Cuándo dejar propinas… y cuánto

El tema de las propinas es más peligroso que Eduardo Manostijeras poniéndose lentillas (que sepáis que he ideado este post sólo para poder meter este chiste -con calzador, por cierto- tan previsible y trillado).

Es importante matizar que la propina no es una especie de donación caritativa porque “me da pena este chico y su trabajo”. La propina no es una limosna como la que se da a alguien que pide por la calle, sino que es el reconocimiento de un trabajo bien hecho. Esto es especialmente sensible en países con costes de vida muy inferiores a los nuestros, en los que llevamos un puñado de euros y nos sentimos príncipes y marajás. Yo reconozco que alguna vez he llegado a países (cuando era joven, incauto y pelín ignorante) demasiado crecidito, y poco menos que buscando excusas para darle propina a los lugareños como si fueran bendiciones.

—Hola, perdona, ¿cómo se llega al Malecón?

—Ya tú sabe: todo recto y al llegar a una tienda de comestibles, a la derecha.

— Ah, gracias, amable ciudadano. Toma 2 euros de mi país en agradecimiento, y compra cena para tu familia. Con lo que te sobre, arregla las goteras de tu humilde casa, repara el coche y cómprate un frigorífico.

snog

Cuándo y cuánto dejar de propina es una pregunta difícil de responder, dado que es un acto totalmente voluntario y subjetivo.

El país por antonomasia de las propinas es EEUU, y todos los que han estado alguna vez por ahí saben de lo que hablo. No sé si os pasa a todos lo mismo, pero creo que los españoles tenemos un especial rechazo por esta manera de llevar las cosas. Allí, la mayoría de los empleados relacionados con la hostelería dependen absolutamente de las propinas. En algunos casos, como el de los camareros, los barman o los repartidores a domicilio, casi un 80% de su sueldo proviene de las propinas. Esto es algo genial para el dueño del negocio (o el que contrata) porque repercute el sueldo del empleado en el cliente que, por supuesto, además paga la cuenta normalmente como en el resto del mundo.

Para ser del todo honesto, tengo que decir que nadie te obliga técnicamente a dejar propina, pero tu conciencia está ahí para algo, y sabe que si no dejas propina, el chico de veinte años que trabaja para pagarse los estudios, no va a cobrar. Así que bueno, entras en la rueda y terminas incrementando la cuenta de tus comidas en entre un 15% y un 20%. Ah, perdón, corrijo: cuando digo que “no te obligan”, tengo que especificar que en las comidas o cenas de 6 o más personas (parties, lo llaman) SÍ te incorporan un 20% adicional de propina obligatorio. Vaya.

El caso opuesto sería el japonés, donde dejar propinas es algo que no se concibe. Los empleados de hostelería trabajan y dan un buen servicio por el mero hecho de satisfacer al cliente e incluso a sí mismos, pero no buscando un retorno económico.

propina.jpg

En cualquier caso, el tema de las propinas funciona de otra manera a este lado del Atlántico. Aquí los oficios en los que se deja propina se han ido reduciendo a lo largo del tiempo. Así, han desaparecido figuras como la del acomodador o el limpiador de zapatos, y otras en las que antes era frecuente dejarla (como el taxista, el repartido a domicilio o incluso peluqueros) ahora casi no se hace.

Pero vamos al lío:

La cuantía de la propina depende, en primer lugar, del poder adquisitivo de la persona que la entrega. Aunque sea de perogrullo, no es lo mismo que alguien que factura 125.000 euros al año deje 3€ de propina en una comida con su mujer, a que lo haga alguien con un sueldo medio. Mientras el segundo estará teniendo sentido común, el primero parece que está siendo bastante rácano. Del mismo modo que si eres profesor de primaria en un colegio de Valencia, no tiene mucho sentido que le dejes 12€ de propina al que te sirve los cócteles en la barra de Pacha Ibiza sólo porque “todo el mundo lo hace”; ellos son millonarios árabes y rusos. Tú no.

Otro factor a tener en cuenta es el cuánta gente haya participado en la comida (o del servicio del que estemos hablando). De nuevo el sentido común: no es lo mismo una propina de 5€ en una comida de dos, que una de 5 en una comida de 10 personas. El trabajo que ha hecho el camarero en ambos casos es muy diferente.

RESTAURANTES

Nunca, nunca, nunca, dejar las “migajas” de propina. Cuando la cuenta es de 39.70 y dejamos esos 30cts en el platillo, estamos diciéndole al camarero que “no iba a dejarte ni un duro, pero como ha sobrado esa miseria que ni siquiera es digna de recogerla, te lo puedes quedar tú”. Es preferible no dejar nada y postularte como “anti propinas” a dejar unas miserables monedas pequeñas. Esto pasa mucho en Madrid con los “menús del día”; suelen tener precios no redondos como 10.95, y es tentador, a veces, dejar esos 5 cts (o múltiplos, si sois varios) de propina. No seáis tacaños: aflojad la pasta.

Cuánto: Con esta premisa, entre un 5% y un 8% del total de la comida sería adecuado. Hablar de un 10%, como mencionan algunas guías que he leído, lo veo poco factible; no nos engañemos, aquí pocos dejan 7€ en una comida de 70. No es que no se pueda, es que no lo hacemos.

Y si bien solemos tener en cuenta “el nivel o la categoría” del local en el que estamos según su rango de precios, me parece ridículo que por habernos metido una mariscada con par de botellas de Marqués de Riscal y la broma nos haya salido por 550 €, tengamos que dejar otros 80 € de propina. El esfuerzo que hace el camarero por abrir esa botella es el mismo que hace por abrirte una de 15€.

En cualquier caso, todo depende también de lo bien tratado que te hayas sentido durante la comida.

TAXI

A diferencia del restaurante, aquí dejar “lo que sobra” no está mal. Si la carrera han sido 12,60€, decirle al taxista “cobre 13”, no está mal. Es raro que, después de que te entregue las vueltas, te pares a coger moneditas para hacer 70cts y juntar una propina.

HOTEL

Me temo que aquí la categoría del hotel sí es un factor a tener en cuenta. En hoteles de categorías medianas o bajas (desde hostales hasta 3*) es muy poco frecuente que alguien deje propina. Ni al botones que te ayuda con el equipaje, ni al “transfer” que te ha traído desde el aeropuerto al hotel, ni al servicio de habitaciones.

Cuando entramos en categorías superiores, sin embargo, la propina sí que es más habitual. Diría que entre 1 y 2 euros es lo frecuente para casi todos los servicios. Para el chico que te sube las maletas a la habitación y te indica “dónde se encienden las luces, cómo se controla el aire acondicionado o cómo manejar la tele”, 1 € está bien. Menos, sería raro. De nuevo, quedaría como “migajas”. Da igual que su servicio sea prescindible o que su ayuda haya sido escasa. Entre dar poco y no dar, mejor no dar.

Para el servicio de limpieza es poco frecuente dejar propina (yo jamás lo he hecho) aunque estoy seguro de que si dejas un sobre con una nota y algo de dinero dentro agradeciendo el servicio, alguien se va a ir más contento a la cama esa noche.

Con el servicio de habitaciones pasaría un poco como con los botones: te suben la comida, te dejan la bandeja en la mesa y te hacen firmar un papel. Si tienes 1 ó 2 euros a mano, serán muy bienvenidos y agradecidos.

room

CONSERJES DE EDIFICIO

Es tradición dar una especie de aguinaldo de Navidad al portero de un edificio por “cuidar, vigilar y mantener” la casa durante el año, aunque se podría calificar de propina, sí. Cuánto: He leído en foros que hablan de entre 20 y 50 €. En su defecto, traerle algún regalo de vez en cuando de un viaje, seguro que es bien agradecido por su parte.

GRUPOS EN LA CALLE, “ESTATUAS HUMANAS” y similares.

Este género no sé si entraría en “propina” como tal, pero tampoco creo que sea caridad, ni mucho menos. Ellos ofrecen un servicio: tocar para los transeúntes, y nosotros se lo agradecemos con una propina. Aquí sí que es difícil mojarse. Si bien dejar 10 cts puede ser algo rácano, es cierto que muchas veces ni siquiera nos detenemos a escucharlos, sino que es más bien “de paso”. Creo que en el fondo depende de lo que te haya gustado y lo que hayan conseguido transmitirte. De nuevo, no es lo mismo que sea un hombre haciendo de soldado congelado, a que sea un grupo de cinco personas, los instrumentos y la cabra. Cuánto: entre 30 cts y 1 €.

REPARTIDOR DE COMIDA (o de envíos)

Antes era un grupo bastante definido, siendo chavales de entre 18 y 22 años los que se encargaban de estas tareas. Ahora es más frecuente ver otros rangos de edad. Así, lo normal era dejar una propinilla “al chaval” para que se tomara algo. Ahora se ha profesionalizado más (sobre todo los repartos) y el sueldo no está tan condicionado por la propina. Cuánto: Si te traen unas pizzas de 23,15€, redondea hasta 24. Lo mínimo serían unos 70 cts. En cualquier caso, no es necesario dejar propina.

CASINOS

¡¡Ojo con estos!! Las propinas en los casinos son las más traicioneras. Cuánto dinero he visto yo circular a la voz de “empleados”. Aquí es normal dejarse llevar por el entusiasmo de una buena racha, y que al crupier le caigan fichas de propina de 5 y 10 euros como si fueran rosquillas. Si acabas de ganar 220€ en una tirada de ruleta, es posible que te sientas tentado de darle 10 euros al crupier “por darte suerte”, pero sé frío y piensa con perspectiva; cuando las cosas no vayan bien, el casino no va a compadecerse de ti y a devolverte las monedas. Cuánto: al terminar la noche, haz recuento y medita cuánto dejar. Si has salido ganando y satisfecho, deja algunas fichas a cualquier crupier; al final las reparten entre todo el personal.

oi
En definitiva, hay que usar un poco el sentido común, no ser ratas y entender que el sistema de propinas, aunque a veces no nos guste, existe y va a seguir existiendo. Tomémoslo como un regalo y una alegría para el que nos ha atendido bien.
  • Como diría mi madre: uhhhhhhh…. Nene…..cuánto sabes!!!!!!!

    Javier, un tema que da mucho para leer.Gracias! No sabía que era tan peculiar el mundo de las propinas.

    Me estoy pintando las uñas, así que escribo poco ( por si acaso ).

    Un besazo enooooorme … Y quédate la propina que tú consideres!!!!

    • Espero que no hayas manchado el teclado. Auqneu imagino que saldría bastante bien con un poco de acetona… 😉
      venga, pase usted buena semana, Arantxadue.

  • Tema controvertido y de debate en mi grupo de amigos :)….No me vale el que por tradición, haya que hacerlo. No entiendo por qué al camarero hay que dejarle propina, y a quien te saca 9 pares de zapatos hasta que te decides por uno, no se le deja. Yo soy antipropinas excepto que el trato sea mejor que “normal”. Y respecto a estados unidos, creo que el problema está en llamar propina en algo que es, como dices, algo casiobligatorio, nos induce a error a los españoles jej. Aunque creo que lo q hay que hacer es luchar por los derechos laborales, pero bueno, bastante tenemos en casa como para decirles a los del “otro lado del charco”. Buena semana!

    • Es bueno el razonamiento que haces, huyendo del tópico. Es cierto que alguien que se toma el tiempo de enseñarte varios pares de zapatos, está haciendo algo equivalente a acercarte un salero o subirte una maleta.. Pero Elena, querida, me temo que no puedo postularme de ningún lado. Hoy, de hecho, he sido muy bien tratado en un bar y le he dejado 2€ como dos soles al camarero (la consumición ha sido de 12, así que se habrá quedado satisfecho y seguro que mantendrá la sonrisa a varios clientes más..)
      un besote, guapa

  • Buenas noches! que dificil lo de las propinas!! si es verdad que muchas veces no sabes cuanto dejar….y esta el tema de pagar con tarjeta, a mi me gusta dejar propina, pero reconozco que si pagamos en tarjeta ya no caigo nos vamos y…racanamente no hemos dejado nada…!!! en fin….si es un poco ambiguo este tema, muy aclaratorio el post jajajaja

    Un achuchón,
    Rocío

    • Sí, en EEUU dejan añadir propina después de haber hecho el pago con la tarjeta. Digamos que lo añaden después al total. Claro, allí casi todo el tira de Visa, así que o inventaban algo o se quedaban un poco tiesos.. 😉
      besos, Rocío!

  • Chico,pedazo de post que te has cascado!!
    Yo soy muy de propinas…muy de …”Ay,pobre,que me ha tratado super bien…” o de “Ay,pobre,que me ha traido la pizza muy a tiempo y sólo tiene 18 añitos,seguro que se está pagando la carrera”
    Sea como fuere,siempre dejo buena propina.
    Por cierto,me ha encantado la referencia al maravilloso vino Marqués de Riscal de mi tierra!!! Per,eso sí,blanco con ese marisquito,jajajaja.
    Un besazo,bombón!

  • Hola Javier!!
    Sabes que eres la caña eh?!!!
    Yo soy de dejar propina y buena la verdad. Ahora bien, si se nos trata fatal pues te jodes!
    Que la semana pasada hicimos una cena especial un grupo de amigas en un restaurante de moda de Madrid y que me digan “tenéis 10 min para pedir el postre y pagar” COMORRRRR??? Ha sido lo peor y vamos que me enfadé mucho y evidentemente recularon enseguida y más les valía porque la cena era cara (que a ver la comida es muy buena y el sitio espectacular pero no me jodas). Así que creo que dejamos una mierda de propina porque me pareció muy feo.
    El que más cuido es mi portero la verdad, es más amable, serviable, pendiente de todo y de mis pedidos de amazon, privalia, vente privée jajajajajaja el pobre le tengo frito creo pero oye siempre le traigo cosas de Francia y una muy muy buena propina a final de año.
    Creo que has clavado el post totalmente en las cantidades que dar, olé tú!
    Un placer leerte querido Javier, que tengas una felix semana!
    Un besazo!!!

  • Buenos días Javi!!

    Yo soy de dar propina cuando voy a restaurantes o si estoy de vacaciones. Despues a la gente que esta pidiendo en las calles o en los supermercados nunca les doy nada excepto cuando voy con mi hermana a un súper en concreto y siempre esta allí el mismo chico y te saluda y parece majo entonces mi hermana que tiene tres años siempre me dice “le quiero dar una moneda” entonces por no decirle que no y delante de él pues le doy un euro.

    Muy, muy conpletito el post Javi, y la verdad es que estoy muy de acuerdo contigo con repecto a las cantidades que hay que dejar.
    Que tengas una feliz semana, un besito 🙂

    • Así que tu hermana saca tu lado más tierno y solidario,eh? Bueno,en realidad el tema de la limosna es también otra historia muy diferente. Cada uno lo que puede y lo que quiere, faltaría más…
      un besote y gracias por el comen, raquel.

  • Buenos días! Pues yo debo ser una tacaña que no veas pero el tema propina me da mucha rabia porque a mi en mi trabajo nadie me da nada extra por hacerlo bien… y en el caso de que me den “propina” papa estado se queda con lo que a el le parece oportuno asi que estoy en contra de las propinas, prefiero que me cobren de más que tener que dejar propina, igual es porque nunca se cuanto dejar o porque dejes lo que dejes hay un grupo de camareros que siempre te miran mal…

    • Ya, ya sé que lo de las propinas no se entiende bien, pero ahí están…y de momento se quedan (al menos en hostelería) Si te haces camarera empezarán a dártela!! ;);)
      Bueno, “yo misma”, que pases un buen día!!

  • Me ha encantado la frase (cito textualmente): “Cuándo y cuánto dejar de propina es una pregunta difícil de responder, dado que es un acto totalmente voluntario y subjetivo.” Si hubieses acabado el post ahí, hubiera sido también razonable jajajajaja
    La verdad es que me he perdido un poco… lo de los casinos de momento no tengo que tomar nota jajajaja
    La propina del botones, el que te sube las maletas, si que le di 1€, eso lo hice bien!!!! (Aplausos)
    Tengo que confesar que a veces si que en un restaurante he dejado lo que sobraba, mi padre a veces coge algo que sobra y le pone algo más… pero hay veces que no se merecen demasiado 😐
    Hoy acabo ya… que estoy en el descanso de la comida… pero en 7 minutos entro a clase jajajaja
    Buen lunes y buena semana!!!!!!!! 🙂

    • Estuve tentado de hacerlo,eh? la verdad es que eso me dejaba en buen lugar con todos…pero ya sabes que yo soy de mojarme y, llegado el caso, meter la pata hasta el fondo.
      Ya, ya, lo de dejar “lo que sobra” es un clásico, pero a veces no es suficiente. Lo que hace tu padre me parece bien: valorar y, si es necesario, poner algo más.
      Bueno, q te sea leve la semana, guapetona.

  • Javi!!!..hay que llevar SIEMPRE el monedero ready!!!!.
    Tengo que reconocer que doy más propinas cuando estoy en USA que aquí…muy mal por mí, pero es que allí es casi obligatorio…Si no quieres que el camarero te persiga después de una cena, que el del valet parking te pinche las ruedas (OMG) o el peluquero o la de la manicura te deje hech@ un desastre la próxima vez que vayas hay que aflojar el bolsillo. Cada vez son más los sitios que lo incluyen en la cuenta..y eso no me gusta porque entonces..¿donde está la discrecionalidad del cliente?..Este verano en Miami ha sido una pasada..18% por decreto en casi todos los sitios.
    En España soy más ratilla (me da hasta vergüenza decirlo)..pero aquí no está tan a la orden del día..y encima si quieres dejar un poco más los amigos miran en plan…¿y est@ millonetis?..En fin, aquí suelo dejar lo que queda suelto en los bares y en los restaurantes algo más..dependiendo de la cena pero nunca como en USA ..:(..Me lo haré mirar, que hay que levantar la economía de este país!!!. La verdad que hasta que no he leído tu post no he reflexionado sobre mis compatriotas que se dedican a atender al público…
    Buena semana!!!
    Te sigo leyendo
    María

    • Efectivamente, en EEUU casi no hay opción. Pero está bien adaptarse y aceptar que las costumbres en cada sitio son diferentes.
      Y bueno, si eliges MIAMI en verano… ya sabes lo que hay! 😉
      un besote y gracias por el comentario, María.

  • Ummmm…tema complicado

    Sinceramente yo siempre suelo dejar propinas, excepto cuando me tratan bastante regular en algún restaurante…es lo que tiene ser joven, a veces parece que llevas un cartel que pone: soy joven y menos importante, no me voy a quejar aunque me escupas en el plato.
    Sin embargo tengo que decir que suelo dejar más propina en Asturias…no sé si es porque desde que vivo en Madrid cuando voy a casina todo me parece más barato o todo me presta más, pero así es jejeje
    Y a los repartidores de comida…¡siempre! Con el calor que hace en verano y el frío del invierno…por estas odiosas carreteras…prubitines!
    Y los taxistas…benditos señores con su taxi a las 5 de la mañana con el horrible dolor de los tacones…también lo merecen!
    Un besin

    • Estoy seguro de que el tema de la diferencia de precio influye. Nos pasa cuando viajamos a países más baratos que el nuestro, que somos más espléndidos a la hora de dejar propina…e incluso de pedir 😉
      Veo que en general eres generosa y cumplidora con las propinas: toda una joya para el mundo de los servicios!! UN besote.

  • Por alusiones…jeje yo trabajo en la recepción de un hotel de 4*. Las propinas son escasas/nulas.
    Los recepcionistas tenemos fama de no hacer nada, eso típico de “ah pero tu que haces? estar ahí plantado sin hacer nada no?”…Claro, claro campeón…
    El bote de las propinas lo abrimos un par de veces al año y no tocamos ni a 15€ cada uno. (Somos 4).
    La gente ha perdido ya esa costumbre y más ahora que casi todo el mundo paga con tarjeta, las moneditas ni asoman.
    En fin!! Si alguna vez apareces por mi hotel te recordaré lo de la propina jajaja

    • QUé bien que alguien hable de primera mano. Es un poco como me imaginaba; entiendo que en recepción no se deje propina, la verdad es que la propia situación , el gesto, es extraño.¿Cómo se le da propina a un recepcionista? yo nunca lo he visto, se me haría raro…
      Me refería sobre todo a otros puestos dentro del hotel. Pero claro, si me dices que ahí tampoco… pues no hay mucho más que decir. Oye, por curiosidad, ¿ni siquiera los extranjeros la dejan ya??
      un besote, Vanesa!

      • Bueno cuando la dejan, normalmente te dejan el cambio. Algún eurillo. Alguna vez un cliente muy agradecido deja un billete. Nosotros tenemos un bote de propinas y cada mil meses podemos repartirnoslas.
        Si es cierto que antiguamente a las chicas de pisos les dejaban sobres con dinero de propina, pero hace años que eso no ocurre.
        Los extranjeros?? nunca un extranjero me ha dejado propina…

  • Malditas propinas, a mi me hacen sentirme mal. Vivo en UK y cuando cojo un taxi y el taxista se da cuenta que soy española siempre me sueltan que han estado en Bcn, Benidorm, Mallorca etc. de vacaciones y suelen ir una vez al año… Y yo aquí con mi sueldillo pues no me apetece dejarle propina porque a mi ni me da para irme de vacaciones. Pues eso que parece que hasta me miran mal algunos por no dejarles nada y yo pienso: tu vas a Mallorca cada verano y yo ni siquiera la conozco!!!

    • Jaajaj. Las tretas de los taxistas para ganarse un extra son la leche. Y en Buenos Aires ya alucinas!! Tienen carrete para lo que dure el trayecto, sean 3 minutos o 300… XD
      un besote, Cris. En 2016 Mallorca espera!

  • Como siempre, me encanta tu post!!! Pero hoy he de decirte que con el tema de los taxistas pasa lo mismo que con el camarero… (Soy taxista, se de lo que hablo), cuando son 4,95€ y te dicen cóbrate 5,00€ te sientes como si estuvieras recibiendo una limosna, es preferible que no nos den nada a q nos den eso… Te quedas con una cara de boba!!! Esq encima es como si te hicieran un favor y te están dando NADA!!! El de 14,55 y te dice cóbrate 14,70€!!! En serio??? Ayyyy!!! Si esq las vivencias en el taxi son para escribir un libro la verdad!!!

    • Hola, Sofía. Eres oficialmente la primera mujer taxista que escribe en Hot Shots (tuve un chico hace año y pico)
      Tal y como lo escibres, la verdad es que suena mal, sí. Es verdad que yo había pensado en márgenes un poco mayores (a partir de 30 cts, pero igual eso también suena birrioso, no sé) Desde luego el “cóbrate 5” y que te dejen 5 cts es un gesto un poco feo (tampoco se puede criminalizar porque, al fin y al cabo, aunque sea poco, te está dejando de más…)
      En fin, siempre que quieras escribir historias sobre tus clientes, aquí estaré para leer!!;) UN besote

      • Si yo se que me están dejando de más pero en serio para eso es mejor q no dejen nada, no salgo de pobre y me hacen sentir inferior… No sé si me entiendes… Bueno pues soy taxista en Madrid y encima paro por el centro Asiq imagínate la cantidad de historias q puedo contarte!!! Por cierto yo ya te escribí hace tiempo… Respecto a las camisetas de tirantes para hombres… Que yo estoy súper en contra y resulta q tú las usas!!!

        • Claro que lo entiendo, Sofía. Perfectamente. Y tienes toda la razón…
          Jajajaj. A ver, sobre las camisetas de tirantes tengo que decir que sí, que efectivamente las uso..PERO que entiendo que no te gusten. No puedo argumentar mucho en su favor. Te confesaré por qué las uso: para marcar músculo. Ni más, ni menos… Así de vanidoso soy ..
          un beoste sofía!

  • En el casino, casi siempre que se gana un pleno se deja una ficha al crupier. Que se las reparten entre ellos es false, por lo menos en los del grupo Peralada. En ellos tu sueldo sale de las propinas de los clientes. Cuanto mayor es la cantidad de propina que se deja entre todos los clientes, mayor es el sueldo de los empleados. Siempre con un minimo. No se si me he explicado.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer