Cosas de las que te arrepentirás cuando seas mayor

Conocéis eso de “más vale tarde que nunca”, ¿no? Pues aquí va una lista de cosas de las que podrías llegar a arrepentirte cuando llegues a (muy) mayor si no las has hecho antes. El exceso no es bueno, pero en este caso, mejor pecar por exceso que por defecto…

1. No haber aprendido idiomas: lo bien que sienta que un francés te diga “ça va” y sepas lo que responderle… Aunque sea chapurrear, aunque sea “sólo” inglés y aunque sea sólo porque cuando veraneas en Mallorca quieras entenderte con los alemanes. Trata de aprender algún idioma. It´s never too late.

2. No haber dejado antes un trabajo que te estaba amargando: no soportabas a tus compañeros, no soportabas a tu jefe, tardabas casi una hora en llegar y otra en volver, la comida era mala y el trabajo, en sí, aburrido. Sin embargo, aguantaste siete años porque “en el fondo estabas cómodo”.

3. No haber corrido, caminado y saltado lo suficiente. Literalmente: te tiraste media vida en el sillón, otra media en la silla de la oficina, y aún te quedaba más vida para tumbarte en la cama 8 horas al día. Si eres mayor y caminas mal, que sea por haber usado tus músculos más de la cuenta, nunca menos.

4. Haberte pasado la vida quejándote en vez de apreciando lo bueno que te pasa: cuántas horas has gastado quejándote en el coche y pitando a todo lo que se movía. Cuánto tiempo has gastado quejándote de cómo coge el cuchillo Fulano, cómo hace el gazpacho Mengano, cómo conduce tu hermano, lo mal que están las cosas por culpa de la crisis o  de que cuánto tardan en atenderte en el ambulatorio. A veces hay cosas incómodas que nos hacen perder la paciencia, pero ojo, que tu vida no sea un continuo pesar.

5. No haber viajado más: hay infinitos lugares para conocer. ¿Conoces Asturias? ¿Y Córdoba? ¿Has estado en Tarifa, en la Palma, en Quintanilla o en Zamora? ¿Y en Zurich, los Alpes, el lago Titicaca, el desierto del Gobi o la presa de las tres Gargantas? Viaja lo que puedas y cuando puedas, pero viaja.

tokoi

6. Haber trabajado demasiado: porque la vida es mucho más que presupuestos, Excel, cuentas de resultados, balances de gastos, pedidos, proveedores, jefes y clientes. Trabaja, gana tu dinerito, gástalo y disfruta. Esa es la clave.

7. No haber disfrutado de las cosas pequeñas en la vida que nos hacen felices. 

8. No haber cuidado tus dientes: sí, hoy en día hay fundas, carillas y dentaduras postizas, pero agradecerás en el alma haber cuidado bien tus propios dientes y que te hayan durado un porrón de decenios.

9. No haberle preguntado a tus abuelos cosas antes de que mueran: sólo tienes 4, quizá ya menos, quizá sea tarde. Tus abuelos vivieron otra época absolutamente diferente a la tuya (¡si yo estoy viviendo algo totalmente diferente a mis primas de 15!) No te quedes con las ganas de saber.

10. De haber sido un rata; de haber sido un manirroto: como decían, ni tanto ni tan calvo. “De ricos está el cementerio lleno”, también decían… Pero también nos contaban el cuento de la cigarra y la hormiga. Bueno, en definitiva, no prestes al dinero más atención de la que merece.

11. No haberte arriesgado lo suficiente (especialmente en el amor y en el trabajo): mira que estuvo cerca, ¿eh? Te la cruzaste varias mañanas en el ascensor y una vez en el Caprabo de la esquina. Sin embargo, se terminó mudando y ya no la has vuelto a ver; tenías que haberla invitado a tomar algo.

12. De no haber jugado con tus hijos lo suficiente: supongo que es una de las más dolorosas. La infancia tarda en pasar… pero pasa. Que tus hijos no se hagan mayores echando de menos jugar con sus padres. Y, si ya es tarde, juega con ellos a cosas de mayores. La relación padres-hijos debería ser lo más bonito del planeta.

13. Prolongar una mala relación durante más tiempo del necesario. ¿Recuerdas ese ex novio con el que “lo intentaste” durante casi dos años? Ahora que haces balance… ¿mereció la pena aguantar? ¿Volverías a repetirlo? Pudiste cometer el error una vez, pero dos serían demasiadas.

o-COUPLE-ANGRY-facebook

14. De no haber hecho algún voluntariado y haberte implicado en la vida de gente que necesitara de verdad ayuda: ancianos, gente con discapacidades, sin hogar, mujeres maltratadas, niños con enfermedades terminales… Hay muchos lugares en los que tu ayuda SIEMPRE será bienvenida.

15. No haberte preocupado más por los demás: las posibilidades para ayudar a la gente de nuestro entorno son innumerables. Indaga en sus historias, preocúpate por sus vidas y llena la tuya con las alegría, temores, incertidumbres y realidades de los demás.

16. No haber vivido algún tiempo en tu vida con amigos: casi diría lo mismo del Erasmus (yo no lo viví y me arrepiento), pero pasar un tiempo compartiendo casa (y experiencias) con amigos, es de lo más enriquecedor que se puede hacer.

f

17. Magnificar problemas que resultaron no ser para tanto: hay veces que nos vienen todas mal dadas; no pasa nada, son rachas. Tu hijo suspendió dos en 6º de Primaria y te llevaste el disgusto de tu vida, Sonia te dejó en primero de carrera y estuviste tres meses sin comer, no pudiste acceder a ese máster que tanto te apetecía y se te hizo un agujero por dentro. Luego, con perspectiva, todo resultó no ser para tanto…

18. No desarrollar un hobby: tocar la batería, bailar swing, perfeccionar la flauta travesera o hacerte un sibarita del buen café. Lo que sea que te guste hacer en la vida para rellenar tus momentos de ocio, hazlo y hazte bueno en ello.

hobby

19. No llegar a perdonar a alguien que realmente se arrepintió. O incluso que no se arrepintió. Perdonar es un ejercicio de generosidad absoluta, y perdonar es la mejor manera de quitarse de verdad un peso de encima. “No hay mal que cien años dure”, y que así sea.

20. No pasar página rápido: hay momentos en la vida en los que toca pararse a pensar, otros en los que se nos pone a prueba y otros en los que nos caen golpes por todos lados. Está bien: sufre, pásalo mal, compadécete de ti mismo y llora, pero pasa página cuanto antes. Recoge tus trocitos y reconstrúyelos cuanto antes.

21. No haberte querido lo suficiente: todos somos buenos en algo. TODOS. Y, aunque no lo fuéramos, cada uno de nosotros es un espécimen único. No te tortures ni te machaques más de la cuenta, quiérete y valórate, que nadie te mine y no dejes que te pisen. Nadie. Nunca.

22. No haber peleado lo suficiente por cumplir un sueño: no es fácil tener algo que perseguir durante toda la vida; un sueño vital, una ilusión que nos motive. Sin embargo, si eres de los que siempre quiso poder hablar en la radio, montar un pequeño negocio de barrio, aprender a programar, viajar a Tailandia a ver elefantes, o cualquier otra cosa materialmente posible, peléalo a muerte. Podrás intentarlo y no conseguirlo, y eso te dará pena, pero desde luego ni la mitad que ser consciente de que lo dejaste escapar.

23. No haberle estado lo suficientemente agradecido a alguien: saber que hay alguien que hizo mucho por ti y al que no se lo agradeciste lo suficiente (acaso nada). Que un gracias y un gesto de cariño, no se queden nunca en el tintero.

  • Há uma coisa que sempre quis perguntar e nunca o fiz. A verdade é que poucos amigos meus espanhóis sabem falar mais do que duas línguas, alguns nem isso. Como funciona o sistema de educação espanhol em termos de línguas obrigatórias? Nós aqui começamos com o inglês aos 3 anos. Francês aos 12 e uma quarta língua obrigatória na universidade. Na minha opinião deviam ser ainda mais. É uma bênção entender os outros.

    • “alguns nem isso”: cuánta razón XDD. Aquí, en teoría, hay algunas comunidades autónomas con colegios públicos bilingües, pero aun así el nivel de inglés es bastante justito. Es verdad que cada vez se habla más inglés, pero estamos muy lejos de países nórdicos. El francés o alemán se incorpora en los colegios concertados siendo un poco más mayor, pero los chavales no se lo toman demasiado en serio. 🙁
      un besote, Raquel!

  • En resumen: Por mucho que hagamos cuando nos hagamos muy, muy mayores nos vamos arrepentir de muchísimas cosas que no hemos hecho y podríamos haber hecho, es así.
    Conclusión: solo tenemos una vida y hay que vivirla a tope, amar intensamente, sentir intensamente, no dejar nada para mañana y no tener miedo a nada.
    Feliz Agosto!

    • Ahá, esa es una forma mucho más breve y directa de decir lo que yo he tenido que contar en 120 líenas XD
      feliz día, Lucía. besos

  • Qué buena inyección de energía leer este post un Viernes! Gracias por ello!
    Quiero más 3, 9, 18 y 20 en mi vida!!
    Te agrego abrazar y besar, nunca es demasiado! Siempre deberíamos queres más(lo aprendí luego de tener solo 20 años de abrazos y besos con mi padre!)
    Beso

  • Hola Javi. Tienes más razón que un santo. Me ha encantado el post, me ha hecho reflexionar, bucear en los recuerdos… y, es que, lo he hecho todo, menos lo de los hijos porque no tengo , y tengo que decir que las experiencias que más gratificantes me han resultado, más he aprendido como persona y que no pienso dejar de hacer son las de ayudar, enseñar… a personas que realmente lo necesitan y a adolescentes con enfermedades, algunas terminales.
    Y es que en mi vida, hace unos años hubo un antes y después, desde que le detectaron cáncer a mi madre. Desde entonces, mis valores cambiaron bastante y siempre intento ayudar en todo lo que esté a mi alcance a personas que lo sufren.
    Con esto, no quiero dar pena a nadie. No sé si me explico.
    Te sigo leyendo.

    • PUes es perfecto, porque entonces no será de las cosas de esta lista de las que te arrepientas de haber/no haber hecho. Tendrás que configurarte tu propia lista y asegurarte de que no dejas nada en el tintero 🙂
      Desde luego que un cáncer es de los escenarios más dramáticos que le puede tocar pasar a uno. Tú supiste sacar ventaja e la adversidad, y eso es muy grande…
      UN besote, Espe!

  • Buenas nochesssss

    Oleeee por el post!
    La vida hay que vivirla que solo se vive una vez, disfrutar de cada momento y de las personas que tienes alrededor pero de algo siempre nos tendremos que arrepentir.

    Ahora me voy de fiestuqui que es la fiesta del Albariño!!!! Y vamos a darlo todo!! Jajajajaja

    Un besito, que tengas un bonito día.
    Besitos Javiii:)

  • Cuanta razón, Javier! Es bonito pensarlo. 🙂 Creo que tengo sobresaliente en los dientes, saltar, navegar y besar. Nunca es demasiado…

  • Hola Javi!!! Qué razón tienes, yo me arrepiento de no haberme ido de Erasmus, pero aunque me lo concedieron no me puede ir, aunque lo compense con un verano muy divertido ☺️.
    Los idiomas fundamental, yo estudie en un colegio bilingüe y les deberé a mis padres toda la vida la decisión que tomaron ☺️. Así qué yo si algún día tengo hijos haré lo mismo.
    Me ha encantado lo de los abuelos, cuanta razón!
    El post se resume en vivir plenamente ☺️☺️ Pero sin pasarse
    Un beso grande y sigue escribiendo cosas así

  • Javiiiiiiiii estoy de vacas y súper descolgada de todo…sorry!!!!
    La 13…la 13…cuánto tiempo malgastado x miedo a comenzar de nuevo….
    Ya se terminó por fin…
    Un besazo bombón!!!!

  • Me ha encantado! Puedo añadir algo?
    Estar más tiempo con tus padres, darles las gracias por todo lo que han hecho por nosotros y mimarles ahora que se van haciendo mayores y nosotros ”también”…
    Gracias por tu artículo!!

  • Hola Javier!!! De todas ellas deberíamos de cambiar en todas, al menos en la mitad. Todas son verdades como puños, me a gustado mucho. No sabía que tuvieras un blog, lo has comentado en Instagram y he ido de cabeza, me he alegrado mucho descubrirlo, gran lectura. Saludos!!!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer