivo un segundo para decirre que sin ti muero…” Qué sorpresa la canción de Miri!! Siempre he pensado que cuando me case, esta sería probablemente la canción para nuestro primer baile!! La coincidencia quizás sea porque en Canarias nos parecemos más en cuanto a gustos musicales a Sudamérica y siempre hemos escuchado al grandísimo Juan Luis Guerra y sus preciosas canciones de amor? 🙂
    Me parece que tu madre iba guapísima. Sin duda ella se merecía también destacar en la boda con un tono más fuerte (para eso es tu madre!). Además, al ver vuestra foto de espaldas, ambos colores juntos quedan muy bien y recuerdan a la bandera canaria (puede ser que al vivir lejos esté extrañando mi isla?).
    Enhorabuena por estar enamorados y haber decidido celebrar vuestro amor con las personas a las que queréis! Que seas muy felices!

    • Efectivamente, creo que el lugar donde os habéis criado es determinante; a ella siempre le ha gustado mucho la música latina (Mark Anthony, Maná, JLG, regaettón…), y JLG es diría que su artista favorito. A mí también me encanta , por cierto!
      Ostrás, Miri mi madre y yo hacíamos la bandera canaria, no lo había pensado!! Qué puntazo 🙂
      gracias por el mensaje y un besote grande!

  • Enhorabuena Javi!!

    Te parecera raro pero tengo una pregunta..estais oficialmente casados?? Si no os casó un notario o un juez o un alcade…. no lo entiendo bien!!

  • ¡Hola!

    Me ha gustado mucho todo lo que has contado, pensé que tardarías un poco más en contarnos los detalles. Gracias por la rapidez.
    Me ha encantado el vestido de tu madre, iba impresionante, ya se yo de donde te viene la elegancia y el porte.
    Tu boda y sin humor o bromas, imposible porque no sería tu boda!! jejejej
    Según iba leyendo, como buena jurista que soy, pensaba digo o se han casado antes en el registro, ayuntamiento o se casarán porque legalmente no vale, pero ya he visto que si. 🙂 Duda cotilla, resuelta jejejejeje.
    En serio, me ha gustado muchísimo todo lo que he visto en cuanto a los detalles de la boda, hay muchas ideas que se pueden sacar de vuestra boda.
    Me quedo con ganas de ver más cositas.
    Un beso

    • Así que la vena jurista estaba asomando,eh?? XD
      Muchas gracias por haber vivido la boda con tanta ilusión y casi en primera persona, María Pía, me encanta compartir estas cosas con vosotras 🙂
      te mando un besote grande!

    • Hola, B. Nada de eso, no, pero tampoco voy a entrar en detalles porque es un tema bastante personal, espero que lo entiendas!! un besote!

  • Todo y todos preciosos!! Tú madre iba ESPECTACULAR!!
    Muchas gracias por detallarnos tantas cosas si es que eres un amorrrrr 😉
    Ganas de leer la otra parte si es que me tienes enganchada a esta historia tan bonita 🙂
    Besuquiss

  • Enhorabuena pareja!!! Que de cosas bonitas en la boda. Esa zona para sentarse en el suelo se lleva la palma en cuanto originalidad y le da un aire distendido a la boda, para relajar los nervios y emociones. El vestido de tu madre con un color muy canario, hizo bien, por eso y porque es tu madre, hay que perdonárselo, y además queda como anécdota. Ah, y tu traje azul es de portada. Me quedé con ganas de un tercero (es broma, jijijiji). Besotes mil.

    • Sí, buscamos justamente eso: un punto de relajación y que la gente se encontrara cómoda y del todo “a gustito”. Sí, como mamá que es del novio, a ella se le permitía todo. La mamá de Miri también tenía carta blanca, pero se ajustó más al protocolo..jejej
      un besote!

  • No me puede gustar más la forma en la que habéis decidido casaros !!! Comparto vuestro tipo de ceremonia 100% eso es realmente una boda celebrar con los que son realmente importantes el paso de estar juntos que más dará iglesia, civil… si tan solo es un papel y mucho dinero jajajaja Me habéis sorprendido no tanto tú sino ella a Miri la tenia por otro tipo de niña y me habéis ENCANTADO!!!

    Deseando de saber más cosas estoy.

    • Muchas graciasss!! nos encanta cuando alguien nos dice que le gustó lo que hicimos, porque al principio tuvimos alguna duda, pero a toro pasado estamos súper contentos de haberlo hecho así.. 🙂
      Pues tanto Miri —a la que tenías por otro tipo de niña..jejej— como yo, te mandamos un beso enorme!

  • Qué bonito todo!! Pues yo creo que estaria genial que contaras todos los detalles, por ejemplo.. ¿quien fue el primero en meterse en la piscina? Que tal en el barco? jaja tenia q ser gracioso los titos y padres rodeados de topmodels
    ¿Y el menú de la boda? Besos!! Y enhorabuena pareja! <3

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer