París Teruel

Vistas al atardecer desde el Museo Provincial. En mi instagram encontraréis la versión romántica que ha arrasado en likes.

 

Cuando nos anularon en el último momento el viaje de aniversario que teníamos planeado a París (con Disneyland en Halloween incluido) tuvimos clara cuál sería la nueva opción: ¡Teruel!

Como buen amante del  arte hacía muchos años que tenía ganas de conocer el mudéjar de la zona pero es que Teruel, al igual que París, no sólo cuenta con patrimonio y rincones fotogénico-románticos, tiene, además… ¡JAMÓN!

Este plato de Jamón D.O. Teruel aporta proteína y felicidad.

 

Una vez allí te das cuenta de que la visita te enseña varias cosas, os pondré unos bellos ejemplos.

COSAS QUE APRENDÍ EN TERUEL AMIGXS

-La importancia de tener un buen eslogan y de  enfocarse en el aquí y ahora. Si Teruel existe también, así que vive. Y, si puedes, monta tu lema vital.

Teruel existe y tiene un patrimonio mudéjar fascinante. En la portada del libro la Torre de San Martín.

 

-La esencia en tarro pequeño se vende. Ya lo dice el refrán y Teruel es perfecta para recorrerla a pie y no dejar ninguno de sus rincones sin visitar.

La Torre de San Martín de noche. Fuimos a ver este monumento y descubrimos quién se merecía un ídem…

 

-Hay historias de amor que superan la muerte pero mejor poderse querer en vida. Y no, no me estoy refiriendo a Ghost, sino a los Amantes de Teruel. ¡Amémonos sin dramas!

Los Amantes de Teruel. He de reconocer que me dio pena que no estuvieran enterrados en el mismo sarcófago, aunque igual así discuten menos.

 

-Los baños de bosque sientan bien, especialmente en otoño. Contemplar los colores, pero también cerrar los ojos, escuchar los pájaros, el río, las hojas… caminar. O sentarse a contemplar el paisaje. Tocar. En Albarracín pudimos darnos un buen baño para los sentidos. Eso sí, también comprobamos que la turistificación acosa a todos los lugares. Había zonas que parecían las Ramblas. ¡Alerta no os suceda como en Barcelona!

Posando en plan “panteísmo cósmico otoñal”. Albarracín inspira.

 

-La convivencia y la suma de capacidades produce efectos fascinantes, y si no que se lo digan a cualquiera que contemple el mudéjar turolense. Sus torres brocadas y enlosadas maravillan. Ojalá sepamos crear, en buenas condiciones para todxs, obras para la humanidad entera.

La Plaza del Torico, corazón de la ciudad y un placer. No pongo aquí foto de mudéjar porque ya la puse antes.

 

-Lxs novixs de lxs instagramers se merecen un monumento. Teruel, con unos cuantos puntos absolutamente instagramables, nos confirmó la paciencia que pueden llegar a tener las parejas para satisfacer las necesidades de la ego-exposición en redes.

¿Os acordáis de la Torre de San Martín de noche? Pues aquí tenemos a este muchacho siguiendo las órdenes de la instagramer. Sí, estuvo un buen rato y sí, hacía frío. Monumento YA.

 

-Un ascensor es útil, pero una escalera puede ser una joya. Impedimentos físicos aparte, utilizar escaleras puede ser bueno para la salud, e incluso para vista. Si Roma tiene la Piazza di Spagna y el Bronx las Joker Stairs, Teruel no se queda atrás con la filigrana del Óvalo.

Nos preguntaron por qué no hacíamos el “baile del Joker”, pero es que lo nuestro es saltar 🙂

 

-Probar la comida creativa y fusión está genial, saber gozar de platos de antaño también. En Teruel pudimos ver muchas propuestas elaboradas, pero sin duda fue un placer enorme poder disfrutar de unas buenas migas, de los quesos de Albarracín o, sobre todo, del excepcional jamón.  Un par de propuestas: D La Tierra en Teruel y El Casino en Albarracín.

No hay nada más hipster que hincharse de migas.

 

-Para finalizar, la experiencia te muestra que unx puede planificar pero también ha de aprender a disfrutar de los imprevistos. Seguro que nuestro puente en París habría sido genial, pero ahora mismo no cambiaría estos días en Teruel y Albarracín por nada.

PITICLI realizando un dibujo de Albarracín.
Habrá que volver a Teruel, porque nos consta que hay un montón de lugares fantásticos más.

Atención al resultado. ¡Qué ARTE!

 

Ea pues, a disfrutar y a descubrir los paraísos cercanos.

¡Sed muy Felices!

Y recordad: ¡Teruel existe! ¡Y vostrxs también!

 

Seguimos en contacto vía Instagram (@agustinkong

Para saber más sobre mis librosun click aquí.

🙂 Grupo de Hong Kong Blues en FACEBOOK.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer