Hambre y Feminismo

  – Pónganos toda la primera página, por favor. -¿Cómo? ¿Perdonen? ¡¿Todos los platos de la primera página?! ¿Para cuatro personas? –Sí, señorita. -Esto… ¿seguro? -Bueno, y también el salteado de verduras variadas que aparece más adelante.   La cara de la camarera era para filmarla. Jamás vi unos ojos orientales más abiertos. Creo que aquella noche batimos un récord y nos convertimos en clientes para el recuerdo. Es lo

Continúa leyendo