De Hungría a Barcelona pasando por Cuba y Singapur. Nuevas propuestas de restaurantes.

Típica escena de felicidad al disfrutar del FLASH FLASH.

 

Sabéis que una de las cosas que más me gustan en el mundo es comer fuera, algo que me une con PITICLI y toda mi familia política y que ayuda a promover la economía mundial. Según el karma todo esto me será retornado, así que dentro de nada podré comprar mi propio restaurante.

Por el momento, aquí os traigo una lista de mis últimos descubrimientos y algún redescubrimiento, con gastronomías de aquí y de allá.

Lourdes, responsable de las mesas en el Hungaryto, os llevará a un viaje sensacional por Hungría.

 

HUNGARYTO. Mi último hallazgo es este restaurante basado en la gastronomía húngara. Si no me equivoco, el único en su estilo en España. Ambiente muy cálido y trato amabilísimo. Deliciosos sus arenques, sus tostadas con puré de berenjenas o el goulash. Carrer d’Aragó, 353.

 

No sólo vale la pena venir por su comida, también por observar todo lo que aquí se cocina.

 

FLASH FLASH. Más que una propuesta, un milagro. Muchas personas saben cuán fan soy de este establecimiento histórico que ofrece un trato magnífico y un horario de cocina maravillosamente flexible. Los camareros ya me preparan la tortilla Merceditas (bacalao con tomate) o el abanico de solomillo sin que diga nada. Perfecto. Carrer de la Granada del Penedès, 25.

 

Os recomiendo ir al Topik antes de que sea tan famoso que encontrar mesa suponga una aventura.

 

TOPIK. Hacía mucho que tenía ganas de probar su generoso menú degustación, que mezcla Asia con el Mediterráneo. Para quienes disfruten del atún o el erizo de mar. Y a falta de un postre, ofrecen dos. Carrer de València, 199.

Me encantan los establecimientos que dignifican la comida callejera.

 

HAWKER 45. Uno de los últimos lugares adonde hemos llevado a Lady Laca. Ofrece un menú gastronómico que recorre gran parte de Asia y Latinoamérica,  y que depende de la inspiración de ese día del Chef. Para disfrutar de platillos de Singapur, Filipinas, India, Corea, Perú… o lo que se tercie. Carrer de Casp, 45.

Si te gusta tanto el marisco como detestas el despertador un domingo, éste es tu lugar.

 

O’RETORNO. Un clásico por su amplio horario de cocina y su agilidad. Camareros de toda la vida y estupendo marisco. Para ir a comer cuando todo lo demás ha cerrado. Carrer del Comte d’Urgell, 168.

 

La terraza del Pork, junto al edifico histórico de Correos, es una delicia como sus platos.

 

PORK BOIG PER TU. Sorprende que un local tan bien ubicado y con una terraza tan magnífica ofrezca una carta así de buena y a precio ajustado. Riquísimo su bocadillo de pulled pork, sus verduras de proximidad o su stilton con compota de manzana. Carrer del Consolat de Mar, 15.

Sabor popular sin disfraces.

 

EL CUBANO. Dicen quienes han estado en Cuba que este local es absolutamente real. Un restaurante sin florituras para probar comida cubana casera en un ambiente relajado y de barrio. Para salir del centro de la ciudad.  Carrer de l’Agricultura, 284.

 

Los fideos del Kanada-Ya son toda una experiencia.

 

KANADA-YA. Mi último descubrimiento en lo que a ramen se refiere. Local minimalista y detalles muy pero que muy cuidados en cuanto a cocción de la pasta, elaboración del caldo… Carrer de València, 240.

Soy muy afortunado por tener amigxs con quienes poder compartir estos momentos y con quien desear compartir… ¡la jubilación!

 

Venga, ya no tenéis excusa, ¡a viajar sin salir de la ciudad! ¡Y a disfrutar!

Nota: la mayoría de las imágenes han sido conseguidas vía internet.

¡Sed muy Felices!

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong

Para saber más sobre mis librosun click aquí.

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer