Cómo distinguir un restaurante japonés de uno chino-japonés

Te apetece sushi. Te apetece sentirte moderno y comer con palillos, te apetece tomar esa especie de alubias verdes de las que sólo se come lo de dentro, y te apetece beberte una sopita con algas y tofu. Ves un restaurante que se llama Kyoto: perfecto. Ahí tendrán todo eso. Pero claro, ya que estás, te apetece tomar un buen sushi, un sushi hecho por un sensei japonés, un verdadero samurai del atún, un maestro cortador. El problema es que la mayoría de restaurantes japoneses los regentan sus vecinos los chinos, lo cual no es malo, pero claro: no es lo mismo. Así pues, en esta guía os dejo un puñado de pistas para distinguir un japonés-japonés de un chino-japonés.

1. La entrada y el nombre

Sin duda será lo primero en lo que nos fijemos. El rótulo de un japonés-japonés debería ser relativamente austero y discreto: huyen de los neones y de poner demasiadas luces y colores en la entrada.

En cuanto al nombre, los chino-japoneses tienden a buscar nombres que se identifican rápidamente con Japón: Tokio, Kioto, Loto, Samurai, Sumo… Sin embargo, los japoneses buscan algo más particular y representativo: Musashi (guerrero japonés), Shinjuku (barrio de Tokio), Kabuki (teatro), Izakaya…

9ea65314e4534b69a19305ccf972f617.jpg

 Esto sí es comida fusión llevada al extremo. Y la máquina de bolas de la entrada le da su toque

2. La decoración

Como decía, los japoneses se caracterizan por su austeridad, minimalismo y poca ostentación. Así pues, si ves farolillos, dragones dorados, una pecera, fuentes y algún cuadro de viejos emperadores, desconfía. Es posible que no sólo no estés en un verdadero japonés sino que te hayas metido en un chino y termines comiendo rollitos de primavera y pollo al limón.

Mucha madera, tatami, mesas bajas, todo eso es buen indicio.

salon japo

3. Los camareros

Algunos restaurantes buscan ser tan japoneses que los camareros van disfrazados con kimono y las camareras llevan el pelo recogido y la cara pintada de blanco como la más pura geisha. Otra variante son los camareros son con la cinta blanca en el pelo como los kamikazes japoneses. Si se cumple algo de esto, no hay duda: son chinos.

4. La carta

Entre los platos puramente japoneses (tatakis, tempura, sushi) se cuelan algunos de la gastronomía chino-española: arroz tres delicias junto al arroz blanco; unos tallarines con gambas junto a los ramen (o noodles) y así. Del mismo modo que en un restaurante español de Munich no habría  ensalada César o filet mignon, en un japonés auténtico no encontrarás ternera con cebolla.

En un verdadero japonés, tampoco pondrán  en la carta platos del resto de Asia (¡nunca!): pad thai, nasi gorengcurry verde… Ahí sólo se sirve auténtica comida japonesa (que no quita que pueda haber toques modernos dentro de su cocina, o ligeras fusiones).

5. El precio

La materia prima de un japonés suele ser cara (mucho pescado y un arroz particular bastante más costoso que el que solemos tomar en casa), así que desconfiad si os ofrecen buffet giratorio ( de los de come hasta reventar) por 9.99 €. No tiene por qué ser caro, pero en un japonés será raro que encuentres gangas y, desde luego, jamás será buffet libre.

6. Sushi es todo. 

Es decir, el maki es sushi; el nigiri es sushi; el temaki es sushi. De manera que si en la carta vienen como cosas separadas o el camarero lo explica como tal, meeeec.

sushi-catering-nyc

7. El jengibre tiene un color especial

El jengibre (ya sabéis, estas láminas anaranjadas que para muchos saben a colonia) debe tener un color crema, un color más bien tirando a blanquecino. Si es naranja, rosa o cualquier otra variante, es probable que esté cargadito de colorante “para el turista”. En un buen japonés el jengibre debería ser lo más parecido a la planta posible.

8. El idioma

El problema de un chino que trabaja en un japonés es que… no habla el idioma. El japonés, me refiero, el suyo imagino que lo hablará de lo lindo. De manera que si tú (oh, casualidad) hablas japonés, sólo necesitarás dos frases para salir de dudas. Entra y conversa:

— Konichiwa

— Konichiwa

— ティーネンアルゴ罪グルテン ? (¿Tienen algo sin gluten? Dilo con tu mejor acento samurai, no tengas vergüenza)

— Ehhh… lo siento, yo no habla japoné — (le hemos desenmascarado)

En realidad puedes aprenderte cualquier frase: ¿Cómo se llama tu padre?, ¿crees que mañana lloverá?, ¿me puedes sentar en la ventana? Si el camarero es japonés, te responderá (un poco extrañado porque le preguntes si usa suavizante para sus sábanas), pero al menos saldrás de dudas.

8. Distinguir entre chinos y japoneses

Otra manera de intentar salir de dudas sobre quiénes son realmente nuestros anfitriones es la de fijarnos en aspectos físicos. Es un hecho que a nosotros nos cuesta diferenciar a japoneses, chinos y coreanos, del mismo modo que a ellos les cuesta distinguir un alemán de un español (“¡pero si somos totalmente diferentes!”. Ya, lo mismo piensan ellos de sí mismos).

Generalizando mucho (como llevo haciendo todo el post, lo reconozco), hay dos rasgos físicos que pueden ayudarnos a distinguir entre unos y otros. A saber: el pelo y la uña del dedo meñique. Los chinos tienen un pelo más fino, de modo que suelen llevarlo liso y caído. El pelo de los japos tienen algo más de textura y, por tanto, suelen variar más. Además, aunque lo lleven también hacia abajo, lo tienen más abultado.

Por otro lado, la uña del dedo meñique de los chinos, como os habréis fijado, suelen dejársela larga (es algo cultural). Llevar uñas largas indica que su trabajo no es físico, lo cual denota cierto estatus.

ja

9. Preguntar

Si todo esto no ha servido para salir de dudas, siempre nos queda preguntar directamente al dueño que de dónde es. Como he dicho al principio, la nacionalidad no indica que vayas a comer mejor o peor, pero al menos tendrás la información completa y tú podrás decidir.

  • Venga ya!!!! Javii!! El primero (Casa OSAKA) está en mi barrio, en la avenida de la ilustración (Barrio del pilar/La vaguada).
    Nunca he ido, antiguamente era un vasco y fui con mi familia un día a cenar, cuando iba a pedir el postre me quedé embobada mirando una mancha en el papel pintado de la pared, de pronto la mancha empezó a andar… era una cucaracha!!! JAJJAJAJAJA pero eso no es lo peor, al decírselo a mi familia empezamos a mirar y estaba plagado… suelo, pared… qué horror por dios, vamos, que “ni te se ocurra” ir ;). UN BESAZOO!!!

    • Jajaja. No me digas!!? vi la foto entera (la he subido recortada) y la verdad es que me pega mucho que esté por tu barrio. Lo has probado?? bueno, con la experiencia previa doy por hecho que no.. 😉

  • Hola Javi una duda el de la foto es Chino o Japonés? Por los datos que nos has dado me atrevería a decir que Japonés. Un saludo y te sigo siendo fiel aunque no te comente. Un saludo de la Malagueña doblemente adolescente.

    • Jajaj. Vale, me he explicado fatal o tú no has prestado atención. Es más falso que Judas!! Cómo va a tener cocina japonesa y española??? ah, espera, igual te refieres al otro, al del interior de madera y tatami…en cuyo caso, casi al 100% te diría que es totalmente japo.
      Qué bueno verte por aquí de vez en cuando. un besoteee

  • Madre mía que pedazo de guía! nos gusta mucho el sushi pero si es verdad que te llevas cada chasco…hace tiempo contamos que “asiáticos” nos gustaban mas, a ver si conoces alguno! Besos

  • Hola, hola

    He de decirte que nunca he probado ni la comida china ni japonesa. No me va ese tipo de comida, me da cosilla.
    Algún día me tengo que animar a probarla, y cuando vaya ya recurriré a esta entrada 😉

    Grache por esta guía, feliz día y besitossss Javii:) 🙂

    • Por qué te da cosa,hombre!!! Pruébalas porque te pierdes algo muy muy interesante. la comida china, aunque es bastante grasa, es genial y es muy rica. La japonesa, lo único que tiene es que en algunas piezas de sushi el pescado es crudo. Pero hazme caso, si es de buena calidad, te va a encantar.
      un besote!

  • Para mí la diferencia es abismal!!! Por todo lo que has dicho y más. Pero no quiero ofender a nadie y ganarme enemigos chinos ;)) jejejeje. Por otro lado, físicamente, el verano pasado viví con personas de ambas nacionalidades y entre millones de diferencias (como de entre un oso a una oruga) está el rabillo del ojo. El de los japos tiende a ir hacia abajo y el de los chinos hacie arriba. Y no hablo más, que los chinos son muchos y pueden descuartizarme para que me comáis, jajajajaja.
    Besazos, crack

    Preparadas Listas YA

  • Javi, que interesante todo jeje.. Lo tendré en cuenta! Yo lo he hecho en casa varias veces.. A mi manera.. Con su alga correspondiente, su salmón… Y la verdad es que me salió bueno, pero mi estilo de sushi es más de “andar por casa” jaja..
    Besitos!

  • Hola Javi como estas? Veo que el Hola no reconoce emoticones de aplausos y por eso mi comentario de tu post anterior no paso la moderación. Excelentísimo post, por cierto!!
    Hablando de este me hiciste reír mucho porque ahora mismo tengo una amiga de vacaciones en Japón y ya tiene mil anécdotas sobre el idioma, la cultura y la comida; sacando el hecho de que tiene el pelo casi mota asi que la deben mirar muy raro supongo jajaja.

    Gracias por los datos para diferenciar unos de otros aunque lo de las uñas es realmente desagradable pero no me extrañaría que sea verdad.

    Besos querido, te leo el viernes 🙂

  • Javiiiii!!!!
    Resulta curioso leer este post mientras estoy comiendo sushi,jajajaja
    Eso sí..de restaurante japo,japo,como debe ser..!!
    Un besote,bombón!

  • Y los restaurantes que llevan ”Sushi” en el nombre? Esos son de fiar? Yo voy a un asiático que me encanta… de momento soy más de arroz frito, pollo con almendras, rollito de primavera… y hacen un queso frito riquísimo, que es un rebozado con queso fundido dentro… qué buenoooooooooooooooooooooooooo 🙂
    Tengo pendiente probar comida Japonesa… pero creo que no conozco ningún restaurante Japonés, aunque si en los de Sushi hacen más cosas… entonces sí! Lo que pasa que son más caros 😐
    La única vez que he comido sushi ha sido este año, en un congreso que me entraba la comida, y habían dos cajas para elegir, el primer día cogí la que había sushi por probarlo, y ya el segundo porque prefería esa caja… pero claro, era envasado, y mucho sabor no tenía, había sólo maki (creo que se llama así), le puse la salsa (que supongo que sería de soja) y le puse wasabi a uno para probarlo… y no me lo pude comer, así que ese día ya no probé más, no podría describir el sabor, creo que me pasé de cantidad, qué asco… jajajajajajaja así que tengo pendiente probar el de verdad, tengo que ahorrar y convencer a mis amigas para probarlo, aunque en carrefour van a abrir un puesto de sushi o algo así, ¿es fiable? jajajaa
    Bueno… ya paro que debería estar estudiando! Que acabes bien la semana, y buen fin de semana! 😀

  • Hola, aunque no sea japo japo, ni chino japo, hay un restaurante sushi muy bueno, se llama Yakuza, es de venezolanos, os lo recomiendo!!!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer