El Café Comercial

En sus 128 años de historia sólo crucé tres veces sus puertas: una vez, con 21 años, porque quedé con una chica y quería impresionarla. Funcionó: le impresionaron tanto mis costumbres de viejo, que no volví a saber de ella. Una segunda porque tuve una sesión de fotos cerca y los baños del Café hacían de suntuoso camerino y probador. La tercera porque llovía a mares y decidí sentarme hasta que escampara o, en su defecto, hasta que alguien me prestara una barquita a remos para volver a casa. Al final dejó de llover.

En mis visitas tomé un total de dos Coca Colas, un sándwich vegetal (que, por cierto, tenía atún), y un chocolate con churros (esto debió de ser cuando aún la harina y la fritanga tenían paciencia con mi cintura). 128 años y ni  un miserable café me tomé. Y claro, ahora me arrepiento.

caf

En sus 128 años de historia tampoco escribí una sola línea sobre sus mesas (ni sobre un papel, vaya) y nunca tuve una tertulia -que no charla, ni plática, ni conversación; en el Comercial se tenían tertulias- con nadie. No hice nada de lo que se supone que se hacía en el Café Comercial: nunca quedé con un escritor, un poeta, un cronista u otro bloguero (a alguno le habrán sangrado los ojos con esta coñita). Nunca urdí golpes de Estado bajo la mirada de sus indiscretas cristaleras, ni jugué al ajedrez en alguno de los tableros que tenían a disposición del cliente y, por supuesto, jamás bailé un chotis en algún 15 de mayo. Tampoco le guiñé el ojo a ninguna guiri despistada de las que en la última época abundaban por las mesas… (En las sillas, quiero decir). Y ni siquiera dejé nunca pagado uno de sus famosos “cafés solidarios” (que quedaban a disposición de aquel que no pudiera/no quisiera pagarlos).

cela

Cela rascándose la cabeza -y pensando mucho- en una de las mesas del Café

Pero claro, como madrileño que soy, han sido muchos años pasando por la puerta, quedando en la esquina y celebrando en la Cibeles (pero esa es otra historia). Y me da pena que cierre. Como me dio pena que cerrara la Camisería Hernando o me dará pena cuando cierre San Ginés. Son espacios que forman parte de la historia de Madrid, locales que le han dado el apellido a la ciudad. Y si tuviera 15 años menos, probablemente me habría importado bien poco el cierre, y habría reclamado algún gran espacio de ocio (como una bolera o una arena de gladiadores) en sustitución. Pero ahora que ya soy un poco más mayor, más sensiblote y encima me da por escribir textos (malos, pero textos al fin y al cabo) valoro un poco más estas cosas. La verdad es que me hubiera encantado escribir este último post sentado en el Café. Aunque, bien pensado, es probable que entonces no hubiera escrito estas líneas de homenaje; habría estado demasiado ocupado quejándome del ruido de las sillas, de que no hubiera enchufes en la pared y de que los churros engordasen tanto. Porque claro, en el Café Comercial no servían ensaladas de quinoa, churros sin azúcar o yogures bio. Es lo que tiene tener 128 años de historia.

comercial

Este que da toquecitos al cristal, soy yo. Esa que tan digna mira hacia la calle, es Vanesa Lorenzo, y ese camarero que tan distraído y en sus cosas pasa por detrás, se puso a propósito para la foto

  • Hola Javier!
    Pues sí que es una pena la verdad. Ví la noticia la semana pasada y me dio mucha pena.
    Pues la ultima vez que fui ahce unos meses, porque fui a la firma de una amiga mía que es escritora y luego con el amigo con quien fui a la firma ( el también escribe) pues nos fuimos al Café Comercial a tomarnos unos gin tonic ( porqué no?!!) y estuvimos horas charlando tranquilamente allí. Y la verdad que fue una velada especial porque no había mucha gente y estuvimos charlando de libros. Y evidentemente mejor que en ese sitio no hay verdad? De hecho estuvimos un rato comentando el sitio y lo que representaba. Evidentemente no soy madrileña pero Madrid es mi casa desde hace 12 años y la siento como mía un poco y ver cerrarse sitios emblemáticos como este da mucha pena.
    Gracias Javier por ese post, me ha gustado mucho.
    Que tengas un buen fin de semana, yo por mi parte estaré de vacaciones ya mañana.
    Un besazo!

    • Sabes? lo cierto es que la última vez que estuve yo, también fue hace unas semanas, y también a la presentación del libro de un amigo , pero claro, estuve en el piso de arriba y técnicamente no sé si eso sería considerado como “el café”…
      Bueno, sin duda tuviste una despedida en condiciones, suerte que tuviste!!
      Si de por sí Madrid osuna ciudad de acogida, imagínate cuando ya llevas 12 años aquí… eres toda una madrileña!!
      un besote y que disfrutes mucho tus vacaciones!!

  • Buenas!!!
    No conocía tan mítica cafetería…. hay cosas que una se pierde por el camino. Otros llegarán!
    Me interesa eso de las celebraciones en Cibeles! 😉
    Que pases muy buen verano, que yo me despido hasta mi vuelta!! Seguiré leyéndote, pero no te aseguro comentar…
    Un beso y feliz verano!

    • Claro que llegarán otras pero hasta que esas otras cosas cumplan 128 años aún queda mucho! jejej
      oye, Pitusa, me aprece muuuuy bien que te vayas de veraneo, es más, te animo a que me lleves contigo, pero no dejes de leer Hot Shots,eh?? Sobre los comentarios sí que te eximo porque entiendo que es más rollo y hay que dedicarle tiempo extra, así que en ese sentido hablamos a tu vuelta 😉
      un besazo

  • De veras, cada día te superas, no puedo parar de reírme jejeje ya me ves aquí con el mandil puesto, el moño, la pila de loza saludándome desde la cocina, mi madre metiéndome prisa por detrás porque qué es esto de ponerse a leer sin tener la cocina limpia (benditas vacaciones, hay cosas que nunca cambian) y yo partiéndome con comentarios como:

    “…porque quedé con una chica y quería impresionarla. Funcionó: le impresionaron tanto mis costumbres de viejo, que no volví a saber de ella.” jajajaja

    (Por cierto, qué mal gusto que tenía la chica ¿no? A mi me solía pasar lo mismo -y me pasa- pero no es por el mal gusto de los chicos, es porque realmente soy un poco peñazo)

    “…y un chocolate con churros (esto debió de ser cuando aún la harina y la fritanga tenían paciencia con mi cintura).”

    🙂 Pero bueno, lo que me ha dejado tiesa es lo de que ahora eres un poco más mayor, más sensiblote. ¿De verdad? nooooou nooou nooou. Sí, es cierto, estás mayor (:D), pero sensible… sensible… no sé yo.

    Un saludo y feliz semana!

    P.D. No escribes textos malos… escribes textos que hacen pasar un buen rato a los demás, y eso tiene mucho (pero que mucho) valor 🙂

    • Vero!!
      QUé bien que te haya gustado tanto, hombre. La verdad es que a mí también es uno d los que más me ha gustado escribir. O mejor dicho, de los que más me ha gustado cómo HA QUEDADO.
      Así que no me ves del todo sensible,eh?? si no por qué iba a escribir yo un post de una cafetería rancia, viejuna y que no sirve smoothies y batidos de Oreo !??? 😉
      un besote y que pases buena semana, guapetona.

  • Javi….
    Pues estás como yo… Que a pesar de haber estudiado 5 años de carrera, 5 años!!!, con todos sus días, tardes y muchas noches (

  • Javiiii..que no se qué ha pasado con el post anterior…
    Decía que estás como yo, que a pesar de estudiar la carrera muy cerquita 5 años..sí sí, 5 años con sus días, sus tardes y muchas noches (para estudiar claro está ;)) y pasar por ahí nunca entré..:(..aunque casi mejor porque no puedo imaginarme los churros con azúcar..y si es con chocolate uff..pecado mortal!!!.
    Chapeaux por el post…refrescante, divertido, didáctico, espontáneo y bien escrito!!
    Te sigo leyendo
    Besos
    María

    • Gracias, gracias!!
      Oye, así que estudiaste 5 años cerca (ICADE? Complu?) y nunca pusiste un pie dentro?? Bueno, espero que San Ginés sí lo hayas tocado. Y sí, ahí también hay churros y chocolate, pero es que no puedes NO IR!!
      Me alegra que te haya gustado, guapetona!!
      un besote grande

      • Javiiii…Right on the spot!…ICADE…!Qué recuerdos!.
        En San Ginés sí he estado..algun gramillo de más tendré porque el chocolate con churros de allí es espectacular..aunque tengo que reconocer que hace tiempo que no voy así que…una vez pasado el verano y sus rigores me pasaré a tomarme un buen chocolate..no vaya a pasar como con el Café Comercial..Si te animas te invito!! :).
        Me voy de vacaciones a USA…pero me llevo Hot Shots conmigo 😉
        Besos

  • Buenos días Javi!!

    Nunca fui al Café Comercial ( no soy de Madrid y nunca tuve la oportunidad de ir) pero si sabia de su existencia ya que tengo a una tía viviendo ahí y ella si frecuentaba el Café, de hecho me dio ella la noticia y la verdad es que da bastante pena que cerrara después de 128 años. Seguro que va a quedar un gran vacío ahora en Madrid.
    Me ha gustado mucho el post Javi.
    Y de textos malos nada de eso!!! Son textos muy buenos y me encantan todos!! Tienes mucha originalidad escribiendo y con ese punto de gracia que tanto me gusta! Ole tu! 🙂
    Que tengas un fin de semana maravilloso, por aquí por mi tierra gallega estamos de fiesta que es el Albariño.
    Besitos Javi

    • Muchas gracias, Raquel. No sabes lo que me alegra cuando la gente me dice que le ha gustado un post, de verdad. Gracias.
      Que tu finde sea también excepcional (bueno, llego tarde para el fin de semana, pero te deseo ídem para el resto de semana)
      Te tengo que decir que estoy en Ares, cerca de Ferrol, así que ayer me pequé el primer homenaje de pulpo de la temporada. Sol no tendréis mucho, pero comer se come como en pocos sitios… MADRE!!!
      besiños, guapa.

  • Hola!! (Otra vez, se nota que estoy de vacaciones, eh?)
    Yo no conocía ese Café, pero tu post me ha hecho reflexionar, y me he dado cuenta de que yo tampoco he tomado ningún café en el Café Novelty, el más emblemático de mi ciudad y uno de los más emblemáticos del país. Tiene también más de cien años y mucha historia entre sus paredes. Muchas veces he hecho cola en la zona de los helados (para mí los mejores), pero nunca me he sentado en ninguna de sus mesas. Creo que uno de estos días me pasaré a tomar ese café para que después no se convierta en una espinita, aunque creo que afortunadamente, el Novelty no correrá la misma suerte que el Comercial porque está en plena Plaza Mayor y siempre está hasta arriba de gente.
    Si algún día te pasas por aquí, recuerda visitarlo.
    Adiós!!!
    P.D. Si tus textos fueran malos, yo no emplearía mi tiempo en leerlos.

    • Pues oye, yo encantado de tenerte por aquí tan de seguidito. Y seguro que tú más estando de vacaciones..jeje
      Pues María, sí. Tómate algo sentadita en una mesa del Novelty. Quizá no hoy ni mañana, pero algún día cerrará (como todo cierra y todo cambia) y te pille o no te pille ese día vivita y coleando, que no se diga que María C nunca se tomó un café en tan emblemático lugar 🙂
      un besote y gracias…por leerme 😉

  • Y por qué siempre nos acordamos de las cosas cuando nos las quitan?
    Entrar ahí una tarde de invierno era una gozada. El ambiente que se respiraba, pensar en la cantidad de historias que encerraba la historia de ese café. La gente que pasó y la que podría haber pasado…
    No entiendo bien por qué pagamos seis euros por un café en el Florian cuando vamos a Venecia,;por qué visitamos los cafés de Viena; nos damos una vuelta por el Adlon en Berlín, para que nos cobren un riñón y cotillear el balcón desde el que Jackson sacó a ventilar a su hijo, y sin embargo, somos incapaces de gastar dos euros en uno de nuestros cafés porque eso nos parece viejuno.
    Snobistas y tontorrones que somos. Tienes razón, tienen que cerrar para empezar a añorar. Una lástima.

    • Begoña! llevabas unos días desaparecida,no? good to read you again 🙂
      Creo que lo bonito es eso, imagina todo lo que ha pasado ( y quien ha pasado) por ahí…
      Snobismo puro, sí, creo que es un buen calificativo. Me pregunto yo si los turistas que pasean por el prado y toman cafés en el Gijón lo hacen también en las centenarias cafeerías de sus respectivas ciudades o ellos son snobs en sus países.. 😉
      un beste, guapetona.

  • Querido Javi, un texto muy bonito para dar una noticia no tan buena. Qué pena que cierren un sitio tan emblemático con tantas historias a su alrededor, como ese chico de la última foto pidiendo desesperadamente el periódico para ver el resultado del Madrid por ejemplo.
    No sé porque cierran el café, pero ojala no sea para convertirlo en una tienda más de tantas cadenas. Javi, seguro que si te pones a recolectar firmas la voz del ciudadano se oirá…(aunque no sé yo). Bueno ya me despido, no por mucho tiempo porque no hay ninguna excusa para perderme el blog más canchero de la vía Láctea . Un abrazo muy grande.

    • Muchas gracias, Jojo. Me alegra mucho que te haya gustado, a mí personalmente también es de los que más me ha convencido 🙂
      jejeje. Tú crees que haríamos ruido?? No sé, creo que por muchas firmas que consiguiéramos no tendríamos demasiada fortuna a la hora de detener la arrolladora apisonadora del dinero (uy, qué progre me ha quedado eso..)
      Llevas unos meses que apareces y desapareces, que te estoy vigilando!! 😉
      Un besote!

  • Buongiorno!
    Hacía tiempo que no me pasaba por aquí, y la verdad es que espero no volver a despistarme.
    Tu blog es tan volátil como mis faldas en Tarifa. Me gusta el prisma desde el que observas la vida.
    A veces te pones serio, a veces montas un ‘guirigay’ con tus amigos en un coche, y a veces… hasta me haces gracia

    • Nuriaper!! Eso digo yo, no más despiste!! me ha encantado el símil de tus faldas; tendré que ir más a menudo a Tarifa… 😉
      Cömo que “a veces” te hago gracia!! A veces!! a veceeeesss??? (me he indignado, que lo sepa usted)
      un besote, guapa!

  • Buenas tardes!!! Pues yo nunca he ido al café Comercial, pero tengo excusa, porque no soy de Madrid… Pero aún así da pena que cierren sitios de toda la vida, tendrías que haber dio más! jajaja
    Después de leerlo me apetece chocolate con churros, aunque con el calor que hace no es muy buena idea jajaja
    Buen fin de semana, besos!!! 🙂

    • Esa excusa me parece suficiente, la verdad. Yo, si no fuera de Madrid, tampoco lo habría pisado 😉
      Bueno, MJ, querida, espero que agosto te lo tomes de descanso como todos los estudiantes de Madrid..jeje
      un besote!!

  • Gran tributo,Javi! Yo no soy de Madrid,pero supongo que algo que cierra después de 128 años y que anuncian su cierre en las noticias bien merece un texto así.
    Por cierto,nada de textos malos,para mí eres un Crack escribiendo.
    Un besazo,bombón!

    • Eso es, Saray. 128 años son demasiados años como para dejarlo estar como si nada…
      Un besote y gracias por el cumplido, guapetona!

  • Pues yo sí fui allí alguno de los días importantes de mi vida. La primera vez que supe de él fue quedando en su esquina con un chico. La siguiente vez fue un año después para presentarle a mi novio -aquel chico- a mis padres, que habían venido a Madrid a visitarme. Queria llevarles a un lugar emblemático y de su agrado, para ir ganando confianza. Aquella tarde también llovía a mares y a mi me pareció que quizás no era un buen presagio pero en una de sus mesas charlamos, tomamos café y se fraguó el inicio de lo que vino después. 12 años más tarde a mi marido -ese mismo chico- y yo hemos sentido la pérdida de un testigo de nuestra pequeña historia personal…y lo siento mucho. ..

    • Así que tú también eres de las que recuerdas los momentos en el Café… Cierto es que los tuyos fueron casi más importantes que los míos. Rectifico. Los tuyos FUERON SEGURO más importantes que los míos.
      Un besote y gracias por compartir el momento!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer