Taxistas celestiales y Tarotistas consulares

     Debido a la crisis parezco Serafín Zubiri en concierto. Aunque mi Compañero Bailongo dice que más bien tengo un aire a la Martirio. “El Martirio” me llama, vamos. ¡Con lo positivo que intento ser yo!      ¿El motivo? El siguiente: las persianas de mi despacho se estropearon, y en vez de arreglarlas, las arrancaron (cosas de este país). Cuando tenían que poner unas nuevas y/o unas cortinas, anunciaron la

Continúa leyendo