Armarios a medida

  Salir del armario es más duro que salir de la crisis. O eso dice una Musa. Ella insiste en que le plantaron el armario sin pedirlo y que cuando ya estaba acomodada, llegado el momento, de él la sacaron a la fuerza. “Exceso de pluma” fue el veredicto. La sociedad, que adora los juicios el bricolaje y es muy detallista.   Porque el armario se hace, no se nace,

Continúa leyendo