Charlatanes Intrépidos

  Mira lo que te digo, tengo mucha suerte. ¡Si hasta puedo ejercer de charlatán profesional! ¡Con lo que me gusta a mí hablar! El otro día me pidieron que diera un módulo de seis horas (en dos tandas) y no sé otra persona, pero a mí hasta me quedaron temas en el tintero. No callo ni en defensa propia.   Me lo paso tan bien que quizá por ello

Continúa leyendo