Todo esto pasa y todo esto también es verdad

Un fuerte abrazo de PITICLI, Lady Laca y mío.

 

Una compañera adoptó a un perro anciano de la protectora que no había conocido el calor de un hogar.

Mi doctora sacó tiempo de donde no tenía para llamarme y ver qué tal me iba la reincorporación.

Una amiga se hizo voluntaria para hacer compañía a personas mayores.

Varias personas nos ofrecimos a socorrer a otra que se encontraba mal en el metro.

Mi madre preparó uno de mis platos preferidos y me preparó un tupper.

Una ex paciente me escribió un mail para decirme lo bien que estaba, cuánto le había servido mi acompañamiento y que ahora deseaba poder ayudar a otrxs.

Unxs niñxs se unieron espontáneamente a la fotografía que nos estábamos tomando PITICLI, Lady Laca y yo en la plaza mayor de Vic.

Un cliente fue a felicitar al cocinero de un restaurante por su menú de mediodía.

Una amiga me cedió su casa por si necesitaba desconectar.

Un vecino se ofreció para realizar gestiones informáticas a otro a quien le costaban.

Un programa de televisión ha recaudado más de nueve millones de euros para la salud mental.

Un hospital público acaba de poder curar a varias personas afectadas de cáncer de médula ósea.

Todo eso también pasa y todo esto también es verdad.

En mitad de semejantes tiempos difíciles e inciertos, en unas fechas tan cargadas de simbolismo y deseadas por algunas personas, pero tan duras para otras (por circunstancias laborales, pérdidas, situación socioeconómica o de salud), donde el odio crece y la crispación nos nubla, recordemos aquello que nos hace grandes: la cooperación.

Un abrazo muy muy fuerte.

Cuidaos mucho. Cuidad todo lo que podáis.

 

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong

Para saber más sobre mis librosun click aquí.

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer