Volvemos a terrazas y restaurantes

Hoy hablaré de restaurantes y terrazas (incluida ésta, pero no quiero hacer spoiler). La Dolce Vita, babes.

 

Ahora que mucha de la población está vacunada, que llega el calor y que las ganas de salir aumentan, recupero una sección del blog: la dedicada a las recomendaciones gastronómicas.

Y es que en las últimas semanas he podido descubrir lugares nuevos pero también disfrutar de algunos de mis restaurantes favoritos. Ahí van:

Uno de los evocadores rincones del Boro Bar.

 

BORO

De lxs creadorxs de Elsa & Fred llega esta fantástica propuesta. Una carta viva, con toques picantes y fusión, en un espacio muy elegante y acogedor. Tienen un menú del día fantástico (con opción Gintónic) y terraza (pero también un reservado secreto, por si os interesa). Sus bravas son una institución, y su pluma ibérica con kimchi casero una maravilla. Atención también a su flor de calabacín rellena de queso de cabra o su burger de vaca a baja temperatura. C/ Diputació 286.

Ramón, cocinero y mago del Boro, está especialmente orgulloso de su trabajadísima hamburguesa. Aquí os la presento.

 

FUKAMURA

Tenía pendiente este restaurante japonés desde hacía mucho, pero mucho tiempo. Y no me decepcionó. Nada más entrar percibes el rico aroma de las tascas japonesas. Realizan unos rolls muy cuidados y las carnes son deliciosas. Fuera de las rutas habituales. Dispone de terraza. Eso sí, el local tiene pocas mesas, mejor reservar.

C/ Còrsega 479.

Ojalá pudieran llegar, a través de la imagen, los evocadores aromas del Fukamura.

 

TROTTOIR

Quizá el más inesperado de todos. En la esquina de Marina con Pere IV, encontramos este local, que ofrece comida peruana casera más que correcta a precios más que ajustados. Sus mejillones están muy ricos y sus ceviches son una delicia. Como dato: si os gusta el picante disponen de opciones “no aptas para turistas o principiantes”. Trato muy amable y terraza enorme. C/ Pere IV 2-3.

Ceviches del Trottoir. Hay que probar el clásico y el de pulpo.

 

LA MONROE DE LA FILMO

Pasamos a los reencuentros. Muchxs sabéis que para mí La Monroe simboliza el alma de la Barcelona que me gusta: diversidad máxima y celebración de la misma. Pues bien, no sólo ha sobrevivido a la pandemia sino que han mejorado su propuesta de menú del día. Una opción estupenda entre semana. El trato una gozada, como siempre. Terraza muy concurrida. Plaça de Salvador Seguí, 1-9.

Creo que he llevado a todo el mundo que conozco a la Monroe. Por algo será.

 

LA BARCA DEL SALAMANCA

Otro superviviente que resume esa mezcla que se puede producir en la ciudad: un lugar en el Port Olímpic donde comer una paella más que correcta, rodeado de familias y grupos de amigxs de todas las culturas y los estatus socioeconómicos posibles, en fantástica armonía. Allí encontraréis todavía la fotógrafa que pasa por las mesas, el guitarrista que ameniza la tarde y la tarta de Santiago con la botella de orujo que te plantan en la mesa sí o sí –cortesía de la casa- al terminar. No se puede reservar, pero siempre te hacen hueco. Terraza e interior enormes. Moll de Gregal, 17.

La Barca ofrece comida… y casi una experiencia holística.

 

83.3 TERRACE BAR

La terraza más alta del Eixample, perteneciente al Hotel Royal Passeig de Gràcia. Vistas increíbles de la ciudad, trato amabilísimo y programación diversa: los jueves hay directos musicales y los sábados Dj. Perfecto para beber o comer algo al atardecer o por la noche. ¿Cómo mejorar aún más la experiencia? Quedándote a dormir en el hotel (cosa que hicimos PITICLI y yo para celebrar su cumpleaños). Aunque seas de Barcelona, la vivencia es una gozada. Disponen de diversos packs. Passeig de Gràcia 84.

Terraza del 83.3, útil incluso si llueve. Se puede reservar para eventos. ¿Alguien da más?

Imagen real, tomada con mi móvil, de la vista que teníamos tomando una copa en el 83.3

 

Bien, espero que estas propuestas os seduzcan. Y que celebréis. Que celebremos.

Esto también es una imagen del Renacimiento. Despertando, y posando súper naturales, en nuestra habitación del Hotel Royal Passeig de Gràcia. Casi ná.

 

¡Un abrazo enorme!

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong

Para saber más sobre mis librosun click aquí.

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer