Gastro Senderismo y Vermú con Bronca

El 24 de diciembre PITICLI y yo realizamos la ruta Tremesana en Timanfaya. No es exactamente un GastroSenderismo pero os la recomendamos sin duda.

 

Con el año nuevo llegan las ganas de hacer nuevos planes, escapadas… y como en un escenario tan incierto como 2022 es difícil saber si serán posibles hoy os traigo unas propuestas que fijo podréis llevar a cabo.

Estos objetivos alcanzables y de proximidad los he aprendido de sabias personas  asturianas, pues ya sabéis que poca gente más disfrutona y adaptable a los tiempos. En concreto de mi familia política y mi familia elegida, respectivamente.

Además, se pueden realizar en casi cualquier momento del año. Tenéis curiosidad, ¿verdad?, ¡vamos allá!

Esta pareja va muy dispuesta pero no sabe que no están permitidos los pícnics en el GastroSenderismo.

 

GASTROSENDERISMO. Mis cuñadxs han perfeccionado esta actividad que consiste en planificar una ruta en función de qué lugar hay donde comer bien a mitad de la misma. Según ellxs, la ruta debería ser de al menos 3-4 kilómetros aproximadamente, con posibilidad de:

  • salida – comer en chiringuito o restaurante – vuelta por el mismo camino
  • salida – comer en chiringuito o restaurante – fin de recorrido circular

He de aclarar que no vale llevarse fiambreras ni elementos de pícnic. En mi familia política no se llevan bocadillos ni en defensa propia. Comer en un local o chiringo es fundamental en el GastroSenderismo. Como mucho puede ser un establecimiento más o menos informal, terraza o interior.

El uso de canoa es opcional, dependerá mucho de la ruta y del menú.

 

Ventajas tiene muchas: dinamizas la economía, conoces cocinas nuevas (aunque se puede repetir ruta) y caminas con menos peso (en la espalda, no en el estómago, claro).

Mis cuñadxs tienen algunos GastroSenderos preferidos (tanto de costa como de montaña) y yo intento animarles para que las publiquen. En todo caso, seguro que cerca vuestro también encontráis estupendas opciones.

Desaconsejo un Vermú con Bronca en acantilados. y ahora os explico por qué.

 

VERMÚ CON BRONCA. La opción para quienes desean algo verdaderamente de proximidad – proximidad. Para quienes tienen pereza de caminar o simplemente el clima no es bueno. Efectivamente, no es necesario, siquiera, salir de tu localidad. Simplemente implica buscar un lugar donde no hayas ido a tomar el vermú para probarlo (aunque, por supuesto, puedes repetir si te gustó o si quieres comprobar su evolución) y, durante la cata, discutir sobre algún tema. Pero discutir – discutir.

Nada de encuentros de risas y abrazos. No, en el vermú con bronca es importante que aparezca el conflicto y la discusión, ya sea por la temática de la conversación o por algo del establecimiento. Importante: se tiene que hacer con vermú, porque te da un punto distinto y te adormila mucho más rápido.

Esta pareja está a punto de quedar como nueva.

 

Según me comentan, el efecto bronca – vermú te deja como un spa. Pero mucho más económico. Y es muy eficaz: aunque de entrada pienses que ese día no va a haber, siempre puedes acabar teniendo bronca.

Fundamental: lo mismo que dejas los vasos vacíos en el local, dejas también ahí tu discusión.

¿Qué os parecen? Si es que nunca dejaremos de dar las gracias a la gente de Asturias por sus aportaciones.

Un abrazo fuerte. Espero que estéis lo mejor posible. Gracias a todas las personas que están sosteniendo este difícil escenario.

Camino del Faro Vidio, en Asturias. Porque GastroSenderismo y postureo no son incompatibles.

 

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong

Para saber más sobre mis librosun click aquí.

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer