Luna de miel a la italiana

  “Uno no viene a Italia para encontrarse con cosas agradables -fue la réplica-; uno viene a encontrar vida. Buon giorno! Buon giorno!”   Edward Morgan Forster. El taxista napolitano ponía una y otra vez la misma versión de Tre numeri al lotto de Renato Carosone. ¡A un volumen enloquecedor! Si las ciudades de noche tienen una magia especial, Nápoles, atravesado a toda pastilla, ya ni os cuento.   Por supuesto el

Continúa leyendo