Cómo saber si te has hecho mayor (viejo)

Hay algo que indica que, indefectiblemente,  has entrado en la tercera edad. Porque claro, cada vez vivimos más y cada vez tardamos más en darnos cuenta de que ya somos ancianos , así que tenemos que guiarnos por gestos para poder asumir que estamos dentro.

Igual que el momento en que tus amigos se empiecen a casar marca la edad adulta, o cuando a los chicos nos cambia la voz marca nuestro comienzo de adolescencia, lo que nos indica que ya nos hemos hecho (muy) mayores, es el momento en que comenzamos a dar los paseos con las manos entrelazadas en la espalda. Ya sabéis. Estos paseos, que siempre son calmos y sin prisa, a veces sin ningún destino concreto sino simplemente por el hecho de pasear, y que nos hace apoyar las dos manos, la una sobre la otra, en la espalda.

Es cierto que esta manera peculiar de caminar es propia de los señores, yo no recuerdo haber visto nunca una señora (porque ya no son chicas ni niñas, son señoras) con las manos atrás, pero como contraupunto, vosotras tenéis otra forma peculiar y característica de pasear cuando entráis en esta fase de la vida: en pareja con otra señora y enganchadas del brazo. Lo peculiar en este caso es que no es un enganche equilibrado, sino que siempre va una de las dos medio apoyada en la otra. Generalmente, y por cuestiones meramente físicas, es la más bajita la que se apoya en la alta.

Resultado de imagen de Fotografía de stock

Cuando se juntan los señores que pasean con manos atrás con las señoras que pasean unidas del brazo, se produce lo que yo llamo “el combo del paseante”. Y es precioso. Es precioso porque son dos parejas, SIEMPRE segregados por géneros, caminando ellas por delante y ellos unos metros por detrás, y que van por la vida sin ningún tipo de prisa o estrés. ¿Dónde van? A veces a merendar, a veces están de turismo y deambulan por el suelo empedrado de los pueblos, y  a veces -la mayoría-, no tienen más intención que la de dar una caminata “porque dicen que caminar es muy bueno y mi Mari y yo nos haceamos todos los días veinte minutos como mínimo”.

La última particularidad que quiero hacer ver sobre estas parejas de caminantes, son las paradas (paradinhas, las llamo yo) que hacen cada aproximadamente doscientos metros o bien ellas o bien ellos. Porque se alternan. El caso es que las parejas van caminando, charlando de sus cosas, enfrascados en sus conversaciones de obras, de carreteras, de política, de cómo las cosas han cambiado tanto en los últimos años, y de estas cosas que hablan los señores y señoras mayores, cuando una de las parejas se para unos segundos como para hacer hincapié en algo que se acaba de decir en la conversación. En plan “un momento, un momento (parada), ¿me estás diciendo que la Champions este año va a tener 32 equipos en vez de 28?”. Lo genial es que muchas veces no se ha dicho nada que requiera atención especial, sino que como por una especie de telequinesis, ambos han percibido que era el momento de hacer paradinha y se han frenado en seco dejando que la otra pareja se aleje un poco más.

Así que nada, amigos. Si hacéis algo de esto, no hay duda: ya sois mayores. Si no, no significa que no lo seáis, ojo, sino que sois unos viejos muy originales . 🙂

  • Jajajajaja , lo corroboro!!!!

    Es más, mi suegro siempre va cogido a mi suegra. Y yo, les digo: que es al revés!!! Y entonces mi suegra, se coge a mí!!!! Y entonces parecemos un tren!!!!

    Yo creo que las señoras no caminan con los brazos en la espalda porque nos crecen las lorzas y no nos llegan y además necesitamos balancearnos por el desgaste en las caderas y con los brazos abiertos creamos más estabilidad en ese balanceo.Ayyyyy, yo voy a ser una de éstas, jajajaja.

    En fin, que es un post precioso sobre la ley de vida y es còmo debe ser.Prepárate, porque con lo alto que eres tú ….. todas las señoras colgadas como llaveros!!!!

    Los niños tendrán un deseo al final de curso, algo que les hace mucha ilusión.Sabías que además Paco Jr ha aprobado primera curso de alemán en la EOI?
    Aiiiinnnnnnnssss me hago mayor!!!

    Un abrazo grande grande y por cierto…muy guapo con Miriam en la boda del finde.

  • Cuando te veremos en el altar o paseando a tu hijo/a Javi? 😉 jajajaja que preguntas tan complicadas 😉
    Ay, como me gustan ver a los viejitos paseando o cuando llego a la parada del bus y están reunidos los señores y no sé cómo es pero siempre los cojo hablando de política!! Y me encanta poder escucharlos y me entra la risilla por dentro 🙂
    un besito y feliz día Javi

  • Ley de vida…cuando lleguemos nos acordaremos de este post jajaja! Aunque también te digo, yo trabajo en un estudio de pilates y tenemos dos grupos para la tercera edad y ya me gustaría a mi llegar así de bien, alucinas, hay una señora de 86 años que además de estar divina de la muerte, tiene más flexibilidad que yo a mis 33. Pero es que todas, tienen entre 70 y 86 años y están como cañones, eso sí, cuando salen de clase van del brazo en grupitos de 2 😉

    Un besin!

  • Perdona, pero he visto las fotos de la boda de Clara y como la verdad que estoy muy desconectada y hace mucho que no estoy al dia me ha sorprendido verte con Miriam, habéis vuelto?
    Pura y llana curiosidad!

  • Javiiiiii!!!
    Jajajaja,me encanta!!! Y qué me dices del típico abuelito parado embelesado frente a una obra??? Eso tb denota que te has hecho mayor,jajajaja..
    Un besazo bombón!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer