Etiqueta Viaje

Crónicas Sicilianas

  Aterrizar en Sicilia y que te interrogue la policía antes de que recojas tu maleta es un inicio de vacaciones prometedor. Si a eso le añades que a PITICLI se le había caído el DNI y éste lucía sin chip la emoción está asegurada. Vamos, ni el Shambala.   No culpo a los carabinieri. Me había hecho un peinado que parecía sacado de El Padrino. Y llevaba un bolso

Continúa leyendo

COREAsidades

  Corea del Sur es un país fascinante, precioso, lleno de gente amable (y guapísima). Y, como otros vecinos suyos asiáticos, con unos puntos freakys geniales. . Visitar sus templos es una experiencia única. Encontrarte a un monje desayunando a tu lado en una cafetería leyendo un GQ con Fassbender en portada (¿sería el número dedicado a “cómo ser un Lama Hot”?) o a una monja espartana que de repente,

Continúa leyendo

Sorpresas, Falleras y Trapecistas

       Encontrarte un grupo de falleras de despedida de soltera en la peluquería del barrio de tus padres, a la que has vuelto para recordar, relajarte y desconectar puede ser toda una sorpresa. Esto fue lo que le sucedió a una súper compañera, que prácticamente tuvo que justificarse por solicitar un tratamiento alisador frente a tanta demanda de tirabuzón y rosca a lo princesa Leia…      Yo, ese día,

Continúa leyendo

Suegras, Gaviotas y otras Joyas Navideñas

     Si a tu suegra le regalan una motosierra el día de la madre eso te da pistas de que estás frente a una mujer fuerte. Si además se la regalan porque ya está cansada de cortar los enormes troncos que le lleva su hijo (y que ella misma descarga del camión) con un simple hacha, entonces sabes que estás frente a una mujer que haría temblar a Darth Vader.

Continúa leyendo

Bienvenida + Matarraña

       No es lo mismo que te reciban con dos besos que con un interrogatorio en la comisaría. Esto último fue lo que me pasó la primera vez que visité Estados Unidos.      Iba yo emocionadísimo (pero no tan mono como ahora) pensando en todo lo que me depararía NY y… ¡ZAS! Al cuartelillo retenido. Bueno, allí sería a la “comisareishon”.      Y todo porque, ingenuo de mí, me

Continúa leyendo

Lo que hay que oír

     “Vivo del suicidio” me soltó un cliente el otro día. Y yo, perplejo: “¿Perdón?”. “¿Lo ve? ¡Todo el mundo me pone esa cara cuando lo digo!”. Al cabo de poco reaccioné y le dije: “¿No será del SUBSIDIO?”. “¡ESO, ESO!” “¿Me podría decir cómo se pronuncia?”. Y yo, claro, siempre dispuesto a ayudar, decidí dedicar parte del tiempo de la consulta a realizar una clase de pronunciación que hubiera

Continúa leyendo

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer