Cuando era pequeño…

Cuando era pequeño, quería que se terminara el caramelo del Kojak para que llegara el chicle. Cuando era pequeño, pensaba que la luna seguía a mi coche, y me peleaba con mis hermanos por el asiento del medio. Cuando era pequeño, me pasaba todo noviembre calculando cuánto quedaba para Navidad. Cuando era pequeño y la profesora iba a preguntar a alguien, me hacía el loco y miraba fijamente al libro. Cuando era pequeño, esparcía la comida por el plato para que pareciera que había comido más. Cuando era pequeño me subía los pantalones por el ombligo e imitaba a Steve Urkel. Cuando era pequeño me dio por criar asquerosos gusanos de seda. Y tortugas, y peces; ninguno de ellos celebró su primer cumpleaños. Cuando era pequeño, hacía la bomba en la piscina y cronometraba a ver cuánto aguantaba sin respirar bajo el agua. Cuando era pequeño, me gustaba ser uno de los capitanes para poder elegir mi propio equipo. Cuando era pequeño me encantaba ir a casa de mi abuela porque me daba 1.000 pts de paga, ¡¡una vez me dio 5.000!! Cuando era pequeño, me flipaba quedarme a dormir en casa de mis amigos y me imaginaba que las gotas de lluvia hacían carreras en el cristal.

gota

 

Cuando era pequeño decía “pisTina”, “discuRsión” y “escribido”. Cuando era pequeño, pensaba que las clases era ese tostón que transcurría entre patio y patio. Cuando era pequeño me sabía el nombre de todas las chucherías y los tipos de patatas fritas del quiosco. Y con veinte duros, me compraba 18 chuches de 5 pts… ¡¡y una lengua de 10!! Cuando era pequeño, mi madre me traía un vaso de leche con ColaCao cada noche a la cama. Cuando era pequeño, todos los señores mayores que veía me decían lo mucho que había crecido y lo alto que estaba.

Cuando era pequeño, muy pequeño, más aún que ahora, no me preocupaban los ERE, los colapsos financieros, el ébola o el Estado Islámico. Me daba igual el 0,7%,, los cierres de locales, el botellón o las familias que no tenían ni 450 pts para poder ir al cine a ver Indiana Jones. Me daba igual que subieran el IBI, el IVA o el impuesto de matriculación. Que me caducara la ITV, que me cachearan en el aeropuerto, que Manzano dejara de ser alcalde o que Roldán fuera acusado por robar…

gotaa

Pero ahora que soy mayorahora… Me siento en el asiento de delante y puedo elegir el destino, la ruta y la compañía. También puedo elegir el plato que más me guste de toda la carta, y hasta puedo repetir las veces que quiera. Ahora que soy mayor, entiendo que los besos de película son mucho más que unos simples besos de película… Puedo tener la Play 2, la 3 y, si me lo argumento bien a mí mismo, incluso la 4. Ahora que soy mayor puedo sentarme en el banco de una piscina a charlar, a las 2 de la mañana, sin que me digan que tengo que irme a dormir. Puedo disfrutar tanto de una buena conversación “de mayores” como de un día entero en la Warner. Puedo escuchar a Queen, Calle 13, Héroes o a Señor Coconut y que cada nota de su música me lleve de viaje a un lugar y con una persona diferente… Ahora que soy mayor, puedo planear escapadas que duran más que el propio viaje. Puedo tomarme todas las tostadas de crema de cacahuete con mermelada que quiera. Ahora entiendo que princesa no es sólo alguien que vive en palacio o sale en las películas Disney, igual que tesoro no es sólo lo que los piratas enterraban en islas desiertas. Ahora que soy mayor, estoy deseando llegar a casa por la noche y tirarme en mi cama. Y si no es en mi casa y en mi cama,  no es con un amigo con quien quiero pasar la noche…
  • Hola Javi! Pertenezco al, por fortuna :), cada vez menos numeroso grupo de “Te-leo-siempre-pero-nunca-me-he-atrevido-a-escribirte”. Pero hoy me he dicho, “qué mejor día que hoy, 15 de octubre, Santa Teresa, para escribirle” (???). Y aparte de Santa Teresa ha sido tu post, que me ha encantado :).
    Yo, como todos, también he sido pequeña y, como tú, he hecho muchas de las cosas que hacías. Y, como tú, también soy medio mayor (del mismo año) y disfruto de todo lo que hago.
    Pues eso…que enhorabuena por el blog, que te animo a seguir escribiendo (lo haces realmente fetén 🙂 y que me alegro que no seas como Troy McLure y sólo te recuerden “por películas como “Gladys la mula feliz” y por documentales educativos como “Dos menos tres: Diversión negativa”, sino “por campañas como la de Gucci, anuncios como el de ECI…y textos maravillosos como este”. Yo, desde luego, lo hago ;). Un besito!

    • Jajaja. Gracias por haber dejado ese exclusivo grupo y haberte unido al de “Yo ya he cumplido: al menos una vez ya te he comentado” Siempre es un placer leer a gente nueva. Y mucho más si se llaman Teresa y más aún si ayer fue su santo 🙂
      Tu símil con Troy Mclure me parece acertado a más no poder, y me alegra que hayas visto claras divergencias entre él y yo..XDDD
      Que tú me digas que este texto es maravilloso, ha sido lo más maravilloso de mi día. Gracias!

  • cuando era pequeña no sabia pronunicar la “r” y en vez de ratito, decia gatito. Siempre le decia a mi madre que me queria quedar un “gatito” mas por la noche y ella me contestaba que los gatitos ya se habian ido a dormir! me volvia loca! con la paga del domingo, me compraba un monton de chuches y luego las vendia por el doble. y claro, luego me podia compar el doble de chuches! ni te cuento la de empastes que he tenido!
    Pero creo que tu post no va de eso, creo que es una declaracion de amor preciosa! Miri que suerte tienes 😉

    • 🙂 qué mona,no? Me he quedado loco con lo de las chuches. Hacías business ya de mocosa!? XDD Ya te vale,no? Y los pobre niños, además de caries como tú, se quedaban más pobres aún…jajaja
      Bueno, seguro que todo está perdonado por su parte. Un besote Eva!

  • Pero que razón tienes Javiiiiiiiii.
    Toda edad,época y vivencia tiene su momento y lo mejor es complementar todo para disfrutar de la vida.

    Yo,como enfermera de Alcorcón,ahora que ha pasado todo este tema del Ebola,es cuando más me doy cuenta de lo frágiles que somos y lo bonita es que es la inocencia infantil.

    A mi me daban miedo las montañas rusas de pequeña y ahora con 40 años he montado en una para confirmar que SÍ!!!! Qué me dan miedo!!!!! Y que todo tiene su edad!!!!

    No olvidarse de la esencia de uno mismo,tenga la edad que tenga,es lo mejor!!!

    Un abrazo grande para ti y tu persona porque eres toda esencia,amigo!!!

    • No me digas que a tus 40 has vuelto a una montaña rusa?? Y en serio te ha dado miedo?? a ver, miedo no! da cosa, gustito, así revueltillo en la tripa pero miedooo?? Bueno, bueno, siempre te quedarán las sillas voladoras o la zona infantil 😉
      Somos frágiles, sí señora. Y para eso están los demás, para darnos un punto de fuerza y entereza cuando nos hace falta UN besote, Arantxa!

  • Hola javier!! Cuantos recuerdos… Soy del 81, he recordado cada una de las cosas que has enumerado!!!
    Que bonitos recuerdos, que momentos! Y sobre todo ahora que me he hecho mayor y miro hacia atras, pienso en que tengo la gran suerte de haber tenido una infancia tan feliz, y que tengo mi recompensa!!!

    Felicidades! Por todo lo que estas consiguiendo y por lo que te queda por consegurir!!!,
    Muuaxxxxx

    • Me alegra mucho que tuvieras una infancia feliz. No hay nada más bonito que mirar atrás y estar satisfecho y contento con lo que uno ha tenido (bueno sí, una Coca cola helada en un día de calor también es algo muy bonito)
      Mil gracias, María. Mucha suerte a ti también con todo lo que te propongas!!

  • Holaa!!!
    Este es de los post que leo y releo, como el de me acuerdo…o tantos otros. Gracias por hacernos disfrutar de esta manera!!!!!!!
    El final me ha encantado, soy una romanticona, lo sé! 😉
    Saludoss!

  • Hoy, una niña de 9 años ha dicho: Cuando yo era pequeña…
    Y de repente leo tu post y sabía que tenía que contártelo!!!!
    La verdad es que el asiento del medio es lo más incómodo que te puedes echar a la cara, a parte de los asientos que se ponen en el maletero, eso también es incómodo… pero si vas sólo por lo menos puedes estirar las piernas jajaaja
    En realidad, es muy curioso que muchas veces pensemos lo mismo, porque yo creo que lo de las gotas de lluvia lo hemos pensado -casi- todos (tampoco quiero generalizar que somos muchos millones de personas) pero… ¿por qué a todos se nos ocurren las mismas cosas?
    Que por cierto, hablando de la leche con Cola cao, mi padre compró hace poco un Nesquik buenas noches, con manzanilla, tila y hierba luisa o algo parecido, lo probé una noche para ver si funcionaba… pero yo creo que me dormí igual.
    He de reconocer que has subido el post muy rápido, o que yo estoy medio ocupada… sobre todo de lunes a miércoles (los martes no tengo mucho jajaja)
    Estoy tan cansada que creo que ya desvarío, muchos besos!!!!!!!
    Disfruta de NY 😀

    • En serioooo?? Bueno, no es del todo raro que alguien diga eso, pero que justo lo diga al poco de haber leído mi post es una estupenda casualidad!! Y me parece muy tierno que lo diga una niñita de 9 años…jeje
      Ese Nesquik del que hablas..s.eguro que era Nesquik?? Manzanilla? tila?? hierbaluisa?? WTF!! A qué rayos sabe eso? a césped??? puuuaajjj
      Sí, creo que he subido post un poco antes de lo normal (que no quita que tú puedas estar muy ocupada…) Besotes!

  • … ese final registralo, es taaaaaaaaaaaan bonito que seguro que alguien te lo copia 😛
    Soy tan fan de tu blog, que no entiendo como tenía tantas entradas acumuladas…
    ah, si, es que yo también soy mayor.
    Un beso y cuidate!

    • Jejejej. Graaaciiaasss. Pues ojalá me lo copiaran, significaría que ha gustado leerlo tanto como a mí escribirlo!!
      Bueno, lo importante es que ya te has puesto al día,no? (y si no no te preocupes, que tampoco te has perdido gran cosa.. 😉
      Muchos besos, Bibiana!

  • …Y cuando me levanto, lo primero que siento es odio hacia el despertador. Ahora que soy mayor sé que todo se reduce a trabajar, pelearme con la gente de siempre, sobrevivir. No comer chicle porque es de mala educación, cuidar el lenguaje (ya no vale decir pistina), cuidar la imagen, esperar a Godot aunque ya sé que Godot no llega nunca, fingir que no finjo, y seguir vigilante porque, aunque nadie lo sepa, mi gota de lluvia ganará la carrera y la luna sigue persiguiéndome. Sí, como cuando era pequeña…

    • Qué bien y cómo me va gustando leerte, Begoña. (pensé que acabarías con un “pero a pesar de todo..me gusta ser mayor”. 🙂 🙂
      un besazo y gracias!

  • Hola Javi! Qué bonito y emotivo post, me ha encantado. Me ha llevado de vuelta a mi infancia y me he sentido muy identificada con muchas de las cosas que cuentas. Creo que todos compartimos recuerdos felices de esa época de nuestra vida…y yo ahora que soy mayor te puedo decir que echo de menos muchas cosas de mi infancia que ya no volverán, sobre todo a personas queridas como mis abuelos y la sensación de que nunca había problemas ni preocupaciones y que siempre estabas a salvo de todo….de mayores tenemos más libertad pero también te enfrentas a un complicado mundo hoy en día donde eres responsable de toda tu vida…de hecho yo hay veces que digo, jo cómo me gustaría volver a aquella época de mi vida en la que vivía con mis padres y no tenía ningún problema ni preocupación más que pensar qué me iba a poner al día siguiente, hacer los deberes y jugar con mi hermana a todas horas…Te felicito una vez más por lo bien que escribes, seguro que José Ramón también te dirá algo de cuando eras pequeño….jeje, en fin, un besote y muchas gracias por compartir un trozo de tu vida con todos nosotros

    • Gracias, querida Amparo. En el fondo yo creo que siempre se añoran cosas del pasado, igual que dentro de unos años echaremos de menos actubre de 2014…Lo importante es estar agusto en el presente y mirar con buenos ojos el futuro. Al fin y al cabo, el pasado no vuelve y lo que nos queda es una suma de presentes y futuros.. 🙂
      Un besote grande, guapa!

  • Cuando era pequeña quería ser mayor…y, ahora q soy mayor, quisiera ser otra vez pequeña :P!!! Es importante ir avanzando, aprender, vivir cosas nuevas y sentir q evolucionas…duro a veces, pero leyendo post como este vienen recuerdos y sensaciones bonitas q lo mejoran todo :). Gracias!!! Besos!

    • Es la paradoja de la vida, claro… Desde aquí, lo que voy a hacer es mandarte un beso y desear que el presente se convierta en un bonito pasado en tu futuro. 😉

    • Pues no lo conocía, Susana, pero me ha encantado y lo tengo listo ya para pillarlo. Tiene un rollo años 20 muy chulo. Eso sí, hay frases que creo que ni el propio Bunbury sabía a qué se refería cuando las escribió…jajaja. Gracias!!! 🙂

  • Bravo Javi!! (icono de aplausos)
    En muchas de las cosas que has mencionado todos pensábamos y hacíamos lo mismo de peques, da igual de que generación seamos pero muchos niños de hoy en día no sabrán lo que es comprar chuches de 5 pesetas, la lengua de 10 pesetas con azúcar me daba unos escalofríos cada vez que me comía un trozo…pero seguía comprándola 😛
    La última frase es <3
    ¿Con que nos sorprenderás en el siguiente post? Un beso!

    • Woooow! Me he ganado emoticono de aplauso!? eso es que te ha tenido que gustar mucho,eh?? 🙂
      En el fondo yo pienso que, aunqeu las generaciones de ahora -como dices- no podrán comprarse chuches a 5 pesetas, ellos no lo echarán de menos porque no lo han conocido. Ellos, dentro de 30 años, pensarán “las generaciones de ahora no se podrán comprar Pelotazos a 25céntimos de euro” y así sucesivamente. Todas las generaciones en el fondo pensamos que lo nuestro es de algún modo único e irrepetible, y supongo que tenemos razón… 🙂
      Muchos besos, Beita.

  • Cuando eras pequeño eras lo que mas quería y con el paso de los años tuve que compartir ese cariño con tus dos hermanos.Cuando eras pequeño fuiste durante bastante tiempo el príncipe de tus cuatro abuelos y de tus tíos (muchos por parte de mamá),hasta que te destronaron.Cuando eras pequeño fuiste el centro y admiración de todos tus primos y todos querían ser como tu.Cuando eras pequeño venias a Lerma a ver a los abuelos con la misma ilusión que yo te llevaba para que disfrutasen contigo.Seguías siendo pequeño y salias en todas las principales revistas de España anunciando ropa de BUS STOP, siendo la admiración de todos tus compañeros de colegio.Cuando eras pequeño me sentía orgulloso de ti y de como eras, y pensaba lo grande que serias en todos los órdenes de mayor.Cuando eras pequeño…. Ahora que eres mayor Javier,(eres insultantemente joven),me sacas una cabeza.La mayor parte de los días no se donde estas.Ahora que eres mayor no se lo que haces sino fuera por este blog del que soy tu seguidor nº uno,y me pone al día de todas tus aventuras y desventuras.Me gustaría,ahora que eres mayor, que vinieras a Ares con nosotros algún vez.También quisiera, porque eres mayor,que nos acompañaras a algún viaje por cualquier lugar del mundo y no vayas casi siempre solo.Ahora que eres mayor…. Y por último y ahora que soy consciente de lo mayor que eres,decirte la gran pena que siento al ver en casa las tres habitaciones vacías esperando que algún día volvais a ocuparlas.
    Pero yo, que soy mayor,se que es ley de vida y sería muy egoista por mi parte,tenerte a mi lado como cuando eras pequeño sobre todo sabiendo que ya eres mayor.

      • Me había perdido este post. José Ramón, creo que me estoy haciendo seguidora de las respuestas a los post de tu hijo. Deberías crear un blog, he aquí una seguidora. Me encanta como pensáis los dos, de tal palo, tal astilla…

    • Qué genial tu comentario… A veces nos cuesta ver lo que sienten los padres por nosotros. Ese amor incondicional del que todo el mundo habla… pero solo entendéis los que tenéis hijos.

    • Hoy sí que te has salido con este comentario, papá. Así cómo no vas a empezar a tener seguidoras entre las seguidoras de Hot Shots!!
      Venga, va. Prometido. Antes de verano de 2015 hago una escapada con vosotros. Y si no hago más ya sabes de sobra por qué es!!
      Un beso grande!! Love yoU!

    • ¡¡¡ADORABLE!!!! … Javi, de corazón, aprovecha que tienes a tu padre y disfruta de el y de su compañía todo lo que puedas y más, siempre lo agradecerás!!! un fuerte abrazo al padre y al hijo!

    • Qué bonito el comentario de José Ramón, muy emotivo como siempre…me da incluso pena el final snif snif…hay que ver Javi lo que te quiere tu padre. Besos

  • ¿Y los regalices a peseta que? y las carreras de caracoles, y darles gusanos a las gallinas en el corral de la abuela, la escased absoluta de preocupaciones, la verdad, a mi el cole me gustaba, los libros nuevos al inicio de curso, los pupitres, el patio, el tener la tarde libre, las chuches me daban alergia algunas :(.
    Y ahora de “mayor”, me recuerdo cuando llegué a Madrid a trabajar, la sensación de compartir piso con gente que no conocía, de hacer de mi tiempo lo que me diese la gana sin que nadie opinase sobre donde, con quien , a que hora, fué genial.
    Todas las etapas tienen su encanto, lo bonito es recordarlas con cariño.
    Hay muchas cosas que me gustaban y me siguen gustando, pero hay una que me gusta en cualquier sitio, el olor a tierra mojada, da igual el continente en el que esté, es algo mágico.
    Bonito post, como siempre, me he reido, sonreido recordando cosas y me ha encantado el final.
    Enga Javi ánimo y a por ese muffin de chocolate en el primer Starbuks que pilles 🙂 besos.
    New York, New Yoooork! (bailando)

    • Regalices a peseta?? esos yo no los viví, creo. También es verdad que cuadno era muy pequeño no comía regalices. Comía potitos, zumos, galleta triturada, y estas cosas que comen los niños muuuy pequeños. XD
      Me alegra que lo hayas disfrutado. Te dedico el próximo muffin que me zampe!! 🙂

      • Si, eran finitos, más que un lapiz, había negros y rojos, y la bolsita de pipas Facundo costaba 12 pesestas.
        Se te está acumulando el trabajo, el libro, un blog para tu padre, irte de viaje con tus padres, ……., ánimo que tu puedes!!!! 🙂
        Y ya puestos a pedir, ¿un post sobre la época navideña en New York o el Thanksgiving ?

        Gracias!!!!

  • Ayyyyyy siempre te leo y nunca te escribo pero hoy SI!!!!!!!!!
    Yo de pequeño quería ser mayor y ahora q soy mayor estoy deseando ser pequeña otra vez….
    Un beso…..

    • PUes muchas gracias por haberte animado a comentar, Paky. Dentro de unos años desearas que vuelva a ser 2014,así que no lo dejes escapar!! 🙂 mil besos

  • Cuando era pequeña quería ser grande, lo veía imposible, y ahora que soy grande, quiero quedarme así pq sino no podría leerte ni contestarte. Precioso post.
    Besitos Javi.

  • Hola Javi!!Que post tan bonito y emotivo, cuando echas la vista a tras te das cuenta de que el tiempo vuela y que en nuestro día a día no nos da tiempo a pararnos a pensar, tantos recuerdos… He leído por ahí lo que te ha es rito tu padre, podriamos llamarlo “desde otra perspectiva” muy bonita y emotiva, te hace pensar y reflexionar.
    No los hagas esperar mas, cumple su deseo y haz un viaje con ellos.
    Un besazo

    • Jajaja. Bueno, bueno, veo que como no haga el viaje voy a terminar perdiendo muchas seguidoras…habrá que ir donde digan papá y mamá! XD
      UN besote grande, Cruz.

  • Hello Javi, una brillante disertación del before y el after de toi!!! La verdad es que somos muchos los que coincidimos con algunos de tus recuerdos, los chicles, nemos o mini tortuga ninjas que nunca llegaron a la vida adulta, el “nunca”contacto visual con el profe cuando va a preguntar algo, rompido, tubo/tuvo… aunque para mí lo mejor era abrir la sorpresa del huevo kínder, echarle la culpa de todo a mi hermano pequeño, ver dibujos animados, jugar de verdad en 3D a angry kids y no en 2D a angry birds jejeje.
    Ser adulto es más complicado de lo que nos imaginamos porque nadie nos dijo que si te comías todas las tostadas de crema de cacahuete con mermelada que quisieras luego te tocaría ir a quemarlas ah ah!!! y si te quieres sentar en el asiento de delante, elegir el destino, la ruta y la compañía te puede salir muy caro desde que inventaron las taxes y el speed boarding!!! Bueno ya me despido por cierto, dile a tu padre que escribe muy bien y que ya sabemos quién te ha transmitido el arte de la escritura jeje. Dale un gran Hi5 a la estatuilla de la libertad de parte de jojo.

    • Sí, es cierto que ser adulto no es tan fácil como parecía (tampco sé si de pequeño pensé que era fácil o no) pero si bien es cierto que comerse muchas tostadas de crema de cacahuete implica ponerte como un oso, también lo es que por lo menos PUEDES. de pequeño, después de un par de sándwiches de Nocilla (dos medios, vaya) se cerraba el frifo… Ahora, el irte a correr para bajarlo después de devorarlos, también es cosa tuya, lo cual siempre mola…
      Intentaré chocar los 5 con la Estatua, pero no prometo nada, creo que no llego!! XD
      un besote!

      • Javi, yo te decía lo de los sándwiches xq creo que de niño no le das realmente importancia al mundo de la comida, cuando tienes hambre comes lo que hay y ahi estaba tu madre que se encargaba de que te terminaras todas las lentejas para que crezcas (tanto como para darle un hi5 a la estatua de la libertad jeje) y fin de la historia. Ahora cuando eres adulto y efectivamente esta en tus manos llevar una buena o mala alimentación, ser un oso Yogui, un Popeye o una Lisa Simpson , es porque puedes decidir, aunque no todos, ya sabes que en ciertas partes del mundo es muy diferente pero eso es otra historia, así que a disfrutar en la medida de lo posible la libertad que supone ser adulto. Anyway cuídate mucho y hasta el próximo post como siempre.

    • Claro, claro, las de 10 eran muy especiales, sólo en ciertos momentos y para celebrar cosas como haberse sacado el carnet de conducir o haberte enrollado con la primera chica.. XDDD Espero que disfrutaras Pánic!

  • Hola Javier!
    El comentario de Jose Ramon me hizo llorar. Es triste despertarse un dia y darse cuenta que nos estamos poniendo viejos. Esa sensacion es como una cachetada que te despierta bien temprano para ir a trabajar porque hay que pagar la luz, el telefono, el gas, etc… Cuando voy de vacaciones a ver la familia, siempre trato de complacer a mi abuela en todo (lease no poder ir a trasnochar con los primos por quedarme a ver la novela con ella) Pero no me pesa. Yo tambien crie salamandras y sapos y hacia muchas travesuras 🙂 Un beso y suerte!

    • Gracias por tu comentario, Alicia. Sí, puedo imaginar que a partir de cierto momento los años empiezan a pinchar un poco más. De ahí que dé tanto miedo envejecer… Lo que haces con tu abuela me parece un acto de generosidad y amor magnífico. 🙂
      muchos besos!

  • Ay Javi, qué bonito es vivir…y disfrutar cada etapa. Cuando se es pequeño es una chulada, se disfruta todo muchisimo, no teniamos apenas preocupaciones y cuanquier tontería nos hacía felices.

    Ahora, cerca de los 30…cheee he dicho cerca, también se disfruta mucho de la libertad tal y como has escrito…después, y quien quiera, tendrá hijos y supongo q esa parte también será bonita.

    Resumiendo, que hay que buscar lo mejor de cada parte, no quedarse con lo malo y rodearse de personas buenas con las que vivir aventuras.

    Un besazo enorme, que tengas buen finde!

    • Tú lo has dicho: disfrutar de cada etapa. 🙂 No llegas a la treintena? Sigues (seguimos) siendo unos pipiolos 🙂
      un besote y buen domingo!

  • Cuando era pequeña,quería ser mayor…y ahora que ya soy mayor…me encantaría volver a mi dulce y despreocupada infancia…un besazo rey!

    • Que la infancia está muy bien, eso sin duda…pero yo no cambio mi edad adulta (ni siquuiera adolescente) por volver a ser niño. No señor, me gusta mucho ser mayor y poder dirigir mi propio camino… Es una responsabilidad, pero también un placer 🙂

  • Todos tendríamos que tener derecho a poder recordar así nuestra infancia
    Moraleja del post….disfruta de lo bueno de cada etapa de la vida.
    Que esta conclusión la he sacado yo, no sé cual sería la intención del autor!!!

    Disfruta de la Gran Manzana. Ciao

    • Esa es la moraleja. Tal cual. El autor no podría haberlo descrito mejor. Bueno, o sí, pero dicho así está perfecto 😉
      UN besote , MJosé!

  • Hola Javi!! Cada vez que puedo te leo, me gusta la forma en que te expresas y ves la vida. Hoy me anime a escribirte porque ha medida que crecemos nos da terror que nos pregunten la edad. Y sobre todos las mujeres!! Pero todos pasamos por lo mismo cuando pequeños… Así que por el simple hecho de hacerme recordar lo MARAVILLOSO que fueron esos años, decirte Gracias es poco. Creo que si hoy me preguntan mi edad la digo y ORGULLOSISIMA. 😀

    Saludos desde Venezuela

    • Hola, Delia!! QUé ilusión que me lean en Venezuela 🙂 🙂 Gracias a ti por esa sensibilidad y por aceptar que está en nuestra condición humana crecer y envejecer. Claro que sí. Por qué no vamos a estar orgullosos de nuestra edad? al fin y al cabo eso significa que seguimos creciendo y acumulando experiencias!!
      muchos besos desde Nueva York.

  • Muy bueno Javier. Hace mucho que no escribía, pero el post de hoy me encantado, aunque lo que de verdad me ha conmovido, ha sido el comentario de tu padre, qué bueno es saber que hay sentimientos que nunca cambian aunque te hagas mayor. Que sepas que te sigo leyendo aunque no escriba…
    Un fuerte abrazo desde Down Under!

    • Sí, Suzz, es tierno ver cómo la edad nos va dando sensibilidad y perspectiva para asimilar todo mejor y desde un punto de vista diferente… 🙂
      Mientras sigas leyendo mis parrafadas, todo bien. Tú, cuando te lo pida el cuerpo, lánzame una línea como has hecho hoy. Con eso basta. Mil gracias y un besote, aussie!;)

  • Que buenos recuerdos me han traído tu post :).
    La verdad que cuando se es pequeño todo se ve desde otro punto de vista, mi antigua casa la veía enorme, la noche de los reyes magos la esperaba con el ansia de ver a alguno de sus camellos, recuerdo como me mimaban mis abuelos y como corría a ellos cuando mi madre me amanezaba con pegarme un azote ( que nunca llegaba), las esperadas bolsas de chuches en los cumpleaños de tus compañeros y un sin fin de historias, supongo que todo en la vida tiene su parte buena.
    Un besito y gracias por amenizarnos los días con tus post 😉

    • Pero ey! no valen sólo nostalgias,eh? Espero qeu hoy seas tan feliz como parece que lo fuiste de pequeña 🙂
      muchos besos y gracias, Tamara!

  • En realidad no sé por qué escribo, porque yo no tengo nada que decirle a usted, salvo Enhorabuena! otro gran post. Me encantan, aunque nunca he escrito nada, y eso que no está prohibido. Un abrazo

    • Alex, gracias por escribir. Efectivamente no tenías porqué hacerlo, pero me hace mucha (mucha) ilusión que te hayas animado.
      Si un día nos encontramos (que seguro que lo haremos) estaré encantado de compartir un café contigo (con usted, disculpe)

  • Llego tarde al post pero con tu blog me gusta acumular varios y leerlos del tirón vengo del Post de sabores raros y llego a este y que razón ahora que está tan de moda lo de cualquier tiempo pasado fue mejor, que los niños de ahora no juegan como los de antes blabla, ¡esto ya nos lo decían nuestros padres y a ellos nuestros abuelos! está genial recordar la infancia y todos conservamos alguna cosa que nos hace revivirla pero tambien me encanta ahora tener mi casa, compartir mi consola con mi novio hasta las tantas y leer hasta que me caigo de sueño y no cuando alguien decidía que era muy tarde y había que apagar la luz. Todo tiene su momento. Me gusta mucho tu blog es diferente y no te centras en un tema es de agradecer. Un saludo!

    • Muchas gracias por tu comentario, Maikagp. Me alegra que hayas captado tan bien la idea de este post. La nostalgia es bonita y necesaria, pero siempre asumiendo que pertenece al pasado, y que no podemos alimentarnos de eso.. Me ha gustado tu frase de “leer hasta que me caiga de sueño…” pura verdad. 🙂
      besotes

Responder a Alex Muñoz Cancelar la respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer