La Milla de Oro

Todas las grande ciudades tienen su “Milla de Oro”: en Madrid, Ortega y Gasset; en Barcelona, Paseo de Gracia; en Málaga, la calle Larios… Pero si hablamos de la Milla de Oro por excelencia, todos pensamos en un lugar: Marbella.

Casoplones, cochazos, buenos restaurantes (mejores tiendas), y el mar a 200 metros. La Milla de Oro fue, durante décadas, la calle más deseada del país. Frecuentada por empresarios, familias con apellidos compuestos, realeza saudita y yo mismo (vale, yo veraneaba en San Pedro, a 17 km, pero eso no es distancia, hombre), cualquier pedacito de tierra o ladrillo que salía al mercado, tardaba escasos días en venderse. Pero bien -pensarán algunos- eso era la Marbella de los 70 y los 80. ¿Y ahora? ¿qué ha sido de esa Marbella, hoy, metidos en la segunda década de los 2000?. Pues Marbella en general, y la Milla de Oro en particular, sigue igual que la dejaron. Sigue conservando todo su encanto, su exclusividad, su lujo contenido, su aire mediterráneo y su aura de ciudad en permanente verano.

Y por qué nos cuenta esto Javi, pensaréis. Bueno, pues porque hace poco tuve la enorme suerte de alojarme un par de noches en uno de los hoteles más emblemáticos de la Costa del Sol: el Marbella Club. Que quizá a algunos no os suene, pero no por ello deja de ser mítico. No voy a hablar de las bonanzas del hotel, que para eso lo mejor es verlo in situ, pero sí os daré dos datos para que os hagáis una idea del nivel (Maribel): tiene una zona/guardería de 5.000 m2. ¡5.000 metros para que los niños se entretengan! Eso es una superficie absolutamente inmensa, como un pueblo en miniatura. Tenían talleres de cocina, una sala para hacer jabones, por supuesto salas de juegos y consolas, tiendas de campañas… Algo descomunal. Yo, de hecho, pedí quedarme ahí el resto de mi estancia, pero me dijeron que era para menores de 14 y me rompieron la ilusión. Ese lugar es tan grande que hay padres que han dejado a sus hijos en el área recreativa y, al ir a recogerlos, han tardado dos días en encontrarlos, y otro día más en convencerlos para que salieran.

Por otro lado, y en cuanto a restauración, mencionar solo que a medio día, tiene la opción de buffet… ¡de marisco! Un buffet de marisco. ¿Cómo es eso de hardcore? Si a mí me ponen un buffet de pasta y ya soy el tío más feliz del mundo, ¿¿imaginaos si encima le meten cigalas, pulpo, unas ostras y ccczv!! Yo, cuando vi eso delante de mis narices creía que alguien me iba a decir a continuación que me quedaban 24h de vida y que ese era mi último banquete… Me comí las cigalas a dos carrillos y me pormití no repelar las patas y solo comemerme los troncos de los animalicos; soy un sobrado.

En esta foto no hay cigalas, pero sí una lubina a la sal con verduras asadas de caerse de espaldas.
Este edificio es pura esencia moruna y malagueña. Una maravilla.
Yo no viví la época dorada de Marbella, pero sí me he pasado toda mi infancia y adolescencia veraneando por ahí, y puedo decir que tengo un recuerdo maravilloso de todo aquello. La Costa del Sol tiene definitivamente algo mágico que hace que cada veranos miles de españoles lleguen desde todos los rincones, y que cada invierno miles de ingleses y norteuropeos se trasladen para pasar un puñado de meses a una temperatura constante de 20º. Y si nosotros y ellos lo hacemos, por algo será. 🙂
¡Feliz semana!
  • Javiiii!!!
    Un buffet de marisco??? Mátame…eso es el cielo en la tierra por Dios!!!!!
    Creo que empezaré a ahorrar para irme el año que viene,aunque si la zona de niños no es para mayores de catorce,pues chico,me echa un poco para atrás,jajajaja!!
    Un besazo bombón!!

    • Ya te digo… Pero es verdad que no comes lo mismo de joven que a medida que te haces mayor,eh? Yo lo noté porque a la cigarra 23 ya estaba medio lleno… 😛
      un besote!

  • Pues claro!!!! Muy bien Javi!! Como mi Malaga no hay nada jeje… si vale vale que hablas de Marbella pero malaga capital es preciosa!
    Marbella pueblo tiene el encanto de un pueblo de siempre mientras que puerto banus es lujoso.
    Al leerte pensaba que habías cambiado de opinión y te casabas aquí !!!! Pero bueno hay que convencer a Miri y ya eso es otro cantar si ella se quiere casar en su isla.. ☹️

    • Es que a ver, el viaje era a Marbella. Cuando me toque tu Málaga del alma, hablaré maravillas de ella como se merece 🙂
      Bueno, lo del casamiento ya como q está más o menos cerrado, pero quizá podamos bautizar al niño !! XD
      un beoste guapetona

  • Javi me encanta como disfrutas de la vida y de cómo consigues transmitirlo; por cierto…. con la de viajes maravillosos que lleváis este año, no me quiero ni imaginar la Honeymoon!!!! qué emoción!!!! Pero bueno, seguro que nos haces un post para contarnos. Tic, tac, tic tac, ya queda poquito.
    Un besazo enorme!!!!

    • Muchas gracias, Isa.
      Jajaja. Bueno, la luna de miel promete, pero tendrá que esperar. Ahora hay que trabajar mucho para pagarla!! jiji
      un besote grande, hermosaaaa

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer