Post por: Agustín Kong

KongSejos para manejarse con la familia política

  Dicen que las amistades son la manera que Dios tiene de compensarte por la familia de origen que te ha tocado. Pues bien, yo creo que la familia política también puede llegar a ser un regalo kármico similar. Cierto es que si la familia propia que te toca ya es una lotería, con la política implica acertar incluso el complementario (ya me entendéis) pero escuchadme: quien no juega no puede

Continúa leyendo

El fin justifica los miedos

  Últimamente comprobamos cómo el fin justifica los miedos (y sí, no me he equivocado al escribir). Su fin, sus miedos. Porque eso es con lo que nos están intoxicando algunxs, movidos por la codicia, el individualismo salvaje y unas ansias de poder que se alimentan de divisiones. Y cuanto más se destruyen las redes, cuanto más se aísla a la ciudadanía, mejor. Pero mejor para unxs pocxs. Lxs que

Continúa leyendo

Refranes 2.0

  Renovarse o morir, dice el refrán pero…. ¿quién renueva los refranes para que no mueran? Yo mismo. Y así, movido por mi afán didáctico y salvador de la lengua he actualizado veinte dichos y refranes para que están vivísimos en estos tiempos de redes, crossfit, ansiedad, individualismo y postureo. ¡Ahí van!   1. El mundo es un pañuelo. / El mundo es un algoritmo (¡Y ojito que te invisibiliza y

Continúa leyendo

La Oveja Teñida

  No soy una oveja negra, soy una oveja teñida. Porque a mí me han teñido, me dijo. Y tenía razón. Explorando un poco más allá de la superficie no había rastro de aquellos rasgos que se decían. Tras la fachada vapuleada aparecía la inteligencia, la resiliencia, la ternura y un humor certero que actuaba de salvavidas. Me explicó que había más ovejas malinterpretadas, utilizadas como cabeza de turco, etiquetadas

Continúa leyendo

El padre de Fernando y los tesoros

  El padre de mi compañero de clase era basurero. Teníamos 8 años y en aquellos tiempos ocho años significaba mucha ingenuidad, no como ahora. Fernando se llamaba el chico, y un día se presentó en clase con una marioneta de Pinocho. No cualquiera, el de Disney. Le faltaba el trozo de una mano, como si la ballena se lo hubiera comido,  traía las ropas y el rostro magullados. Y

Continúa leyendo

Amor es lo opuesto a Netflix

  Netflix es lo opuesto al amor, y no sólo porque sus maratones de series terminan por sofocar la libido y transitamos del sofá a la cama sin mediar por la pasión (y cuando digo Netflix entiéndase también HBO, Movistar+, Amazon Prime Video y demás). Netflix es lo opuesto a lo que el amor requiere, porque el amor implica compromiso y qué compromiso va a haber frente a la posibilidad

Continúa leyendo

Consejos para acompañar a instagramers y no morir (literalmente) en el intento

  Estar  junto a instagramers (o tiktokers, o youtubers, o twichers… o todo a la vez) no es tarea fácil. A mí siempre me han generado mucha ternura esos novios (generalmente son novios pero también amigas) que han de realizar posturas imposibles -que ningún fisioterapeuta recomendaría- por tal de obtener el mejor encuadre (siempre desde el punto de vista influencer, por supuesto).   Por eso, movido por mi espíritu de

Continúa leyendo

5 cosas que puedes hacer si no eres mujer en el día de la mujer (y el resto de días, claro)

  Cuando me propusieron que escribiera un texto para El Día de la Mujer me puse bastante nervioso, pues me daba pavor que pareciera que hacía mansplaining. Por lo tanto preferí escribir sobre algunas cosas que puedes hacer si NO eres mujer en el día de la misma (y el resto de días, por supuesto). Por cierto ¡ojalá podamos celebrar pronto el día del fin del patriarcado!   Punto número

Continúa leyendo

Las recetas son cartas de amor

  Las recetas de cocina son unas de las cartas de amor más poderosas. Porque derriban muros y sus efectos terminan entrando, literalmente, dentro de nosotrxs. En cuerpo y alma. Las recetas son puentes que unen personas y culturas. Sé que no descubro nada pero hace poco, escribiendo mi última novela, fui consciente de ello. Y de cómo la cocina había conseguido tender lazos entre mi abuela materna, mi madre

Continúa leyendo

Vivir como Plan B

  Llegaron con la resaca de las olas. Venían de casas hundidas, de casas que arden. En sus ropas, rastros de la sequía. Económica, de empatía. Quienes estábamos cubriendo el temporal empezamos a improvisar campamentos. Cada vez más gente, más jóvenes. Cuerpos empapados de ansiedad. Almas que habían tragado demasiado. Algo de aliento. Poco, pero algo de aliento permanecía. Se iban acumulando en una orilla gastada, casi sin arena por

Continúa leyendo

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer