Viajar a Venecia

Hoy os invitamos a contemplar Venecia con nuestros ojos

 

¿Qué resultado puede surgir de un obsesivo (yo) y de una escapada de aniversario a Venecia? Pues direcciones muy interesantes.

Sí, amigxs, como muchxs ya sabéis estuvimos hace poco en la capital del Véneto, pero quizá no imagináis hasta qué punto indagué antes de ir: leí guías y entrevistas, empecé a seguir cuentas de instagram venecianas, vi reportajes, llamé por teléfono a restaurantes que no admitían otro medio para reservar (en italiano de Barcelona, claro) y sólo me faltó contactar con Donna Leon.

Recién llegados a San Marcos, nótese el equilibrio perfecto entre alegría y postureo

 

Para PITICLI era su primera vez (para mí la cuarta, sin contar con que una bruja me dijo que en una vida pasada había vivido en Venecia) así que había que diseñar un buen bautizo veneciano.

Mi objetivo era comprobar qué quedaba todavía de real en una ciudad tan agredida por el turismo y de paso comer divinamente (algo no tan fácil por la amenaza mencionada).

Spoiler alert: ¡misión cumplida!

Aquí os comparto algunas de las direcciones.

 

Ciertas informaciones quizá os dejen así, como a mí en la Casa del Tintoretto, en Cannaregio

 

Restaurantes

Como he mencionado, a diferencia de otras ciudades italianas Venecia puede ser un poco frustrante a nivel culinario (por no hablar de los precios) a causa de la turistificación. Lo que aquí os comparto son lugares contrastados.

 

En “Ai Artisti” preparan una pasta casera a la que añaden curry durante el proceso de elaboración. No os puedo describir lo deliciosa que es

 

Osteria Enoteca Ai Artisti

Una de las mejores experiencias gastronómicas que tuvimos fue aquí. Producto excelente, atención cuidada y posibilidad de sentarse junto al canal. Su pasta casera nos hizo saltar las lágrimas de emoción. Tiene poquísimas mesas, así que reservad sí o sí.

Los Spaghetti allo scoglio de Pontini se merecen un monumento

 

 

Trattoria Bar Pontini

Una dirección imprescindible en Cannaregio, tanto por su comida (MUY abundante y a un precio más que ajustado) como por su ambiente. El buen rollo de quienes atienden es brutal. Creo que nunca me dijeron tantas veces “amore” en la vida. Es posible que las mesas terminen interactuando entre ellas o cantando (nos sucedió). Tiene una terraza refugiada del frío, junto a un canal muy bonito.

Pasta rellena de vieira con salsa de pescado, marisco y pistacho. Efectivamente, para emocionarse

 

Hostaria Osottoosopra

Un restaurante con unos platos muy cuidados. Atención fantástica. No tiene vistas ni terraza pero su pasta rellena es sensacional, y el trato muy amable.

 

Desayunar aquí es un placer

 

Torrefazione Cannaregio – Speciality Coffee

Un lugar donde aman el café y disponen de diversas variantes. Perfecto para desayunar. Interior cuidado y unas mesas muy agradables junto al canal.

 

Unos de los bocadillos más valorados por las gaviotas venecianas

 

La Bottiglia (bocatas y vinos).

En el Campo San Stin, muy cerca de Santa Maria dei Frari, hay varios lugares frecuentados por gente local (bastante joven) y estudiantes universitarixs. Este lugar nos gustó por lo cuidado de sus bocadillos y por poder comer o beber algo junto a un canal tranquilo (eso sí, ojo con las gaviotas, que pueden lanzarse a por los bocatas).

 

En San Giacomo podréis tomar un café rodeadxs de vecinxs y escuchar cómo se quejan del turismo en Venecia… ¡y en Barcelona!

 

Bacareto da Lele

Pese a que no pudimos ir, nos lo recomendó tanta gente que me veo en la obligación de ponerlo aquí. Para unos vinos y unos panini o tramezzini. Picoteo real y desenfadado a precio anticrisis (por lo que cuentan).

No tengo foto de Lele pero sí de una de las calles – señales que podréis encontrar por la ciudad y que dan que pensar

 

Lugares por los que pasear y de paso nutrir vuestro instagram

Más allá de las atracciones principales de la ciudad –de las cuales no hablaré pero os recomendaré que reservéis previamente online enlace aquí -, nada como tomarse un café en Campo San Giacomo dall’Orio y perderse hacia ponte delle tette (o hacia cualquier parte), pero, sobre todo,  pasear por Cannaregio, donde experimentar el placer de la  mezcla de monumentos y vida real que conserva (os lo digo ya: es mi zona favorita).

Otro barrio “real” por excelencia es Castello (aunque a mí no me seduce tanto).

Típica calle de Castello

 

Si os apetece, os hago algunas propuestas de itinerarios.

Propuesta 1: empezar, desde la zona de la estación de tren, hacia el Guetto (el nuevo y el viejo), pasando por sus sinagogas, sus pastelerías con dulces hebreos y sus puentes. Desde ahí, en zigzag, podéis dirigiros hacia la Iglesia de la Madonna dell’Orto y Ca’Mastelli o del Camello (un palacio cercano con un misterioso camello en su fachada). Un poco más abajo está Campo dei Mori y la Casa del Tintoretto. Desde ahí podréis caminar hasta el pintoresco y fotogénico Ponte Chiodo, el único que queda en la ciudad sin pasamanos (el otro está en la isla de Torcello).

Campo del Guetto Nuovo en sábado. Al poco de tomar la fotografía la comunidad judía veneciana se dirigió al culto

Campo dei Mori

Postureo en Ponte Chiodo

 

Propuesta 2: Desde Campo Santi Giovanni e Paolo explorar Campo Santa Maria Nova (con el precioso ábside de Chiesa di Santa Maria dei Miracoli) o el cercano Palazzo Tetta (el único al que sólo se podía acceder por barca, si no me equivoco). Muy cerca se encuentra la famosa librería Acqua Alta. De todos modos, si os atraen las librerías, os recomiendo la MarcoPolo (en Campo Santa Marguerita) o la Toletta (en Dorsoduro).

Santa Maria Nova tiene un aire a Montmartre

El Palazzo Tetta

Tomando la foto de rigor en la librería Acqua Alta

Planazo veneciano

 

Propuesta 3: acercarse hasta el Squero di San Trovaso, donde aún se puede encontrar un taller de  góndolas y disfrutar del ambiente de los bares adyacentes. Muy cerca se encuentra uno de mis rincones preferidos: el Campo San Barnaba y las barcazas frutería – verdulería, junto a Ponte dei Pugni (leed sobre él).

San Trovaso, con su taller de góndolas

Puestos flotantes de frutas y verduras en San Barnaba

 

Vistas y rincones de fotogenia asegurada:

 

Hablemos de POSTALES venecianas

 

La última planta de la Escala del Palacio Contarini del Bovolo (link aquí)

La pose es opcional

 

El extremo final (y su farola) en Punta della Dogana

Fijaos bien en este pequeño embarcadero: lo veréis mucho en instagram

 

El pequeño embarcadero junto al Hotel San Moise (la forma más sencilla de llegar es a través de la calle frente a la tienda Gucci, y luego ir hacia el fondo y a la derecha)

Vista desde la terraza de Fondaco dei Tedeschi (foto vía google) 

 

Terraza Fondaco dei Tedeschi by DFS. Aunque al final no nos fue bien por tiempo es una terraza de acceso gratuito –reserva sencilla vía web- con unas vistas de impresión sobre el Gran Canal y el Puente de Rialto (link aquí)

Algunas preguntas que quizá nos querríais hacer

El Gran Canal al anochecer

 

¿Tomamos vaporetto? , uno, de noche, desde Castello hasta la Estación de Tren, recorriendo todo el Gran Canal. Importante: las máquinas expendedoras no son muy rápidas, tened paciencia. Por otro lado, al subir quitaos la mochila de la espalda y llevadla en la mano, será más cómodo para todxs y lxs venecianxs os verán con mejores ojos.

Foto sin retoque alguno desde la parada de vaporetto San Zaccaria

 

¿Tomamos góndola? Nosotros no. Más allá del importe económico, el gremio de gondoleros ha mostrado durante los últimos años (o toda su existencia) una importante actitud misógina y lgbtifóbica, no facilitando el acceso al trabajo como gondoleras a mujeres y haciendo la vida imposible al único gondolero transgénero, que finalmente ha tenido que abandonar su labor.

Parte de nuestra habitación

 

¿Dónde nos alojamos? Desde mi punto de vista, alojarse cerca de la estación de tren o de autobuses permite no sólo encontrar fácilmente el hotel sino también dejar rápido las maletas y empezar a explorar. Además hay que señalar que las estrellas de los hoteles en Venecia no siempre indican lo que vas a encontrar. Mi elección en esta ocasión fue el Carlton On the Grand Canal, especificando en la reserva “habitación con vistas al canal”.

 

Atención al pedazo de dibujo que hizo en directo PITICLI
Aquí podéis ver más obras suyas

 

¿Qué más debo tener presente?

Es importante ser respetuosx con lxs habitantes de la ciudad. No bloquear en exceso las calles, no llevar la mochila a la espalda en el vaporetto, intentar comprar en negocios locales… y entender que el carácter veneciano no siempre es fácil porque la vida allí tampoco lo es. Ah, y que para disfrutar del interior de restaurantes y de muchos monumentos os solicitarán el certificado de vacunación. Por lo demás, nada como callejear y dejarse inundar por la ciudad.

Venecia también es un escenario perfecto para tus fotos de postureo individual (y más si estrenas esta maravilla de falda gracias a las manos de Manoli)

 

Para terminar, un par de cuentas de instagram para ir saboreando la ciudad:

@veneziadavivere

@igersvenezia

Espero que esta guía os sirva para disfrutar de Venecia y que todxs aprendamos a manejar todos los retos de la vida (e incluso el riesgo a hundirnos) con tanta elegancia como esa ciudad y sus habitantes.

Arrivederci!

 

Un abrazo enorme.

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong

Para saber más sobre mis librosun click aquí.

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer