10 Cosas que los camareros desearían que todos supiéramos

Levantas la mano y viene. Y si no viene, te sulfuras. Y resoplas. Y miras al que está sentado delante de ti. Vuelves a levantar la mano… y pasa de largo. Y te indignas, y  farfullas “tssh, si es que son la leche. Me ha visto y no hace ni caso”.

Cada noche encontramos escenas como esta en cualquier rincón del mundo.

Nosotros, que llevamos toda una semana esperándola, como el turrón, vamos a disfrutar una agradable cena de risas o de miradas (o de las dos juntas, que siempre es la mejor combinación) en algún pintoresco restaurante, hasta que el camarero de turno nos amarga la noche (Oh! ¡¿Cómo osa?!). Basta con que nos dé una mesa que no es como esperábamos, o que tarde un poco más de la cuenta en traernos el menú, o que en vez de tinto nos ponga blanco, para sentenciarlo. Cuando llegamos, esperamos una mesa siempre lista, un camarero amigable (o al menos amistoso) y el vaso siempre lleno. Estamos en nuestro derecho, nosotros pagamos, pero… ¿cuándo estamos cruzando la línea de reclamar un buen servicio a ser groseros y pretender que estén a nuestro servicio?

Sólo dile al camarero que estás listo cuando estés listo.

De por sí, es probable que se acerquen a tomarte nota (pedir la comanda) varias veces antes de que estés listo para pedir. No tengáis miedo a pedir “un par de minutos más, por favor” si aún no estáis listos. Siempre será mejor que el clásico “Ehhh…sí, a ver… de momento… ehh… una ensaladita mixta… ehhh… A ver, ¿quién quiere pedir algo? Sí, sí, ya vamos… ¿unas berenjenas con miel? ¿Os gustan? — Uf, a mí no me molan nada, ¿eh? Bueno, entonces las quitamos…” . Todo el tiempo que está esperando a que nos decidamos, es tiempo que deja de atender a otras mesas.

camar

Sé educado y evita expresiones del tipo “¡Oye, jefe!”

Por favor, evita dirigirte al camarero con un  “¡jefe!” (bueno, en general evita dirigirte así a nadie excepto que realmente sea tu jefe o que sea otro prepotente y chulo como tú al que se lo dices. Evita también los “oye, majete”, “oye, salao”, o gritar “¡¡camarero!!” como si no hubiese un mañana. Sustitúyelos por un “perdona, disculpa, cuando puedas…”

Los “por favores”, “gracias”, las sonrisas y los cumplidos hacia su trabajo no son obligatorios, pero sí serán muy bien recibidos.

No chasquees los dedos, silbes o “lances besitos” para llamar a un camarero

Vale, esto ya casi no se hace (por fortuna) pero aún es posible toparse con gente que “chista” o incluso que lanza besos para llamar la atención del personal de sala. Hacerlo para llamar a tu perro Wiskas está bien. Hacerlo para llamar a Juan Carlos, un chaval de 22 años que está trabajando 10 horas al día para poder pagarse el seguro del coche, no lo está.

No sé por qué pero me da que este tipo de clientes está relacionado con los que llaman “jefe” al camarero…

Ah, y por supuesto ¡¡nada de tocarlo o agarrarlo!! (Al camarero. A tu perrito puedes hacerle lo que más le guste).

Si quieres algún “extra”, intenta pedirlo con la comida.

Si sabes que el café te gusta con sacarina, intenta pedirla a la vez que pides el propio café; le ahorrarás un paseo al mesero. Si te gustan las alitas de pollo con mucha salsa BBQ, pídelo sin miedo antes de que te las traigan. Sus piernas te lo agradecerán (las del camarero, no las del pollo).

camare

 Controla a tus hijos

Hasta que no me he hecho mayor, no he entendido por qué mis padres no me dejaban hacer “potingues” en las tazas de café: posos de café, un poco de coca cola, medio limón, la miga del pan, un chicle… Los niños a veces son un poco incontrolables, lo entiendo, pero de ahí a tener a tus dos hijos y a los tres de tu hermana corriendo como gacelas entre las mesas del restaurante  hay un trecho. Esto dificulta el trabajo del personal a la vez que incomoda al resto de comensales. Si tu hija está un poco descontrolada, no pasa nada: la atas, la amordazas, la amenazas con desheredarla o con dejarle sin piscina después, y todos contentos… (Era broma. Nada de castigar sin piscina que luego cogen traumas).

Mira al camarero cuando estés pidiendo

Además de ser un gesto de educación, si miras a la cara cuando te están tomando nota o estás pidiendo algo, facilitas que te escuchen y te entiendan mejor entre tanto ruido.

No te pases de simpático

Los camareros tienen una misión: servir las meses y hacer que todo llegue a tiempo a los comensales. Así pues, cada persona que les cuenta que “yo vengo aquí hace 32 años, tú seguro que no habías ni nacido” o que “yo tenía un amiguete que trabajaba en este local, Manuel se llama, ¿lo conoces? Estuvo de jefe de cocina hace 7 años, antes de irse al Mesón El Cuartel. Es que el tío era muy bueno en lo suyo…” supone un pequeño obstáculo en la tarea del camarero. Ojo, que está bien entablar un mínimo diálogo con ellos, pero NO LES CONTÉIS vuestra obra y milagros… no hay que ser plastas.

Sé educado con las protestas

“Vamos a ver, majo. Te he pedido un solomillo al cabrales y me traes esta suela de zapato con una pasta blanca con grumos encima”. “Oye, perdona, llevamos casi tres minutos y medio esperando las bebidas, ¿vais a tardar mucho más? Porque nos vamos, ¿eh?”. Tened en cuenta que los camareros sólo traen lo que sale de cocina, y que nadie está más ansioso que ellos para que las cosas salgan a tiempo y bien.

Es correcto protestar, pero siempre con tacto y con educación.

camara

Entiende que cuando un restaurante está lleno…

No vas a recibir la misma atención que estando vacío. Esto es de cajón. Si tienen que atender a 14 mesas con 4 comensales en cada una, no será lo mismo que atender a 3 mesas con 3 parejas. En verano los chiringuitos están llenos, las terrazas también,  y la playa de Benidorm aún más. Pese a que tratarán de darte el mejor servicio (es obvio, cuanto menos tarden antes se vacía la mesa y antes sientan a alguien nuevo) no pretendas una atención delicada y personalizada en la que cada 3 minutos se paren a preguntar si “todo está al gusto de los señores”. Sé paciente y ¡¡disfruta de la comida!! 🙂

No culpes al camarero de los precios

“¿¿4,50 por un tercio?? ¿De qué está hecha esta birra? ¿¿De polvo de oro?? No sois listos ni na’”…

Los precios de la carta no los pone el camarero. Es más, por muy caro que sea el local es probable que él cobre lo mismo que si currara en un restaurante de “menú del día”.

Una vez que has comido y has arrasado con todo, cuando llegue la cuenta, no “llores” si ese pulpo que estaba fuera de carta y esos 4 licores “para bajar la comida” te cuestan más de lo previsto. ¡¡La culpa también es tuya por no preguntar!! 😉

Del mismo modo, si pides que te ponga extra patatas fritas o salsa ranchera y jalapeña, no te extrañes si aparece un 1.5€ en concepto de “extras”.

No cierres todos los locales

De vez en cuando alguna sobremesa se nos va de las manos y, cuando nos queremos dar cuenta, tenemos al camarero pasando el mocho a nuestro lado, todas las sillas están encima de las mesas en posición clase de colegio y poco menos que al resto del personal  está en fila con el codo apoyado en la barra ,a barbilla en la palma de la mano derecha y dando toquecitos con los dedos en la madera con la mano izquierda. Es difícil que nos echen de un restaurante por el tiempo, pero tenemos que tener en cuenta que esta gente esta deseando recoger y largarse a casa o a cenar o a donde quiera que vayan a irse en su tiempo libre.

camarero

No intentes crear un menú a tu gusto

“¿Puedes cambiarme la ternera con cebolla por pollo al limón? Y, en vez de arroz tres delicias, ¿puede ser arroz blanco?”. Esta escena tan habitual en cualquier restaurante chino puede que cueste un poco más en otro tipo de restaurante. Probablemente no tengan problemas en ponerte ensalada acompañando a la lubina en lugar de las patatas panaderas, pero si encima quieres “que quiten la salsa romesco y pongan un aliño de limón en su lugar” y que “el arroz con leche sin canela… y sin arroz, por favor”, la cosa se complica.

Seguro que intentarán complacerte en todo lo que puedan, pero ten en cuenta que el menú está hecho de acuerdo a los criterios del chef, no a cómo te hacía las lentejas tu mamá…

Y esto es todo por hoy. Disculpad que haya tardado una semana en actualizar pero ya se sabe que en vacaciones las cosas van más lentas… 😉

  • Hola!! Bueno, bueno, veo que te atreves con todos los palos. ..porque este post no sé si entra dntro d humor, informativo, consejos, juasjuas
    Tienes razón en todo, creo que a veces somos poco cuidadosos no solo con los camareros sino con mucha gente que trabaja de cara al público. Gracias por seguir ahí en verano, se agradece! un beso desde Málaga!

    • Eso parece, Esther. Soy un valiente (o un inconsciente) Aquí me mojo incluso un poco más que de costumbre, como has podido ver. Gracias por tu comentario!

  • Tienes mucha razón con tu post de hoy. El otro día me pasó, en un chiringuito de playa, que un señor se puso a gritarle a un camarero porque la comida estaba fría. Con lo fácil que habría sido pedir que la calentaran!! En fin, la gente vive muy estresada y lo paga con el primero que está cerca..
    Un saludo y buen verano, Javier

  • Totalmente de acuerdo, yo intento siempre dejar algo de propina, aunque sea simbólico y ellos tengan su sueldo muchas veces no está pagado… Aunque por desgracia han llegado a decirme que no dejara nada ya que su jefe se lo quedaba (ver para creer). Trabajar de cara al público debe ser muy complicado y se necesitan tablas y don de gentes, a este sector añadiría el de las dependientas, creo que no cuesta nada pedir por favor si pueden mirarte una talla o preguntar si tienen un segundo para atenderte, es mejor para todos, prueba de ello es que alguna me conoce y me ha ayudado con alguna prenda “difícil” de conseguir. También pasa al contrario que llegues con toda tu buena fe y el camarero/dependiente la líe parda y encima con prepotencia, pero son los menos casos!! Disfruta de tus vacaciones y recarga pilas 😉

    • Eso es, Be. Trabajar de cara al público es todo un desafío. Y te lo dice uno que no lo ha hecho nunca!! gracias por tu comentario y un beso!

    • Hola! Trabajo en una vinoteka de camarera, y en mi caso es lo que usted comenta, mi jefa se queda con la propina, me fastidia mas el acto que el dinero en sí, mas que nada porque no es la primera vez que me dice ” que rabia que esa mesa no os dejara propinas, yo siempre digo que os las mereceis”.. y cosas asi,pero la gente que se da cuenta me da la propina en la mano ( lo cual me resulta incomodo por el hecho en sí y aparte porque es absurdo llegar a esas cosas) jaja

  • Hola javier!!!! Lo de las derivadas e integrales iba en serio… Jeje (mi carrera era fisica pura y dura)
    No sabes cuanto me alegra q hayas escrito este post! Cuanta razon tienes… La gente nos volvemos cada vez mas exigentes y mas maleducados sin tener en cuenta a las personas q estan trabajando…. Si sonries e intentas facilitar las cosas… Siempre se portan mejor contigo!!! Y mas ahora con la calor que hace, pobrets….
    A este post le pongo un 9,5!!!!

    Muaxxxxxx

    • Sonrisa, esa es una clave en todo esto. Es cierto que no siempre es correspondida, pero sí en un 90% de las veces y eso, sin duda, hace que merezca la pena. Un beso derivado (o integrado, eso ya lo eliges tú)

    • Soy camarera desde hace 11 años y como no, me he encontrado de todo en esta vida, tanto de clientes como compañeros de profesión. No puedo hablar por el resto de ellos pero por mi parte puedo decir que aunque me venga un cliente maleducado o que no sea todo lo educado que se cabría esperar, yo por mi parte, nunca he dejado de atenderle con todo mi esmero como a cualquier otro cliente, todos los clientes para mi tienen el mismo grado de atención, todo esto estoy hablando, siempre y cuando no falten al respeto, claro.
      Pienso que todo camarero que se precie y sienta un mínimo de amor por su trabajo hace lo mismo sin importar el comportamiento del cliente, ahora, eso sí, siempre que el cliente te trate con educación y respeto se agradece pues indica que aprecia y entiende el servicio que se le está dando. Uno siempre trabajará con más
      ganas y alegría.

  • Nada de acuerdo
    todo lo contrario
    solo falta q nos pongamos a servirles
    El camarero debe servir con lo q conlleba eso, amabilidad, humildad, edicacion, servicio.
    El cliente debe ser amable y educado.
    pero al final los camareros ni sirven sin unos bordes q se vengan con el cliente q se ha pasado la semana trabajando y lo unico q pide es pasar un rato agradable.
    Mira cuantos bares han cerrado.
    siemore lo mismo una inversuin altisima y el personal nefasto resultado quiebra.
    A ver si vamos aprendiendo a trabajar en este pais ya d una vez.

    • Pobre Mila!!! Este país también iría bastante mejor si tu, por ejemplo, empezases a escribir bien!! Harías que ahorrásemos en sanidad, puesto que nos dejarían de caer los ojos al ver tanta ignorancia e incultura al escribir(porque esto ya no son solo faltas de ortografía), por lo tanto, no tendríamos tanto gasto en oftalmologia. Y te falta mucha humildad, porque hablas sin tener ni una pizca de eso que a los animales les sobre y a muchos “humanos” como tú, les falta; dignidad

      • Totalmente deacuerdo la gente como esta xica es a la chusma ke nos enfrentamos cada dia los profesionales como yo,ke personalmente trabajo en un hotel y para k decir mas.

        • Gracias por tu comentario, Patricia. Lamento si de algún modo te has sentido ofendida por el comentario de Milo..
          Sigue con el buen trabajo que seguro desempeñas cada día!! 🙂

    • En muchas ocasiones los profesionales de hostelería, par conservar su equilibrio emocional, acaban por adaptarse al hostil comportamiento de clientes con ” tantísima categoría ” ya que no dejan seres humanos.
      El 90% de los negocios de hostelería cierran debido a malas gestiones empresariales, falta de experiencia en el sector y mas…
      Desafortunadamente es imposible tener feeling con el 100% de las personas y en alguna ocasion pasamos por una ingrata experiencia.
      En esta sociedad la tolerancia esta jugando a la contra.
      Un saludo. 🙂

      • Estupendo y certero comentario, Gastrotwit. Efectivamente, es imposible conseguir una conexión absoluta con todos, de ahí surgen los malos entendidos y las discusiones (de unos y de otros).
        Gracias por haber plasmado tu opinión personal. Un abrazo.

    • Querid@ estoy totalmente de acuerdo en que falta algo de profesionalidad en algunos locales pero para eso te recomiendo que vayas a comer a sitios donde te den ese súper servicio que exiges y lo pages y dejes de ser tan ,,,,,,, y respecta un poco el trabajo de los camareros
      Un saludo de Javier Peña ex trabajador de hostelería

        • Felicito por lo escrito. Yo he estudiado hostelería y trabajado muchos años en hostelería. Llevo unos años trabajando como dependienta y la verdad. . Observo q hay de todo. Gente muy educada y respe tuosa y gente sin educación ni respeto.para trabajar de cara al público no sirve cualquiera. Los horarios están para respetarlos y x

    • Los tiempos de la servidumbre acabaron el siglo pasado, se supone…. un camarero no “sirve”, atiende al cliente. O en la tenda de ropa a la que vas te “sirven” una cazadora vaquera de talle corto??????

      • Correcto. El término “servir” es delicado y, en este caso, puede tener una connotación peyorativa, así que conviene tener tacto… Gracias por tu comentario, SU! un beso

      • Respeto es sólo tres palabras: por favor, perdon y gracias.
        Algunos clientes tenemos muy poco respeto.
        Hay personas que no tienen educación que piensan: “como lo pago no tengo que pedirlo por favor ni dar las gracias”.
        No confundas servir de servidumbre con servir de llenar un plato.
        Un camarero tiene que servir lo demandado, y el sentido de servir, (dispensar, repartir, escanciar, poner en un plato) no es peyorativo.

    • Querida Mila, aprende a escribir primero y luego escribes.
      Antes de nada deberias saber que un camarero no es un sirviente sino una persona que esta ahi para hacer tu rato agradable aconsejandote y ofreciendote lo que le pidas, entiende que no entiendas de lo que hablo porque por lo que veo no has trabajado nunca en tu vida en un restaurante por lo que no sabes lo que es soportar a clientes mal educados que incluso llegan a faltar a el respeto. Para tu informacion un camarero mientras te está “sirviendo” está también trabajando y puede que incluso que más horas de las que tu trabajas a la semana. Hay que entender que un camarero no es otra cosa mas que otra persona exactemte igual que tu y que también le gusta pasar sus horas laborales a gusto. Te digo esto porque desgraciadamente y como otros muchos españoles estoy trabajando en un restaurante fuera de españa y no tienes ni idea de lo que jode que alguien te trate como si fueras su sirviente, o algo menos que él o mire hacia abajo mientras te esta pidiendo o te grite para pedirte algo mientras estas con toda una bandeja llena de comida yendo a otra mesa.
      El dia que trabajes en esto, cosa que odio hacer por cierto podras opinar desde los dos lados pero por favor no critiques si no sabes de lo que estas hablando.
      Gracias.

      • Hola, Nazaret. Entiendo que el comentario de Mila ha sido poco acertado (no sólo porque lo piense por mí mismo, sino porque basta con ver el impacto que ha tenido..) Mucho ánimo con tu labor en la hostelería. NO sólo no es fácil eso sino que estar fuera de tu país y rodeada de extranjeros sé que lo complica todo aún más. Así que lo dicho: ánimo
        Un besote y gracias!

    • Mila, creo que tu comentario no es del todo acertado. Mezclas varias cosas que sí, algo tienen que ver entre sí, pero que no son condicionantes unas de otras. En cualquier caso, es tu opinión y, como tal, aquí queda reflejada. Gracias!

    • Por desgracia aun qeda gente gan ignorante y con tanta poca humildad y respeto como tu mila…contestar a tu comentario es ponerse a la altura de una hipocrita…prepotente…espero no tener qe servirte nunca para no comocerte y para no tener qe tirarte desde una sopa.vino y cafe por encima..por desgracia aun queda gente como tu.la vida deberia darte un buen escarmiento y una pizca de respeto ya qe veo que no lo teneis..hasta nunca.

    • Querida Mila.Empezare presentandome.Soy Angel, vivo en Valladolid y llevo 30 años en la hostelería.
      Los camareros tenemos nuestras obligaciones, tambien nuestros derechos.Estamos para atender y servir dentro de nuestro trabajo.No creas que todo vale, por ejemplo la vida de un cliente ne da exactamente lo mismo y no es mi obligacion aguantar eso, que pague un psicologo, por ejemplo; que escuchemos y aguantemos es porque queremos y sabemos que las personas necesitan desahogarse y ayudamos a mejorar la calidad de vida.JAMAS ES NUESTRA OBLIGACION.
      No tenemos porque aguantar las faltas de respeto, las prisas, el stres, la mala leche, la falta de educacin que muchisima gente tiene.
      Mi obligacion es servir lo pedido en la linea del establecimiento no como al cliente le da la real gana con querer cambiarlo todo y encima querer enseñarnos nuestra profesion.Que haya camareros que son bordes, los hay y muchos pero da la casualidad que llegan a nuestra profesion de otros gremios y no tienen ni idea de lo nuestro.
      Pagar no te da derecho a todo, simpkemente a tu consumicion y que disfrutes de la instalacion con total respeto y educacion hacia el establecimiento y resto de clientes.No puedes hacer lo que te de la gana como en cierto modo insinuas.Tres horas de trabajo te ponia yo detras de una barra o tan simplemente teniendo qud aguantar que para que tu te diviertas vengas a putearme con tu trato y tu falta de respeto porque llevas toda la semana trabajando, ese camarero lleva toda la semana trabajando y sigue haciendolo y no ocho horas en cinco dias sino minimo diez horas en seis dias, aguantando al jefe y a todo tipo de clientes.Estaria escribiendote durante horas y te explicaria que cualquiera no valeis para mi profesion, la mayoria ni valeis ni sabeis por muy facil que creais que es, te sorprenderias.
      Te deseo que lo pases muy bien y que dejes trabajar al camarero con educacion y respeto.Es lo unico que pedimos y tanto os cuesta dar.Saludos de un camarero ofendido en sus palabras tan generalizadas

      • “Pagar no te da derecho a todo”. Absolutamente de acuerdo y buen resumen de lo que busca transmitir el post.
        Entiendo que te hayas sentido molesto con las palabras, Angel Luis, así como quiero que sepas que mucha gente (la mayoría) sí valoramos vuestro trabajo. Gracias por tu comentario!

      • ¡Hola a todos!
        Casualmente, me he topado con este blog de hace unos cuantos años y de verdad Angel Luis, quienes no han trabajado en este sector no saben en absoluto la razón que tienes en cada párrafo escrito.
        ¡Quiénes de verdad sabemos por lo que pasamos somos nosotros, los camareros!
        A pesar de que lo que llevo trabajando en hostelería no llega ni a un año, ese corto período de tiempo no me quita las ganas de plantarme muchas veces delante de la mesa y decirle al cliente que no soy ni su sirviente ni su mascota y tirarle la bandeja en la cara a ver si así aprende modales.
        Es muy frustrante levantarte cada día a las seis y media de la mañana, para ir a ganarte el pan como cualquier otra persona y encontrarte con imbéciles de primer orden desde que empiezas la jornada laboral. Parece que cada día la gente tiene menos educación.
        Empece trabajando en un restaurante y, finalmente, estoy en una cafetería/ en un barrio “rico”/ en el centro de Valencia.
        Está claro que el cliente tiene derecho a saber qué lleva un plato de comida, hoy en día hay muchas alérgias; a cualquiera le gustaría que le atendieran amablemente y con una sonrisa antes de ir a trabajar o después de una “intensísima jornada laboral”, etc., etc., etc., etc… ¡Pero hoy en día la gente es demasiado gilipollas (con perdón de la expresión)!
        El camarero no está para servir en bandeja de oro y como si solo estuvieras tú en el mundo un desayuno de 2,50€, hacer una reverencia y pedir permiso para retirarse. Un camarero no es un sirviente ni un ser de nivel social inferior a ti, ni un perrito al que puedas llamar la atención con un “¡eh, que estamos aquí afuera, ¿nos atiendes?!” Por más dinero que tengas o que quieras aparentar que tienes (porque la crisis nos ha afectado a todos, majetes), no tienes derecho a irrespetar al camarero que simplemente intenta hacer su trabajo con la mayor eficiencia y lo mejor que puede.
        Miradas de superioridad, de fastidio, no levantar la cabeza y obligar a tus ojos a desviar la atención del móvil para mirar al camarero a la cara mientras le pides que, dejémoslo claro, te está atendiendo, atendiendo del verbo atender, no es la servidumbre de la época feudal o un criado del palacio de Buckingham, no te va a traer el café y las tostadas en una campana de plata, un traje blanco y lito de seda. Tardar media hora en decidirse mientras tienes que atender a tres mesas más que se han sentado a la vez y encima, hacer que rectifiques lo que has escrito varias veces, o contarte su vida entera y la del vecino en el proceso; no saber pedir las cosas bien para facilitarte el trabajo para entender o pedirlo a medias, ejemplo: “me traerás un café descafeinado del tiempo” y al tenerlo en la mesa, decir: “era con leche”. No saber lo más básico como es diferenciar los tres tipos de café más consumidos y comunes: café solo, cortado y café con leche; tener que irte al sector de la enseñanza y darle una clase teórica al cliente, perdiendo un tiempo que podrías emplear en atender otras mesas y obligándote a perder el culo para atender a los demás porque todos van con prisa y se sienten con el derecho de enfadarse porque no llegas a todo.
        Bueno…. y me podría pasar horas y horas escribiendo. Ya me he desahogado un poco jajaja
        Solo digo que, a los que nos gusta hacer bien nuestro trabajo, nos boicotean día a día, a cada rato, nos dificultan la labor, nos sacan de nuestras casillas y se burlan porque ellos son los que están sentados en la silla y se creen con más derechos que tu. Intentas hacer bien tu trabajo, ser amable con cada uno de los clientes, simpática, agradable, correcta… pero no es suficiente.
        Ser camarero está muy infravalorado y la gente no se da cuenta de lo difícil, estresante y exhaustivo que es este trabajo.
        Es verdad que hay gente que no está hecha para esto y no hace bien su trabajo, todos no tienen el mismo grado de paciencia, hay que añadir; pero no por eso tienes que generalizar y faltar al respeto a los que nos dedicamos a esta profesión sin haberlo vivido en tus carnes Mila. O, si alguna vez fuiste camarera, parece que se te ha olvidado qué significa estar de cara al público.

        Y sin más dilación, aquí me despido.
        ¡Un saludo a todos!

    • Te doy toda la razón. Me dedico a la hostelería desde pequeño y solo me encuentro con inútiles que culpan a los clientes de su trabajo. Que intente ahorrarle al camarero un viaje? Pero si es el mismo que camino al office ve un plato sucio en otra mesa y no lo coje porque no es su rango. Si cambio de opinión cuanto a mi pedido mil veces, mil veces espero que el camarero venga con una sonrisa. Y si no llega será que el dueño del local debe contratar a más gente. O invertir en tecnología que le ahorrará tiempo a todos.
      Si el local cierra a las 12 es culpa del dueño no pagar a los camareros hasta más tarde. Si está abierto entro. Y espero que se me atienda igual de bien.
      Dejad de culpar a loa clientes y preocuparos por luchar por vuestros derechos en lugar de pensar que en hostelería siempre se trabajan más horas. Que os las paguen.

      • Ruego a dios que no sea ud. un Empresario, ni tenga algún negocio bajo su mandato, pues seguro estoy que estaría solo o sus trabajadores serían esclavos. Me gustaría verlo en su puesto de trabajo y que su jefe lo enviara a buscar materiales a el almacén, pero que lo hiciera a cuenta gotas, a ver que tiempo le dura la sonrisa.

      • Como dices, muchos de los problemas vienen “de arriba”. El empresario barre para casa y, muchas veces, lo más damnificados son los camareros, que están entre medias y terminan haciendo de “sparring” con el cliente descontento.
        En fin, paciencia y mucha mano izquierda es lo que hace falta a ambos lados de la barra.
        Gracias po rtu comentario y un saludo, Lui.

      • Tengo 51 años, llevo desde los 14 trabajando en la hostelería, amo a mi profesión, me ha hecho sacar adelante una familia maravillosa, me he sacrificado por ellos en todo lo necesario, para nada me da la impresión de ser un esclavo de nadie, trabajo para clientes que saben apreciar mis servicios, y aquel que encuentro desagradecido, que son muchos, lo toreo de la mejor manera que la vida y mi trabajo me a enseñado, siempre dominando la situación y sin dudar ni un momento, amabilidad, simpatía, servicio y ante todo anticipación, el que disfruta de unas buenas viandas rodeados de buenos comensales y tiempo para disfrutarlas es el mejor de nuestros premios, siempre hay muchos clientes nerviosos y predispuestos a enseñarte tu oficio, pero nada mejor como amansar a las fieras y dejarlas suavecitas, como disfruto con eso, o marcar al payasete de cada cada grupo, que siempre hay, pero eso no me distrae de mi tarea principal servir nuestras especialidades culinarias con el mayor placer del mundo. Un saludo a todos los camareros del mundo.

      • luchar por nuestros derechos? ojalá eso se pudiera si no lo haces tu en la calle tengo 60 personas más esperando tu empleo, no es tan fácil y encima trabajando 12 horas al día por lo menos yo las trabajaba tengo que aguantar que vengas y me hagas dar 70 viajecitos cuando tengo 20 mesas más que atender tu no eres especial para mi eres uno más y si crees que con 20 mesas más voy a estar para lo que necesites cuando necesites es que lo llevas mas, tan malo te parece pedir educación que muchos comensales no la conocen? no soy un perro, ni tu esclava ni tu servidumbre para que yo tenga que estar pendiente de ti, si es lo que buscas te lo pagas y si entras a última hora cuando ya estas cerrando que solo piensan en el dolor de pies y de piernas que tienes en ese momento, el sueño que tienes y las ganas de irte a tu puta casa porque no se si sabes que los camareros también tenemos una vida una casa y una familia y llegas tu y en vez de decir bueno no pasa nada voy a otro sitio te sientes con dos cojones yo desde luego con hna sonrisa no te atendería… si no eres capaz de entenderlo tu mismo pero ojalá te toque algún día trabajar de camarero y te hagan todas esas cosas que tu dices son normales.

        • No te olvides que estamos para eso: Servir!! Si no sabes sacar una sonrisa en el peor momento es que no eres camarera ni mucho menos sabes de atención al cliente, Personalmente es cuando mas propina saco. Los comensales vienen a pasar una velada agradable, da igual tarde que temprano, nos pagan por ello y dar lo mejor de si. El problema viene cuando hay “intrusismo laboral” y los que no entienden y sirven lo hacen como si fuera sus amigos o familia, pensando: “no soy tu sirvienta” “lo llevas claro si piensas que voy a traerte el aceite”, etc.
          Yo estudié para ello hace muchos años y por desgracia se valora en muy pocos establecimientos debido a gente como tu, que esta de paso sirviendo unos menús o unas cañas mal echadas. Sinceramente si me llegara a encontrar contigo, pediría la hoja de reclamaciones. Una pregunta: por que no te dedicas a otra cosa?

      • Seguro y es uno de esos jefes que se cree jefe por dar ordenes sepa usted que Jefe es ser Lider. Y si ese camarero que cree usted que es inutil,¡ usted lo contrato!, mas inutil usted por no sacar provecho de esa persona, por no saber sacar lo mejor de esa persona. Hay que pensar siempre como te gustaria que te traten a ti, te gustaria a ti que te hicieran ir , 4 veces por algo??. Ni en tu casa!

    • Querida Mila, me ha hecho muchísima gracia una de tus frases,

      -el cliente q se ha pasado la semana trabajando.

      Un cliente que se ha pasado la semana trabajando de lunes a viernes ¿verdad?
      Pues: ¿Sabías que un hostelero solo tiene un día libre a la semana? (por lo menos ese era mi caso)

      Yo trabajé 10 años de camarero. Lo primero es que empece muy joven, lo segundo es que hasta que no deje la hostelería y me comencé con mi actual trabajo en el cual llevo 9 años, no sabía lo que eran unas vacaciones, una semana santa, unas navidades, no podía quedar con mis amigos para salir porque cuando yo terminaba de trabajar por la noche era muy tarde, y te juntabas con tus amigos cuando ya estaban entonados y tu estabas reventado porque habías empezado a las 8:00 de la mañana hasta las 18:00 de la tarde y de 20:00 a 03:15 ( sin tener en cuenta que en la hostelería se sabe cuando entras a trabajar, pero no cuando sales)

      He tenido que aguantar mucho, nunca he discutí con un cliente, nunca le puse mala cara a un cliente, nunca di una mala respuesta a un cliente, y al final, siempre, desfogaba con quien menos tenía que ver, amigos, familia, pareja….

      A si que, clientes de la hostelería, cuando vayáis a gritarle o faltar al respeto a un camarero pensar: seguro que echa mas horas que yo, seguro que descansa menos días que yo, seguro que tiene menos vacaciones que yo, seguro que tiene menos tiempo que yo para estar con la familia, y seguro que hoy le han gritado mas que a mí.

      • Gracias por tus palabras, David. Se nota que, efectivamente, llevas el peso de muchos años de trabajo a las espaldas. Aprovecho y te mando un sincero agradecimiento por ese tiempo de dedicación que has tenido. Es altamente improbable que nos hayamos cruzado nunca, pero ahí queda eso 😉
        un abrazo !!

    • Los camareros son humanos (yo he sido camarera, sé de lo que hablo) y obviamente, cuando son las once de la noche, y llevas horas aguantando gilipollas que se piensan que eres un mero esclavo, la sonrisa no sale tan fácilmente. Lo primero que hay que tener para salir de casa es un poco de educación y de humanidad, y si un cliente trata a un camarero como a una mierda de perro, es normal que el camarero no sea TAN amable como con la gente que le trata con respeto y educación. Y recalco el “tan” porque, a pesar de todo, sigue siendo amable

    • En ningún momento se dice que el camarero deba ser borde, maleducado, lento y poco profesional, hablamos de como debemos comportarnos como clientes.
      Si no te gusta como funciona un bar, restaurante u hotel, pues no vuelvas, Fácil!!
      Pero no pierdas nunca los buenos modales, y además el hecho de pagar no te da derecho a comportarte como un chulo arrogante.
      Pero esta es mi opinión y no me dedico al mundo de la hostelería.

    • Me gustaría verte a ti trabajar, tanto que hablas del trabajo en este país.
      Estoy seguro que eres de tipo personas que sale a alternar 4 veces contadas al año que exigen y aparentan como si fuese dueños y señores de todo . ( de alguna mierda seguro, claro ).

    • Lo siento Mila.
      Pero no estoy de acuerdo con tu comentario, llevo más de 20 años detrás de una barra, y tengo 43, estar de cara al público no es servilismo, venís a los locales cada día con más prepotencia, pensando que esa persona que os atiende tiene que ser como vuestro esclavo y esto no es así. Yo puedo atender, serio pero bien al cliente. No estoy obligado a sonreír para que es este contento.
      Me pagan por atenderte no por ser tu alegría.
      Otra cosa, me jode que siempre que se cierran los barres la culpa del personal , te has parado a pensar si ese personal cobraba cada mes. O cuando al jefe le daba la gana, o el jefe cuando cerraba se iba de fiesta y la pasta del día se la fundía.
      No digo que hay cada uno detrás de la barra para matarlo. Pero ni todos somos malos y menos somos sirvientes.

    • Me vas a perdonar que te dig,, pero es que esto es para mear y no echar gota. El trabajo del camarero es prestar un servicio al cliente, un servicio se entiende que tiene que ser eficiente y agradable, tanto por parte del profesional como por parte del cliente, no somos ni chachas de delantal y cofia nayudantes personales .. un mínimo de respeto por nuestra profesión, supongo que no te gustara que te falten a ti tampoco en la tuya, o tu por trabajar de lo que sea que trabajes tienes que aguantar la mierda de todo el mundo? esto es lo que me faltaba poriginal ver, como si una no estuviera hasta ahí de aguantar mierda cada día, y con una sonrisa en la cara, por supuesto, porque en mi trabajo eso, es de obligado cumplimiento!!

    • Haber los camareros tbm son personas, ellos está claro q están para atenderte.. Si tu no vas ellos no tienen trabajo, pero si ellos no trabajan tu no tienes a donde ir, sin ellos no hay restaurante q valga ni pub q se precie, xq tu no vas a atenderte tu verdad? El trabajo de camarero esta infravalorado q lo sepan todos, cobran una miseria y aguantan a payasos q sólo piensas q ellos están allí a su disposición, pues tbm tienen vida, amigos, pareja, hijos y otras cosas q hacer q atenderte a ti, hable claro, verdad?

    • Comentario desafortunado por parte de mila, despues de pasar toda mi vida entre cocinas ,barras ,restaurante , eres del tipo de clientes “bordes”
      El trabajo del mesero o camarero es tratar al cliente con educacion ,servirle bien que se sienta a gusto en el establecimiento , contestar con educacion a las preguntas del cliente , pero eso se llama servir , y tu lo que quieres que haga el camarero es “servilismo “

    • “Querida Mila” Tu estás flipada. Estoy convencido de que tu ex era camarero y se fue con su compañera de barra (que seguramente sería más simpática que tu) o con la cocinera. O es posible que seas la típica coñazo que llega a las 4:45 ciega de cañas con las bragas meadas y tu mejor pintura de labios exigiendo que te den de comer, cuando TODOS tenemos horarios.
      “Querida Mila”, tienes muuucho que aprender y te retaría a trabajar en un bar, cualquiera, a ver cuanto aguantas, eso sí, toma un poquito más de fibra guapa, que creo, que te hace falta, tanto como observación y educación.

    • gente como es la que meteria yo un par de sabados a trabajar para que valores un poco mas la hosteleria y el trabajo de los camareros, solo espero que gente como tu no venga a mi negocio te lo agradeceria.

    • Pues viendo como te vas a comportar en la mesa del restaurante,no seré yo,ni creo que muchos camareros los que vayan a esmerarse contigo, Mila. ¡ Eso sí! Lo trataré con amabilidad, humildad y educación, Al encontrarnos con personas ansiosas y estresadas, deseamos acabar la mesa del individuo cuanto antes,pero a día de hoy y después de muchos años de “batalla”,con mucha amabilidad y educación te pediría que abandonases el local por el bien de la empresa.

    • Llevo 10 años en la profesión de camarera, he visto muchos tipos de persona, la mal educada, la timida, la amable, la hospitalaria, y luego estan los que van de superiores y subiditas como usted, ¿trabajar? me parece que usted no tiene ni idea de lo que es realmente trabajar y ganarte un sueldo, porque si señora mia, el trabajo de camarera es para ganarse un sueldo, tan digno como el quee podria ganarse usted, asi que le agradeceria que no hablara con desprecio ni inferioridad hacia cualquier trabajo que sea de cara al público, ni usted se sienta una marquesa cuando se esta tomando un puto café, porque no deja de ser un puto café, en una cafeteria por un puto 1.25€, si usted quiere quiere atención menos “nefasta”, paguese con su sueldo de marquesa una atencion especifica para subiditas como usted y deje al servicio publico que atienda a la gente normal que no se cree mas que nadie. Un saludo señora superior 😉

    • Tienes toda la razon Mila. Pero solo en tu mundo…el mundo en el que tú y cuatro mås habitais.
      Un mundo lleno de ignorancia en el que la prepotencia y la falta de educacióon son lo que más abundan.
      Apuesto a que ni siquiera frecuentas locales de hostelería. Hablas porque para tí y la gente de tu mundo seguís pensando que el camarero es un sirviente, esclavo, o como quieras llamarlo, que tiene que estar a tus pies en todo momento y aguantar y tragar todo lo que se le eche.
      Pues NO. Eso fueron tiempos desgraciadamente en los que solo unos pocos frecuentaban la hosteleria, pero gracias a Dios, hoy es una gran mayoría, que por lo general, se suele comportar bastante bien, demos gracias.

      Asco me da el comentario que ha hecho hacia PERSONAS…..Repito……PERSONAS.

      UN SALUDO AL RESTO DE PERSONAS.

    • Mira Mila,
      Me parece que el artículo no lo has entendido bien. Por tus palabras deduzco que eres una de esas personas, con poca educación, a las que se refiere el texto. Como profesional en el sector sólo puedo decir que doy gracias a todas esas personas que no se comportan como tú y que hacen que amemos nuestro trabajo con esas cosas tan bonitas que tiene como hacer las veladas de nuestros clientes lo más agradables posible. Ya que esto consiste en una colaboración mutua. Si el cliente no colabora es difícil , no imposible, conseguir esto. Así que la próxima vez que vayas a comer, cenar o simplemente, a tomar algo a cualquier establecimiento y veas que el/la camarero/a te sonríe forzadamente, ya sabes por qué es.

    • Mila, servirles no, pero son camareros, no esclavos a los que puedes pedir y tratar como te salga en gana. Seguro que cuando vas al banco no exijes tanto, si es así porque el camarero tiene que soportar tus desaires. Si vas al super no pides los productos a la carta, lo tienen no lo tienen, ¿Por qué en un bar o restaurante te tienen que acoplar sus platos a como a ti te parezca bien? pues no, no es así, aunque desgraciadamente toca agachar los cuernos y ceder.

    • Trabajo de camarero hace 6años y creo que personas como Ud serán mal.atendidas donde quiera que vayan por que si tratas mal aún camarero lo harás con tu estado de animo y estómago entre más amable y seguro seas como un rey se te atendera

    • Increible, segun ud. deberiamos ser siervos sin ningun tipo valoracion, esclavos de los clientes? No creo que sea asi, por supuesto que la gente cuando sale de su trabajo les gusta estar en un bar tranquilos y bien atendidos pero no es como dices. Los bares/restaurantes que hayan caido en quiebra no es solo porque no sepa elegir a sus camareros o cocineros, si no, que no ha sabido elegir a su clientela, un saludo Mila

    • Me iba a ahorrar el contestar, pero como veo falta de idea en el asunto pues aquí te escribo a ti exclusivamente.
      Sí, el cliente quizás lleva toda la semana trabajando y va a relajarse o a lo que quiera que haya ido a hacer en su tiempo libre; pero, hablando de tiempo libre, un camarero no sabe lo que es eso. Porque el cliente llevará toda la semana trabajando, pero el camarero lleva toda la semana trabajando y, muy a su pesar, seguirá trabajando el fin de semana, a diferencia de ese cliente que merece ese descansito siendo atendido en una mesa con toda la educación del mundo y la mejor cara mientras le devuelve a ese camarero, por su amabilidad, exigencias, desprecios, quejas, etc. Y eso si ese cliente tan trabajador que, pobrecito, lleva toda la semana trabajando (lo más seguro que unas cuantas horas menos que el camarero), no le va de altivo y de rey del salón, que, a pesar de ver el restaurante lleno, se cree que es el único que quiere comer, beber o lo que quiera que haya ido a hacer.
      Y, no es por nada, pero si tanto te quejas del trato que te han dado, es que igual sobra demasiada gente como tú por ahí suelta creyéndose que los camareros son despojos humanos que tienen que lamerles los pies a los clientes porque, claro, es el camarero, tiene que complacer al cliente, da igual lo que le pidan, tiene que hacerlo, sino que hubiese estudiado, no? Pues que sepas, quizás ese camarero al que tu te crees que debes exigir devoción hacia tu persona, tenga más estudios que tú, o este ahí sirviendo a gente tan despreciable y tan miserable para pagarse una carrera en la que ni en tus mejores sueños entrarías. Y, estoy de acuerdo, yo no tengo ni la más remota idea de a lo que te dedicas, de los estudios que tienes, del tiempo que has pasado estudiando, de lo que ganas, etc., etc., etc… Pero tú tampoco tienes ni idea de lo que hay detrás de esa cara amable que te está sirviendo y que está aguantando lo que tú, lo más seguro, no aguantas en tu trabajo, porque bien se ve que no tienes ni idea. No tienes ni idea de las horas que esa persona lleva ahí tratando con gente insoportable y maleducada, no tienes ni idea de las pocas horas que seguramente haya dormido porque a saber hasta que hora lo tuvieron allí y a que hora ha tenido que empezar su jornada, no tienes ni idea de si al (por fin) salir de allí tiene que estudiar o limpiar su casa (porque sí, también tienen una casa que limpiar y mantener, no tienes ni idea de el poco tiempo que puede ver a su familia, no tienes ni idea de lo que gana por esas retorcidas 15 horas que puede llegar a echar en ese lugar sin casi ver la luz del sol, no tienes ni idea de la de veces que seguramente tuvo que ir enfermo a trabajar porque como seguramente no sabes no se puede coger el día por indisposición/enfermedad, no tienes ni idea de la clase de jefe que tiene y mucho menos de como lo puede llegar a estar tratando a cambio de esos quizás 3’5€ que le esta pagando por hora,…. Y podría seguir aun que te parezca mentira. Con mucho gusto te invitaría a que probases el agradable oficio de camarero durante una sola semana, querida Mila… Pero, para mi pesar en este momento, no le deseo el mal a nadie.

      Por cierto, como bien se puede apreciar, entiendo bastante del tema, porque trabajo de camarera para pagarme la carrera de medicina y poder a llegar a ser cirujana algún día. Imagínate tú lo que es estudiar medicina y, a la vez, trabajar 12-15 horas seguidas (por supuesto, cotizando 4 CON SUERTE) y llegar a casa con la idea de estudiar y encontrarte con todo sin hacer porque no tienes tiempo ni de ir al baño a hacer tus necesidades. Ojalá el día de mañana no me toque gente como tú en una consulta, porque como me vengan con penas sobre su trabajito de 8 horas bien pagadas, les recomendaré que trabajen durante un mes de camareros para que espabilen… La pena es que estoy de broma, porque a diferencia de ti, tengo unos principios a los que respeto, y se tratar y valorar a las personas sean quienes sean, independientemente de su trabajo y de los estudios que tengan y, por supuesto, tengo más educación que tú.

  • El otro día creo que vi un título parecido para meterse en una página, pero al final no lo leí jajaja
    Voy a empezar a pensar que tienes algo con el solomillo, lo pones mucho de ejemplo, y yo feliz, que a mi me encanta (el de cerdo, el de ternera no tanto)! jajajaja
    Lo reconozco, yo hago mucho lo de ”sin cebolla, por favor” o ”¿la salsa viene puesta?” y derivados… pero ahora intento pedirme algo que me guste todo, y si no, lo aparto, o me lo como, antes era mucho más ”especial” con las comidas.
    También pido más mayonesa, creo que a partir de ahora voy a pedirla antes, aunque a veces me traen pero no la suficiente… a partir de ahora intentaré ser mejor comensal 🙂
    También es verdad que hay algunos camareros… Yo sí les cojo manía, cuidao! Pero es que hay algunos que se creen mejores que tú, y van de sobrados, y no puedo con ellos, y claro, si son mayores que tú ya, se creen los reyes!!!!! Ya tengo un sitio que no voy por el camarero, a parte de otras cosas jajajaja
    Bueno no me enrollo más…
    Feliz domingo, y disfruta de las vacaciones!!!!!!!!!!!! 😀

    • El solomillo? claro que tengo algo con él. Somos el uno para el otro!! lo que pasa es que aún no se lo he dicho..shhh..
      Yo también incumplo de vez en cuando alguna de estas normas, está claro, pero al final se trata de hacernos la vida más fácil los unos a los otros, no hay más misterio 🙂
      Sé al concepto de “camareros que van de sobrados” a los que te refieres, pero creo que están desapareciendo. Al final, todo tiende a ponerse en su sitio. Cuando muchos clientes no comparten la manera de ser de la persona que los atiende, es cuestión de tiempo que algo pase: o cambian el personal, o los clientes dejan de venir…

  • Porque así, en general, somos maleducados. Porque consideramos que el camarero de turno es nuestro esclavo. Porque creemos que por el hecho de ser “clientes”, ellos son nuestros sirvientes. Porque servir un flan de huevo sin huevo y un café cortado corto de café es casi imposible; porque conseguir un steak tartare muy hecho, es ya imposible del todo… por eso mismo, suscribo en todas sus partes el contenido de tu post. Si yo fuera camarera, más de una vez habría pagado a algún borde que he visto por ahí para que se largara.
    Lo de los niños dando tumbos (o sea, el coñazo) de mesa en mesa ajena, eso ya es otro tema. Ahí, pagaría a los padres para que se largaran.
    Besos.

    • Gracias por tu comentario, y tu estupenda redacción del mismo, Begoña. Me alegra que compartamos la visión del post de hoy 🙂
      UN beso!!

  • CHAPÓ!! Mira no se si alguna vez has trabajado de camarero o te has informado muy bien antes de escribir el post o has realizado una tesis en tiempo record sobre el mundo hostelero y la clientela, pero has dado en el clavo. Mi padre tiene un bar y desde q tengo 18 años, ahora 26 he trabajado los veranos para ese dinero extra en él. (El verano pasado fue para el seguro del coche

    • Jajajaja. Bueno, Tania; ni A, ni B, ni C. 🙂
      Creo honestamente que es sentido común. Me pongo en su (vuestra) piel e intento empatizar. Mi mejor amigo trabajó también muchos años en hostelería y me contaba algunas cosas que me dejaban alucinado… Un beso y mcuhas gracias! (por cierto, lo del seguro del coche me ha encantado!!)

  • Ayss q se me ha enviado sin querer con la chapa q t he metido.. Jeje bueno pues para acabar yo siempre digo q toda persona deberia trabajar al menos un mes de cara al publico asi habria un mayor desarrollo de la empatia.
    Bueno Javi despues de esta “biblia” un besitoo y sigue asi

  • JAJAJAJAJAJ No puedo estar más de acuerdo Javi, lo de chhistar y lanzar besitos jajajaj seguro que algún macoi lo hace, y lo de los niños… es HORRIBLE!!, sobretodo cuando gritan y a su madre le hace gracia, es como.. señora o la estrangula usted o lo hago yo pero.. POR QUE SE RIE?
    Todo esto en el Mc auto no pasa jajajjaja!!!!

    besitoos ; )

    • El término “macoi” poca gente creo que lo entenderá..LOL.
      Estás animando a los lectores de Hot Shots, querida Cris, a que terminen en un McDonalds (o peor, en un McAuto) para evitar niños gritones!?? 🙂 🙂

  • Olé tú, parece que me has descrito, creo que soy el ejemplo de cliente que debe ir a un bar, que educada soy por dios!! jajaja. Eso sí, he fallado en una cosa, siempre que pido calamares se me olvida pedir que los quiero con limón, uff!! casi siempre termino camiéndolos sin limón porque se me enfrían y el camarero todavía no me los ha traído. A partir de ahora lo tendré en cuenta.

    Y a parte de todo lo que has dicho, que está muy bien, hay que ponerse en la parte del que paga, que hay veces que el bar quiera atender con un sólo camarero las mismas mesas en verano que en invierno, oye, que el país está muy mal, un poquito de por favor, contrata a 2 camareros más que salgamos de la crisis.

    Pd. otro día podrías hablar desde el punto de vista del cliente que va a un bar puerco, donde no tienen la mitad de las cosas que hay en la carta, todos pedís a la vez para comer y uno come 1 hora después que el otro, por no decir que otro se queda sin comer porque no se que ha ocurrido, pero tu plato no ha llegado a pedirse!!! el camarero va desfasado y se queja en voz alta de que el no puede estar solo para la mierda que le pagan y para colmo, llegan 40 después que tu y todos comen antes que tu. En fin, creo que en esto de los bares, hay material de sobra.

    • Jajaja. Claro que sí, Mónica! Eres tú mi musa, eres tú mi inspiración. Mi suspiro, mi anhelo..(bueno, vale ya, Javi)
      Suscribo cada palabra, sobre todo en lo referente a los bares que se quedan cortos de personal en cuyo caso, el problema es más bien del dueño que del sufrido (una vez más) camarero…
      Me apunto tu último párrafo como sugerencia de post. “10 cosas que todo cliente debe…XXX”
      gracias!!

  • Si es que hay dos tipos de personas: las que tratan mal a los que les sirven y las que no, así de simple.
    Una mujer muy sabia me dijo una vez que a un caballero se le identifica por pequeños detalles como los que cuentas en el post. Por esos y por cómo trata a las mujeres… a todas, sean guapas o feas. Si es atento sólo con las guapas es un lobo con piel de cordero.

    • Bien dicho, Adela. Sobre cómo tratar a las mujeres también hay mucho que decir, aunque ahí no sé si me atrevería a meterme, porque cada uno de nosotros es taaan diferente.. 🙂
      un saludo y gracias por tu comentario!

  • Hay de todo, como en todas las profesiones, pero el título dice “10 cosas que los camareros desearían que todos supiéramos”. Y en ese sentido….chapó al artículo.
    Me gustaría (con respeto) contestarle a mila, pero me cuesta. Entre las faltas de ortografía y demás me cuesta entenderle lo que escribe. No obstante, decir que (repito) aunque hay de todo como en botica, no creo que haya muchos camareros que trabajen 40 horas semanales. Lo normal es casi doblarlas, y pide que sirvan con “amabilidad, humildad, edicación……a los que se han pasado la semana trabajando” Servicio si…..servilismo no. Y habla de los bares que han cerrado. Si, cierto, bares, tiendas, constructoras, franquicias y un montón de negocios que nada tienen que ver con la hostelería. ¿Quizás tenga algo que ver la crisis?
    No obstante, totalmente de acuerdo con que puede encontrarse con camareros desagradables.
    Felicidades por el artículo.

  • Análisis muy bien realizado!!! para no repetirme estoy de acuerdo con Eduardo ( mi predecesor jijiji).

    Por mi trabajo, estoy en contacto continuamente con mucha gente, especialmente gerentes, altos cargos, assistant manager ( vamos lo que viene siendo un secretario/a de toda la vida) y a alguno que otro habría que explicarle que la esclavitud se abolió hace siglos.

    Confunden el servicio con el servilismo como muy bien a dicho Eduardo, esto se puede extrapolar a todo tipo de profesiones. No hay cosa que más rabia me de que entrar en una tienda y se trate a la dependienta, en plan chica tráeme eso… ufff me puede… El otro día, almorzando en un bar, el señor super elegante de mi lado, llamó al camarero ” ehhhh chavalito!!!!!. Cada uno en nuestro sitio, con educación todo rueda muuuucho mejor.

    Un besoteeeeee!!!

    • Uufff.. “CHA VA LI TO”. Ves? ahí imagino que el camarero (o al que le toque) tiene que tragar saliva, contar hasta diez y seguir adelante como si nada.
      Gracias por tus palabras, Ary. Un besote también para ti!!

  • En el mundo de la hostelería cada persona es un mundo… Es muy fácil ir a un bar o restaurante y pedir algo para tomar o comer, lo difícil es entender todo lo que conlleva eso, porque ni el café viene en lata, ni el solomillo cocido y menos el vino abierto… El que quiera un “sirviente” que no lo busque en un bar, porque NO SOMOS los únicos clientes que estamos en el local, si miramos un poco alrededor y abrimos el mundo a la realidad, verás que hay mas gente cenando y no a todos se los trata igual, simplemente por una cuestión simple: porque ninguno es igual, y cada uno conecta de gormas distintas. Pero si uno no pierde las formas y es educado seguramente recibirá lo mismo!!

    • Estupendo y acertado comentario, Marcos. Me ha encantado el “El que quiera un “sirviente” que no lo busque en un bar”. Gracias por tu tiempo y por pasarte por Hot Shots. UN abrazo!

  • Grandes verdades!
    Sufridas profesiones todas las relacionadas con la hostelería.
    Por mi parte una sola queja a la labor de algunos camareros.
    Me molesta sobremanera las (afortunadamente escasas) ocasiones en que el camarero, sin reparos, se toma la licencia de proceder a aumentar la factura ignorando la voluntad o intención de los comensales. Ejemplifico con un caso vivido en mis carnes hace escasos días:
    -“quereis pan y aceitunas?”
    – “no es necesario”
    – “os lo voy a traer de toda manera porque con el frito vais a comer pan”
    (…)
    – “traiganos paella para cinco”
    -“os pongo para seis para que podáis repetir”
    (…)
    -“para picar que pedimos? calamar, frito, mejillón…?”
    – “os voy a traer uno de cada”
    (…)
    Etc, etc.

    PD: Tampoco me entusiasma cuando intentan endosar excedentes, o platos de caducidad pronta a través de entusiastas recomendaciones de plato del dia…

    Ellos pueden exigir respeto y expectativas realistas. Nosotros libertad para consumir según nuestro criterio.

    • Pere pues yo si no lo quiero no lo quiero, vamos que me puede traer uno de cada y le digo que se lo coma el, jajaja, si no lo he pedido no lo he pedido.

    • Uuufff.. Eso a mí también me pone enfermo. No tanto el que con habilidad y destreza “te engatusen” para consumir esto o lo otro, como el , por ejemplo, cuando llegas a la mesa para cenar, y te traen unos panes con muy buena pinta con un quesito de untar con mejor pinta aún. El problema viene cuando en la cuenta aparecen 12,5€ un concepto de “panes y aperitivo”… Pero bueno, digamos que eso tiene que ver más con la gestión del negocio que con los propios camareros.

  • Con el respeto que se merece la profesión de camarero, y que hay clientes toca narices, en muchas ocasiones el problema no está en el cliente, si no en el responsable del negocio, que en un porcentaje altísimo les sirve cualquiera como camarero, y sin ningún tipo de miramiento se convirtió hace mucho tipo en la profesión de las personas que son rechazadas en el resto de los gremios. Así que nos encontramos enuchas ocasiones sirviendo una mesa o detrás de una barra, personas que no les agrada su trabajo y por lo tanto les da igual dar un buen servicio o echar de comer al ganado, al fin y al cabo lo que esperan es que llegue final de mes y recibir un salario ridículo. Con todo esto lo que quiero decir es que como en cualquier otra profesión, el personal debería estar bien formado, y no a golpes de experiencias diarias.
    Un saludo a todos los profesionales del gremio.

    • Es cierto que se ha convertido en un condicionante muy grande(si acaso no es así´desde el principio) el dónde y para quién trabajes. Las condiciones en las que están muchas veces no son las ideales y eso, indudablemente, repercute en la atención.
      Muchas gracias por tu reflexión, Gorka, y un saludo para ti también!

  • Solo ha faltado la publucación q hizo un hostelero. Y colocó en el acceso, prohibiéndo la entrada a sus clientes con edad inferior a 10 años creofué igual de genial. Un saludo

    • Madre de dios…en serio prohibió la entrada a menores de 10 años?? Ya que estaba, yo la hubiera prohibido a menores de 13!! 😉
      gracias por tu comentario, Paco. UN saludo!

  • Como dice mi padre… en la viña del señor hay d todo… enhorabuena por el post… soy un camarero sufridor… jejejjje un saludo a todos

  • Tengo desde hace un par de meses un negocio de hostelería, hasta ahora nunca antes había trabajado en este sector, pero debido a la crisis que estamos viviendo me decidí a embarcarme en esta aventura. Creo que tienes mucha razón en lo que dices, podría añadir alguna otra cosilla que afecta más a las féminas ¿Por qué algunos clientes se creen con derecho a ligar con la camarera?
    Hasta ahora el balance está siendo muy positivo, me encanta el trato con el público y mi falta de experiencia la solvento con una buena disposición y amabilidad, creo que lo primordial es la educación por ambos lados.
    Lo negativo de esta profesión es la cantidad de horas que se tiene que trabajar.
    En algún comentario anterior he leído que muchas veces los problemas vienen por falta de personal, yo ahora que llevo muy poquito tiempo con el negocio abierto me sería imposible poder contratar a nadie y ciertamente he tenido momentos de mucho, mucho apuro, en los que probablemente habría necesitado a una persona de apoyo, pero me saldría muy caro y eso es lo que supongo que les pasa a muchos otros autónomos.
    Gracias por tu comentarios 😉

    • Lo primero de todo: enhorabuena, Ada. Decidirse a montar algo por cuenta propia es digno de admiración. Y no lo digo como frase hecha, que lo es, sino porque realmente lo pienso así.
      Sé lo difícil que puede ser y el valor que hay que echarle a estas cosas, así que te deseo la mejor suerte del mundo. Si me dices dónde está tu negocio y, si paso por ahí, prometo entrar a tomarme una Coca Cola Light bien fresca. 🙂
      un besote!

  • Hola Javi!! Que bueno el post! La verdad que me ha hecho recordar a mi infancia.. yo también entiendo ahora porqué mi madre no quería que hiciera potingues con la bebida.. sí.. yo también lo hacía, mezclaba todo los restos de comida y bebida que había en la mesa… y era asqueroso pero muy divertido!! jajaja
    Y lo de quedarnos a cerrar… siempre!!! jajaja es una mala costumbre que tenemos en nuestro grupo de amigos! Creo que cuando nos veían entrar los camareros se echaban a llorar! jajaja
    En fin, que tienes razón en todo lo que has puesto, pobrecitos!!

    Un besazo enorme Javi!!

    P.D: ¿Tú alguna vez has sido camarero, verdad? xD

    • hola Miriam!Bueno, potingues y cerrar bares con amigos es común denominador en casi todos, no pasa nada XDDD
      No! la verdad es que nunca lo he sido, pero mi mejor amigo lo fue, y tengo un buen amigo que es dueño de un pequeño restaurante, así que he oído muchas historias… un besote, guapa!

  • Pues si, realmente el trabajo de cara al público en Hostelería es lo que tiene, que normalmente el buen funcionamiento del negocio no depende del pobr@ que corre de mesa en mesa, que hay gente muy maleducada y no entiende que muchas veces no dan para más y que no son ellos los que te han hecho el filete cual suela de zapato, pero se llevan la bronca, yo siempre digo, si la comida no está bien, habla con el cocinero, que el camarero ni pincha ni corta ni frie, que manía!
    Por alusiones, “controla a tus hijos”, si por favor, es muy molesto, yo tengo un niño pequeño, cuando vamos a comer fuera pido una trona y lo siento en ella (el ya anda hace mucho), sino la hay, lo dejamos en la silla, cuando se cansa se sienta encima de nostros, le llevamos cuentos y juguetes varios y tan tranquilos, pero esto hay que enseñárselo desde pequeños, y si tengo que comerme mi comida mientras cuento un cuento de Peppa Pig (porque para los postres el pobre ya está un poco harto), pues lo hago, para esos somos sus padres, para aguantarlo, el resto no tiene la culpa, a los niños no se les deja correr y gritar por los restaurantes.
    Pero claro, hay quien dice que soy muy estricta cuando en las comidas familiares tampoco dejo que haga el gamba por ahí :(.

    • Me alegra que coindiadmos, Bagpipe, es cierto que muchas veces los camareros se llevan broncas por cosas que ni siquiera son competencia suya…
      Así que Peppa Pig,eh? ahá…tomo nota, que uno nunca sabe …XD
      Hay que encontrar el término medio. Está genial controlar a tu hijo en sitios públicos en los que quizá pueda perturbar a otra gente, pero en entornos de confianza y más íntimos igual sí que hay que tener la mano más laxa… 🙂
      un beso y gracias!!

    • Estupendo artículo, V. Si es verdad ese estudio (que puede que sí o puede que no, que tods sabemos cómo funciona internet) es un claro ejemplo de cómo ha cambiado la sociedad en uno de sus “hábitat” más frecuentes… gracias por compartirlo!

  • Como camarera que soy me ha encatado, sólo decirles a esas personas que consideran que estamos para servirles, recordarle que somos personas, atendemos con una sonrisa aunque estemos fatal, que 12 ó 14 h de trabajo diarios, sin fiestas, sin merecía vacaciones, 6 ó 7 días a la semana etc…
    Bueno, en resumen, quién esta fuera de la barra está viviendo y quién está dentro está vivo, hay que tratar bien a los camarero como bien se explica, por que ha día de hoy todavía hay camareros de esos que usan salsa vip y especias de la casa para esos buenos clientes que no se comportan como es correcto

  • Mucha razón en todo, atendí público (en otro rubro) y suele a veces ser muy difícil. Aunque tengo muchas también de los camareros. Por ejemplo a veces suelen traerte la bebida con hielo, yo sí sé que el negocio ya trae la bebida con el hielo incorporado, aviso que lo quiero SIN HIELO (que la traingan fría, pero pagar más dinero por un montón de agua de dudosa procedencia en el vaso, no). Pero los camareros se empeñan en no oirme y traer el hielo igual. Yo lo lamento, pero tendrán que volver con otro vaso sin hielo por que no se los acepto. En algún lugar los camareros me han dicho: ahhh, disculpe, pero podría quedárselo igual, es que el vaso me lo cobran a mi. Yo les digo que lo siento muchísimo, pero que ya había avisado que era sin hielo. Y otra que me pasó fue con una pizza. Cuando llega a la mesa con la pizza, a la mesera se le cae sobre la mesa. La recoge con las manos, la coloca en el plato y me pregunta si la quiero. Sin poder creer lo que oigo, le respondo que no. Me dice: es que si la devuelvo me la cobran. Y le digo: es que si te la acepto me la cobran a mi, y estuvo sobre la mesa… Me dice: bueno, entonces le traigo otra. Le digo: no, ahora tradme otra cosa, por que nadie me dice que me traerás la misma pizza. Lamentablemente es así.

    • Entiendo a lo que te refieres, Ángela. Yo creo que hay cosas que tienen tan automatizadas que se les pasan. Como lo delhielo en el refresco. Yo, a propósito de la pizza, tambiém he tenido algún pequeño percance. Yo siempre la pido con poco , muy poco queso. Más de una vez la he devuelto, pero nunca he llegado a tener una situación tensa,casi siempre han admitido su error y aquí paz y después gloria. 🙂

  • Pues si que se ha liado parda por ahí arriba. No quisiera unirme a ellos, a mi solo me interesaría saber si podría tener la opción algún día de ir a cenar contigo… a cualquier restaurante, con camareros atentos o pasotas, o sin camareros, eso da igual jeje y je. No tengo malas intenciones, tan sólo me gustaría comprobar si en persona eres tan inteligente, divertido, ingeniosos, carismático y auténtico como demuestras en tus posts,..porque es obvio que guapo, lo que se dice guapo..lo eres y mucho. La pena es que los guapos como nosotr….perdón, como tú, tenem…tenéis, que estar demostrando siempre que hay algo más detrás de toda esa impecable fachada. Es la cruda realidad… que no tengo dudas de nada, eh?, pero si cuela, qué?

    Un beso Javivi.. y gracias por tu tiempo

    • Hola, Polly!! Cenar conmigo?? Pero qué cosas dices, mujer (que digo yo que Plly es nombre de mujer) una cena conmigo puede ser toda una odisea! Que yo cuando le doy al cuchillo y al tenedor e hinco diente en un buen asado, digo mucha tontería. Te recomendaría (por tu salud mental) dejarte invitar primero a tomar un agua con gas en alguna terraza de estas veraniegas tan agradables y más adelante, ya si eso, a degustar unos profiteroles de atún y aguacate.
      La gente ingeniosa como nos..como tú, no debería tner ningún problema en que un chico acepte una invitación tuya.
      Otro beso para ti, P.

  • Muy bueno y realista…
    Despues de trabajar en hosteleria 16 anos he visto muchas cosas y sufrido otras tantas…
    Espero que este articulo llegua a muchas personas….a ver si por una vez se empieza a empatizar un poco con los hosteleros….

  • Muy buenos consejos. has calavado las diferentes situaciones, pero yo añadiría que el uso del “perdona..” para llamar al camarero se utiliza en muchas ocasiones como patente de corso para interrumpir el servicio del profesional reiteradamente

  • Javi, la que se ha liado por allá arriba menos mal que yo estoy en territorio sur jejeje. Yo creo que tus artículos son muy acertados y que en todo momento respetan tanto al emisor como al receptor. Apoyándome en una teoría de mi amiga Wikipedia, debo copiar y pegar esto,
    El pensamiento crítico es un proceso cognitivo que se propone analizar o evaluar la estructura y consistencia de la manera en la que se articulan las secuencias cognitivas que pretenden interpretar y representar el mundo, en particular las opiniones o afirmaciones que en la vida cotidiana suelen aceptarse como verdaderas. También se define, desde un punto de vista práctico, como un proceso mediante el cual se usa el conocimiento y la inteligencia para llegar, de forma efectiva, a la posición más razonable y justificada sobre un tema… Si no te has dormido después de la tercera línea, lo que quería decir es que muchas veces cada uno tiene su verdad, pero en este mundo creo que es mejor llegar a un equilibrio y todo pasa por el respeto hacia los demás, así que camareros y clientes, nos toca llevarnos lo mejor posible si no queremos terminar con un café muy caliente que se cayo…por la fuerza de la gravedad o que pongan en la entrada del restaurante wanted client con recompensa incluida jejeje… Un saludo muy grande!!!!! Jojo

    • he llegado a la cuarta línea, Jojo, que no se diga que no me lo curro.. XD No, en serio, lo he leído y qué voy a decir, pues que suscribo cada línea. Sobre tus palabras en concreto, efectivamente lo ideal es llegar a una postura de entendimiento y de equilibrio. Para llegar a ese punto hace falta un tira y afloja, un entendimiento y una comprensión por ambas partes. Y esto se aplica a camarero/cliente como a cualquier otro sector en el que dos personas pueden confrontarse (amistades, parejas,etc)
      gracias, amiga mía!

  • El único caso en el que quizás podamos permitirnos un cambio en el plato es en el de una alergia. Soy alérgica a varios alimentos y hasta ahora no he tenido problemas para que me hagan algún cambio. Bueno, una vez que prefiero ni recordar. Con todo lo demás estoy totalmente de acuerdo. Los camareros están para servirnos la comida, no para ser nuestros esclavos.

  • yo, lo peor que llevo es que no me miren a la cara..una vez estuve tres minutos, de esos que vive el comensal cuando espera, mirando a una mesa de 6 personas para los cuale era invisible,,que que hice? me sente a escuchar la conversacion con ellos…me encantan los sofas de la terraza y la verdad que me dieron la oportunidad de probarlos medio de todo el lio de la hora punta..que paso despues? que nos acabamos riendo como locos y hoy son clientes repetidores de nuestro hotel..
    a todos los de este gremio os digo..tomaros este trabajo como vuestra vida..a risa..somos anfitriones en nuestra casa y ellos son nuestros invitados..eses es el secreto..un saludo a toos los que trabajan duro por satisfacer a los demas

    • Estupenda anécdota, Dhyanna. Así que llevas mal que te miren a la cara? supongo que cohibe mucho siendo un desconocido el que lo hace…
      Me quedo con el somos anfitriones en nuestra casa y ellos son nuestros invitados.. Gracias por tu comentario!

  • Totalmente de acuerdo con tu post Javier , yo también trabajo cara al público aunque no en el ramo de la hostelería (estoy en una tienda-taller artesana, donde elaboramos a vista el producto que luego vendemos) en mi caso los clientes(de todas las nacionalidades del mundo mundial) suelen ser muy amables, agradecidos y respetuosos tanto conmigo como con el producto que compran, aunque en alguna ocasión muy, muy puntual he llegado a cogerle el articulo de las manos a algún cliente prepotente e irrespetuoso e invitarle a no comprarlo y salir de mi local.. El oficio de camarero es muy sacrificado tanto a nivel físico como emocional, y un auténtico arte ya que deben manejar muchos factores a la vez en su quehacer diario. Mi experiencia con estos profesionales prácticamente siempre ha a sido muy agradable y positiva (y ya cuando vas dos veces un sitio y a la tercera vez el camarero se sabe tu nombre y te prepara el cortado como te gusta sin preguntar, ahí ya me tienen rendida y cliente fidelizada de por vida) solo en alguna ocasión donde me he sentido ninguneada como clienta (por ejemplo cuando el camarero ni te mira al tomar nota,ni al traer el plato, ni nunca vamos.. porque lo de NO mirar a los ojos no es patrimonio solo del cliente) ha solido coincidir, como bien dice Angel Luis, con personal que viene de otros ámbitos profesionales y que sienten que solo están en el oficio de paso, hasta que salga algo “de lo suyo”… En cualquier caso , como conocedora de ambos lados de esta relación (como clienta, y como profesional cara al público) para mi lo que prima es el respeto, la educación, el trato agradable y, en la medida de lo posible, con una sonrisa en los labios..ah, y enhorabuena por el post, no te conocía Javier y me encantó descubrirte!

    • Muchas gracias por tu comentario, Berta. Un comentario del que se pueden sacar varias lecturas positivas. Espero que vuelvas a pasarte por hot Shots! un saludo y hasta pronto! 🙂

  • Muy buen post Javier, me ha encantado el artículo. Es un tema interesante y delicado la verdad… Tengo casi 20 años y soy camarero en un chiringuito de Playa que en Agosto es una locura. Te doy la razón en todo lo que has resaltado en el post. Todos los días se encuentra algo nuevo en cuanto a clientes maleducados y tocapelotas. Lo que más odio son los cierres. Por lo visto hay gente que no entiende que nosotros sus ” esclavos” también tenemos una vida y queremos pasar un rato agradable y divertido después de trabajar. Yo termino de trabajar a las 3:30-4 todas las noches y lo último que quiero hacer es esperar a que se levante la mesa de 8 personas que se han quedado 3 horas con una copa para poder recoger las mesas y las sillas extras que tenemos que poner todos los días (en Agosto se peta joder hahaha). Espero que personas como Mila no vengan al chiringuito, se nota que no entienden lo que tenemos que pasar los camareros dia tras dia. Bueno ya dejo de dar la paliza con esto asi que gracias Javier por el post, que me ha servido para ventilar algunos problemas laborales que tengo y reflejar sobre cómo está la relación entre clientes y camareros. Un saludo desde Jávea.

    • A eso justo me refería, a esos clientes que alargan las sobremesas hasta el infinito. Y claro, entiendo que vosotros tratáis de alargar la hora de “echarles” al máximo, pero al final no queda otra. El problema es que la hostelería está muy ligada al ocio y, como tal, el cliente entiende que tiene derecho a casi todo.
      Bueno, Sebas, gracias por tu comentario; siempre son bien recibidos por aquí! Ánimo lo que queda de agosto y septiembre. Al menos, ya que no te queda otra, que te dejen buenas propinas!! 🙂
      un abrazo

  • Brutal!! Sin mas…
    De una camarera que le encanta su oficio! No hay mayor gratitud que una sonrisa y un cliente satisfecho.
    Hay algunos que cuesta muchísimo aguantarlos, pero sobretodo, siendo mujer, los que se creen con el libre derecho de ligar contigo…
    Sólo pedir a la gente que sale a disfrutar de una cena o una cerveza, que antes de quejarse, gritar, faltar o lo que sea, intente pensar y ponerse en la piel del camarero, trabajamos 10h 6 días a la semana, de pie, de un lado a otro, aguantando todo tipo de situaciones y nosotros no podemos salir a tomar una cerveza para desconectar del trabajo…
    Contaría mil cosas, anécdotas buenas y malas, pero he de decir que las buenas superan con creces a las malas!!
    Y bueno…. Camareros malos también los hay, no siempre el Cliente es el malo.
    Me ha encantado el post y la mayoría de los comentarios!!

    • Raquel, me alegra leer que las anécdotas buenas superan a las malas. Al final, se trata de eso, porque nunca existirá el trabajo 100% bueno. 🙂
      Gracias por tu comentario y un besote!

    • Hola, Greeg!! Pues la verdad es que no, aunque no dudo que haya puntos en común; al fin y al cabo todos pensamos de manera similar 🙂 un saludo!

  • Te felicito por tu post, Javier. Llevo 27 años dedicados profesionalmente a la hostelería y, mi escueta opinión es la siguiente (digo escueta por que es imposible plasmar a través de aquí todo lo que yo quisiera): tienes razón en casi todo lo que dices, pero en la mayoría de los casos los clientes lo hacen sin darse cuenta, claro que hay clientes con ganas de amargarle la vida al prójimo, como en la vida misma. Pero también hay muchos “profesionales” que les falta formación en todos los sentidos, personas que les hacen daño a sus empresas, son malos publicistas para el local, y a lo que yo les llamo “espantaclientes”. Pero en realidad no tienen culpa, la culpa es de sus jefes que los toleran. Por esto invito (cuando tenga más tiempo intentaré hacerlo yo) a escribir un decálogo con la cabecera siguiente: “10 cosas que deberías saber para dedicarte a la hostelería”. Y que nadie se alarme, porque yo también me he encontrado en situaciones dignas de película de Tarantino, digo esto pos si alguien piensa que no estoy de acuerdo con el post, claro que estoy de acuerdo! aunque haya algo de subjetividad. Saludos!

    • Gracias por tu comentario, Javier. Estoy de acuerdo en que muchas veces el cliente lo hace sin mala intención o simplemente como fruto de conversaciones y momentos en los que está metido con los que comparte el momento en la mesa.
      Me encantaría leer algo así, sin duda. Por favor, anímate y compártelo conmigo!! Está claro que por mucho saber estar que haya en ambos lados de la barra, siempre habrá quien tenga días peores y mejores y quien tenga más mano izuqerda que otros…
      EN cualquier coso, gracias de nuevo por tus palabras. Un saludo!

  • te doy toda la razon, como profesional de la hosteleria que soy, estas narrando muchas y muy variadas circunstancias que se dan a diario en este sector, asi y todo te falto hacer una comparativa,
    si vas a una tienda y comprar unos pantalones , no te regalan los zapatos verdad¿?
    entonces por que te tienen que invitar a los chupitos despues de la comida¿?
    un saludo¡

    • ¿y por que hay que dejar propina?
      ¿y por que tengo que aguantar el olor del camarero o decirle que mejor se pegaba una duchita por las mañanas?
      ¿y por que un camarero sujeta los vasos por donde se bebe?
      ¿y por que los camareros tocan los cubiertos por donde se come?
      ¿y porque los camareros cuando se les cae un papel no se agachan?
      ¿y por que los camareros si su jefe les paga poco las pagan con los clientes?

      ……..

      Podría seguir, tengo casi 40 tacos, como fuera de casa, paso muchas noches en hoteles y se de lo que hablo…

      Si es cierto que es un 30% el resto son unos grandes profesionales¡¡¡¡ Un saludo para todos ellos, espero que la chica donde tomaré el café mañana, no esté muy ocupada con el movil y me atienda rápido…

      • A que hoteles vas? o a que bares? En jerez hay una pension de “1.500 pelas la noche” y no hacen eso. O es que tienes el cenizo? Puede ocurrir, claro que si, pero todo eso te lo hacen? No me creo ná.

    • Hola Pablo, gracias por tu comentario y por pasarte por Hot Shots. La verdad es que entiendo que a veces el cliente da por sentado muchas cosas que no debería (igual que la tapa con la caña, que no tiene por qué ser así siempre por defecto) pero bueno, hay cosas demasiado arraigadas a nuestra cultura y es difícil que cambien. Por eso se da por sentado que después de una comida el establecimiento va a tener la cortesía del chupito. El símil con la zapatería no lo termino de ver, pero entiendo tu punto de vista.UN saludo!

  • He leido atentamente todo lo que ha escrito la gente y estoy de acuerdo en algunas cosas. Y me gustaria aportar mi granito de arena.

    Lo primero enhorabuena por el post, porque me he sentido muy identificado.

    La hosteleria en general es muy complicada. Nos pasa como a los ginecólogos: trabajamos donde otros se divierten. Y yo como profesional formado y con mas de 15 años de experiencia he vivido de todo. Pero en general la satisfacción de un cliente es lo único que recompensa el sacrificio que supone dedicarse a esta profesion.

    Culquiera no vale para dedicarse a esto a pesar de la creencia popular. Existe mucho intrusismo que en otras profesiones no hay. La falta de profesionalidad en trabajadores y gerentes a dado pie a una situacion complicada para los que nos dedicamos a esto. Se hacen cosas incongruentes que arruinan establecimientos y encima los clientes exigen después en otros sitios.

    Bueno no me voy a enrollar mas porque podria estar escribiendo horas sobre cosas que me indignan. Pero para concluir solo voy a pedir un poco de respeto para los profesionales de verdad pero no dejen de exigir un buen servicio sin caer en el servilismo y castigar la incompetencia con dejar de ir a esos sotios.

    • Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo del intrusismo pero que también lo puedes detectar entre quienes hacen los comentarios. Yo me formé en la escuela de hostelería de La Cónsula y estoy buscando la forma de dejar la hostelería por muchas razones, entre otras por el intrusismo. Todos los que hacen comentarios y no se han formado ni han trabajado antes en este gremio son intrusos. Por eso me he propuesto hacer una oposiciones y si es posible y tengo la suficiente capacidad, llegar a un sitio donde al menos, tendrás que haber superado las barreras que yo superé tiempo atrás. Esto de que para camarero vale cualquiera me desespera, pero lo de para empresario de hostelería vale cualquiera me deprime.

  • Muy bueno soy camarero desde los 16 años y hoy dia tengo muchos mas.todabia hoy se siguen encontrando muy buena gente y gente de lo peor he llegado ha odiar mi profecion por todo lo que hablas pero sigo en ella porque me gusta y cada dia aprendes algo nuevo te ecuentras gente buena que son mas que la mala gracias por acordarte de nuestro gremio.un saludo

  • Muy buen post, gracias. Y los comentarios variados. En lo personal desde que llegó le pregunto su nombre al mesero, para llamarlo por su nombre y trato de ser educada y ponerme en su lugar. Nunca he tenido un problema al respecto. Gracias.

  • Aquí no se trata de las horas que trabaja ni el cliente ni el camarero si no de educacion y respeto ,cosa que debe esistir por ambas partes. En esta vida todo seria mas fácil si estas dos virtudes las pudiéramos en práctica mas a menudo. Un saludo para todos.

  • ¡ OLE !
    Como me he reído ! Mas que nada porque todo lo que dices es absolutamente cierto !
    Hace poco que soy empresaria en un restaurante, y también hago de camarera por supuesto. Lo mío son los números, nunca antes me había metido en el mundo de la restauración en lo que cara al público se refiere. Hay una cantidad de clientes groseros… que te puedes ni imaginar, bueno si, porque los has descrito xD
    Siempre digo que Chicote y Pesadilla en la cocina ha hecho mucho daño, mas que nada porque la gente se cree que lo sabe todo !
    Te felicito 🙂

  • Pues ya era hora de que alguien entendiera que no sólo somos “Transportaplatos”. Aunque ahora no tengo trabajo, trabajé 20 años en la Hostelería, en todo tipo de restaurantes, bares y hoteles, de mayor o menor categoría y sé a ciencia cierta que para que un servicio sea correcto, ambas partes deben ser amables y comprensivas.
    Comprobado tengo que cuánto más bordes y maleducados sean los clientes, el camarero más debe añadir a la propia educación en proporción de la que carece el cliente “difícil”. Es como un pulso pero de simpatía, y en ocasiones, ¡oh, sorpresa!, el cliente afloja y deja de tratarte como si te hiciera un favor dándote trabajo.
    Un antiguo compañero, gran profesional, ante aquellos que no venían a comer sino a armar follón, me aconsejaba diciéndome que el problema era del cliente, no propio, por lo que aprendes a calmarte, y haces tu trabajo lo mejor que puedes, y llegas incluso a devenir en una cosa con patas que va y vuelve con la mejor sonrisa que puede por pura supervivencia.

  • Pues te puedo contar que un cliente se saltó la barra y le agredió al cocinero por negarle un aperitivo gratuito. Se lo negó porque ya había tomado más de los que le correspondían por la consumición. En aquellos momentos yo era el gerente de la empresa y denunciamos el hecho pero todo quedó en aguas de borrajas. Estamos vendidos a lo que entre por la puerta y encima tenemos que estar agradecidos a que vengan a consumir. Pues eso es uno de los motivos por los que dejé la hostelería y no pienso volver, aunque es una de las actividades que mejor desarrollo. Además de la inversión astronómica estás a expensas de que los clientes sean civilizados y buenos, que los colaboradores sean correctos y que los proveedores sean formales. Demasiado complicado para mi. No volveré a invertir en hostelería si lo tengo que trabajar yo. No volveré a gestionar un negocio que esté en manos de unos colaboradores que pueden estar sobrepasados en situaciones en las que se produce indefensión total. Eso ya no es para mi, eso queda para otros. Sé gestinar personal, stocks, coctelería, inglés, alemán, fracés, protocolo, vinos, maridaje de platos y vinos, tengo un curso de dirección y administración de recursos humanos, pero no volveré a la hostelería si es posible.
    Si no hay respeto el talento se pierde pero por lo menos estar en entornos en los que me sienta seguro y bien. Y no te estoy hablando del extranjero, te hablo de aquí, de España.

  • Hola a todos……llevo 25 años en la hostelería y he trabajado en cada uno de los puestos de este maravilloso gremio….la verdad es que tiene k haber gente para todos los gustos xq de no ser así no existiría este debate,tengo anécdotas de lo más variopintas y siempre he salido airoso x mi gran sentido del humor y mi amor x este trabajo de cara a los clientes la sonrisa nunca se pierde y aunque es más fácil k te atiendan mejor si eres respetuoso con el camarero, pero eso va en la conducta de cada uno,cierto es k a este oficio accede cualquiera y no es necesario aprobar ningún examen ,pero lo
    más importante es sentirlo como tuyo ,tu trabajo y eso en numerosos casos no pasa y se refleja en la actitud ,evidentemente no se puede controlar el trato de los clientes hacia los camareros pero a la inversa se puede bordar y eso es lo k yo hago………cuanto más impertinente es el cliente más simpático soy…un saludo

  • Estoy de acuerdo que parece que en muchos sitios los que no encontraron trabajo en lo suyo son camareros, y lo de pensar que para camarero sirve cualquiera me repatea. Yo soy hostelera, y aunque no pase mucho tiempo trabajando en servicios, es una profesion muy dura. Hay que valer y hay que saber. Desafortunadamente hay nuchos maleducados y malos clientes, y desafortunadamente tambien hay malos camareros y poco profesionales. Es una pena porque para gestionar un negocio bien y con exito, el servicio es casi lo mas importante! Viviendo en el extranjero he aprendido que en españa somos conocidos por muy irrespetuosos con los horarios como clientes, y es una gran verdad. Todos tenemos vida propia!

  • Estoy muy agradecida!! Alguien que puede entender el servicio, ya que cada dia es muy duro. En todas las profesiones hay el que le gusta lo que hace y que lo hace porque no queda mas remedio. El mundo de las hosteleria esta divido en dos. Cocineros que ahora esta de moda y todos son un “Ferràn Adrià” hasta el mas inepto. Y el servicio que pasamos platos, sicólogos, preucupamos del niño del abuelo y de cada uno vosotros, luchamos para que sagan los platos con presencia y discutimos con los maravillosos cocineros por la espera del cliente. Y todo acaba: la comida buenísima, felicita a la cocina, pero la espera muy larga, no habeis pensado de poner mas personal de camarero… Señor mio y adorable que usted me paga la hipoteca, el coche, el colegio de los niños… no puede nadie entender que yo te sirvo cuando esta maravillosa cocina me pasan los platos. A ver si se pone de moda ser camarero, porque todo el mundo estudia cocina no servicio, y entonces tienes que coger camareros que estan mas pendientes del mobil que del cliente. Cuando habrá un “Ferràn” del servicio, porque los platos no llegan solos, nadie preguntará por el abuelo, ni si el niño se ha recupereado del resfriado.

    • Hola de nuevo, os voy a explicar un relato personal que me hizo cambiar totalmente mi vida procesional como camarera y ver mi faena desde otro punto en mi vida, si que es verdad que cualquiera faena que trates con publico es muy complicada, ya que nosotros personalmente también lo somos, pero a parte de todas estas personas también hay seres humanos maravillosos que gracias a este trabajo tengo suerte de haber conocido. Sin dar mas vueltas la historia es la siguiente:
      Seguro que todos tenemos clientes del cafe con leche que hablamos sin darnos cuent9a llegamos a crear un vinculo emocional, ya que para nosotros es trabajo y para ellos es un rato libre.
      Un dia a las siete de mañana me suena el mobil, ya que no conocia el numero no lo cogí, pensando quien me estaba despertando a las 8:00 me volvió a sonar, yo estaba dando el desayuno a mis hijas y pensé que pesaoo!! Las llevé al colegio y hice una rellamada (mi telefono mobil estan en las targetas del restaurante) era una cliente que venia muy a menudo y charlavamos para mi sin mas importancia.
      Descolgó me dijo, necesitaba una voz amiga, mi hermano esta ingresado en la Vall d’Hebrón se esta muriendo.
      Ostras de todas las personas que habia venido a desayunar, almorzar y cenar me llamas a mi, la camarera… Desde aquel momento canvió totalmente la visión de mi oficio, si que hay que tener la mayoria de las veces mucha paciencia, pero la verdad poder ayudar sin a penas darte cuenta a tanta personas, con un Bon dia, y como estamos hoy, me hace ver mi faena otra manera, y tambien he recibido mucho apoyo en ellos en momemtos personales complicados.
      Soy camarera y me encanta!!! Y si tienes mal dia es tu problema, yo quiero que sea mejor desde que me ves hasta que te marches, y el resto del dia sea mejor para vosotros.

  • Me encanta el post. Me encanta el trabajo de camarera. He trabajado varios años y el trato directo con la gente es muy enriquecedor. Pesados, babosos, mal educados, los que se creen de otra categoría….hay en todos los lugares. Como yo siempre digo “sonrisa y buena cara” que eso fastidia. Y que haríamos sin ese camarero que te ve y ya sabe lo que quieres: café con leche poco cargado templado con dos azucarillos!!!!

  • Hola a todos!
    Antes de ponerme a comentar quiero felicitarte , Javier de Miguel, por el trato que le has dado al post, me gusta el contenido y la forma.
    Voy a hablar desde mi experiencia, que considero bastante ilustrativa ya que he estado en los dos lados, como camarera ( en restaurantes de todo tipo y en locales nocturnos ) y como clienta.
    Como camarera debo decir que todo lo que has dicho es cierto, evidentemente agradecemos que se nos trate como a personas que están realizando un trabajo y no como a esclavos ( como sugería alguien por ahí… Que pena ) y si además de eso nos agasajan con una sonrisa , nos facilitan mucho el trabajo.
    Como clienta , debo decir que no me cuesta nada tratar así a un camarero, ya que procuro tratar así a todas las personas. Pero es cierto que , como en todos los trabajos, siempre hay quien no da lo mejor de si mismo y te quita las ganas de sonreir…. Eso no es incompatible con la buena educación, se lo haces saber como es debido, y si simplemente el trato recibido no te gusta , pues con no volver a ese lugar, está solucionado.

    Nuevamente enhorabuena por el post y un saludo.

  • Este post esta totalmente en lo cierto, en España hay mucha cultura de bares y restaurante pero muy poca educacion con los trabajadores delgremio, si yo voy a un banco o al medico no increpo a los cajeros o agarro de la bata a la enfermera para que me atiendan…a veces pienso si se confunde el ser servicial con ser del servicio y nos dan ordenes en vez de pedirnos las cosas con educacion.
    No hablo en general pq es verdad que hay muchos clientes agradablesy suelen ser la mayoria pero siempre esta el que te amarga el turno y lo que deberia entender la gente es lo duro que es este sector pq nosotros cuando mas trabajamos es en festivo o vacaciones, nosotros no estamos con nuestras familias cuando los demas si lo estan por lo tanto no alarguen mas la jornada del personal con horas que seguro que no cobraran pq ustedes no sepan irse a otro local que si esta en horario de apertura para tomarse la ultima.
    Los platis pesan y queman la espalda no es de hierro por favor no sigan hablando entre ustedes con los codos encima de la mesa sin permitir dejar los platos con brevedad….
    Podria extenderme muchisimo mas pero creo que todo se resume en tener empatia con los otrosy por cierto yo siempre voy con una sonrisa a la mesa normalmente el cliente tambien lo agradece y respinde de la misma manera cosa que nos facilita todo y nos predispone a atenderle mucho mejor….asi que si quieren el mejor servicio sean simpaticos y agradables con el camarero y ya veran el resultado y ya si dejan una buena propina la siguiente vez que vuelvan lo notaran mas jajajajaja….saludos y gracias por el post.

  • Me parece muy bien y muy correcto, pero al igual que hay gente de todo tipo, tambien hay camareros de todo tipo.
    No digo con esto que haya que tratarlos igual, la educación es la educación y la mejor manera de llegar a un entendimiento

  • jajajajjaja…está de lujo (sobretodo para no pertenecer al gremio)…te lo decimos desde este humilde negocio…
    Algunos puntos como el de la simpatía son más irrelevantes,pero en general,fidedigno a más no poder…yo en 15 años de sala puedo confirmar todos y cada uno…AMÉN!!!

  • Me he reído con el post pero aunque tienes razón en ciertas cosas, en otras no me lo parece.

    Está claro que si voy a un restaurante de 40€ el cubierto, no procede llorar por los precios fuera de carta o los “digestivos”, sin embargo, es obligación del local y por extensión del camarero, informarte de los precios de aquellos artículos que no estén en la carta, por lo que, como mínimo tienes derecho a “pataleta”.

    En lo que respecta al servicio, calidad y atención profesada en los locales cuando están a pleno rendimiento o vacíos, es otro punto que no comparto. Ningún restaurante que “funcione” va a ser diferente en su cocina tenga el comedor lleno o vacío y ningún camarero profesional (hay cursos para serlo) va a permitir que se note en su atención si están a tope o mirando el techo, otra cosa es de hablar de un bar que hoy tiene una comida de 25 y otra de 12 cuando normalmente da dos platos combinados y tres sándwiches a los de la oficina de enfrente.

    Por el resto, BRAVO! (yo incluso ataría a los niños en el almacén hasta que se vayan sus padres)

    Y ahora que te has atrevido a ganarte al sector hostelero…prueba suerte con “las 10 cosas que a todos los clientes les gustaría que supiese un camarero”. Para darte una idea, cuando el local está lleno y la gente se agolpa contra la barra, seguir un orden de derecha a izquierda o viceversa ayuda a atender a todo el mundo por “orden de llegada”. Hay un buen filón en ese tema, así que igual con DIEZ no te llega. Suerte!

  • Me encanta este post no todo el mundo lo entiende, hay de todo tanto camareros como clientes. En realidad se aprende a torear con la experiencia siempre he pensado que somos psicologos sin titulacion. Anecdotas muchisimas en el momento se pasa mal pero con el tiempo te ries desde decirte que el jersey de ayer te hacia las tetas mas gordas a tirarte un taburete dentro de la barra y lo de los viajes es tipico un cafe luego sacarina luego hielo luego el cafe esta aguachado.
    Ahora soy propietaria y la primera regla es el cliente no siempre tiene la razon tampoco consiento que se trate mal al cliente por que tienes un mal dia o no te caiga bien soy la primera en pedir perdon o invitarte a salir.
    Por cierto no todo el mundo vale para camarero como se suele decir

  • Sabéis q pasa?? Q mucha gente no tiene educación, pero no sólo en el bar, cafetería o restaurante, mucha gente no tiene educación ni en su propia casa, es gente rancia y amargada . Seas camarero abogado, médico o funcionario tienes derecho a tratar a todo el mundo con respeto y educación xq todos somos seres humanos. Pero hay gente de clase alta o con un alto cargo q se creen q pueden tratar así a un simple camarero o basurero o limpiadora xq se creen más q nadie! Ole x la gente q tiene educación sea donde sea

  • yo soy camarera me encanta mi trabajo y doy gracias a los que yo llamo “mis clientes” por hacer que cada dia me guste mas “servirles”, porque me dejan participar en la tarea de hacerles el dia mas ameno. Y sinceramente me dan pena los que salen a comer, desayunar…..fuera de casa con aires prepotentes o malhumorados porque no disfrutan de el respiro que te da sentirte atendido por otros para variar.

  • Chapó, sublime y terriblemente cierto.
    Falta que comentes, que hay camareros con carreras, hay camareros estudiando, hay camareros que ganan mas dinero que el cliente y hay camareros que lo son por gusto(muchos), dejen de mirar por encima del hombro.

  • Saludos a todos. Estoy contento de haber leido la mayoria de comentarios, y ver que la gente no habla por hablar. Unos como clientes y otros como profesionales de la hosteleria y/o restauracion. Mi caso es el segundo, tengo 29 años y empecé a los 16, bien jovencito. Siendo tan joven lo unico que queria era sacarme unas perras para salir y hacer el gandul, era un camarero porque fue lo primero que encontre. Fui cambiando de lugar de trabajo pero no de genero. Primero un hotelucho de todo incluido, segui con otros hoteles, en el 2004 tuve la gran suerte de poder trabajar en unos de los mejores hoteles vacacionales del planeta, en 2003 nombrado mejor hotel vacacional de España y entre los 10 mejores de europa. Las cosas cambiaron, de ser un jovenzuelo irresponsable a estar entre la elite del sector. No habia vuelta atras, estaba metido de lleno en este mundo. Volvi a casa despues de unos años como un profesional de la hostelería y restauracion. Sigo teniendo suerte aqui en casa y derrepente me encuentro trabajando como segundo maïtre en un estrella michelin. Os cuento todo esto para que el proximo comentario que haga no os sea indiferente.

    El cliente siempre debe saber donde se mete, si va a un hotel de lujo y paga una pasta por hospedarse alli, este cliente debe saber que puede “exprimir” el servicio, por ello lo paga. Ahora bien, en el bar de la esquina no pretendamos el mejor servicio, atencion, velocidad y demas. Cada establecimiento es un mundo y el cliente debe exigir siempre por lo que paga, ni mas nomenos. Un abrazo fenomenos!!!

    • chapo por el comentario…yo aunque no estoy a tiempo completo si estoy parcialmente en el sector hostelero y tienes razon…en un local que te cobran 50 euros por un menu degustacion ,no notaras si esta lleno o vacio,pues las reservas se hacen con anterioridad…y hay servicio contratado para esas reservas.. si quieres excelente servicio se paga…no en el restaurante de menu economico que solo buscan vender la mayor cantidad posible de genero y el camarero en la mayoria de casos seran los mismos si hay 50 clientes como si llegan 200…yo he trabajado en restaurantes de los 2 tipos y se nota al empresario cabron que te putea tanto como el cliente amargado de turno..y en el restaurante que el empresario ama su oficio,trae genero fresco a diario,mima a sus clientes e inculca su pasion a sus empleados…gracias a el amo este oficio…un camarero de verdad es servicial sin llegar a servil,.amable sin llegar a lameculos,sabe escuchar sin llegar a ser cotilla,trata de aconsejar sin llegar a ser psicologo…eso aparte de conocer cada genero que vende,cada plato que sirve,como maridarlos con las bebidas precisas y el momento para cada uno..sabe ser reservado y distante segun el momento …frenar a los bordes con ironias y buenas sonrisas y sobretodo dando el espacio a cada uno…y muchas veces sin haber estudiado esas materias

  • primero felicitarte por este post, pero te falto decir que es de buena educación dejar propina a los camareros ya que con los contratos basuras que tienen,por lo menos recompenzarlos por como nos han atendido, ya que los pobres trabajadores tienen mucho que aguantar .
    asi que os animo a dejar minimo 1 euro por la atención, por hay gente que deja 5cts de propina y eso es humillante.

  • Eso es lo que tienen que soportar los camareros, hay otras profesiones que no tienes que estar de cara al publico y tener que aguantar esto. Y si eres camarero y no te gusta…haber estudiado¡¡

    • Tu comentario re volvería en la tumba a grandes profesionales de este sector. Yo tengo estudios pero me encanta mi trabajo y por eso deje mi otro oficio. Se que es duro pero no me pagan para aguantar a meapilas como alguno y alguna que piensa “DONDE PAGO CAGO”. Cojer vuestra sobrada soberbia y ya sabéis lo que podéis hacer con ella. O mejor, volver en una maquina del tiempo a la época de la esclavitud. Pero reza que no te toque la parte mala.

  • Te entiendo perfectamente… odio k me agan ir a la mesa 3 veces x sacarina, agua, mas leche… no soporto las madres k dejan k sus ijos me tiran los paketes d gusanitos al suelo y ni sikiera sean capaces de pedir disculpas o pedir una escoba se acen los tontos! Me gusta muxo tu post espero k lo lea mas de uno y sean comprensibles

  • Me parece muy bien que se empiezen a publicar estas cosas. Habria que continuar. Y exigir mas, por ejemplo 2 dias libres obligatorios, no creeis?

  • Esto ya es lo que me faltaba, camareros quejandose de los clientes. Y mañana que? Gimnastas quejandose de que sufren dolores, informaticos quejandose de que se quedan ciegos con las pantallas o dependientes que no quieran aguantar a sus clientes? Toda la vida el cliente tiene la razon y si no te valoran o te tratan mal pues cambia de trabajo o de local y dejar de decir gilipolleces o a ver estudiado. PATETICOS!!

    • A clientes como usted es a lo que me refiero, que sepa usted que yo tengo mi titulacion oficial que nadie me regalo me lo tuve que preparar yo, lo que no enseñan en la escuela es educación y formalidad desconozco sus experiencias en otros locales pero estoy casi seguro de que el personal que le atendio en ningun caso quiso molestarle sino todo lo contrario que usted se fuera contento, creo que hablo en nombre de todos los de mi gremio cuando creo que debe usted moderar su lenguaje y dejar de insultarnos porque somos camareros no exclavos de nadie que quiera cenar comer o bien tomar algo damos un servicio al igual que usted en su trabajo expero que reflexione sobre lo que le he dicho, no le he escrito sin animo de ofenderle solo para informarle, si usted mantiene lo de pateticos igual es usted el que tiene el problema pienselo….

    • Empezare diciendote que faltas al respeto a todo un gremio, nos ofendes con demasiada rapidez y sin argumentos.No tienes ni educacion y de muestras una carencia enorme de valores.Nos has insultado y es evidente que no te lo voy a permitir.
      Aqui el unico PATETICO que hay etes tu demostrando que tu si que no tienes estudios, que eres el unico que dices gilipolleces como tu nombras y que yo en mi profesion no tengo qud aguantar ningun inepto mal educado sin saber estar ni convivir como tu.Me encantaria que entraras en mi trabajo y me cinieras a decir que el topico de que el cliente siempre tiene la razon.
      A ti te entregaria las hojas de reclamacion para luego meterte un paquete legal que ibas a fliparlo en colorines.
      Los camareros tenemos estudios, saber estar, alegria, simpatia…..eetc etc (evidentemente hablo de los profesionales, no de los intrusos que se nos cuelan o que jefes getas contratan como mano de obra barata), tu jamas podrias estar a la altura de ninguno de nuestro gremio, tu comentario te delata.
      Me encanta encontrarme con personajillos como tu en mi trabajo….sse me da muy bien domaros y enjaulsros con educacion y profesionalidad…..ssoleis ser sabiondos que intentais enseñarnos nuestra profesion y dimplemente sois ratoncitos de laboratorio con traumas que vais a los locales de hosteleria para intentar haceros importantes ya que teneis una rutina vacia y sin autoridad personal.Vpersonal.Vuestros traumas al psicologo…..Realmente me das pena ya que veo que eres bastante ignorante, prepotente, sabiondo y he notado que seguramente necesites ayuda profesional.
      Si no eres una persona sociable hazle el favor a la sociedad y no salgas de tu jaula.Aprende a respetar al projimo.
      Mis saludos a todos mis compañer@s de gremio, a todas esas personas educadas, correctas,que son clientes y muy buenos clientes y mi rechazo sobre personas como este tal Alejo faltos de cualquier tipo de valor y respeto hacia el projimo.

    • Estimadisimo Sr Alejo:

      Ud dice:

      ” cambia de trabajo o de local y dejar de decir gilipolleces o a ver estudiado. PATETICOS!! ”
      bien, y yo le digo:

      A VER ESTUDIADO?????????? AAAAA-VVVVER.

      Y nos mandas a estudiar?
      HABER EVITADO ESCRIBIRLO HIJO!!!
      No se te podría decir nada mas. Mucha suerte en la vuelta cole y saludo de todos los camareros que estamos recibidos.

    • Al señor o lo k sea este tal alejo cuanto mas alejo mia mejor vaya prehistorico.A ti a mila k viene de milagros k un milagro te hace falta a otros pokos k he visto por ahi traedme a vuestros hijos a mi restaurante tengo trabajo para todos ellos seguro.Salid de aki e iros a un post de salvame deluxe

  • La verdad que quedo impresionado con lo que veo, estoy empezando un blog dedicado al servicio en restaurante y bar ya que soy un profesional con más de veinte años en esta profesión y he vivido todos los puestos y cargos en primera persona, para los que les interese les dejo la dirección de mi blog, ya digo que esto está empezando por lo que hay pocas publicaciones, trata de como realizar los servicos correctamente, pondré anecdotas que me han pasado, consejos prácticos y demás.
    Saludos.
    http://serviciosderestauranteybar.blogspot.com.es/

  • (Estoy flipando con los comentarios!!) Soy redactora freelance especializada en gastronomía y he trabajado mucho tiempo en hostelería. La profesión no me gusta nada, pero me ha servido de mucho aprendizaje vital, sobre todo he aprendido que las personas merecen respeto, ya sea el permio Nobel o el camarero del bareto de la esquina. Me parece excelente tu post Javier, yo hace poco escribí sobre ello en mi blog y creo que es hora de que se empiece a darlemás visibilidad al personal de sala. ¡Saludos!

  • amen a todo, no se podria explicar mejor, para los que nos dedicamos a esto profesionalmente nos ayudaria mucho a desempeñar nuestro trabajo mas eficientemente, por desgracia este tipo de clientes estan lejos de extinguirse, tendriamos que aprender de la clientela extranjera mucho mas educados pacientes y agradecidos a la hora de recivir su servicio, el cliente nacional casi en su mayoria es ultraexigente y siempre paga sus frustraciones con el personal, un poquito de educacion con respecto a estos puntos les vendria fenomenal ojala lo lea mucha gente y asi poquito a poco vayamos mejorando

  • Hola, yo trabajo en la cafetería restaurante de el corte ingles desde hace 7 años y estoy totalmente de acuerdo. Yo incluiría un punto no menos importante q a mi me jode bastante: no soporto cuando vas cargada y los clientes empiezan a pedirte cosas en lugar de pedírselas al camarero q los esta atendiendo. También me jode mucho cuando se levantan a pedir bebida extra a la barra. En fin, creo q esto nunca va a cambiar, solo lo entenderiamos los q lo vivimos día a día.

  • Hola Javier, me ha gustado leer tu post, ya que ¿quién no conoce a alguien que identificamos con alguno de los puntos expuestos?
    Al final creo que todo se reduce al respeto por las demás personas y no creerse por encima de nadie por estar pagando, puesto que todos somos seres humanos.
    ¡Un saludo!

  • Me parece que se esta generalizando demasiado. Ni todos los clientes se merecen el trato que generalmente se les da ni todos los camareros son, no ya profesionales, sino simples aficionados. Yo creo que muy mayoritariamente los clientes suelen ser correctos y lis camareros buenos, pero no siempre es así. También creo que hay que valorar al cliente borde del que actúa incorrectamente pero sin malicia, simple te, tal vez por ignorancia, del mismo modo que hay que diferenciar al camarero que parece que te hace in favor atendiéndote del que no te atien pide del todo bien por falta de experiencia o exceso de trabajo. Si no hay aptitud, al menos que haya actitud, Lara clientes y profesionales

  • lamentablente es verdad todo, llevo 10 años en las hosteleria y es cierto todo esto y mas cosas que se podrian escribir
    Es verdad que a muchos les falla la profesionalidad pero tambien es verdad que pidiendolas cosas con respeto y amablemente el camarero siempre va a echar otro viaje para cambiarlo o otro nuevo producto
    Aqui falta el punto de: CAMAREROOOO YA VEN!! Y tu vas a tomar nota y en la mesa son 10 personas y todas hablando entre ellas, vale yo espero pero no me tengais escuchando viestras conversaciones porque no me apetece vale? Pideme ya que me vaya y os traiga lo que pidais, ( dos personas piden y las demas cascan y cascan mientras tu las miras a esperar a que te miren y quieran pedirte) creo que esto es falta de respeto hacia el camarero que esta esperando.

  • Muy bien dicho!! Yo antes trabajaba de cara al público, aunque ahora me encuentro horrorosamente atrapada en una cocinade la que estoy deseando salir…pero ciando veo las caras de mis compis por como les tratan los clientes recuerdo cómo me pasaba a mi también. Y eso que yo dentro de lo que cabe como camarera he tenido mucha suerte empatizando con la gente.

    Pero no se dan cuenta de que el camarero es una persona y como cualquiera tiene vida personal propia,sentimientos,y derecho a equivocarse…y que muchas de las veces que algo no sale bien es por una mala organización en la cocina (que hay jefes que telita…) o porque ellos mismos son los que están provocándolo con las pérdidas de tiempo del personal.

    Muchas gracias por defendernos!! Pues yo sigo sintiéndome camarera 😉

  • GENIAL!
    no se si has pisado el mundo hostelero, si no es asi admiro tu gran poder de observación,
    al final todo se trata de tener un poco de empatia, porq si el cliente q se sienta en un restaurante, trabaja en un banco por ejemplo, dudo mucho que me permita quedarme hasta las 15:45 ( cuando cierra a las 14 ) solo porq estoy a gustito mirando los productos bancarios, y dudo mucho mas que mientras yo estoy a gusto, hagan la caja frieguen el suelo y se queden de pie a esperar y essspeeerrraaaar….

    por otro lado no pretendas velocidad, si tu reserva es a las 21:30hs y te la suda porq llegas a las 22:20..( sin disculparte por supuesto) porq las reservas se registran por orden y hora por un supercaprichoso motivo, ir atendiendo una a una y no 8 mesas a la vez, las 5 q llegan cuando quieren y las 3 q llegan en hora. Te tienes q joder por tu impuntualidad, la barra no sacara tu bebida en 1 minuto ni la cocina tu chuleton en 7 minutos, relajense un poco q parece q pisan un restaurante como si no hubiese un mañana, ser respetuosos, cada mesa no tiene un camarero en exclusividad, si alguna vez se entendiera….

  • Me gustaria decir a esto que tiene razón a todo,ya que soy camarero de toda la vida i me gustaría decir también que,si de 20 mesas que tiene el bar o restaurante, porque los clientes que entran se sientan a la única mesa que esta sucia cuando todas las demás están limpias,gracias

  • hoy fui a una bar y cuando entro adentro a pedir me atiende el hijo del dueño le pido 2 coca colas y ba el padre desde la mesa de enfrente y se ordena al hijo que me sirva una solo.

    estoy mosqueada y yo sin conocerlos de nada solo de ir haya alguna mañana.

    al final me sirvio 2 por que le dije que me dieran 2 y insistí.

    no se si volver…

  • Buenas tardes..he leído prácticamente todos los comentarios, y cada uno de ellos tiene su propia razón..solo decir que llevo 13 años en la hostelería, me gusta lo que hago, porque aunque hay días que se tuercen , todos los casos que te suceden te ayudan a hacerte más fuerte y a aprender…mi conclusión sacada en todo este tiempo es que tanto clientes como camareros actúan según su nivel de inteligencia.. A más inteligencia más educación, más saber estar..etc..a menos inteligencia…más gilipollaas..claro como el agua..ni siquiera estoy hablando de cultura..no nada de eso.. No siempre tiene que ser así..pero en la mayoría de los casos.. Si….entoces deciros que si viene el típico tonto pollas.. Prepotente, mal educado… No se lo tengáis en cuenta… Porque no da pa más la criatura…asi no te amargaran el día…saludos..

  • Totalmente de acuerdo….. Soy camarera profesional de Restauración
    Una preguntita : Que hay que decir de los camareros mal educados y sin saber estar ???

  • Puff…me quedo muerto con algunos comentarios….no dire quien ..mila! Jeje e acabado en esta pag. Por casualidad …me a gustado mucho acabo de salir de trabajar ( en un parador de camarero ) y vengo hasta la…de gente que trata alos camareros como si fueramos esclavos …y eso de los silvidos y besitos ….por Dios …en fin te encuentras gente muy ignorante siempre creen que por ser camareros somos menos o algo asi …este trabajo deveria valorarse mas ….sin duda!! Hay que echarle cojones! Todos los dias para aguantar a todo el mundo….un saludo a todos los camareros !

  • Hola Javier,

    Soy de Brasil y me he gastado un tiempo leyendo tu texto sobre los comportamientos que debemos tener al ir a un restaurante y actuar con el camarero. Me he reído a carcajada suelta de tus comentarios que por cierto son muy pertinentes y verdaderos. Felicitaciones. Voy a usar este texto y tus comentarios en mis clases de español porque están de “chuparse los dedos” (broma). Saludos y hasta otra.

    • Hola Janete, gracias por haberte tomado tiempo en leer el post y hacer el comentario.
      Veo que tienes mucho sentido del humor, así que tus alumnos ya sólo por eso deben d estar muy contentos contigo. Muito obrigado, guapa!!

  • He llegado aqui por casualidad muy buen post por cierto y con bastante polemica por lo que leo, he de decir que soy culpable de ser camarera desde hace muchos años y empresaria desde hace 4 pero sobre todo de gustarme mi trabajo todos somos humanos y tenemos un mal dia como por ejemplo mila el dia que escribio ese comentario, hace poquito lei una publicacion que dice que el trabajo mas demandado y con menor opcion de encontar a gente es de camarero PROFESIONAL y creo que es cierto el problema esta en que se hace llamar camarero cualquiera. Es un trabajo cara al publico, yo la gente que ha llegado aqui a trabajar primero la he tratado con educacion porque yo tambien he estado ahi y se lo desagradable que puede llegar a ser un jefe que por desgracia son demasiados lo segundo es enseñarle a trabajar primer dia de trabajo en la jornada mas fuerte segundo dia mas tranquilo enseñas los errores los pasos que se ahorra quitando platos el porque a nadie le importa saber cuantas cervezs se ha tomado un cliente (retira los cascos)y sobre todo aprender a torear al cliente y saber vender ejemplo se retrasa la comanda sal explicale al cliente lo que ocurre y dale una alternativa mientras sale el plato les gustaria probar el jamon es iberico blablabla te aseguro que asi vendes mas el cliente te deja propina y vuelve que te chistan muy sencillo a una chica que tenia aqui trabajando se lo hacian mucho se enfadaba y yo me reia le dije parate un segundo respira ahora te acercas a la mesa te presentas dices que hoy eres su camarera tu nombre y que para cualquier cosa solo teinen que llamarte y te das mediavuelta nunca mas le volvieron a chistar anecdotas asi hay miles por cierto una frase que me gusta mucho paciencia la madre de las ciencias

  • Bueno Javier, yo soy camarera en un restaurant cervecería, y nosotros no tenemos sueldo en si lo que nos dejan de propinas es lo que ganamos y para colmo nos quitan el dinero aún que nos matamos trabajando más de 12 horas atendiendo a menuda clientela por que de todo hay… Dependiendo del monto total del que haiga sido la venta te quitan el .04% pero sin importar que las mesas te dejen o no ellos te lo quitan para que? Para nada… Para hacer más millonaria la empresa, me he dado cuenta de cuáles son los clientes que no dejan los que te apagan por tu trabajado antier me tocó que todo muy bien los trate excelente de la mejor manera que lo puse hacer era una cuenta demasiado alta de dinero, se les recomienda como mínimo dejar el 10% de propina al total de la cuenta bueno pues me dejaron el 3% bendita suerte la mía, nosotros ganamos al diario ellos ni se imaginan que no tenemos sueldo que nuestras familias o nosotros mismos vivimos de esas propinas y de igual forma derrochan su dinero a lo loco, y bueno el que paga los platos rotos somos nosotros. Saludos

  • Buenas tardes, Javier.

    En primer lugar felicitarte por el excelente artículo que has escrito.
    En segundo lugar, yo diría que existe una falta de educación en tantos ámbitos por parte de nuestra sociedad que nos afecta en cualquier situación cotidiana y en la restauración, en ocasiones, simplemente es una extensión.

    Un saludo!

  • Actualmente trabajo de camarero.

    no me considero ni mucho menos el mejor pero deseo siempre que todos mis clientes salgan con una sonrisa y una experiencia agradable.

    hay dias donde no se puede por que el local esta lleno y la gente quiere un trato preferencial en dias donde no sera posible y lo peor es que a 5 minutos de cerrar quiera uno que le des un servicio de comida. aun insistiendole que seria mejor si se lo puede llevar a casa

  • En la ciudad donde vivo hacen falta profesionales de la hostelería como los que trabajan en el norte de España. Es impresionante lo excelente que es la hostelería en comunidades como Navarra, País Vasco, Cantabria, Asturias o Galicia.

    ¡Cuánto nos queda por aprender!

  • Esto no es un trabajo sino una condena , concretamente una en la que vives eternamente puteado y esclavizado y encima aun te tienes que joder y callarte por el resto de tus dias porque hay una ley no escrita que dice “el cliente siempre tiene la razon“ y “que la hosteleria es asi“ curiosamente estas frases la suelen utilizan la mayoria de seres despreciables que se comportan como autenticos neandertales en los bares , es decir la gran mayoria de españoles si y lo siento pero la gente con educacion sois minoria en este pais ,llevamos en los genes algo que al entrar en un bar o restaurante nos convierte en autenticos gilipollas , debe ser eso de la cultura de bar , que basicamente consiste en chilllar como paletos pensando que asi llevamos nas razon , pedir las cosas de forma desagradable e imperativa, indignarnos por gilipolleces constantemente , creernos con derecho ha hacer lo que nos da la gana porque yo he pagado mi cafe y por que yo lo valgo ,hasta decidimos la hora de cerrar jodiendo a ese hombre que esta rebentado y se quiere ir a dormir pero no, como somos unos putos egoistas decidimos apurar dos horas mas con medio gintonic porque se esta muy bien, los demas que se fastidien, y las nuevas generacion seran asi o peor, esos niños que ahora corretean sueltos y sin ningun control por medio de vuestros bares mientras los padres estan pasando de todo seran de mayores los gilipollas maleducados a los que tendras que aguantar por que la basura de padres que tienen no pueden educarlos por que ellos mismos carecen de educacion

  • He leído casi la totalidad de los comentarios. Me ha gustado el artículo de Javier. Solemos ir a comer fuera de casa y somos muy respetuosos siempre con los camareros. De hecho, cuando les trato de usted, si así me tratan ellos. Lo contrario sería asumir una supremacía tan cínica, como injusta. Hay un restaurante en Águilas, italiano, del que soy clienta desde que abrieron, hará ya sobre 27 años. Ellos me tutean, yo les tuteo. Siempre respeto los horarios de la cocina y nunca nos extendemos en la sobremesa, tardamos en comer media hora desde que nos traen los platos. Los camareros saben hacer su trabajo. Sin embargo hay otros sitios donde la profesionalidad brilla por su ausencia. Este verano pasado fui con un amigo a un restaurante de Águilas a comer gamba roja de Águilas. Fuimos por la tarde. Se supone que abrían a las ocho y media de la tarde. Estaba cerrado a esa hora. Nos dimos una vuelta por el mirador y al volver habían dos señoras sentadas en la entrada. Les preguntamos si trabajaban ahí y nos dijeron que sí, que estaban esperando al dueño. Mi amigo les preguntó si tenían gamba roja fresca y la chica joven dijo que no, que era sobre pedido. La señora mayor, que era la cocinera, nos dijo que sí. Nos chocó, pero no sospechamos hasta que nos trajeron las gambas que soltaban mucha agua y parecían más cocidas que a la plancha, aparte de la sacudida que nos clavaron. La gamba sería del día, pero la congelaron al medio día y la descongelaron en el microondas. Jode que tomen a la gente por tonta. El año anterior habíamos estado y nos presentaron a priori la gamba ( claro que no sabíamos que ya no la llevaba la misma dirección). No volveremos.
    En semana santa, en un restaurante esta vez lorquino, le advertimos varias veces al camarero: cuidado con el líquido de las almejas y va y las tira encima de una chaqueta nueva. Ni a casico hecho!! Qué quiero decir con ésto?? Que la hostelería es una profesión. No vale cualquiera. Merecen un respeto y ser valorados. No deben contratar gente sin formación y cobrarte un servicio de tres tenedores. Si pago un servicio de tres tenedores, quiero un servicio de tres tenedores. Ah… y pedimos 50 veces la cuenta y no había forma. Señores de la hostelería: cuiden a sus empleados y a sus clientes.

    • Gracias por tu comentario, Charo. Estoy 100% de acuerdo en lo que sostienes. Gracias por compartir tu experiencia!! 🙂 un besote

  • Soy camarero desd hace años y en distintos tipos de restaurant de categoria y otros no tanto. De desayunos y meriendas y otros gourmet. La verdad es que todo lo que decis es verdad! Deseariamos que todos entiendan estas cosas para hacer mas facil nuestro trabajo y recibir un mejor servicio.

  • Mi hermano es camarero y la verdad es que el tema de café deja mucho que desear. Ya no es solamente que los guiris no sepan pedirlo en castellano, sino que muchas veces los propios españoles no sabemos distinguir entre un cortado, manchado, café con leche, que cafetera es mejor (vease http://maquinadecafe.net/), si hay que pedirlo con hielo, solo, etc. Esto dificulta mucho el trabajo de los camareros.

  • Me ha gustado tu articulo javierdemiguel. He leido muchisimos comentarios aqui expuestos y me resulta increible que algunos no sean conscientes de lo duro que resulta el trabajo en la hosteleria; en muchas ocasiones ingrato, mal pagado, echando muchas horas extras que no paga tu jefe, sin contrato, sin poder conciliar la vida familiar/social (fines de semana, navidad, semana santa, dias festivos, hasta altas horas de la noche). No se puede justificar DE NINGUNA MANERA el trato irrespetuoso o falto de educacion dirigidos hacia los trabajadores de la hosteleria; se merecen el maximo respeto y consideracion hacia el trabajo que desempeñan, tan honesto ( algunas veces mas) que otras muchas profesiones. Todo mi respeto y cariño para estas/os trabajadores.

  • Buenas tardes, señora:
    Aquí una humilde camarera que ama su profesión, que además de “servir” ha tenido tiempo de estudiar una carrera…(basándome en su ortografía, usted, obviamente no).
    Cómo consejo le sugeriría que dejase de frecuentar bares, (el gremio lo agradecerá) y comenzara a descubrir las bibliotecas.

  • Finalmente estoy feliz de que mi vida haya regresado después de varios años de matrimonio roto desde que mi esposo me abandonó. Sentí que mi vida había terminado, casi me suicido. Hasta que un día, cuando buscaba una solución en Internet. Vi muchos testimonios sobre Hechicero, muchas personas testificaron cómo él trajo a sus amantes, algunos testificaron cómo los ayudó con sus problemas de infertilidad, curaron el cáncer y otras enfermedades, algunos testificaron que conjuró un hechizo para detener el divorcio, etc. Más tarde encontré un testimonio particular, que me hizo escribirle a este médico espiritual, era una mujer llamada Rosie, que dio testimonio de cómo la espiritualista trajo a su ex amante en el espacio de tres días, cuando terminó su testimonio, ella dejó caer la dirección de correo electrónico del doctor espiritual. Tan desesperado como estaba, después de leer esos testimonios, decidí contactar a Hechicero por correo electrónico (hechicero.de.amor1@gmail.com) y expliqué mis problemas. Después de hacer todo lo que me dijo, tres días después, mi esposo regresó y me suplicó que lo perdonara.
    Hoy vivimos felices juntos y mi esposo se ha convertido en un hombre nuevo. Todo gracias al hechicero espiritual por restaurar mi alegría nuevamente.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer