Bandos Afortunados y Eventos Consumados

  El mundo se divide en dos tipos de personas.     Los que tienen cara de cama y los que tienen cara de altar. Sí, hay gente que despierta pasiones, impulsos de pillarte ahí mismo y destrozar los muelles de una cama, o la puerta de un lavabo. Y los que despiertan la fantasía de una relación estable y tranquila. Salen de noche y no se comen una rosca,

Continúa leyendo