La Ciudad y los Puerros

  Donde hay puerro hay alegría. Y si no que se lo digan a algunos barrios. Allí donde había tensiones y marginación han surgido parques infantiles, centros cívicos y… huertos urbanos –con sus puerros-. Me encanta. Qué maravilla. A mí sí me importa un rábano o un pepino.   Siempre me he declarado, desgraciadamente, un ignorante de las sabias y necesarias tareas del campo (para desesperación de mi abuelo, que no consigue que

Continúa leyendo