Ser Fernández

Lxs Fernández casi casi al completo

 

Ser Fernández es terminar un encuentro familiar tomando globos de helio sin importar la edad que tengas.

Ser Fernández es ir a las comidas con cancioneros en el bolso y cantar desafiando las leyes de la harmonía.

Ser Fernández es aceptar incondicionalmente a una persona –venga con la mochila que venga- y apoyarla.

Ser Fernández es incorporar a un nuevo miembro familiar sin reservas: ya sea yerno, nuera, cuñado, cuñada o, perro o, directamente, nueva hermana postiza.

Ser Fernández es apoyar los sueños de las otras personas, por descabellados que la sociedad piense que sean.

Ser Fernández es poder ir juntxs a despedir a un ser querido, y dedicarle una celebración.

Ser Fernández es reservar unas mesas en tu sidrería favorita y acercarse hasta una gasolinera para hacerse con la tortilla más fabulosa para celebrar en familia.

Ser Fernández es no cocinar ni en defensa propia, pero, como veis, amar la comida y ser lxs más generosxs consumiendo los platos que otrxs realizan. Ser Fernández implica, por tanto, conocer todos los restaurantes (y los chiringuitos) de Asturias y del mundo en general.

Ser Fernández es dejar propina siempre.

Ser Fernández es desear el sol con todas tus fuerzas y a la vez saber celebrar en la lluvia.

Ser Fernández es alquilar pistas de pádel y vestirse de tenista de los setenta para celebrar y que nadie ponga objeción alguna.

Ser Fernández es hablar muy alto -y mucho- y tener que pedir turno para decir la tuya.

Ser Fernández es ofrecer refugio y aliento sin preguntar.

Ser Fernández es formar parte de unas anécdotas maravillosas.

Ser Fernández implica, en definitiva, una gran responsabilidad: la de corresponder y ser mejor persona.

Yo, que he tenido la suerte de ir a parar a lo que denomino “la Tribu de lxs Fernández” he llegado a una conclusión: todxs debemos –y podemos- ser Fernández. Para nosotrxs, para otrxs. ¡Claro que quizá muchxs ya lo seáis!

Gracias familia. Que vuestro ejemplo se contagie. ¡Seamos Fernández!

Lxs Fernández cantando victoria (probablemente lo más afinado que podamos cantar)

 

Un abrazo enorme.

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong

Para saber más sobre mis librosun click aquí.

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer