Para enamorarse de les Terres de l’Ebre

Miravet ofrece un escenario privilegiado para el disfrute (y el postureo instagramero, claro).

 

Mi abuelo amaba los ríos y en especial el Ebro. “Si alguna vez desaparezco, me encontraréis en su delta”, decía.

Al igual que él, pero por otros caminos, yo llegué también a amar ese regalo de la naturaleza.

El río Ebro es como el oro en el arte japonés del Kintsugi: repara heridas sin ocultarlas, haciendo aún más bello el objeto dañado.

Vista desde el castillo de Miravet.

 

Antes de encontrarse con el mar, abraza unos paisajes y unos pueblos fuera de los circuitos más turísticos, con arquitecturas fascinantes, gastronomía desbordante y gente generosa y apasionada.

Hace unos días tuve la suerte de ser invitado a dar una conferencia en Deltebre –en el corazón del Delta del Ebro- y pude redescubrir algunos de esos lugares. Aquí os dejo mi guía particular y también un lugar que no conozco y que está en mi lista de pendientes.

Espero que os seduzca.

Yo, sencillo y natural en Miravet.

 

MIRAVET. Un pueblo encantador que fue escenario de una de las batallas más crudas de la Guerra Civil. Aparte de pasearlo o disfrutar de sus artistas de la alfarería, hay otro atractivo que lo hace único: su “Pas de Barca”. Miravet aún conserva en uso el sistema tradicional para cruzar el río utilizando la corriente. Toda una experiencia.

El “pas de barca”.

 

LAS CATEDRALES DEL VINO: Pinell de Brai y Gandesa. No lejos del río encontramos estas joyas de la arquitectura realizadas por Cèsar Martinell. Impresionante comprobar cómo la unión ante la adversidad y los materiales sencillos pudieron dar un resultado tan hermoso y funcional.

Interior de la Cooperativa de Pinell de Brai, probablemente la más espectacular.

 

POBLE VELL DE CORBERA D’EBRE. A poca distancia de Gandesa se encuentran los sobrecogedores restos de este pueblo –como Belchite- que fue duramente bombardeado. Tengo unas ganas tremendas de realizar su visita guiada.

Iglesia del Poble Vell de Corbera d’Ebre.

 

TORTOSA. Aunque mucha gente conoce su catedral o su Parador, quizá no tanta sepa que Tortosa posee unas joyas arquitectónicas renacentistas increíbles: Los Reales Colegios. Para quedarse pasmado contemplándolos.

Reales Colegios de Tortosa.

 

AMPOSTA. Durante muchos años, el puente colgante de Amposta era la manera que tenía la gente del Delta para cruzar el río fuera de los horarios de uso del transbordador. Impresionante estructura y espectaculares atardeceres.

El puente de Amposta no tiene nada que envidiar al de Budapest.

 

DELTA DEL EBRO. Quien me conoce sabe que parte de mi corazón está en este paisaje cambiante y tan generoso y esforzado como sus habitantes. Absolutamente recomendable visitarlo cuando está inundado y aún no se ha plantado el arroz, o en los alrededores de San Juan.

El Delta antes de “la plantada”.

 

Dos de nuestras playas preferidas: El Serrallo y Punta del Fangar. Inmensas.

El Serrallo.

El Fangar (calculad casi una hora andando, aproximadamente, desde el aparcamiento).

Dónde alojarse.

Sin duda, MASIA TINET. Nuestro campamento base desde hace años. Insuperable la experiencia de su piscina frente al arrozal, sus desayunos o sus cenas durante la puesta de sol.

Masia Tinet, en Deltebre.

 

Dónde Comer.

Aunque en toda la zona se come bien (y en cantidad), comparto aquí tres direcciones infalibles.

CASA NURI. Cerca de la desembocadura, desde donde parten los barcos – excursión. Su arroz con bogavante es espectacular (y el de galeras, cuando es temporada, es para llorar de la emoción).

Arroz de galeras y alcachofas.

 

IDA CAN MACHINO. En Els Muntells. Jamás he probado un arroz negro más delicioso ni me he sentido más arropado por la dueña de un establecimiento (Mar, que podría haber seducido a Fellini). Tenéis que probarlo.

MOLÍ DE XIM. En Miravet. Una terraza muy agradable y una carta que incluye un menú degustación que parece una jornada laboral. El trato es amabilísimo.

Imagen de la primera vez que PITICLI fue al Delta. Aquí, en la Isla de Buda. ¡Menudos pipiolos!

 

Disfrutemos de estos paraísos cercanos y cuidemos estos regalos de la vida.

Algunas imágenes tras mi charla en Deltebre. Mil gracias Mandrucs por vuestra confianza y a todas las personas que asistieron por su cariño.

 

Un abrazo enorme.

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong

Para saber más sobre mis librosun click aquí.

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer