12 cosas que aprendes cuando te independizas

El post del otro día me dejó pensando, y pensé que todo esto de la independencia podía desarrollarse aún un poco más. Así pues, un puñado de cosas que aprendes cuando te vas a vivir solo:

1. Puedes comer lo que quieras. Cuando quieras.

Se acabó el control parental sobre las existencias del dulce en el armario o de los canelones en la nevera. Puedes comer lo que quieras, cuando quieras y como quieras. El único requisito… es que haya de eso, pero ese es otro tema. ¿Atracón de helado en tarde de verano viendo la película de Antena3? Sin problema: elige el sabor y dale a la cuchara. ¿Cuatro boles de cereales Golden Graham del tirón antes de irte a cenar? La digestión te va a costar, pero ese será el único impedimento. El sofá, eso que hasta ahora era santuario vetado para migas y restos, ¿siempre te ha tentado? Ahora es todo tuyo. Mánchalo hasta que quede más negro que las ruedas de tu coche.

junk

2. Hacer la cama depende SOLO de ti

Si cuando vivías con tus padres la opción de hacer la cama o dejarla como Dios la trajo al mundo dependía íntegramente de ellos (sobre todo, de tu madre), ahora descubres que tan sólo tienes que vértelas contigo mismo. Hacerla más o menos, hacerla menos o nada, dejarla deshecha pero con los cojines encima… ahora todo depende ti y de tus ganas de negociar con tu propia conciencia.

3. El papel higiénico…se termina.

¿Recuerdas la compra “del mes” que hiciste hace tres meses y en la que metiste un enorme cubo de rollos de papel que pensaste que jamás se terminaría? Bien. Pues se terminó. Y como no te hayas dado cuenta a tiempo, amigo, tienes un problema. A mí me pasó una vez (no pienso contar cómo lo resolví), así que desde entonces guardo un rollo en un cajón secreto. El cajón de los espías lo llamo: un pasaporte, 25 euros en metálico en billetes pequeños no consecutivos, el rollo de papel higiénico para estados de excepción, y velas con numerito por si un día me hacen un cumple sorpresa y se les han olvidado.

ToiletPaper_640

4. Puedes dejar las puertas del baño abiertas y pasear desnudo por casa

Sí, queridos. Dejar las puertas del baño abiertas puede suponer una liberación. Es raro, sí, y quizá no sea algo que hagas todos los días..pero ahí está la posibilidad. Igual que caminar en bolas: no lo harás a diario, pero el mero hecho de saber que puedes hacerlo es un placer.

5. Puedes hacer maratones de doce horas de series

Sin duda una de mis favoritas y uno de los motivos de peso para independizarse. Además, se terminaron los madrugones porque “ayer mucha juerga, ¿no? pues hoy cumples con el resto de la familia, que esto no es una pensión. Venga, arriba”. Se acabaron los “pero cómo vas a salir a estas horas, hijo, si deberías estar ya volviendo”; y sobre todo los “pero ¿aún estás viendo la serie esa? ¿Cuántos capítulos llevas seguidos? Acuéstate, anda”. Se terminó. Hacerte una maratón de Breaking Bad de doce horas seguidas o una de Mujeres de Manhattan de 10 minutos, ahora sólo depende de tu tolerancia al sueño y al aislamiento social.

6. El microondas y el horno se convierte en un buen aliado

Abrir, calentar, sacar y servir. Este mantra terminas haciéndolo tuyo y repitiéndolo día sí día también. Eres vago y perezoso, y los fabricantes de comida precocinada lo saben. Y te tientan. Y cada vez ocupan más pasillos en el super para que sucumbas al gustazo de no tener que fregar una sartén ni trocear cebolla en juliana. Abrir, calentar, servir…

7. La basura no se saca sola (ni los platos se friegan solos, por lo visto)

Da igual cuánto aprietes, cuánto estrujes y cuánto apachurres los restos dentro de la bolsa; tarde o temprano hay que cambiarla. Y nadie va a hacerlo por ti. Es más, puede que incluso estando la bolsa por la mitad desprenda olores que haga inhabitable (para una persona normal, no para ti) la cocina. No seas guarro y cámbiala con frecuencia. Sobre el tema del reciclaje ya irás aprendiendo con el tiempo, lo normal es que de momento, dado el tamaño de tu cocina, tengas que elegir entre dos bolsas de basura diferentes o la nevera, así que no te agobies.

Ídem pasa con los platos. Puedes acumularlos en la pila: nadie va a decirte nada. Pero llegará un momento en el que necesites la espumadera y, después de un rato buscándola, caigas en la cuenta de que está bajo la montaña de platos, vasos y cuencos sucios de la pila. Y así con todo. Y tendrás que pararte, respirar, mirar la montaña, y echar jabón en el estropajo.

8. Planchar

No creo que haya que desarrollar mucho este punto. Planchar todo lo que no sea una camiseta, es chungo, y planchar una camisa de traje es como para cortarse las venas. Con lo fácil y relajante que se veía todo desde fuera…

foto-jdm

9. Si no tiendes nada más terminar la lavadora, la ropa olerá mal.

Te pasa una vez, te pasa dos, te pasa tres veces. Por fin, sin todavía saber el motivo que causa el mal olor de la ropa (jurarías haber puesto jabón, al menos la última vez seguro), decides llamar a tu madre a ver qué pasa:

—Mamá, la ropa huele mal después de lavarla.

— ¿Has tendido nada más terminar el ciclo?

—¿El qué?

— El ciclo de lavado.

— Hombre, nada más terminar… me fui con estos a tomar algo. Quizá llegué cinco horas más tarde…

Pues ese es el problema. Y viviendo solo aprenderás que hay que calcular cuándo termina el lavado para poder tender después. Porque si no la ropa huele a húmedo y eso es asqueroso.

No te quejes, podría ser peor: en NY los pisos no tienen lavadora y se tienen que ir cargando con montañas de ropa a la lavandería de la esquina.

10. Colgar la ropa en el baño es bueno para las arrugas

No será igual que plancharlo, pero algo hará. Sobre todo camisetas o sábanas. El vapor de la ducha ayuda que la ropa quede más estirada.

11. Tienes que hacer la compra… y eso mola

Mola porque por fin puedes meter lo que quieras; desde nutritivo tofu a una rama de colorido brócoli pasando por la socorrida avena y una siempre sabrosa manzana Golden… ¡Anda ya! Peta el carrito de guarradas, ni te asomes al pasillo de la verdura y no pases por la pescadería hasta que se te olvide qué forma tenía la merluza. Aliméntate de cereales, pizza, kebabs  y frutos secos durante los 4 primeros meses de independencia.

fr

—!Ostras! ¡Qué buena pinta tiene toda esa fruta y verdura!— dijo ningún recién independizado nunca.

12. Tienes. Que. Pagar. Tú. Todo.

Ay, amigos, os pensabais que eso de irse a vivir solo iba a ser un camino de rosas, ¿eh? Por si gran parte de lo dicho antes no fuera suficiente, llega el trago más amargo: pagar. Porque bajo el techo parental no sólo nadie mencionaba los 500€ mensuales del alquiler (salvo algún que otro recordatorio de tu padre cuando se le tocaba la fibra), sino que jamás habías tenido que preocuparte de los 47€ mensuales de luz, los 14 de agua, los 60 de internet y los varios cientos de ellos de comida. Ah, ¿he mencionado los muebles, la reparación de electrodomésticos, los recambios de bombillas, el seguro de la casa, o el juego de sábanas nuevo “porque el que tenía era de cama de 90cm”? Pues eso: Independence day.

home

  • Javiiiiiiiiii!!!!
    Ese enorme placer de vivir sola…ains!!! Debo de ser un bichillo raro,porque sigo comprando verduras y frutas,cerrando la puerta del baño y haciendo la cama perfectamente cada día,jajajaja…
    Un besote bombón!!

  • Creo que me acabas de agobiar… hasta el penúltimo punto iba medio bien, pero así mejor, el que avisa no es traidor! jajajajaja Tendré que ir concienciando me, no es lo mismo si mis padres se van dos días, que tener que hacerlo todos los días… Pero nadie ha muerto por ello ¿verdad? ¿VERDAD?… jajajajajaja
    Ya te contaré cuando me independice, si me independizo después de esto… jajajaajajja
    Por cierto, qué bonito Cadaqués no? Fui por esa zona en un viaje hace 2 años o así, pero no bajé apenas del coche, sólo en la playa un momento, y en una gasolinera jajajajaja Eso sí, no sé si volvería a ir en coche, creo que mejor en barco, vaya curvas… lo pasé fatal, no me gustan todas esas curvas en la montaña, creo que terminé mareada 🙁
    Buena semanaaaaaaaa!!!! 😀

    • Eso, nadie ha muerto por ello. Verás como cuando te independices, en dos días ya no habrá marcha atrás 😉
      Zona Costa Brava TOP, recomendada. Y sí, recuerdas bien las curvas: hay 15, minutos bastante …ppffff
      besazos, MJ!

  • jajajajaja Javi me hiciste reír recordando viejas épocas… Yo me independice medio a la fuerza porque una vez terminado el instituto si querías ir a la uni había que salir del pueblo así que con 18 recién cumplidos me mude a la gran ciudad de Buenos Aires.Hoy 16 años después todavía tengo muebles de mi abuela, cubiertos que en casa de mis padres ya no se usaban y alguna cosa más.
    Y si bien cuando puedo duermo hasta cualquier hora cuando voy de visita a casa de mis padres sigo respetando eso de que el domingo se almuerza en familia sin importar la hora a la que te hayas acostado (lo bueno es que a los 34 ya me despierto sola jaja).
    La plancha ni la uso, las pocas camisas que tengo las tiendo en el baño y listo y las sabanas nunca las planche aunque debo reconocer que dormir en sabanas planchadas es un lujazo pero… No, te agradezco si igual dejo la cama deshecha hasta el próximo finde jajaja.
    Besos Javi disfruta el verano.

    • Hola, Lore!
      Me gusta tu costumbre de los domingos, yo suelo comer con los míos sábado o domingos también (generalmente domingos, de hecho)
      Besos y que pases buen finde!!

  • Holiii!!

    Como estoy estudiando en Vigo pues no vivo con mis padres, vivo con dos compañeros de piso (un primo y una prima de mi primo) y bueno yo la cama la hago si o si, es una costumbre como ya dije en el otro post, tan pronto me levanto es lo primero que hago.

    Cuando estoy en casa y se acaba el papel higiénico siempre me riñe mi madre porque nunca lo repongo, pero al estar aquí a veces ni lo repongo y digo bah, ya lo cogerán ellos jajaja

    Lo de pasear desnudo a veces lo hago cuando no tengo a nadie en el piso.

    Lo de las series muy buena, si estoy con mis padres no miro ni media hora de serie y al estar aquí pues me tengo tirado toda una tarde o noche viendo series o películas.
    (espero que no lean esto que sino.. jajajaja)

    Comida precocinada cero!

    Odio sacar la basura es lo que mas pereza me da, cuando esta llena la pongo en el pasillo y la dejo allí para que la baje mi primo cuando salga. Es muy raro que baje yo la basura …

    Planchar me gusta, si te digo que cuando llego en el finde a casa mi madre me tiene allí toda la ropa para que se la planche, soy yo la que plancha toda la ropa porque a ella no le gusta y como a mi me gusta pues lo hago encantada 🙂

    Lo de la lavadora es cierto, y me da rabia que se me olvide porque despues tengo que volver a ponerla…

    Nunca hice eso de colgar la ropa en el baño, tendré que probar un día.

    Si, me gusta ir al super yo sola. Pero no por comprar chuminadas sino porque voy directa a lo que me hace falta y así acabo prontito 🙂

    Bueno no me lio mas, que al final siempre te cuento mi vida y seguro que te aburres leyéndome jajajaja
    Es que estoy aburrida..
    Ya empezó la 080 🙂 🙂 Hoy ya me vi todos los desfiles jejejeje

    Hasta mañana Javi, un besitooo :)))))))

    • Claro, esa teoría del “bah, ya lo cogerán ellos” también pasa con la leche y con sacar la basura: Al final todo es una lucha por ver quién no lo hace …LOL
      gracias por el comen y buen finde, guapetona! Espero que hayas aprendido mucho de tendencias en esta 080. muak!

  • Pues si.En mi casa piensan que la ropa llega a los armarios limpia y plegada por arte de magia, y que también es mágico que la nevera se llene de cosas deliciosas…y por supuesto que el alquiler no se paga..ah!! ni la luz ni el agua caliente.
    Bueno es cuestión de tiempo y experiencia descubrir la verdad, claro que vivir independiente es genial!!
    FELIZ SEMANA

    • Eso es: es cuestión de tiempo que aprendan. En concreto al primer mes de independencia. Ahí aprenden todo de golpe XDDD

      besossss

  • Yo: Mamaaaa puse a hervir los canelones freezados que me dejaste y se desarmaron todos!
    Mi madre: Marisa me estás cargando? ay hija que mal te eduque, los canelones no se hierven, van al horno!
    Y si claro uno aprende algunas cosas cuando te vas a vivir solo! El planchado, es de terror, lo del papel higienico es un bajon cuando ocurre, tener que sacar la basura UF, pero luego andas semidesnudo, comiendo en la cama o en el sillon y dueño absoluto del control remoto y se te pasa todo!
    PD: Ah y no olvidar tema importante, el aire acondicionado, no discutir con nadie si lo pones a 20 o a 22 grados!!!

    • Marisa, en serio pusiste canelones a hervir!!???? LOL!!
      Tú eres de las que andas semidesnuda..?ahá…interesante 😉
      me han gustado tus P.D: muy de acuerdo en ellos. Besotes

    • yo tampoco, pero tengo un amigo que te argumentaría por qué eso es perfectamente correcto de hacer! menudo pieza mi colega

  • Hahaha i think im a very lucky girl. I live alone since im 16, i bought my own house on my 23 and i still dont wash or iron my clothes at home. It goes to moms :):) I always have bags full of clothes in my car! When i lived in Bristol though i had to do it and i destroyed some dresses. The ultimate ironing is putting the jeans under the matress. But really 47 euros for lightening?!? I need to move to spain!

    And btw i bet you don’t do the bed!!! :):)

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer