Los que comen palomitas en el cine

Sí, amigos, como sabéis el otro día estuve en el cine. ¿Quién me lo iba a decir, eh? Y es que desde que existen las series online (o los torrents, para los usuarios avanzados) para mí ir al cine se había convertido en algo más raro que un quinceañero sin móvi.

Creo que la última vez que fui al cine pagué 450 ptas…

Sé que dije que sacaría este post mañana viernes pero ya me conocéis: siempre desafiando mis propios límites, desacatando mis propias normas,  eligiendo el color de mis propios gayumbos…

Yo, en mi habitual tendencia simplificar todo al máximo, he clasificado a los espectadores de cine en dos tipologías: los que comen palomitas en la sala, y los que les incrustaríamos el cubo a los que comen palomitas. Pero, ¡ey! sin violencia. Con cuidado de no hacer ruido y no molestar al resto… Así, pegando bien el cubito de cartón a la nariz del vecino y apretando lentamente para que no crujan demasiado las palomitas al estallar…

buzz_and_woody_eating_popcorn_wallpaper_-_1920x1200

¡¡Pero en qué momento, oseapordios!!! ¿En qué momento el propietario de algún cine americano -porque seguro que lo de las palomitas viene de allí- se le ocurre que lo mejor que puede comer alguien en su sala en una caja de palomitas? Claro, ¡¡¡¡COMO APENAS CRUJEEEENN!!!!

Pero no sólo es el crujido, no. Cada vez que alguien mete la mano en el cubo y hace efecto pala con el puño emitiendo esos decibelios que resuenan en la sala como si tuvieran amplificadores, os juro que me retuerzo en mi asiento.

Encima, la gracia de las palomitas imagino que surgió con las primeras películas, que debían de durar como 50 minutos. ¿Tanto les costaba a los señores espectadores estar una hora sin mascar? Una horita sin comer, hombre, sólo viendo la pantalla y disfrutando de los diálogos… un momento, ¡claro! ¡eso es! Las películas eran mudas. Antes no había diálogos hablados. ¡Sólo subtítulos! Por eso aparecieron las palomitas en los cines y a nadie le importó. El crujido y los ruidos guturales de la gente al masticar no podía molestarles porque no había nada que oír. Maldita sea…

Y no había alternativas a las palomitas, no: Una crepe de Nutella, un goffre, una cheescake, golosinas… ¿Algo salado?: Una hamburguesa, un hot dog, unas patatitas fritas… ¡Pero si es que hasta una paella o una pechuga de pollo molestarían menos!

DSC_1172

De todos modos, podría entender que lo de comer en el cine, así en general, hubiera surgido en esta última década con las pelis del Señor de los Anillos; 3 horas de película, señores. Ahí habría visto con buenos ojos hasta unos orinales en cada asiento… ¡¡3 horas de metraje!!

El tema de la duración de algunas superproducciones se les están yendo de las manos a los de Hollywood. Ha habido gente que ha entrado en agosto a ver Spiderman IV y ha salido de la sala con la caída de las primeras hojas del otoño…

Que sí, que ya, que ahora el 50% de los lectores de Hot Shots me van a odiar y van a estar una semana sin pasarse por aquí como castigo por criticar las palomitas en las salas, pero y el otro 50%, ¿eh? Ahora somos más piña que nunca… ¡¡Únete!! DI NO A LAS PALOMITAS EN LOS CINES.

Y lo malo de todo esto es que tengo que reconocer que a mí también me encantan las palomitas en el cine. Odio que otros las coman, sí, pero a mí me encanta comerlas. Yo nunca las compro porque así como que me siento menos culpable, pero en el fondo estoy deseando que el que viene conmigo se compre un Mega Combo de kilo y medio de palomitas, litro de Coca-Cola y Twix de regalo. Un poco como cuando en el restaurante vienen a tomar nota de los postres y empiezan los juegos de miradas y las sutilezas; todos quieren algo dulce pero nadie lo pide por no sentirse culpables. Al final suele ser:

— Bueno, señores, ¿van a tomar postre? Tengo arroz con leche, natillas, helado, púding, flan o fruta del tiempo.

— Bufff… yo estoy bastante lleno. No sé, ¿vosotros queréis algo?

— Yo estoy “muy full” también, ¿eh? Hombre, si pedís algo, yo una cucharadita igual cojo…

—Sí, yo también estoy al límite pero si os animáis al… este, cómo se llamamaba… “Helado Magnum con doble chocolate y cobertura de merengue y caramelo”, un poco pruebo.

— Venga, pues nos traes uno de esos con cuatro cucharitas, ¿vale? Y… ¿una tarta de queso? ¿Os mola? ¿pedimos también una para compartir?

Bueno, total, la moraleja de todo esto es sencilla: mientras sigan permitiéndose las palomitas en los cines, no hagáis mucho ruido al masticar. Y si os encontráis conmigo en alguna sala, dadme un puñadito de ellas, anda…

eating-popcorn

¡Besos y abrazos!

  • lo de las palomitas, bueno, va… porque sí, a mí también me pasa cuando no las compro y me entran ganas de aniquilar a media sala (por eso casi siempre recurro a comprarlas…)
    pero, ¿meterte con el señor de los anillos? Por ahí si que no paso… ¬¬

    • Hola Carmen! Bueno,en realidad sólo digo qie dura tres horas,cosa absolutamente cierta. En lo personal, a mí El Señor de… me encanta y,sin duda está en mi top 10. Así q no,nuuunca osaría meterme con este peliculote.. 🙂

  • Muy buen post Javi, como siempre, me he reído de lo lindo. El tema de las palomitas da mucho juego, sinceramente yo tampoco entiendo que para ver una película la gente se lleve esos cubos de palomitas, pero sobre todo lo entiendo menos aún en el teatro y en los musicales, que ahora también la gente lleva esos cubos de palomitas, todavía en el cine se entiende más pero en el teatro..uff no lo veo. Alguna que otra vez he comido las palomitas con el famoso combo de kilo y medio, pero luego he salido del cine con la lengua como un trapo de tanta sal y muerta de sed, así que al final, cuando tengo deseos de palomitas me las hago cualquier noche de sofá en mi casa y me quedo tan a gusto.
    Y sobre los postres…..qué razón tienes, me he sentido totalmente identificada con lo que comentas. Jajaja no des ideas de qué otras cosas se pueden comer en el cine que más de una vez he salido con un chicle pegado en el pantalón o en el pelo o me he manchado de pringue que había en el asiento y al final lo malo es todo lo que ensucia alguna gente cuando se pone a comer cosas en el cine….Lo mejor es que cada uno puede hacer lo que quiera, las palomitas son como las lentejas, si las quieres las tomas y si no las dejas…:).
    Un beso grande y si éste post es el último de la semana te deseo un excelente finde a ti y a todos los seguidores de Hot-Shots. Beso grande!!!

    • Hola Amparo, siempre de las primeras, al pie del cañón. Mola.
      Bueno, el problema que veo yo a los mega combos estos, a parte del precio, y de que nadie se los acaba, y de las 2000calorías, es que siempre me entran ganas de ir al baño a mitad de peli. Otro de los motivos por los que no suelo pedirlos..
      Bueno, guapísima. Muchos besos!

      • Por supuesto, es que alguien tan majo como tu que siempre nos respondes a todos te mereces que estemos al pie del cañon ahí siguiendo tu blog, que además es fantástico y super divertido. Te deseo un excelente finde, ya he visto tu foto de Sunny Day in NY. O sea que estas de vuelta en la ciudad de los rascacielos, espero que Miri te acompañe estos días de semana santa y lo paseis muy bien.
        Muchos besos y feliz weekend para ti y todos los seguidores de Hot Shots

  • De vuelta por aquiiii, lo primero de todo: UNA PELI SIN PALOMITAS NO ES UNA PELIIIII!!!!!!! jjajajajaja eso si, solo mis palomitas el resto mejor gominolas, o algo para distraerse, porque sino luego la que menos come de MIS palomitas soy yo jajajjajjaaa.
    Y lo segundo, como vas por new york, te hemos visto que has hecho una visitita a españa, al final la cabra tira al monteeee ehh……… que es lo que mas echas de menos de aqui, cuando estas alli?
    aaaaaaaahhhhhhhh bonito el anuncio del cor5e ingles eh 😉
    Besitooooooos

    • Vale, lo de las gominolas me gusta más. Regalices negros y ladrillos a podeer ser, gracias.
      Ya sabes que sin la tierra no puedo estar, Sara! Venía con el propósito de estar dos meses por aquí, pero me salió un curro y..trabajo es trabajo 😉
      muchoes besos

  • Hola!!!

    Soy nueva por aquí! Te voy a decir que me he tronchao de risa con tus palabras!!!
    Qué bueno eres! Aunque tengo que decir que yo, si voy al cine me tengo que coger un cubo de palomitas con cocacola! si o si siempre!!!! También te diré que voy poco.

    Ya tienes una nueva seguidora del blog!

    Un beso desde Barcelona!

  • Hola Javier!!! k bueno lo de las palomitas…es un tema k da mucho juego,tienes toda la razón las palomitas molestan y sobre todo si el de al lado no mastica con la boca cerrada k es lo k me acurrió a mi el otro día,k oía mas el ruido que la peli ajjajaja…yo tmbn soy de las de k alguien se compre el combo k luego te robo unas pokitas!!
    gracias de nuevo por seguir divirtiendonos.un beso y abrazo fuerte

  • Pues yo con los tiempos que estamos viviendo los clasificarías en 2:

    Los que pueden permitirse ir al cine y los que no…porque con entradas a 9 euros, una familia con 1 hijo, 30 euros¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿ si le sumamos el refresco y palomitas imáginate……..MISION IMPOSIBLE,

    Aún así gracias por el post divertido hay que tomarse las cosas con humor, que la cultura en un país no se cuide, al igual que el acceso a la educación, es de LOCOS.
    GRACIAS

    • Ciertamente se les ha ido de las manos el tema de los precios. Ya no es una actividad que se pueda hacer semanalmente, aunque, afortunadamente, empiezan a surgir fórmulas como la “fiesta del cine” en las que bajan la entrada a los 3.90€. En Madrid, al menos, me consta que lleva varios miércoles seguidos vigente… Atenta porque por ahí hay buenas ofertas!

  • Otra vez lagrimillas de risa y carcajadas ahogadas fuera de lugar en clase…me parrrrto!!! he de felicitarte por tu coraje, velentia, autonomia y capacidad resolutiva!!!!….elegir tus propios gayumbos!!!! eso si que es un tio hecho y derecho en pleno uso de sus facultades. … me alegro Javi de que no caiga el mito del macho español! aunque afincado en Nueva York por temporadas eres un enorme representante de tu patria, ole y OLE!!! un beso fuerte

    • Que estoy mu loco, Celia!! que si de rayas, lunares, dibujos animados…yo soy el que marca mi destino!! XDD
      muchas gracias por tu comentario y un beso grande, guapa.

  • Ole!!!!
    Javi es la primera vez que escribo pero te leo siempreeee!!!
    Me superencanta tu humor y lo de las palomitas genial!!!
    Encima de guapeton, tienes un humor de diez!
    El hombre perfecto!!!

    • Pues muchas gracias por haberte animado, Bea. Lo del hombre perfecto háblalo con mi chica, a ver si la convences, que seguro que no está del todo de acuerdo.. XDDD

    • agusto, te baneo desde ya de Hot Shots. Y de Twitter. Y de Insta. Y te quito el plato de lentejas que te había puesto a mi derecha en la mesa….

  • Bueno, eso para los que puedan ir al cine………..los parados y los que tenemos sueldos bajos ( ni quiera mileuristas) no podemos ir, sniff, sniff, sniff…….una pena porque a mí si me gusta y mucho, pero llevo 3 años sin ir, desde la crisis.

    • Efectivamente, Paula, las actividades de ocio -no gratuitas- suponen el primer gasto que se suele recortar cuando nuestras economías no están del todo bien. No obstante, comentaba en un comentario anterior, que en Madrid hace varios miércoles que las entradas están a 3.90 en muchas salas. Creo que es a nivel nacional y en varias cadenas de cine, así que infórmate. Al fin y al cabo, unos prefieren prescindir de tres o cuatro cafés y darse el gustazo del cine y otros prefieren una tranquila charleta de cafetería.
      Espero que puedas volver pronto a disfrutar del 7º arte, Paula! verás como sí! besos y suerte!

  • No me puedo reir mas……jajajaja¡¡¡¡¡¡¡ un post que comparto…..tanto en las palomitas como en los prostres. Gracias otra vez por estos ratitos de risa¡¡¡¡

  • Simplemente genial,lo que me he reido por 1ª vez en el dia,gracias.
    Por cierto,muy bien tu anuncio del Corte Ingles me hizo hasta ilusión verte!

    • Vaya!! voy a tener que publicar a primera hora de la mañna para que empieces a tope la jornada 🙂
      gracias por lo del anuncio! se me ve poco, tampoco tuve que esmerarme demasiado. jejeje. besotes!

  • hola Javier me gusta mucho tu ingenio y tu manera tan divertida de contar las cosas..estoy muy de acuerdo con casi todas las cosas q dices en este y otros post..pero eres muy joven y eso tb lo noto…yo pensaba exactamente igual q tu cuando tenia unos cuantos años menos.. ahora con hijos es inevitable que coman palomitas..y parece increible YA NO ME MOLESTA EL RUIDO¡¡
    muchos besos y a seguir por aquí pq me gusta muuuucho leerte 😉

  • Hola Javi!! Que bueno el post de hoy! Tengo que reconocer que soy del 50% que ahora mismo está “indignadísima y se va a tirar sin visitar el blog semanas”… o lo que es lo mismo que me encanta comer palomitas y Coca-cola en el cine!! jajaja
    Ahora que lo pienso si que es molesto… cuando no eres tú quien las come, claro..!! 😉
    Oye creo que es peor que te toque al lado el típico que se tira tooda la película haciendo comentarios… (vale, puede que cuando yo voy con una amiga seamos de esas..) xD
    Y cambiar las palomitas por patatas fritas?! Pero si hacen mucho más ruido tanto al masticar como al cogerlas de la bolsa!! jaja
    Muy cierto lo del postre.. yo soy de las que se animan a pedirlo y luego entre que si prueba uno y otro.. me quedo sin nada!! -.-

    Bueno bonito, buen finde!! Un beso !

    P.D.: Ya se me ha pasado la “indignación” y espero con ganas el próx. post! 🙂

    • Ups, tenía que haber especificado. Claro, me refiero a las que acompañan hamburguesas y perritos. A las de tiras, a las blanditas, o mejor, que crujen pero muuuy silenciosamente 😉
      O sea que tú eres de las valientes que desde el principio se lanza al postre sin hacer paripé? muy bien, Miriam, sí señorita.. 🙂

    • Hombre, eso es que es ya otra categoría… el efecto amanecer que provoca una pantalla en la oscuridad de la sala… la próxima vez se lo coges (de mi parte) y se lo lanzas al otro lado del cine (cuidado con los otros espectadores que no tienen la culpa..)
      un beso!

  • Hola Javi, la verdad que no tienes ningún post con el que no me haya partido de risa, es que no tienen desperdicio. Lo de las palomitas si es cierto que molestan un poco, pero que no es lo mismo ver una peli sin ellas. jajaja
    Muchas felicidades por el blog, el mejor que he leído hasta la fecha.

    PD: sales guapíííííísimo en el spot de El Corte Inglés. Besitos.

    • Mil gracias, Mercedes. Siempre gusta leer cosas así 🙂 En estas condiciones, me temo que tengo que permitirte comer palomitas (y casi lo que quieras) en el cine.
      muchos besos!!

  • Hola Javier!!!!!!!!!

    Un honor leer tu post,es que casi me parto!!!!

    Lo mejor que me pasa a mi es que me gasto antes la cocacola que las palomitas y lo paso fatal:
    -no voy a comer más,bueno la última,nooooo,no tengo para beber,bueno la última,horror,me muero de sed,no tenía que haber comido….eh????por dónde iba la peli?!ya me he perdido!joroba!!!!!

    Y cuando llevo a los amigos de mi hijo,me paso 10 miny andando entre ellos y los asientos repartiendo galletas príncipe,agua y golosinas y los niños dicen: jo lín.,Paco.Tu madre se enrolla mogollón.
    Y sin palomitas!!!!!

    Jajajajaja

    Un besazo amigo,eres un genio!!!!

    • Las palomitas las carga el diablo. Es empezar y no parar. Tienes que comprar cubos más pequeños, es el secreto!!
      Veo que eres una madraza. Cuando tenga churumbeles voy a camuflarlos entre los amigos de tus hijos, a ver si cuela… XDD
      muchísimas gracias, Arantxaaa!!

  • Vayaaa dos post de cine seguidos, con lo cinéfila que estoy yo ùltimamente y sobre todo la semana pasada, que fue la “fiesta del cine”, y sólo costaba 2,90€. Asì que aproveché para ver la de 8 apellidos vascos, y me pareció superdivertida y eso que no soy mucho de ir a pelis españolas, pero como estaba barato, jeje… yo popondría una de nombres canarios, el curso pasado me vi en la tesitura o embrollo de tener a un Yeremay, un Yerobe y un Yenedey, y estaba como las viejas, decia todos los nombres antes de acertar con el que era ( de locos). Eso por no hablar de los Yeray, Zebenzui, Ayoze, etc. Y este año me cae una Yuraima y una Yarima, uuuffff. Y en cuanto a las palomitas, yo te sacaría de quicio, porque soy muy lenta comiéndolas. Ah Y cuando vayas por Las Palmas te puedes pasar por los cines Monopol, que proyectan cine no tan comercial y muchas pelis están bastante bien. Bueno, feliz semana Santa.

    • Me acabo de quedar loco con los apellidos que me comentas. Soy el tío más afortunado del mundo: salgo con una canaria que se apellida Pérez XDDD
      Yeray de Zebenzui podía llamarse uno,no? y Yuraima de Yeremay…
      Monopol?? Es el del centro,no? nada más entrar a la ciudad. UN besooo!

  • ¿¿¿Javi, pero qué dices??? Anda, déjate de tonterías y comprate el cubo GIGANTE de palomitas, y disfrútalas!!!! Yo soy de esas, de la coca-cola tamaño XL, de las golosinas, y si me apuras, de la bolsita extra de conguitos (porque el peso es diferente a las golosinas y hay que ponerlo separado jajajaja). Cierto es que molesta un poco…pero oye, sin todo esto para mi el cine ya no es el cine. Por eso he pasado a ir solo de vez en cuando…porque me gasto lo mismo en entradas que en comida y la crisis aprieta 🙂 😀

    • De todo tu discurso te compro los conguitos. Ves? otro ejemplo muy válido sobre algo que llevarse a la boca sin molestar al resto. Eso sí, sácalos de la bolsa antes de que apaguen las luces, que si no el plástico cruje y estamos en las mismas…juas!!
      Un besote y gracias por pasarte por aquí, mi querida Aída (sin tilde, claro está)

  • Más razón que un santo, Javi. Yo no soporto a la gente que come, bebe y lo hace todo con fruición…..en el cine. Mis amigas me miran mal cuando les digo que sólo voy a los Renoir (salas pequeñas, cine europeo, alternativo, películas checas…..) y no entienden que lo hago porque la media de edad en esos cines ( al menos donde vivo yo) es de 60 años. Afortunadamente, esta gente puede pasar dos horas sin comer y, además, para las dentaduras, viene fatal meterse semejantes boles de palomitas.

    • Miryam, precisamente dentro de unos días proyectan un documental del checo Bladstov Propovic, en versión original, por supuesto, sobre el deficiente estado de la educación de las subculturas martinas en las cuencas del Po. Lo vemos juntos!?? XDDD
      Yo a los Renoir la última vez que fue debió de ser en torno a 2002, 2003..Ahora me he vuelto más rollo multisalas (sí, lo siento, soy uno de esos…) jeje

  • Hola Javi!!! Que bueno el post, como todos los que haces… Que ingenio y como me río!!!! Ahora mismo parezco tu hace un par de posts… Nueva York, cafetería con wifi, y todos los hipsters a mi alrededor con su Mac. Ahora mismo cuento 5 a mi alrededor, y sólo un chico no tiene Mac… Le harán bullying cuando me vaya??? Jajajajajaja en fin, voy a seguir disfrutando de esta ciudad tan espectacular. A ver sí nos cruzamos por alguna esquina

    • Estás por aquí??? graaande, Alejandra! entiendo al chaval del Pc: yo fui uno de ellos, qué lastimilla. Claro que en ese entonces apenas se usaba internet y los raros eran los de Apple. Bueno, si vuelves a cruzarte con uno, mírale con cara de pena, déjale un par de dólares encima del teclado y dale una palmada en la espalda. Lo agradecerá 😉

  • TOTALMENTE DE ACUERDO JAVI!!
    Se podría comer cualquier cosa, ¿pero palomitas?
    Yo de hecho SIEMPRE como chocolate, chocolatinas Kinder, o directamente una tarrina de Ben&Jerry’s de brownie y chuches (todo ello comprado en el respectivo Alcampo del centro comercial POR SUPUESTO y bien apiñao en el bolso) ; ) jajajajjajaj

    UN besazo!! Buen finde 😀

    • Kinder..bueno? mi favorito!! bueno, en general todo lo q tenga chocolate me pierde. El helado BJ de brownie no lo he probado, pero apuntado queda!! 🙂 besotes!

  • Me ha encantado tu post de hoy, no puedo estar más de acuerdo contigo, es lo más horrible del mundo tener que estar oyendo el ruido de la gente comiendo palomitas, metiendo la mano en esos cubos enormes, y sorbiendo el refresco con la pajita porque está claro que después de haberse zampado ese mega cubo tienen que tener una sed de camello
    y por cierto, se te ha olvidado lo peor, y esos granos de maiz que quedan al final??? esos granos de maiz que la gente se empeña en masticar con un ruido atroz????

    y sabes lo peor, a mi también me encantan las palomitas cuando veo una peli, pero jamás jamás en público.

    Un consejo, ves a ver las pelis en versión original, he descubierto que en esas salas la gente come menos palomitas, debe ser por eso de hacer varias cosas a la vez.

    eres genial, sigue asi!!!!

    • Gracias por compartir conmigo y entenderme…snif, snif…empezaba a sentirme taaan solo… 🙁
      Intento ir a las V.O (en Manoteras, no sé si vives en Madrid) y lo que sí hay es menos gente. Eso ya es un plus..
      besotes!

  • jajajajaja, me has recordado con lo de las palomitas a un monologo del genial “Manu Sánchez” que dice lo mismo:
    “A quién se le ocurría la idea de comer palomitas en el cine si hacen ruido, dan sed y les falta brillar en la oscuridad”

  • Hoy si que ya no me he podido resistir a contestar ,…. Je je. el pasado post de 8 apellidos vascos , me encanto !! Pero como he vivido en los dos sitios ….me calentaba yo sola contestando …así que preferí mantenerme en una posición más elegante que al final esto va de reírnos de todo un poco, pero amigo vaya como das en el clavo, mi chiste preferido el de los juzgados de Sevilla que da en la Diana del modus operandi ( tu que eres inteligente ya sabes a lo que me refiero ) a lo que estamos sabes por que no he ido a ver 8 apellidos vascos todavía ? Siiiii lo has adivinado por las palomitasssssss, que no es que me parezca mal al revés me encantan , pero tanto combó XXL debería de traer un manual de instrucciones , es tan difícil comer sin hacer ruido ????
    Bueno que mi chico y yo ya somos tus fans 🙂

    • Jajaja. Bea, claro que no, hombre. No vale la pena calentarse. Pura comedia todo! ya está la realidad para tirarse de los pelos…
      Efectivamente, ese es un chistazo. 10 points!
      Un besote, guapa! (otro para tu novio, que no se diga)

  • Y yo que me he visto El Señor de los Anillos en versión extendida !! Y con comentarios!! Eso si en casa, mi marido también en el cine todas seguidas, esto yo no lo sabía antes de casarme, So freaky ! :), y mira, el ruido de las palomitas puede ser molesto, pero…. ¿ de verdad es necesario tirar la mitad del cubo por el suelo y asiento? Que hay gallinas que ensucian menos!! Como siempre me he reido mucho con tu post, enga que si, que sigo insistiendo en que escribas un libro.
    Besos

  • Javi Javi Javi…. he vuelto otra vez por estos lares para ver tus avances en tu estupendo blog.
    Discúlpame de nuevo… la universidad y el voluntariado me quitan tiempo de poder pasarme decentemente.
    He leído tu blog y la verdad que no puedo estar más de acuerdo… ya podrían poner otras cosas que no fueran palomitas… aunque la verdad es que a mi nunca me han hecho gracia.
    He de decirte que en Alicante, tengo la suerte de conocer un cine que nos dejan entrar la comida que queramos y la bebida, (incluida de casa), y es todo un lujo y está a tres euros! la verdad es del tipo de los cines antiguos, aunque pensándolo bien nos haría falta más de uno en estos tiempos.
    Acaba de pasar buen domingo,
    un besote
    Ang.

    • Ang, vas a rebufo, casi me paso de largo el comentario!! Alicante, entonces, además de puerto, mar, paseo marítimo, castillo y Ave, ahora resulta que tiene cines a 3eur!? me mudo en mayo en cuanto vuelva a España!!
      Muchos besos, guapa.

Responder a Mercedes Cancelar respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer