La Isla

Vivas, felices, plenas.

 

Una isla, preciosa, fue descubierta. Y en ella, felices y sabias, todas las mujeres que habían desaparecido.

Un bálsamo, fragante, fruto de recetas de brujas antiguas, se recuperó para sanar las heridas.

Un soplo de viento se llevó todos los corsés y las normas de género.

Una lluvia de plumas silenció los insultos y nos permitió volar.

Del diccionario desapareció la palabra raza y se transformó en humanidad.

La piel fue para el deseo y las caricias, y no importó color.

La ropa fue libre de estanterías, perchas y etiquetas.

La identidad no fue imposición.

Los cabellos crecieron siguiendo sus propias músicas, y constatamos que todas eran hermosas.

La infancia dejó de regarse con odio. Sin odio creció.

La desigualdad fue reparada, y la diferencia se celebró.

 

Y sobrevolar la ciudad inundadxs de amor, como en un cuadro de Chagall.

 

Ayer fue el día contra la violencia machista y desgraciadamente las noticias de agresiones se siguen sucediendo. Ojalá pronto podamos recordarlo como algo del pasado, y descubramos que la isla del texto puede ser nuestro hogar.

Que la violencia machista cisheteropatriarcal sea borrada por la educación y la justicia.

Un abrazo muy grande a víctimas y supervivientes.

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong

Para saber más sobre mis librosun click aquí.

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Responder a Agustín Kong Cancelar respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer