Un momento delicado…

Era un sábado tan bueno como cualquier otro para ir a hacer la compra. Por lo visto, las zanahorias, las pechugas de pollo y las judías verdes no brotan solas en la nevera como pensaba de pequeño, alguien tiene que hacerse cargo de traerlas, así que me tocaba que hacer al respecto.

El súper estaba hasta arriba, como siempre. En los supermercados me pasa como en los atascos, que aunque intente evitar a la gente, siempre termino yendo en horas punta.

su

Total, que pese a  que había mucha gente, el hilo musical relativamente alto hacía que el ambiente fuera más ameno. Además, en un rato habían sonado Nothing else matters y Bohemian rapsody; menudos dos aciertos. Estando en el ala de los cereales (lo recuerdo porque me puse a recordar los nombres de las mascotas de las cajas) me entraron de pronto unas ganas terribles de expulsar gases (de tirarme un pedo, vamos), y fue casi al instante cuando supe que ese no iba a ser uno de esos pedos silenciosos que casi pueden pasar desapercibidos, no. Este iba a sonar, e iba a sonar mucho. Es más, cabía la posibilidad de que el rugido del mismo llegara a alzarse por encima del ruido ambiente… Pero qué más da, ¿no? Soy un hombre de mundo, un currante, un tipo de recursos; sabría ingeniármelas para que un pedete no pusiese en jaque mi reputación.

Y pese a estar rodeado de desconocidos, di por hecho que tenía tablas para salir de esta. Escuché la canción que sonaba, y pensé que si adaptaba la batería y el bajo del tema a los momentos más peliagudos y sonoros del pedo, éste podría llegar a confundirse con un bombo y platillo más.

Así que aprovechando que el bajo se intensificó, decidí lanzar la primera oleada: “Prrrr”. Un breve lapso de incertidumbre, de miradas de reojo a ambos lados, de suspense… Bueno, parecía que todo bien: So far so good. Pero había más gas en el lugar del que había venido esa primera tanda. Sonó un buen redoble (en la canción, no en mí) de batería; tenía que aprovechar ahora antes de que llegara el solo de guitarra, donde sólo hay sonidos agudos y todo podía retumbar más. Un escalofrío recorrió la parte alta de mi tronco mientras un intenso retorcer de tripas, aire y presión lo hacía por dentro: “PRRRR… Ppprrrr”. La segunda oleada había sido lanzada sin arrepentimiento pero con disimulo  y parecía que, de nuevo, había ido bien. Fácil como robar un caramelo a un niño.

De pronto un grupo de tres chavales quinceañeros con cara de tener 10 euros para pasar todo el fin de semana, se empezaron a reír mientras miraban en mi dirección. Me fijé un poco más a mi alrededor y, para mi sorpresa, había varias personas más cuchicheando y mirándome de reojo. Una pareja no muy joven de sexagenarios parecían disertar sobre si era mejor comprar detergente Fairy o Auchan, pero en realidad era una excusa para alejarse poco a poco de mí. ¿Qué demonios estaba pasando?

Entonces fue cuando me di cuenta: había estado todo este rato escuchando mi Ipod. En el súper no había música.

Aquí estoy yo camuflado y con un poco de bochorno después del incidente. ¿Me veis? 🙂

Y bueno, para no dejar mal rollo en el cuerpo de nadie, aquí va un temazo para que lo disfrutéis

  • JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA hasta el infinito y más allá!
    Ay madre lo que he podido reírme!
    Estoy confusa, no sé qué decirte jajajajajajaja
    Sin darte cuenta que tenías el iPod puesto??? Mira que eres despistado!!
    No hablaré de ninguna de mis experiencias de pedos, sólo te puedo decir que es una de las cosas que siempre me hace reír.
    Ese blog mola mucho eh! Un placer leerte de nuevo.
    Un besazo

  • Jajajajajjaaja q risa, estos temas siempre me hacen gracia. Por el bien de tu reputacion, espero que esta historia sea imaginada jajajaja. Estoy leyendo tus ultimos posts, que llevaba retraso, y el de Formentera me ha generado dudas existenciales…cual es tu playa preferida entonces? Yo alquile bici electrica y genial. Lo cuento en mi blog, que a veces coincidimos en contenido, ya vere si me animo con los temas escatologicos. Bss y enhorabuena por el tuyo, te leo siempre!!
    https://paulismosiempremoni.wordpress.com/2015/09/05/entoncesvolvemos-a-formentera/

    • Pues no puedo confirmar ni desmentir nada acerca de esta historia.:XD Gracias por ponerte al día (qué valor el tuyo…jjeje)
      A ver, yo me quedo con Migjorn. No sólo porque es la más larga y grande de todas, sino porque me parece que su agua es espectacular..
      Oye, he echado un vistazo a tu post: me quedo con la buena pareja que hacéis tu chico y tú. un besote!

  • Jajajajajaja Ya decía yo a qué súper más guay va este chico que ponen ese tipo de música!
    Porque no son precisamente espacios que cuenten con buena música de fondo, sólo hay que escuchar el hit: mercadoooona mercadoooona

  • Javi..cómo se nota que ya hay confianza…contando historias escatológicas pero la vez reales como la vida misma!!!…
    Me encantan tus notas absolutamente intrascendentes, como que los chavales tenia pinta de tener 10 eur para todo el fin de semana que, no son descriptivas del carácter o aspecto de las personas pero que al final te acaban de dar una idea de cómo son..jejeje.
    Espero que fuera el sueño de una noche de verano 🙂
    Te sigo leyendo
    Besos

  • Javiiii.. Hace tiempo que no te escribo pero te leo eh!! Jaja.. Me encantaría haber visto la cara de la gente del súper jaja si fuese verdad la historia.
    Un beso grande apañao!

    • HOla, ABM! es verdad que llevaba un tiempo sin leerte, qué bien tenerte de nuevo por aquí. Me alegra que te haya gustado (al menos la cara de la gente..)
      otro beso apra ti

  • jajajajajajajajaj…..
    Joder Javi, no se si sera verdad, pero eres de traca (nunca mejor dicho) jajajaj
    Juro que el inesperado final casi me mata de la risa, de verdad que me duele la barriga de reír. Aunque la verdad sea dicha, todo el mundo tenemos historias embarazosas que contar (y el que diga que no, miente).
    Eso sí, me has enamorado un poco mas (si cabe) con el “hilo musical” de tu Ipod. En el mío Aerosmith y Queen no faltan nunca.

    Besazos enormes Javi.
    Feliz semana.

    • Bueno, pues sea verdad o no (cosa que no pienso revelar para hacerme el interesante) parece que el objetivo se logró, así que ya da igual.
      Aerosmith también tiene espacio entre mi música, señorita rockera 😉
      besotes

  • No me digas!!!!

    Yo poniendo a parir al Kiko Rivera porque resulta que se va tirando pedos a diestro y siniestro y resulta que mi Bloguer nº 1 también tiene incontinencia pedal, ja,ja,ja.
    Esta te la paso, te seguiré leyendo…
    Un besote enorme guapo!!!

    MUAK!!

    • A ver, a ver, que aun así entre Kiko y yo hay ligeras diferencias,no? Al menos así quiero pensar…XD
      He dejado de ser bloguero número 1 para Silvia?? un besote

  • jajaja hoy te has superado! jajajaja hacia dias que no te escribia, pero he leido todos los posts! jajaja este es tremendo, es que me estaba riendo sola delante de la pantalla….a falta de saber si es verdad o no…a más de alguno le ha pasado….trabajé en una tienda durante bastante tiempo..y se ve..y se ESCUCHA de todo! jajajajaja

    Un abrazo, Rocío.

    • Cierto, hacía días que no te veía por aquí, “cocinando con arricito”… Sobre la verdad o falsedad de la historia prefiero guardarme el derecho a confesarlo (o no) Lo dejaremos en un “quizá pasó…” 😉
      un besote!

  • Holaaa Javi!!

    Eres brutal!!! Me encantas!! Jajajajajajaja Amo tus posts!! Eres de lo que no hay! Lo que mas me ha matado fue lo del iPod ..a quien se le cuente… Jajajaja menuda situación!
    A este post le doy el puesto número uno, creo que nunca me imaginaria que iba a leer algo de este estilo jajajaj
    Siempre me sorprendes Javi!
    Como siempre, encantada de leerte 🙂
    Por cierto, he vuelto a suspender el examen de coche… Esta vez fue al arrancar y a un metro estaba el camión dea basura parado y voy yo “toda chea” y me pongo a adelantarle y pisando acera .. Y claro eso ya es suspendo directo… Se me fue un poco.. Que desastre! A ver si para la tercera va la vencida.
    Un besito grande y feliz semana 🙂

    • No jorobes que esta tontuna de post se cuela en tu top 1!!! jajaja. bueno, oye, la verdad es que pensé que igual había gente que salía espantada, pero parece que ha habido buena aceptación… 😉
      un besote y feliz semana a ti también.

  • ¡Vaya alocución sobre flatulencias! pero te doy la enhorabuena, es muy difícil mantener el interés en un tema de esta índole… pero me he leído el texto de cabo a rabo y oye, qué a gustito te quedaste eh! jajajaja Nos “vemos” en tu próximo post.

    Un beso.

  • Jajajaja, me muero de la risa… No lo veía venir… Te tenía un poco abandonado, pero ahora instalada en mi nueva vida y nuevo hogar vuelvo a las buenas costumbres.☺. Me encantas

  • jajajaja Y lo natural que ha quedado todo? No se lleva ahora todo lo natural? Pues eso, que has quedado como un guaperas que acepta la normalidad 😛 Lo que me reído con la anécdota jajaja.

    Los despistes con los cascos me recuerdan a una situación que me ha pasado hace unos meses. Estaba yo en la biblioteca, toda concentrada sudando la gota gorda programando (esto lo digo para justificarme) y decidí poner música en los cascos. Con esto que pongo música (The doors) y ahí me tiro a trabajar con la musiquilla, moviendo la cabeza de vez en cuando con ritmillo. Ya pasados bastante tiempo decido sacarme los cascos para concentrarme más en una cosa y descubro que sigo escuchando la música. En esto veo y resulta que los cascos no estaban conectados al portátil y aquello era una discoteca, con la mítica: come on baby light my fire de fondo (justamente esa canción, no podía ser otra) y todos los de mi mesa y los de las contiguas mirándome fijamente. Qué vergüenza! No me faltó tiempo para salir pitando de allí con la cabeza en los pies jajaja.

    Feliz semana!

    • Lo importante es que te hayas divertido (ya lo de mi ridículo y tal lo dejo para otro día…)
      Ostrás, tu anécdota está casi a la altura de esta,eh? gracias por compartirla!! (pienso que alguno de la sala podría haber aprovechado la excusa de la música para acercarse a hablar contigo… qué sosos! 😉

  • Jajajajajajajajajajaj que momento tan bochornoso!! pero seguro que no hay nada de lo que no salgas airoso. Me recuerda a una cosa que me pasó en las primeras citas con mi novio, fuimos a montar en bicicleta y valiente yo, pensé que eso no se me había olvidado… si, se olvida, pensé que no querría volver a quedar conmigo pero no.. se lo debió pasar bien jajajaja. Un besote!!
    http://trendygirls10.blogspot.com.es/

    • NO me digas que se te olvidó montar en bici!!??? Enteonces es un mito?? XDD
      Bueno, no me parece tan mala,eh? pensaría “oh, qué tierna y mona, no sabe dar un pedal detrás del otro…”
      un besote, guapa.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer