Me acuerdo

Me acuerdo

 

Me acuerdo de los primeros días de curso. De todos y cada uno de ellos.

Me acuerdo de que tú querías playa y yo montaña.

Me acuerdo de escucharte llegar de madrugada y de hacerme el dormido -porque estábamos enfadadados-, pero no poder evitar sonreír cuando te tropezaste con mis zapatos.

Me acuerdo de las excursiones al Cubillo y a la Laguna Negra.

Me acuerdo de odiar el momento de aparcar cuando estaban mis amigos dentro del coche: Cuánto sudor frío. ¡Cuánta presión!

Me acuerdo de hacer cuatro horas de viaje sólo para comer con mi abuela, porque sabía que ese era el momento que más esperaba de la semana. Y de la mesa camilla del salón; siempre me acuerdo de la mesa camilla con estufa que tenía para calentarse los pies.

Me acuerdo de que en el colegio, de pequeños, en clase de música, Don César nos dijo que compráramos una flauta de la marca Honey.

Me acuerdo de ir corriendo al autobús en las excursiones para sentarme al final del todo. Y me acuerdo de que al volver preguntábamos “¿mismos sitios?”.

Me acuerdo de que mi amigo David me regaló el cómic “Arrugas” y me encantó.

Me acuerdo de intentar decorar una habitación pero que luego me convencieras de que era hortera.

Me acuerdo de que en mi restaurante favorito hacían un salmorejo y una ensalada de queso de cabra de morirse.

Me acuerdo de pasarlo mal con el pago de la hipoteca… Y del día que terminé de pagarla.

Me acuerdo de que inglés fue la primera asignatura que suspendí en mi vida.

Me acuerdo de una guitarra maravillosa que me regalaron mis amigos y que apenas toqué cuatro veces.

Me acuerdo de saberme los ríos de Europa de carrerilla: Pechora, Mezen, Onega, Divina, Niemen…

Me acuerdo de tener que cuidar a un chico del cole, 4 años mayor que yo, muy borracho, en un viaje de esquí en 2 de BUP.

Me acuerdo de cuando me saqué el carnet de conducir, a la tercera, y de la sensación cuando el profesor me dio el APTO.

Me acuerdo de esperarte en la puerta de tu casa, abajo, en el coche, con un Kinder en la mano y Rivers of Babylon sonando en la radio.

Me acuerdo de verte abrazar a tu hermana después de haberla regañado muy duramente por algo (el qué, eso ya no lo recuerdo)

Me acuerdo del Kirie, el Canon de pachelbel, las Mañanas de San Juan y de los conciertos de Navidad.

Me acuerdo de tener miedo de que me atracaran al volver de noche a casa.

Me acuerdo de pensar si el coyote cogería alguna vez al correcaminos.

Me acuerdo de que me daban miedo las películas de espíritus.

Me acuerdo de pensar en ti cuando iba en moto por la calle.

Me acuerdo de un 31 de diciembre y un sofá.

Me acuerdo de que nací un 21 de abril

Me acuerdo de que ayer cené…

Me acuerdo de quién eres…

Me acuerdo de

Me acuerdo

Me acuer

Me acu

Me

M

.

 

21 de septiembre, Día Mundial del Alzheimer.

  • Bonito homenaje! Hoy me has dejado sin palabras! Así que feliz semana!!!!!

    PD. Yo quería ir a la Laguna Negra, por el internado jajaja
    Por cierto, el otro día cené pizza y me acordé de ti, qué buena estaba!!! … aunque no me la pude acabar 🙁
    Un besitooo 🙂

    • Anda, no sabía que se rodaba ahí!! Sin duda hay que ir. En verano mejor, porque puedes bañarte. En invierno, con nieve, es espectacular! 🙂

  • Como siempre,te superas!!!!!

    Una maravilla de post,y yo como enfermera,este tema me toca muy de cerca.Gracias!!

    Y ya que estoy,quiero agradecerte que me dejaras saludarte en la tienda IKSS,me hizo mucha ilusión a pesar de la lluvia que me caló los pantalones y mi pelo parecía una lechuga.Y también gracias a mi marido que me aguanta todas mis “tonterías”,jajajajajaja

    Un abrazo fuerte,Javier!!

    • 🙂 Aranrtxa, querida, no tienes que darme las gracias. Más bien al contrario. Todo un placer y un honor que te acercaras a saludarme. Y claro, yo también le doy las gracias a P. por majete y aguantar el chaparrón (en todos los sentidos…jeje)

  • Pues Javi… se me empañan los ojillos. El alzheimer es una enfermedad q se lo esta pasando pipa con mi familia y la verdad es q se pasan momentos chungos y acabas por contentarte con pequeños momentos de lucidez. Soy farmaceutica, trabajo en un hospital, y cada vez que llega la historia de una persona con alzheimer, se me ponen los pelos de punta, y lo malo sq cada vez llegan mas. La cabecita humana esta tan jodidamente bien hecha que no tenemos ni idea de como funciona, asiq ojala se investigue un poquito mas para que esos numeros bajen…

    Por cierto, soy de las vagas que te lee… pero no escribe jajajajajaa aunq te sigo desde el principio( ya le has ganado la apuesta a Miri no? Van muchos mas de 20?)

    Un besote fuerte y gracias por escribir, que cuando veo post tuyos en bloglovin durante las guardias me las alegras! Jajajaj

    • Lamento mucho escuchar eso, Concha. Por lo que me cuentas conoces bien todo esto, pero aun así no debe ser fácil lidiar con ello.
      Gracias por comentar y, sobre todo, por leer Hot Shots! muchos besos.

  • Jolíiin que bonito!!!!
    Y estas cosas te las inventas tú, o cómo lo haces!?
    La abuela de mi mejor amiga está empezando con esta enfermedad (bueno… lleva ya unos muchos meses…) y el viernes precisamente comimos con ella y nos reímos por no llorar, es duro pero vivimos con ella y aun así nos lo pasamos genial. Aunque suene brusco lo de que nos reímos es como mejor lo lleva su familia con sonrisas por lo tanto todos hacemos que aunque se le vaya la cabeza estemos alegres para que nos vea sonreir y no estar siempre preocupados de lo que le esta sucediendo, además, si estamos tristes y nos pregunta el motivo ni ella misma nos entendería, por eso sonreímos para que ella también esboce una sonrisa sin sentido y nos demuestre que ante todo sigue viva.
    Me encanta Javier!
    Chaito!! 🙂

    • Gracias, Cristina. Sí, claro, por lo general me invento yo todo. Cierto es que la fórmula “me acuerdo de” ya exisitía, pero me pareció muy apropiada usarla en una fecha como la de ayer.
      Es muy humano eso de intentar sonreír ante las desgracias. Sería lo de “buscar el lado bueno”… Y si a ella le ayuda el veros contentos a todos, bienvenidas sean esas sonrisas
      UN besote!

  • Hola javier, gran homenaje. Un abrazo y mucha fuerza a todas las familias en las que tienen algun familiar pasando esta enfermedad que cada vez pasa en gente mas joven….
    Muax.

  • Hola Javier.
    Sigo tu blog desde que empezaste. Siempre me encanta lo que escribes, pero la entrada de hoy me ha emocionado. Muchas gracias y sigue así 🙂

  • Hola Javi, que post mas bonito, me ha encantado leerlo y que con el nos acordemos de esa “Horrorosa” enfermedad, que en mi caso, me toca vivir muy de cerca.
    Un besazo

  • Me acuerdo cuando íbamos juntas a comprar zapatos
    Me acuerdo de nuestras siestas juntas y como me arrullabas
    Me acuerdo cómo siempre me has defendido
    Me acuerdo cuando decías bajito que yo era tu favorita
    Abu, te quiero! que está enfermedad no se lleve más tu memoria

    Gracias por escribir este post! Eres un sol Javier!

  • Jo Javi! No se como lo haces pero siempre, hables del tema que hables, consigues dar en la tecla. Si quieres hacer reir, lo consigues, si quieres dar miedito, lo consigues y si quieres hacernos reflexionar, tambien lo haces… Te superas cada dia! Gracias por este super post, me ha llegado perfectamente lo que creo que querias transmitir. Besotes

  • Me acuerdo de lo que fueron. Me acuerdo de lo que conseguieron que fuéramos. Me acuerdo de que su olvido debe formar parte de nuestra memoria. Me acuerdo de que su día debería ser el día de todos.
    Me acuerdo de recordarlos siempre.

  • Espectacular, así, sin más.
    Precisamente hoy venia oyendo en la radio que han descubierto ‘algo’ que haría que las neuronas dejaran de suicidarse en el ser humano. Por favor, que sea cierto….
    Besitos y mucho ánimo para las familias que sufren esta enfermedad.

    • Sí, India, ojalá descubran algo pronto. Menos fútbol, menos fórulas 1, menos armamento y más inversión en medicina e investigación.

  • Javi precioso post, mi abuela (que en paz descanse) tuvo alzheimer los útimos 15 años de su vida, recuerdo como empezó todo (yo tendría unos 12 años) y pasábamos la mayor parte del tiempo en su casa, recuerdo como una de las mañanas que íbamos a salir salió vestida sólo con la fajita que se ponía debajo de las faldas, claro nosotros éramos pequeños y nos lo tomamos a risa, recuerdo que le dijimos, abuelaaa no llevas falda?? y ella se miró y dijo, ays, se me ha olvidado!! a partir de ahí todo fue en aumento, al día siguiente se le olvidó cerrar el gas… y así hasta que llegó un momento en que dejó de conocer a todos, sus hijos no eran sus hijos, su hija era una mujer que la cuidaba y así hasta quedarse sin movilidad, todo fue muy rápido y en cuestión de 2 años pasó de ser una mujer vivaracha con mucha energía a ser prácticamente un “objeto”, eso sí, llena de cariño. Es una de las peores enfermedades que existen, y por desgracias hay más casos de los que creemos, además hay personas que les afecta muy jóvenes. Mucho ánimo a todas las familas que sufren sus consecuencias y besos a ti Javi por estar en todo.

    • De lo más terrible del Alzheimer es saber que es progresivo y que de pronto ya coge la directa y no frena. Sabes que, una vez detectado, sólo puede ir a peor. Eso es muy duro… En fin, ojalá te haya quedado un recuerdo bonito de tu abuela, Mónica.
      Muchos besos y gracias por tu coemtnario.

  • Y yo me acuerdo de ti cada una de las mañanas al despertarme….
    Me acuerdo de nuestros desayunos los domingos en el italiano….
    Me acuerdo de cuando éramos felices y no necesitábamos absolutamente nada más. Más que tú yo…

    Te quiero

  • Hola!!
    Te leo siempre, pero es la primera vez que te escribo. Descubrí tu blog por casualidad casi al principio y no me pierdo ni uno de tus post. Me encanta tu sentido del humor y tu originalidad. Siempre me haces reír, pero hoy se me han escapado algunas lagrimillas. Hace ya siete años que mi padre falleció a causa de esta enfermedad. Fue muy duro ver como iba olvidando toda su vida y hasta cómo debía comer o vestirse, a pesar de que no era muy mayor.
    Me alegra ver que eres tan solidario y espero que nadie se olvide de la enfermedad como hacen los que la padecen y que sigan investigando para encontrar la forma de frenarla.
    PAPÁ, YO NO TE OLVIDO.
    P.D. Javi, sigue así, no cambies nunca. Yo prometo comentar con más frecuencia.
    Gracias.

    • Gracias por tus tiernas palabras, María. Se me encoge el corazón al imaginarme lo que me cuentas. Lo siento mucho..
      Gracias también por leerme y gracias por tu tiempo.
      UN beso enorme!!

  • Increible, menudo homenaje bonito!! El dia que escribas un libro, que lo escribiras, sere de las primeras en comparlo !! Y a lo mejor hasta tengo la suerte de que me lo firmes en la feria de Madrid 😉

    • <El día que escriba un libro, si lo escribo, te lo firmo en la feria de Madrid, en la puerta de mi casa, en medio de la calle o subido a un árbol. Será por lugares!! gracias, Eva!

  • Me acuerdo de esa mesa camilla y pasar ratos mirando a Los Mesones, enfrente se veía el hostal de tus bisabuelos.
    Un abrazo de un amigo de la familia.

  • Javi que bonito, ahora solo te falta escribir un romancero, o componer canciones pero no al estilo asereje ¡!! Yo me acuerdo que en el colegio siempre teníamos que aprender a tocar la flauta (la mía no era de la marca honey), pero porque ese instrumento? Como si en algún momento de nuestra vida tuviésemos que tocar una melodía para desalojar a las Ratatouilles del barrio, en fin nunca lo entenderé. Y sabes javi hay un video en youtube donde por fin el coyote atrapa al estirado correcaminos que ya era hora!!!
    Bueno te dejo el link, y by the way, espero que te hay ido muy bien en IKK y cuando vengas a pinchar, modelar, comprar, visitar London pues ahí si que me paso a verte jeje!!! Cuídate mucho, un saludo muy grande Jojo
    http://www.youtube.com/watch?v=-1fpIbYc-WE

    • Uy, gracias por el descubrimiento, pero aún no me he atrevido a ver el link. En serio el coyote lo atrapa?? creo que igual arruino mi niñez!! XD
      Sobre la flauta..no sé, imagino que porque es relativamente fácil y porque es pequeña y barata de comprar. Yo hubiera enseñado guitarra, que me parece más útil y más vistosa, pero oye, los coles sabrá más de esto que yo.. jeje
      Bueno, Jojo. Un besote enorme!

    • Alejandra, di que sí, eres una romántica. Jajajja. Bueno, te diré que hay cosas que sí, que son autobiográficas y cosas que son ficción. El cuál es cuál, mejor me lo guardo.. 😉

  • Gracias por el post de hoy Javi, muy bonito y duro a la vez. Sigo pensando que esta es de las enfermedades más p**** que puedes encontrarte.

    Un beso guapo

  • Con este post me he acordado de “Mimi”, la esposa del doctor para el que yo trabajaba. Ella tambien tenia Alzheimer y parece que se quedo estancada en la etapa de la ninez, en su casa alla en su tierra, y al Dr lo confundia con su papa. Siempre decia que tenia hambre, aun acabada de almorzar. Dormia casi todo el dia y de noche deambulaba por toda la casa y por eso el Dr siempre tenia sueno por el dia. Siempre entraba a la habitacion del paciente en las situaciones mas inesperadas y fax o historia clinica que cayera en sus manos… …zas… la encotrabamos en gavetas y cajones varios. Despues de la muerte del doctor, cerraron la oficina y no he vuelto a saber de ella. A pesar de todo, creo que fue el mejor trabajo que he tenido y donde mejor me senti. Como en familia. Recuerdo como si fuera ayer cuando el me decia: Alicia, vení, escuchále los pulmones. Vos sabes lo que son “rales”?

    • Gracias por compartir esa emotiva -y dura- historia. No sabía lo que eran los rales, he tenido que mirarlo. 🙂
      Bueno, no le he dedicado este post a nadie, así que os lo dedico a ti y a Mimi, que formó parte de tu vida y te ayudó a crecer y a aprender de otro modo..
      Un beso y gracias, Alicia!

  • Javier q belleza de texto ante una enfermedad tan tremenda. Me ha emocionado tu sensibilidad y tus bonitas palabras. Siempre me sorprendes y estoy orgullosa de ti. Tocas la fibra mas sensible y mas ahora q mi padre va olvidando su día a día. Aunque sigue manteniendo muchos recuerdos. Q ojala le duren mucho.
    Porque es tan duro darse cuenta uno mismo de q poco a poco vas olvidando. Y es lo q le pasa ahora al abuelo.. gracias mi niño guapo!!!!

    • Gracias mamá. Creo que es la primera vez que comentas!! 🙂
      Bueno, mientras el abuelo olvide lo que cenó ayer pero recuerde en qué punto kilométrico de la A6 está Mondoñedo, seguirá siendo él ..Besitos!

  • Me acuerdo cuando me dejaste un beso y me llamaste AB!!!

    Hola Javi!! Soy Ana Belén de México… He visto que tengo una “tocaya” que también te escribe en el blog con ese nombre, así que, recuerdo la última vez que escribí y me llamaste AB, me gusto y de ahora en adelante así me identificare en el blog.

    Me acuerdo…. A mí me pasa que ciertas fragancias, olores o lugares me recuerdan a personas especiales en mi vida!

    Un beso!

    • Hola, AB, y bienvenida de nuevo. Desde luego hacía un tiempecillo que no te pasabas a dejarme unas líneas. Gracias por volver! 🙂
      Dado que aún por tu tierra no ha amanecido, te mando otro besote de buenos días! que pases un estupendo día.

  • Javier! Muchísimas felicidades por tu historia! Que gran forma de hacer un homenaje a todos los que sufren esta enfermedad! Yo me acuerdo el día en que te conocí, descubrí un gran tipo!

    • Vicentillo!! Así que soy “un gran tipo”? Creo que nunca me habían calificado como tal XDDD Muchas gracias!! jeje
      un abrazote y a ver si coincidimos pronto en algún lado.

  • Hace un tiempo que leo tu blog aunque nunca he comentado nada, pero hoy no podía dejarlo pasar, me has emocionado.
    Enhorabuena por tu blog, es diferente, me tiene enganchada.

  • Todas las enfermedades son duras, pero esta para las familias se lleva la palma.
    Me he quedado sin palabras…
    Me encanta como con tus palabras provocas tantos sentimientos. Alucino como consigues que se escuchen carcajadas a las tantas de la mañana cuando te leo y como haces que me resbalen las lágrimas.
    ¡Ole tú!

    • Gracias, Bibiana. De verdad que me encanta leer estas cosas. Es un placer auténtico para mí que disfrutes leyendo Hot Shots. Muchos besos!

  • Hola, Javi!! Increíble post! Piel de gallina me has puesto!! Cuando creía que ya no podías sorprenderme más… llegas con este pedazo de post!
    La verdad que tiene que ser súper duro vivir esta enfermedad y más aún vivirla de cerca en algún familiar…
    Me ha encantado cada frase, sobre todo la de la abuela, la mia también tiene la mesa camilla que me trae tan buenos recuerdos de mi infancia!

    Enhorabuena, de verdad, por este blog, no dejes de sorprendernos nunca!!

    Un besazo enorme, Javier de Miguel! 😉

    • Querida Miriam. Como siempre, un placer leer cosas tan agradables en uno de tus comentarios. Escribo con la motivación final de que mis posts arranquen una sonrisa o, en este caso, una reflexión. Si lo consigo, mi satisfacción es mayúscula 🙂
      Mil gracias, guapetona.

  • Uuuuyyyy!!! Mis abuelos tb padecieron demencia senil, anq de ahi se deriva el alzheimer, para el caso es lo mismo,. Es angustioso como cambia su vida y la necesidad de tener a alguien siempre pendiente del enfermo.
    Bueno, a otra cosa, espero q fuera bien la sesión de dj y q muchas almas bailaran Waves. Y algo màs, tb espero q si conocemos a alguien q esté enfermo de lo q sea q lo llamen para preguntar, sobre todo pasar saber como están de ánimo. Un besote!!!

    • Sí, hace poco hablaba con un amgio médico de las diferencias entre ambas enfermedades. Como dices, similares y casi igual de duras. Un beso y gracias, Montse.

  • Buenos días bombón! Siento no haber entrado antes a comentar,pero es que en Logroño estamos en fiestas de San Mateos…OMG!
    MARAVILLOSO post de hoy..me ha hecho saltar una lagrimita en las últimas líneas…es algo que me aterra: el hecho de olvidar tu vida y todo lo que amas…qué tristeza tan inmensa.
    Qué pases una semana estupenda,Javier,te mando mil bss.

  • Es duro ver a los familiares cómo se derrumban al ver como un ser querido deja de ser independiente, pero hay que intentar ser positivos por mucho que la enfermedad sea degenerativa. A las personas que la padecen les encanta estar con gente alegre y vital, porque aunque no lo parezca, son como esponjas y no sólo a la hora de comer, que también.
    Desde mi experiencia personal, tuve la gran suerte de tener una conexión especial con un señor que sufre esta enfermedad. Es gratificante que sus familiares y cuidadores confíen en ti para que disfrute, pero más gratificante es que te digan…¿cómo consigues que esté alegre y camine erguido? … ¿Y él, cómo consigue sacarme siempre una sonrisa o una carcajada? No soy una profesional del tema, ni siquiera me dedico a ello, sólo sé que lo único que necesitan es atención, que haya diálogo (feedback), por muy absurda que pueda parecer la conversación.
    Puedo decir que no tengo ni un sólo recuerdo triste con él, al contrario, tengo muchas anécdotas y todas alegres e incluso divertidas.

    A veces la vida te premia poniéndote a personas increíbles en el camino cuando menos te lo esperas.

    Disfruta de tu abuelo!

  • HOLA¡¡
    PRECIOSO HOMENAJE A ESTA TERRIBLE ENFERMEDAD. POR DESGRACIA LA CONOZCO BASTANTE BIEN. LO “MEJOR” QUE TIENE ES ESE MARAVILLOSO INSTANTE EN EL QUE DESAPARECE ESA CORTINA DE OLVIDO Y SE ACUERDAN DE TI, NOS QUEDAMOS CON ESE INSTANTE NO?
    MIL GRACIAS.

  • Hola Javi, te leo desde la prinera entrada y nunca te he escrito pero esta vez resume todo lo que pienso:
    Olé por ti, por tu forma de ser y por tu manera de escribir.
    Leer es mi gran pasión y me encanta leerte a ti.
    Por favor, plantéate de verdad escribir un libro.
    Tienes muchísimo talento.
    Enhorabuena.

  • Que bonito Javi! Cómo sabes llegar a la patata cuando quieres 🙂 Hacia un tiempo que no me pasaba por aquí y echaba de menos tus post! Que vuelvan los vídeos chorras porfi porfi. Besos desde tierras alicantinas.

  • Que gran post Javi, siempre te superas, y mira que es difícil, porque todos tus post son maravillosos.
    Mi abuelo tenia Alzheimer y le estuvimos cuidando 7 años mi madre y yo, hasta que falleció, es una enfermedad muy dura, a pesar de todo ,lo increible es que mi abuelo nunca se olvido de mi abuela, solo se olvido de que habia muerto, y cada día nos preguntaba que cuando llegaría a casa…
    Gracias por este homenaje a todas esas personas que olvidan.
    Un besito requetegrande

    • Jo, 7 años cuidando de una persona enferma es muy duro: Es cansado, sacrificado, triste y doloroso.
      Un beso y gracias por compartir este trocito de tu vida, Tamara.

Responder a javierdemiguel Cancelar la respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer