Inauguraciones de tiendas que se van de las manos: Primark

Conocéis la teoría de los 6 grados, ¿no? Es esa hipótesis que intenta probar que cualquiera puede estar conectado a cualquier otra persona del planeta a través de una cadena de conocidos que no tiene más de cinco intermediarios. Es decir, que incluyendo amigos, familiares o amigos de amigos, podemos conectar con cualquier persona del mundo en seis eslabones. El caso es que el otro día, por primera vez en la historia, esta teoría de los seis grados se dio en un mismo lugar. Es más, no necesitabas usar los seis grados porque en el mismo lugar tenías acceso a cualquier otro habitante del mundo. Semejante fenómeno se dio aquí. En España. En Madrid. En pleno centro. En una tienda: en Primark (el Primark).

El día posterior a su inauguración oficial —y después de que se hiciera eco de ello todo medio de comunicación existente sobre la faz de la tierra (española)— se produjo un absoluto efecto llamada  en la tienda al día siguiente.

primark (1)

Paseaba yo ese día por la zona con el objeto de hacerme con una nueva maquinilla de afeitar (el por qué estaba buscando una maquinilla de afeitar en la Gran Vía no me lo preguntéis, que no lo tengo claro, pero tampoco importa ya) cuando de pronto vi una aglomeración…  qué digo una aglomeración; una horda. Qué digo yo una horda; una muchedumbre… Qué digo yo una muchedumbre, una masa ingente de personas apostadas a la puerta de una tienda. Yo, que soy muy de meterme donde no se me llama -ni se me espera-, cogí aire, agarré bien la cartera y el móvil (uno nunca es suficientemente prudente) y me propuse entrar a ver qué pasaba ahí dentro; no fuera a estar Paris Hilton desnudándose, o Belén Esteban firmando libros, o alguno de estos acontecimientos que seducen a la gente de a pie, y me lo fuera a perder.

Cuál fue mi sorpresa al ver que no sólo no me dejaban entrar en la tienda a las bravas, sino que tenía que hacer cola. Ha-cer co-la. ¿¿Cola?? ¿En una tienda? Y claro, me indigné:

—¿Perdón? ¿Cómo dice? ¿Cola? ¿Yo?… Ehhhmm, sí, claro. Mire, caballero, o aquí han inaugurado un Teatro Bolshoi y ahora actúa el propio Puccini, o usted no sabe quién soy yo, pero no pienso hacer un minuto de cola—.

Y por lo visto sí lo sabía porque tardó 30 segundos, dos alaridos y una certera patada voladora en mandarme al final de la cola. Después de una paciente espera de 56 minutos, de hacer amistad con una señora que leía las cartas a según qué sujetos con caras de pringaos, como yo; de pegarme con dos niños de 8 años porque se habían colado claramente -que yo lo vi- y de perder un par de veces mi puesto en la fila por necesitar con urgencia acudir a un baño, entré por fin en la tienda.

244219-620-282

Una vez dentro tardé un rato en saber qué era exactamente lo que vendían ahí, porque la procesión de personas que continuamente deambulaban (porque no caminaban, deambulaban) delante de mí impedía que viera más allá de los 30 cm que separaban un cuerpo del otro. Por un momento parecía que regalasen cosas, como en las ferias de turismo: un boli de las cuevas de Altamira, un póster de las playas de Denia, un paraguas en el stand de Lugo… pero no. No sólo no regalaban, sino que había que pagarlas. Baratas, eso sí. Después de un rato recibiendo más estímulos olfativos de la cuenta, me choqué con un mostrador que hacía horas tuvo que servir de soporte para camisetas y sudaderas muy bien apiladas pero que ahora sólo contenía una montaña de metro y medio de altura de jerseys-camisetas-bragas-unseñorviejo-gorros-y-medias.

Había tanta gente ahí dentro que creo que si hubiera entrado un equipo de National Geographic, habrían descubierto alguna especie nueva. O una evolución humana de algún tipo. Y si no eso, al menos se podrían haber pillado alguna sudadera de camuflaje de las que aún quedaban (por lo visto hacían muy bien su función y la gente no las veía).

Si dijera que en ciertos momentos parecía que se hubiera anunciado el fin del mundo  y que “sólo se salvarían los que entraran en el Primark de Gran Vía a esa hora”, no exagero. Aún hoy, varios días después de la inauguración, siguen encontrando niños debajo de los mostradores, adolescentes subidas bailando reggaetón encima de las cajas registradoras y hasta alguna pareja de treintañeros cocinando raviolis con un fogón de gas en los probadores. Muy fuerte.

prim

Nada de montajes: esta imagen es tan real como la vida misma. 

En fin. Que sepa la gente que tiene a bien leerme que esa tienda estará previsiblemente mucho tiempo ahí. Y que no tenemos que ir los 43 millones de españoles a la vez en los próximos 4 días, que hay más margen. Pero oye, quién soy yo para dar consejos de nada… ¡¡Que ustedes disfruten las colas!!

 

 

 

  • Juajuajuajuajuajuaaaaaaa!!!!!!
    Qué bien has descrito todo.No querría estar yo en tu pellejo ese día!!! Tù te imaginas el puente de Diciembre como puede estar eso de lleno???

    En fin, a mì esos agobios no me van….Ahora… Me dicen que estás tù ahí comprando la maquinilla de afeitar y salto,nado,corro,trepo y lo que haga falta, ya sabes que yo te aprecio mucho!

    Un beso Primarkiano y baratito pero de calidad!!!!

    • No, no, sólo de pensar en la navidad que se van a pegar en esa tienda, tiemblo…
      Qué salá eres, Arantxa!! 🙂 gracias y un besote grande

  • Hola Javier!!!
    Pues yo te voy a decir una cosa: te admiro porque yo me hubiera dado la vuelta! También te diré que no soy especialmente fan de Primark y que sí hubiera sido una de mis tiendas favoritas, puede pero aún así lo dudo mucho. Odio las masas enormes de gente, me agobia muchísimo.
    La ultima vez que fui a un evento así fue en la embajada de Francia para nuestra fiesta nacional el 14 de Julio y no aguanté mucho la verdad, entre la gente y el calor, mal.
    Ahora bien, dentro de un par de meses (cuando la euforia habrá pasado, que soló vez desde hace una semana fotos del primark), iré a echar un vistazo porque parece chula la tienda en sí o bien la veré de noche que suelo salir por allí
    Eres un valiente Javier!
    Un besazo!

    • Lo de la Embajada, por mucho día Nacional que fuera, tuvo que ser poco más que una sabana comparado con lo de Primark la semana pasada. Yo tampoco soy de aglomeraciones, aunque tampoco lo paso mal en ellas. He vivido en Tokio y NY y…eso sí que es gente!
      un besote grande, Geraldine!

  • ¡Madre del amor hermoso! Qué manera de sufrir innecesariamente… y qué razón tienes, en vista del éxito de los primeros días, le auguro una larga vida al establecimiento, así que tiempo, lo que viene siendo tiempo, tendremos todos para ir… así que vayámonos organizando, me pido diciembre y me pido a un “señorviejo” que alguna utilidad tendrá en mi vida…
    Te admiro por soportar esos estímulos olfativos, porque son la lacra de la sociedad del postureo y la higiene.

    Gracias por el buen rato que paso siempre leyéndote.

    Hasta la próxima, un beso de abuela.

    • Grawcias a ti por invertir parte de tu tiempo en leerme, Marián (con tilde? nunca lo había visto escrito así!)
      Si algún día vas y te compras algo, manda foto!! ;);)
      un besote

  • Jajajaja pero que tiene de especial esa tienda? Soy de Tarragona y aún tardaré en ir a Madrid.

    Gracias por hacerme reir que llevo un día malo … malo.

    Besos y no cambies

    • Gracias a ti por ponerte en mis manos!! XD
      Bueno, esa tienda tiene una clave. “LA” clave: el precio. Si vienes, cuando vengas, ve. 😉

  • Javiiii!cómo me he reído!!!..¿A quién se le ocurre?..
    La foto es MUY reveladora, y la verdad..no sé cómo conseguiste salir con la cartera, el móvil, la paciencia y sin ataque de ansiedad por ver tal aglomeración de personas…
    Yo no puedo con las colas..literal..La mitad de los días ni me tomo un café en la oficina porque hay tal cola que no merece la pena esperar, y porque además si me quedo me pongo a medir la pérdida de productividad y me pongo malísima. No quiero trasladar esos cálculos a la inauguración del Primark aunque, pensándolo bien, el Primark ese seguro que es el 5% del PIB Nacional (por la cantidad de gente que fue… digo..),
    Por cierto, echo de menos saber si pudiste comprar la maquinilla de afeitar…Imagino que no pero veo la escena…Sales a comprar por Gran Vía una maquinilla de afeitar y no sólo vuelves de vacío sino que la excusa es que has echado la tarde en el Primak, que por otro lado como ejemplo de investigación sociológica no tiene parangón.
    Te sigo leyendo guapo..
    Besos
    María

    • Me alegra mucho que te haya gustado, hombre.
      Oye, dime dónde trabajas que voy a montar una cafetería al lado, que si la que tenéis tiene cola, significa que hay negocio ahí! Lol.
      Lo de la máquina de afeitar lo terminé dejando para otro día. Es más, creo que aún sigo sin ella. Ya si tal para Navidad, que seguro que alguien me la regala..
      un besote, María.

  • Hola, hola!!

    Menudo agobio tuvo que ser ese día, ni en broma estaría yo haciendo cola. Fui una vez al Marineda City de A Coruña y también hay una tienda de Primark, fue entrar y estaba súper lleno porque había sido después de la inauguración y bueno la verdad es que no me gusta. No es mi estilo.
    Seguro que hiciste cola? Jajajaja no sé yo.. No sé yo..
    Besitos Javi!! 🙂

    • Anda, estuve ahí pasado verano. Hizo de mi tarde de lluvia un rato más agradable (pero menos barata)
      Nah, en realidad no la hice. En realidad ni siquiera entré. Es más, ese día nunca sucedió, pero…shhhh…

  • Espero por tu bien que sea una exageración y no fueras ese día…qué locura! Yo no entiendo cómo pudo formarse eso….visto lo visto yo me pasaré por ahí dentro de unos 2 o 3 meses y ya no siga el boom! Por lo visto el edificio en sí merece la pena verlo pero es que…..Antidisturbios en Primark! El mundo se va a la M!! Aysssss ojalá hiciéramos esas colas para lo que de verdad importa…pero bueno, a seguir bien Javi!

    • Sí, la verdad es que fue una exageración: en realidad no había niñas subidas en los cajeros. XDD
      Bueno, en el fondo cada uno se come las colas que quiere,no? mira a los que compran los iphones. Horas y horas en las colas para comprar un producto que pueden comprar al cabo de un par de días sin esperar…
      un abrazo, I

  • Estoy alucinando…. como si no hubiera mañana!!!!

    Te espero en mi blog, he estado tres meses fuera de España, en una escuela de inglés en Malta, a modo Erasmus con 34 añitos. Una pasada. La mejor experiencia de mi vida. Lo resumo en mi último post con fotitos y videos, seguro que os gusta!! Estoy convencida. Anda, Javi, pásate!
    http://www.preparadaslistasya.com

  • Hola Javier, no lo entiendo, es el único Primark de Madrid? y los minions? eran de la tienda o iban a vacilar!?
    jajjajajjaj que espanto, 1 hora de colar para darte empujones con la gente dentro? A mí no me pillan.
    Chaíto!
    Cris.

    • Lo de los Nimios debe ser (debe , porque no tengo explicación segura) disfraces que venden en la propia tienda. Suelen ser más pijamas que disfraces en sí,pero uno puede usarlos como quiera, digo yo..
      un besote, Cris. Gracias por el comen!

  • Porque lo dices tú, que si no… jajajajaja Creo que nunca había visto a tanta gente junta -o a lo mejor sí, pero no importa jajaja-
    Yo es que veo eso, y ni cola ni nada, me voy asustada… no sé como la gente tenía ganas de entrar a comprar, si yo con la mitad o menos ya me agobiaría 😐
    A mi en vez de decirme que había 6 grados… un profesor nos dijo que eran 7 escalones, eso sí, si conoces a Pablo Motos ya tienes muchos escalones subidos jajajajaj
    Buena semana y fin de semana 😀 😀

    • Escalones, grados, 6, 7… es igual de flipante. Leí un ejemplo con el botones de un hotel y, en menos de 3, ya lo relacionaban con el Presidente del país…
      Muy buena la de Pablo motos!!:):) Toda la verdad.
      besotesss

  • jaaaaaaajajajajajajajajaj pero eso que es lo que es?!?!?!?!?! madre de dios que locura a la gente se nos va la cabeza!! bueno se os va que yo no acudo a esas masificaciones que me pongo de mal humor y no me apetece.
    De verdad que no entiendo ese boom por un Primark que son todos iguales, y que de ahí no se mueve (como bien has dicho tu) eso si si la gente hubiera estado amontonada por una firma de Belén Esteban….otro gallo cantaría…. no en realidad no estarían igualmente mal de la cabeza para mi claro humilde opinión….
    Pero bueno que te quiten lo “bailao” nueva experiencia para el body que te has llevado xD

    Buen fin de semana hermoso!!! muuak

    • Pues un poco por lo borregos que somos (con todo el cariño hacia los borregos) y otro poco porque es el primero que abre en la ciudad, e imagino que hay gente a la que ir a los C.comerciales de fuera les viene mal. En fin, que cada palo aguante su vela…
      un besote, Afri

  • Hola javier,

    jejejejeje, felicidades por contar las cosas de esa manera y que quieras que entre un nuevo post, felicidades, no pierdas esa frescura.
    Una sugerencia, si me lo permites, recuerdas ese post donde apoyabas a las pequeñas empresas? pues porque no lo haces a los artistas, si hombre!!!!! podrías proponer regalar A R T E !!!!!!

    No hace falta que sean cuadros de 3.000 no, pueden ser cuadros, esculturas, fotos, láminas , ilustraciones, todas de pequeño formato , no son caras y es un regalo muy especial,
    Las empresas podrían hacer este tipo de regalos más especiales en vez de jamones o quesos que están muy bien, pero se acaban y un obra de arte jamás se termina todo lo contrario sirve para alimentar el espíritu.

    Muchas gracias , un saludo y te veo en Primack, si te llego a a encontrar , claro!!!!!

    • Hola Lia Dora (jeje)
      Me ha gustado mucho tu propuesta. tE lo agradezco de veras. Intentaré meter alguna sugerencia en el especial regalos que suelo hacer de Navidad. voy a apuntármelo y espero no perder el papel donde lo hago.. XD
      un besote y bienvenidas sean las sugerencias como la tuya.

    • No, lo de Navidad va a ser otro rollo. Me pregunto si la gente sabe que hay otro Primark a 10 min de Madrid en la A2… bueno, no lo digo muy alto no se vaya a colapsar también..XD besos!

  • Javi!!!
    Siempre me he preguntado cuál es el motivo por el que nos gusta tanto hacer cola.
    En el aeropuerto,por ejemplo,cuando te llaman a embarcar…alaaaa!!! Todos a hacer cola como locos,no vaya a ser que nos quiten nuestro asiento asignado y numerado del avión…
    Qué locura de Primark,por favor…ya iré si eso el siglo que viene,a ver si se han cansado/olvidado ya.
    Un besazo,bombón!

  • Javi!! Fui de las primas, tontas, gili.. que se acercó al PRIMARK (con acento en la última A) de Gran Via el pasado viernes, tras la fiestecita de VIP people el jueves.

    Y flipé cuando fui a entrar y un ¿puertas? me dijo que hiciera la cola GUAT!!? me sentí como cuando con 15 años hacía la cola para entrar en Elite Light, junto con mi chico decidí mirar hasta dónde llegaba la cola, la gente rodeaba no sólo la tienda sino el edificio de al lado, ofcourse nos fuimos.

    Ayer miércoles mi chico tenía libre y volvimos a la carga, SEGUÍA HABIENDO COLA!!! un miércoles a las 12 de la mañana!!!!. Cierto es que no había tanta gente y que circulaba rápida fue genial, antes de entrar me dieron un papel para entregar en la entrada ¿no te parece ideal? un flyer!!! eso si… sin consumición UNA ESTAFA!! ajjajajajajjajajjaj

    ; )!!

    • Qué????? Ibas a Élite light???? (bueno, sí, lo de hacer cola también me ha sorprendido) Yo fui de la generación anterior, de las de Elite noche (o tarde) pero sin ser Light.. Good memories…
      Por lo que he leído, efectivamente sigue habiendo colas. Y las que quedan. Si eres de Madrid, por qué no te vas al de Plenilunio? seguro que tú o tu chico tenéis coche! hazme caso: emigra.
      UN besote, Cris

      • Está clarísimo Javii!! siempre vamos al del Plenilunio “pleni”, lo de ir al de Gran Via fue para ver de qué iba la cosa. Me encanta que fueras a Elite!! qué pena, nunca conocí la sesión de noche pero por la tarde no se estaba nada mal nos ponían CocaCola con granadina o Blue Tropic solo, que empalage tan genial.

        PD: te recomiendo que vayas al Primark del C.C. Gran Plaza 2, está en Majadahonda en medio de la nada, suele estar muy vacio (ya que está entre un montón de centros comerciales como Las Rozas Village, Fáctory, Equinocio) y hay un restaurante que se llama Muerde la Pasta que es un buffet italiano que está suuper bueno, hazme caso te encantará (si aun no lo has probado) :).

        Un besazo Javi!!! (o mejor dos que pa’ eso somos españoles ;D)

  • Si yo ya me agobio en H&M que nada esta en su sitio! (o al menos donde yo lo pondria ;)). Pero vamos a lo importante: que tipo de maquinilla “necesitas”? Afeitado Humedo o Seco? (sera deformacion profesional :)).

    • LOL!!!
      No sabía ni que había tipos de maquinilla, con eso te digo lo puesto que estoy en el tema. Es más, no tengo barba, sólo me afeito bigote y perilla..snif, snif, qué lastimilla…
      besotes Nagore!

      • Javi, afeitado humedo son las cuchillas y seco las electricas. Si tienes poca barba no te merece la pena comprar una electrica (no, esto no es fisica cuantica :)). Elige una cuchilla NO desechable (con lo poco que te afeitas te va a durar un monton y compensa) y con muy buen apurado, pero que te permita mucha “flexibilidad” de movimiento, porque perilla y bigote son zonas delicadas y asi no tienes que hacer el pino puente cuando te afeitas…. No te voy a dar marcas, tu decides lo que es lo mejor para el hombre (asi, sin que se note :)).
        Un besazo y buen finde!!!
        P.D. Ah! Siempre gel. Mucho mejor que espuma. Deja una pelicula al pasar la cuchilla y asi se desliza mejor y evita cortes.

        • ah, vale, no era del todo difícil de deducir..XDD Entonces lo estoy haciendo bien, uso sobre todo las permanentes de hojilla recambiable (no diré marcas, pero PG creo que tiene algo que ver)
          un besote y gracias por los consejillos.

  • Muy bueno. Yo trabajo enfrente y todos los días sigue habiendo cola y mareas de gente saliendo cargadas de bolsas. Increíble !!! Es el cotilleo generalizado de la agencia cada vez que salimos a fumar un piti al balcón. No quiero ni imaginar como se sienten los responsabkes de las tiendas contíguas .

    Creo que hasta que no pasen las famosas rebajas de enero me atreveré a entrar 😛
    Esa escalera creo que merece la pena aunque no guste la ropa

    Un besazo

  • Hola Javier! Me has hecho reir y recordar a la vez! Yo naci y creci en un pais comunista, de colas ni me hables que son un rosario interminable en la vida cotidiana de ese sistema. Saludos!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer