Las supersticiones españolas y su (dudoso) origen

El origen de las supersticiones, por lo que he comprobado, suele remontarse a cientos de años atrás. Nada nuevo; imagino que todos los que leéis esto lo sospechabais. Lo que quizá no supierais es que la liebre de campo, para cortejar a la hembra, utiliza pequeños sonidos que se confunden con los de las chicharras… Vuelvo a las supersticiones: decía que no parece casual que este tipo de creencias se remonten a épocas en las que el acceso al conocimiento era muy limitado para la mayoría de la población, de modo que no era difícil infundir miedo y superchería entre los ciudadanos. Unas veces por ejercer control sobre ellos, otras porque los mismos que creaban estos cuentos… se lo creían.

El caso es que hoy, en pleno s. XXI, seguimos tirando la sal por encima del hombro, evitando las escaleras abiertas y cerrando los ojos cuando vemos un lindo gatito negro al final del callejón. Hay una delgada línea entre una manía y una superstición. Diría -y esto es opinión personal- que la diferencia entre una y otra es que la manía te causa un pequeño desorden o intranquilidad a nivel emocional, pero la superstición tiene una consecuencia directa (a ojos del supersticioso) con la mala o buena suerte. ¿Puede ser? En cualquier caso, os dejo con el origen de nuestras supersticiones más patrias:

qmph-blog-medios-Cuarto-Milenio

Un gato negro que camina hacia ti o que se cruza en tu camino

Qué provoca: MALA SUERTE

Origen: la Iglesia Católica los consideró como la reencarnación del diablo, por lo que eran quemados. El negro se identificaba con el diablo por ser el color de la noche.

Nivel de fundamento científico o empírico: 2/10

 

Encontrar un trébol de cuatro hojas

Qué provoca: BUENA SUERTE (y tener a tu hijo entretenido un día de campo, al menos, 20 minutos)

Origen: Es un símbolo sagrado para los druidas de las Islas Británicas, que ya en el año 200 a.C. pensaban que con él se podía ver a los demonios. Según la leyenda, cuando Eva fue expulsada del Paraíso se llevo un trébol de cuatro hojas; por eso, desde entonces, se cree que da suerte.

*Esto último me desconcierta. Si Eva, que era la mala de la película, se lleva un trébol de 4 hojas, ¿no debería dar entonces mala suerte? Igual que la serpiente y eso… Si todavía lo hubiera encontrado Adán, aún, pero Eva… No sé, no sé, algo no me cuadra.

Nivel de fundamento científico o empírico: 5/10 (le doy un 5 porque, al menos, ésta es difícil de cumplir).

 

Derramar la sal

Qué provoca: MALA SUERTE

Origen: Dudoso. He consultado 5 fuentes y cada una dice una cosa. Todas comparten que el origen de esta superstición deja de miles de años a.C, aunque unos lo sitúan en los griegos, otros en los egipcios y otros en pueblos centro europeos. Me quedo con que antiguamente, al no existir los refrigeradores para mantener los alimentos frescos, se utilizaba la sal como conservante de muchos productos, mediante un método denominado salazón. Por ello, se creía que el derramar sal traía la mala suerte y la desgracia a las casas. Las épocas del año en la que la producción de sal no era fructífera, esta no podía ser empleada como conservante y los alimentos se pudrían antes.

Nivel de fundamento científico o empírico: 8/10

Romper un espejo

Qué provoca: MALA SUERTE. 7 años. (demasiado, diría yo…)

Origen: El espejo era un elemento mágico de adivinación, por lo que si se rompía, era para no mostrar una imagen aterradora del futuro. Siete años es el tiempo que, supuestamente, tardaba en renovarse un cuerpo.

* Mi cuerpo tarda menos de 4 horas en renovarse: un buen cocido, una siesta de hora y media, una partidita a la Play, y ¡renovación completada!

Nivel de fundamento científico o empírico: 1/10

Apagar las velas de un soplido

Qué provoca: BUENA SUERTE

Origen: Fue en la Baja Edad Media alemana donde surgió la idea de colocar en las tartas de cumpleaños tantas velas como años cumplían los niños, más una. Para dejar atrás los años cumplidos y pasar a los siguientes, se debían apagar todas las velas de un solo soplido.

Nivel de fundamento científico o empírico: 4/10

Pasar debajo de una escalera

Qué provoca: MALA SUERTE

Origen: Es por el triángulo que forma ésta con la pared. Antiguamente se pensaba que todos los triángulos eran un símbolo sagrado, tanto las pirámides como la trilogía de la Santísima Trinidad y, por lo tanto, era un sacrilegio pasar bajo ese arco. Se cree que, una vez que se había pasado, el mal se conjuraba cruzando los dedos, escupiendo una vez bajo la escalera o tres veces después de cruzarla.

También se relaciona esta superstición con el patíbulo: siempre había que usar una escalera de mano para colocar la soga y también para retirar el cadáver, la muerte y la escalera iban siempre muy unidas.

Nivel de fundamento científico o empírico: 6/10. No por lo del símbolo sagrado, sino porque tiene cierto sentido que pasar debajo de la escalera con la que retiraban el cadáver de la soga les diera mal rollo.

feijoo

Arrojar arroz en un a boda

Qué provoca: BUENA SUERTE

Origen: Antiguamente se tiraban trocitos de dulce a la novia, como símbolo de felicidad y de fertilidad. Pero en la época de vacas flacas se les tiraba trigo o arroz, ya que era bastante más barato.

Nivel de fundamento científico o empírico: 7/10

Una pestaña caída

Qué provoca: BUENA SUERTE

Origen: El Diablo colecciona pestañas (ahá) y, según la tradición, perder una significa correr toda clase de peligros. Así que si se te cae, colócala en el dorso de la mano y lánzala por encima del hombro o sitúala en la punta de la nariz, sopla para que salte y pide un deseo.

*He de confesar que me he perdido en la explicación.

Besarse los novios al final de la ceremonia

Qué provoca: BUENA SUERTE

Origen: El beso era el símbolo de la consumación del matrimonio. En la Antigüedad, los contrayentes hacían el amor públicamente para consumarlo.

*Abogo por retomar ciertas costumbres antiguas… XD

Nivel de fundamento científico o empírico: 6/10

45f8855fc55a3ea26a992d20c983306e_650x

Empezar el día con el pie izquierdo

Qué provoca: MALA SUERTE

Origen: Ya Petronio aludía en el “Satiricón” a la mala suerte de entrar en un lugar con el pie izquierdo. En España puede tener su origen en la tradición celta y en el movimiento solar, siempre hacia la derecha. El efecto negativo se elimina al santiguarse tres veces.

Nivel de fundamento científico o empírico: 3/10 (por lo menos aciertan con lo del movimiento solar)

 Ir de luna de miel

Qué provoca: BUENA SUERTE (y vacaciones pagadas)

Origen: El viaje postnupcial proviene de la huida que en tiempos de Atila, rey de los hunos, seguía al rapto y matrimonio de la hija, y se llama así por la costumbre de que los novios bebieran un brebaje durante el viaje que contenía vino y miel.

Nivel de fundamento científico o empírico: 7/10

Abrir el paraguas bajo techo

Qué provoca: MALA SUERTE

Origen: La primera noticia que se tiene de esta creencia data del siglo XVIII en Inglaterra, donde creían que daba mala suerte por la negatividad que existía entre el paraguas y la casa, ya que ésta protege a sus habitantes y no tolera ninguna protección adicional (*¿significa eso que no debemos usar alarmas o perros que ladren?). Si alguien lo abría sobre su cabeza, supuestamente esa persona moría antes de que acabase el año.

Nivel de fundamento científico o empírico: 0/10

paraguas_supersticioin

Tirar monedas a un pozo o una fuente

Qué provoca: BUENA SUERTE

Origen: viene del antiguo rito adivinatorio de arrojar alfileres o piedras a un pozo, con el fin de saber si un hecho se iba a cumplir o no. Si al caer salían burbujas, significaba que lo que se había solicitado se llegaría a cumplir.

Nivel de fundamento científico o empírico: 0/10

Hay decenas y decenas de supersticiones más. Pero decenas, ¿eh? Un canteo. Vamos, que como haya alguien que cumpla la mitad de ellas, lo mejor es que no salga de casa. Y aun quedándose en ella, que tenga mucho cuidadito con lo que hace y lo que toca…

Fuente: Agencia El Vigia

  • Hacía mucho que no comentaba pero, me ha encantado el post de hoy!!! Lo que mñas me ha sorprendido es lo de tirar trozos de dulce a la novia en vez de arroz. Tenía que terminar hecha un asquito!!!
    Una de las supersticiones que se te ha olvidado es la de mirar a los ojos cuando brindas con alguien. Si no tendrás cinco años de mal sex… Yo no me lo creo, pero siempre miro a los ojos por si acaso…. 😉 Un beso!!!

    • hola, Caro! Gracias por tu vuelta,siempre es un placer . Sí, se han quedado algunas en el tintero, pero tenía que cortar porque si no me extendía demasiado..
      Menos mal que has censurado la o de sexo, que si no me habría escandalizado … XDDD
      un beso grande.

  • Hola Javier!!

    Todo está en el “coco”. Bien afirmas que las supersticiones datan de años lejanos en los que la ciencia explicaba pocas cosas y la vida era un acto de fe. Por otra parte, una mente temerosa es más fácil de controlar y doblegar. Cualquier excusa era buena para que la inquisición se llevara alguien a la hoguera, por ejemplo; digamos que un gato negro era suficiente. Por otra parte, era una buena forma de materializar visiblemente la existencia del demonio (que claro alguna patita tenía que enseñar). El ser humano siempre ha sido más dado a creer en que son las circunstancias externas las que modifican nuestra vida, que asumir, que uno tiene algo que ver en ella. Vamos, que si me va mal en el vida es porque se me rompió un espejo.
    Otras veces, es la necesidad de explicar lo inexplicable. La necesidad de encontrar una respuesta a todo.
    Lo de Eva y el trébol de cuatro hojas, estoy contigo, yo no lo pillo, pero tampoco lo de los druidas, ¿ qué gracia tiene ver un demonio?
    Ciao

  • Hola Javier!
    Cómo te lo curras eh! Me encanta y por lo menos ya sé de dónde vienen las supersticiones.
    Debo admitir que no lo soy para nada.
    Lo único que no hago es pasar debajo de una escalera pero por miedo a que se me caiga encima!
    Y desconocía lo de la pestaña!
    Eso sí lo del trébol lo usaré con mi hija para entretenerla un día jajajaja jajajaja
    Un placer leerte ( me repito como las viejas) jajajaja
    Un besazo!!

    • Bueno, si lo que tienes es miedo a que se te caiga, no pasa nada. Es como con los andamios, que siempre dan respeto… 😉
      un placer leerte a ti también, Gerlandine. UN besazo pa´ti

  • Javier..Buenas….pero qué leo!!. Eres un provocador! (a costa del tema del beso de los novios al final de la ceremonia)..jajajaja
    Yo poco puedo añadir a este completísimo post..no creo en nada de esto..ni en la pestañita, ni en el gato negro, ni en nada…Pero eso sí..he incrementado mi acervo cultural que tela con este post!.
    Te sigo leyendo..
    Besos
    María

  • Jolines… como para saberselas todas!!!! No tenía ni idea que la luna de miel era una superstición, no tengo ni idea de muchas cosas, pero pensaba que simplemente era una costumbre, porque disfrutaran de unas vacaciones el matrimonio y ya jajajajaja tampoco sabía que el arroz daba buena suerte… ahora ya no de tira solo arroz, también tiran pétalos, que para los novios será mucho menos doloroso :/
    Yo también me he liado un poco con lo de las pestañas… 😐
    Por cierto, lo de darle dos veces al botón del medio del móvil es por la cámara????
    Buena semana!!!!!!!!!!

    • Yo tampoco lo sabía. Tampoco lo del arroz. Y un puñado más que me dejé por ahí. Indaga un poco y te llevarás sorpresas!!
      sí señorita. Es acceso directo a cámara. Me flipa ese atajo. A ti no?? 😉
      un beso grande.

  • Javi!!!!
    Ves por qué me levanto siempre con el pie derecho primero??? Es algo científico,chaval! Que lo sepas!!! Aunque yo le pondría un nivel de fundamento más alto,jajajaja
    Bss gordos,amore!

  • Uhhhhhhhhhhhhhh que sosa soy!!!!!! Yo no uso nada de eso ni me sabía tantas supersticiones!!!!!
    Este tema da para mucho eh???

    Yo creo que lo de Eva y el trébol es para compensar el error que tuvo con la manzana, en fin…..que me he reído mucho!!!

    Un beso te mando que te dure 7 años y te dé mucha suerte!!

  • Hola!!
    Veo que te has estado documentando, eh? Yo ya sabía todo esto y también todas las versiones de cada superstición gracias a mi hermana, como ya te dije. Al final no se ha animado a comentar, es de otra generación (tiene casi tres lustros más que yo), y no termina de convencerle esto de “hablar” con alguien al que no conoce. Tienes suerte de que yo no piense igual, jajaja…
    Respecto a las supersticiones en si, hay muchas que no me convencen. Mis padres por ejemplo, tuvieron durante años un lindo gatito negro que me a mí me encantaba, y no daba mala suerte para nada. Yo creo más bien en la ley de Murphy, por eso cuando veo que algo va a salir mal, hago todo lo posible para cambiar las cosas.
    Un besito!!

    • Jjajaja. Así que no quiere hablar con alguien a quien no conoce,eh? oye, que íbamos a hablar de supersticiones y saleros, eh? eso tampoco da para tanto.. XD
      Uy, la ley de Murphy es otra cosa. Me temo que en él sí que creo un poco. No deja de ser un juego de probabilidades, pero Murphy sabía de lo que hablaba..
      UN besazo, María!

  • Buenos días Javi!!

    Cuantas supersticiones hay!!
    Aunque no crea en las supersticiones la verdad es que me resulta interesante conoce sus orígenes.
    Gracias por el post Javi!
    Un besito y feliz día 🙂

  • Hola Javi!!!

    Hará cosa de un año iba a comprar un paraguas a una tienda y lo abrí para ver como era (y porque iba a hacer un poco el subnormal, para que engañarnos). Bueno, bueno la que lié, una señora, a voces, diciéndome que lo cerrar ahora mismo, que daba muy mala suerte, que se la iba a “contagiar” a todos los presentes…ahora me río, pero la vergüenza que pasé no te lo puedes ni imaginar…
    Lo del beso después de la boda (y la del arroz) me gusta, aunque me inquieta el que quieras “retomar ciertas tradiciones antiguas” jajajaj
    Yo con lo del espejo y los 7 años me surge una pregunta. Si, rompes un espejo y toda la mala suerte para ti y lo que quieras, pero los años no deberían ir en relación al tamaño del espejo? no es lo mismo romper el espejito que te viene en la caja del colorete, que uno de 2×2, digo yo jajaj…pero vamos, que a mi me viene bien el que sean los mismos años para todos, porque hoy he roto uno de metro y medio jajaja.

    Besazos Javi.
    Feliz semana

    • Uf, qué rabia me da eso. Me llega a pasar a mí, y el “rapapolvo” que se lleva la señora esa por chillarme, es fino. Es más, probablemente hubiera dejado el paraguas en el suelo, abierto, y le habría dicho “ciérrelo usted”.XDD
      Esa duda es razonable, muy en sintonía con las que planteaba yo el otro día. Me temo, querida Nerea, que no tengo respuesta para ti..

  • Buenos días! Feliz fin de semana!!! Esto de las supersticiones es muy relativo…porque aunque no creas…quien no sopla las pestañas pidiendo un deseo? y sopla la tarta de cumpleaños pidiendolo también? jajaja si… al final solo hago las buenas! jajajaja

    Un abrazo enorme!

    Rocío

    • Yo lo de las pestañas no lo hago. Lo de las velas…la verdad es que depende del año. EL problema es que jamás me acuerdo de lo que he pedido, así que no sé si se ha “cumplido”o no. XD
      Un besote, Rocío!

  • ¡Hola Javier!
    Te sigo desde que unas amigas me enseñaron tu vídeo de insta de la caída en la playa… Y ahora te leo hasta en el trabajo (shhhh), y aprovecho este sitio relativamente anónimo (quitando que he puesto mi nombre completo, las rubias somos así) para confesar lo siguiente:
    Cada vez que paso por debajo (o cerca, que últimamente se me va de las manos) de un andamio, tengo que cruzar los dedos. Imagino que empezaría por el tema de la escalera, y añadiéndole que mi bisabuela era muy muy… iba a decir supersticiosa, pero en realidad era más agorera que otra cosa, y siempre me decía “Cuidado que Fulanito se murió porque pasó por debajo de un andamio y se le cayó encima!”, pues tengo un resorte que me obliga a cruzar los dedos, dentro del bolsillo, o bajo el libro que siempre voy leyendo…
    Intento disimularlo como si me tocara las uñas, para que la gente no sea consciente del nivel de taradura que llevo encima =S
    Pero sí, estoy de acuerdo en que hay temas que ya pasan de superstición y te crean más intranquilidad personal que otra cosa…

    ¡Sigue escribiendo, que nos encanta a todas! Y así te leo en alto a mi chico, que finge que no pero también le encanta 😉

    • Menudo vídeo, eh? XDDD
      Gracias por haberme estado siguiendo ahí en la sombra (imagino que es la primera vez que comentas)
      Eso que me cuentas del ser agorero se daba mucho hace 40 ó 50 años. Ahora por suerte va desapareciendo. Sé que es algo de cabeza y que por ello no se controla fácilmente, pero es un poco faena, la verdad… Lo tuyo es ya una manía, algo que necesitas hacer porque si no no te quedas tranquila. Bueno, al menos no es soltarle un bofetón al de al lado!! XD
      un besote y sí, seguiré escribiendo, pero tú sigue leyéndome!! 😉

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer