Un Espacio Seguro

Ojalá pronto no sea necesario quedarse aisladx en casa y las calles sean un espacio seguro.

 

Todo el mundo quiere un espacio seguro. Ahora más que nunca. De repente somos conscientes de nuestra vulnerabilidad, de la importancia de la salud.

Para mantenerla nos han dicho que debemos ser responsables y aislarnos. Salir lo menos posible. No tocar a nadie, no besar a nadie. Nos han pedido que eliminemos de nuestro día a día aquello que nos hace humanos (seres sociales, en comunidad) y trasladado las fronteras a nuestra casa, a nuestra habitación, cerrando escuelas y teatros o limitando tráfico de aeropuertos.

He visto vídeos donde responsabilizan a lxs italianxs que siguieron socializando porque esparcieron el virus. Y el nivel de tensión es tal que un italiano o un chino junto a ti ahora son sinónimos de peligro. Y eso es racismo.

¿Por qué son responsables ellxs y no quienes no vigilan las condiciones de salubridad de un entorno? ¿O quienes recortan en investigación o sanidad? ¿Quienes diseñan un escenario desesperanzador? ¿Debemos consentirlo?

El porcentaje de personas que mueren por suicidio cada año en España (sobre todo gente joven) es francamente alarmante. Sin embargo no hay una sola campaña mediática para abordar un tema tan grave. La cantidad de enfermedades laborales, de inseguridad y distrato en el trabajo es terrible y no parece haber interés en atajarlo. Del acoso escolar o del ciber acoso ya ni hablamos.

Todxs anhelamos un espacio seguro. Quienes viajan en patera o atraviesan campos militarizados también.

Ahora ser responsable significa aislarse al máximo. Pero proteger va más allá de aislar. Por eso, en cuanto esto pase, debemos recuperar aquello que nos da valor como especie: la solidaridad, la comunidad, el aporte mutuo.

Debemos trabajar porque el espacio seguro no sea tu habitación, sino la calle, la escuela, el trabajo, tu ciudad, el mundo. Que el intercambio de información y afecto no sean únicamente a través de pantallas.

Tejamos una red física gracias a la cual sepas que no peligras si te sientes en la cuerda floja, por el motivo que sea.

Que el coronavirus no sólo no debilite nuestras defensas sino que fortalezca nuestra solidaridad.

Mientras, agradezcamos, como siempre, la labor de las personas que sostienen la sanidad, las ONG o la acción social.

Cuidémonos mucho.

Que el mundo sea un espacio seguro para todas las personas.

 

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong

Para saber más sobre mis librosun click aquí.

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer